domingo, 29 de abril de 2012

Dos mil presos palestinos secundan la huelga de hambre en las cárceles israelíes. Los reos denuncian represalias israelíes contra los huelguistas


Las prisiones israelíes se han convertido en un foco de extrema tensión desde que cientos de presos palestinos iniciaran una huelga de hambre hace diez días. La tensión, lejos de remitir no hace más que agudizarse con el paso de los días y son ya 2.000 los presos que se niegan a comer para protestar por las condiciones de su encierro. Los reos denuncian además una campaña de represalias a los huelguistas por parte de las autoridades penitenciarias israelíes.
“A los huelguistas los transfieren de unas prisiones a otras más alejadas. A algunos los han encerrado en celdas de asilamiento”, indica Sahar Francis, directora de Adameer, la organización que presta apoyo legal a los presos palestinos. “[Los guardas de prisiones] entran en las celdas y confiscan sus pertenencias. En Askelón [oeste de Israel] por ejemplo les han dejado sólo las mantas. Están además impidiendo el acceso a las cárceles de los abogados”, añade Francis.
Unos 4.700 presos permanecen encerrados en las cárceles israelíes, 320 en virtud de la llamada detención administrativa; es decir sin haber sido juzgados ni condenados. Esta es precisamente una de las principales quejas de los presos, pero también de organizaciones de derechos humanos y de la Unión Europea que ha considerado que Israel hace “un uso excesivo” de esta figura legal. Piden además los huelguistas un mejor acceso a la educación dentro de la cárcel y que los presos de Gaza puedan recibir visitas de sus familiares, algo a lo que no tienen derecho desde hace cinco años. Dicen los presos que si las autoridades israelíes no dan cumplimiento a sus exigencias, otro millar se sumará a la huelga la semana que viene.
Palestinos arrestados por soldados israelíes durante los disturbios en Cisjordania por el Día del Prisionero.AFP PHOTO / HZAEM BADER

Más de mil presos palestinos continuarán en huelga de hambre hasta que Israel acepte sus demandas



sábado, 28 de abril de 2012

Paz, partición y paridad. Ilan Pappe

La historia muestra que Israel es un país colonialista y los palestinos un pueblo en lucha contra esa colonización. Volver a llamar a las cosas por su nombre es la única forma de colaborar en la reconciliación


El País. 28 ABRIL  2012 
En Givat Ram, la colina de Ram, que se levanta en la parte occidental de la ciudad de Jerusalén, han construido la sede de varios ministerios, la Knesset, algunas secciones de la Universidad Hebrea y el Banco de Israel. En el verano de 1963, un grupo muy poco convencional de estudiantes se matriculó en un curso, también muy poco convencional preparado por el Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Hebrea. Dicho curso, patrocinado por el CoGS (Chief of the General Saff), tenía como objetivo principal adiestrar al Ejercito en el control de Cisjordania cuando —llegado el momento— se ocupara militarmente. El plan —cuyo nombre en clave era Shaham— dividía a Cisjordania en ocho distritos con el fin de facilitar la aplicación sobre ellos de una normativa estrictamente militar. Detrás de este plan se hallaban los miembros de la sección legal del Ejército, algunos profesores de la Universidad Hebrea y unos cuantos oficiales del Ministerio del Interior. En mayo de 1967 el mencionado plan se puso en marcha permitiendo que los respectivos gobernadores militares de cada uno de estos ocho distritos pasaran a ser lo que el coronel Elimech Avner no tuvo reparos en calificar como “monarcas absolutos” pues, desde el principio, no dudaron en aplicar las regulaciones de la normativa militar enteramente a su gusto. Por cierto, muchas de estas regulaciones habían sido introducidas durante el mandato británico y —en aquella época— habían sido calificadas como “nazis” por los propios líderes sionistas. Una de ellas, la 110, permitía a los gobernadores detener y llevar a comisaría a cualquier ciudadano palestino que el gobernador considerara molesto, o la 111, que permitía un arresto administrativo que como tal arresto podía prolongarse durante un periodo ilimitado sin necesidad de dar explicación alguna o ni siquiera juicio. Claro que cuando lo había tampoco les servía de mucho pues los jueces eran todos militares y no disponían de formación legal. Por otra parte, los tribunales estaban formados por uno, dos o tres jueces y, este último, tenía la potestad de condenar a muerte o de aplicar la cadena perpetua. Resumiendo: lo que las sucesivas generaciones de gobernadores israelíes pusieron en marcha gracias a estas regulaciones fue la mayor prisión conocida hasta entonces en todo el mundo, una prisión que encerraba a más de un millón y medio de personas —hoy casi cuatro— que intentaban sobrevivir dentro de sus muros.
Esta inhumana decisión de condenar de por vida a tantos seres humanos fue tomada por el Gobierno israelí número 13 en pleno y representa el máximo consenso logrado nunca entre todos sus componentes: desde los socialistas del MAPAM a los revisionistas de Menájem Beguin o las distintas facciones de los laboristas sionistas: lo que toda esta gente decidió entre junio y agosto de 1967 se convirtió en la piedra angular del devenir histórico de Israel y no se tambalearía ni con la primera ni con la segunda Intifada, el proceso de Oslo o la Cumbre de Camp David en 2000. Y debido a que la decisión tomada entonces refleja perfectamente la visión sionista del presente y del pasado de Palestina como la de un Estado exclusivamente judío, la única forma en que podríamos desafiarla es cuestionando la validez de la ideología sionista. Esta ideología defiende sobre todo dos principios esenciales: el esfuerzo de controlar al máximo la Palestina histórica y el de reducir —también al máximo— la población palestina. O dicho de otra forma: se trata de conseguir el máximo de tierra con el mínimo de gente (palestina).
El plan fue dividir Cisjordania en ocho distritos sometidos a una normativa militar
En el año 1948 se consiguieron —casi— los dos objetivos. Esta victoria fue el resultado de una serie de circunstancias históricas y —cómo no— de una victoria en toda regla sobre las muy mal pertrechadas tropas palestinas. Como resultado de esta victoria, la mitad de la población palestina tuvo que salir huyendo, la mitad de sus ciudades y aldeas quedaron destruidas y el 80% de la Palestina histórica fue ocupada por el Estado Judío de Israel. Testigos de ese drama: la comunidad internacional, los representantes de la Cruz Roja, de la prensa occidental y el personal de las Naciones Unidas. Pero Occidente no parecía tener demasiado interés en saber lo que estaba pasando: sus élites políticas decidieron ignorar los informes en el mismo momento en que la comunidad internacional empezaba a considerar la colonización como una práctica inaceptable propia de tiempos pasados.
No en el caso de Palestina: el mensaje transmitido por nuestro muy civilizado Occidente fue claro: la desposesión de los palestinos y la práctica ocupación de la totalidad de su territorio era no solo legítima, sino también aceptable. En cuanto a Israel, casi la mitad de los ministros presentes en las reuniones previas y posteriores a la guerra de 1967 eran veteranos de la limpieza étnica practicada en Palestina en 1948, antes de la creación del Estado de Israel. Algunos incluso formaban parte del pequeño comité que tomó la decisión de expulsar a casi un millón de palestinos, destrozar sus ciudades y pueblos e impedir por todos los medios su regreso. Otros, incluso, habían sido los generales u oficiales de la maquinaria militar que llevó a cabo estos crímenes…; todos ellos pensaron que en 1967 volverían a tener carta blanca, que podrían volver a aplicar la misma limpieza étnica que tan buenos resultados les había dado en 1948, pero…
No pudo ser debido, sobre todo, a dos buenas razones. La primera se refería a la tierra, ya que, según la Ley Internacional, Cisjordania y la franja de Gaza eran territorios ocupados; la segunda, a la población: si no conseguían expulsar a todos los palestinos tampoco aceptarían su integración.
Una prisión al aire libre era no solo una gran idea sino también la mejor solución del conflicto
Estas dos “buenas razones” llevadas al terreno de la práctica dieron lugar a una realidad inhumana: la invención de un tipo nuevo de prisión o panóptico que —según la descripción realizada por el filósofo Jeremy Benthan— se trataría de una prisión diseñada para permitir que los guardias vieran a los prisioneros pero los prisioneros nunca los vieran a ellos. Es decir: en 1967 la decisión tomada por el Estado sionista de Israel fue la de encarcelar de por vida a los habitantes de Cisjordania y de la franja de Gaza en algo parecido a un panóptico, una enorme prisión al aire libre impuesta sobre la población en su conjunto y no sobre unos supuestos culpables. Esta prisión al aire libre permitía desde luego cierta libertad de movimientos siempre —eso sí— bajo el control directo e indirecto de Israel que, a partir de entonces y —como había hecho siempre Occidente— puso a funcionar su especial lavadora de palabras con la ayuda de los medios de comunicación y de la universidad intentando convencer al mundo entero de que una prisión al aire libre era no solo una gran idea sino también la mejor solución del conflicto.
Los héroes, o más bien los villanos de esta historia, fueron todos aquellos israelíes que perfeccionaron los detalles de esta maquiavélica treta, pero también aquellos que a lo largo de estos años la pusieron en práctica abusando, humillando y destruyendo las vidas y los derechos de todo un pueblo y que fueron y siguen siendo esclavos de una burocracia diabólica: como guardianes de esta enorme prisión la historia los hará responsables de abusar, deshumanizar y destruir los derechos y las vidas de los palestinos. Desde esta perspectiva el llamado Proceso de Paz, iniciado en 1970 y finalizado en 1993 con los acuerdos de Oslo, sería otra de las tantas falsedades puestas en funcionamiento por los interesados. Y son falsedades porque están basadas en la asunción de que todo lo que se ve es susceptible de dividirse, desde la tierra y el agua a la culpa o la historia.
Ha llegado pues el momento de adoptar un nuevo lenguaje y decir las cosas como son: Israel es en realidad un país colonialista y los palestinos un pueblo en lucha contra esa colonización. Revindicar esa descolonización es ahora mucho más relevante y urgente que eso que han dado en llamar “proceso de paz” y reconquistar el lenguaje y volver a llamar a las cosas por su nombre la única forma de colaborar con la reconciliación en beneficio de árabes e israelíes.
Ilan Pappe es profesor del Instituto de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad de Exeter, director del Centro Europeo de Estudios Palestinos y codirector del Centro de Estudios Etno-Políticos (Exeter).
Traducción de Pilar Salamanca.

domingo, 22 de abril de 2012

HISTORIA DE PALESTINA A TRAVÉS DEL HUMOR GRÁFICO



CASA DE LA CULTURA DE POLA DE SIERO

20-Abril al 4 de Mayo








Israel desplazará a 2.300 palestinos hasta un vertedero en Jerusalén

Israel obligará a unos 2.300 beduinos residentes en Cisjordania a desplazarse hasta una zona junto al vertedero municipal de Jerusalén, dentro de unos planes militares promovidos por el Ministerio de Defensa y que ha denunciado hoy Amnistía Internacional
.
Leer el artículo en Público


Ningún lugar adonde ir - Los beduinos Jahalin

Para obtener más información, visite: www.jahalin.org (y corrección en cuanto a los suministros de alimentos del OOPS). La historia del desplazamiento inminente de los refugiados beduinos en la zona de la periferia de Jerusalén, por el ejército israelí.


domingo, 15 de abril de 2012

BIENVENIDOS A PALESTINA


Sindicalistas, diputados del PSOE e IU y personalidades del mundo de la cultura firman un MANIFIESTO en solidaridad con "Bienvenidos a Palestina 2012"
 Sábado 14 de abril de 2012,
 Este MANIFIESTO es una iniciativa internacional encabezada por Desmond TUTU , Noam CHOMSKY y Stéphane HESSEL En nuestro pais lo encabezan Ramón Górriz de CCOO, Manuel Bonmati de UGT, la escritora Rosa Regás, el escritor Luis García Montero , la diputada del PSOE Ángeles Álvarez, Cayo Lara, Pedro Zerolo, Gaspar Llamazares, el actor Alberto San Juan, la periodista Teresa Aranguren, el diputado andaluz y alcalde de Marinaleda JM Ssánchez Gordillo y el presidente de la Asociación Hispano-Palestina Marwan El Burini.
 MANIFIESTO
 Nosotr@s, l@s abajo firmantes, suscribimos el llamamiento "Bienvenidos a Palestina 2012″, para que se permita a quienes apoyan en todo el mundo los derechos individuales de las ciudadanas y los ciudadanos de Palestina y los derechos nacionales del pueblo palestino visitar libremente Palestina en abril de 2012.
No hay ninguna posibilidad de entrar en Palestina que no sea a través de los puestos de control israelíes. Israel ha convertido Palestina en una gigantesca prisión, y nos gustaría recordar que hasta los presos tienen derecho a recibir visitas. “Bienvenidos a Palestina 2012” volverá a desafiar de nuevo la política de Israel de aislar a Cisjordania mientras que los colonos paramilitares y el ejército cometen crímenes en contra de una población civil indefensa. Llamamos a (nuestros) gobiernos a que apoyen el derecho de la población palestina a recibir a sus invitados de todo el mundo y el derecho de sus propios ciudadanos a visitar Palestina sin restricciones. Los participantes en la campaña “Bienvenido a Palestina 2012” solicitan poder transitar por el aeropuerto de Tel Aviv sin obstáculos para dirigirse directamente a Cisjordania donde se les espera para participar en un proyecto colectivo sobre el derecho a la educación de los niños y las niñas de Palestina.

 PRIMEROS FIRMANTES EN EL ESTADO ESPAÑOL Rosa Regás: Escritora y Ex - Directora de la Biblioteca nacional de España. Ángeles Alvárez Álvarez: diputada en Cortes por el PSOE. Teresa Aranguren : Escritora. Reportera de guerra. Miembro del Consejo de de Administración de RTVE. Marisol Pardo: Presidenta de la Fundación Confederal"Paz y Solidaridad" de CCOO Luis García Montero: Poeta. Profesor de Literatura Española en la Universidad de Granada. Alberto San Juan : Actor. -Javier Couso Permuy: Periodista. Asociación de Familiares y amigos de José Couso. Jose María Alfaya: Músico, autor y cantante. Cayo Lara: Coordinador General de Izquierda Unida. Pedro Zerolo: concejal del grupo municipal del PSOE en el ayuntamiento de Madrid. Ramón Górriz: Secretario Confederal de acción sindical de CC.OO. Manuel Bonmatti: Secretario Confederal de relaciones internacionales UGT Gaspar Llamazares: diputado en Cortes por Izquierda Unida. Enrique Santiago: Secretario Federal de Refundación y MM.SS. de I.U. Fran Pérez : Secretario Federal de Solidaridad Internacional y DDD.HH. de I.U. Fernando Lezcano: Portavoz Confederal de CCOO Marwan El Burini: Presidente de la Asociación de la comunidad Hispano-Palestina "Jerusalén" Juan Manuel Sánchez Gordillo: Diputado por IU en el parlamento -andaluz. Alcalde de Marinaleda. Comunidad Palestina del País Valencià. Comunidad palestina en Canarias Comunidad palestina de Catalunya Comunidad palestina en Galicia Comunidad palestina en Andalucía

 FIRMANTES EN EL RESTO DEL MUNDO
 Desmond TUTU (Afrique du Sud, archévêque, prix Nobel de la Paix pour sa lutte contre l’apartheid) Ronnie KASRILS (Afrique du Sud, ancien membre du Congrès National Africain)
Noam CHOMSKY (Etats-Unis, auteur, linguiste, philosophe)
Tony BENN (Grande-Bretagne, ancien ministre socialiste)
 John PILGER (Australie, journaliste et cinéaste)
 Stéphane HESSEL (France, ancien résistant, écrivain, co-rédacteur de la Déclaration universelle des Droits de l’Homme)
 Nawal Al SADAAWI (Egypte, auteur, féministe)
Nurit PELED ELHANAN (Israël, professeur, activiste de la paix)
 Sam BAHOUR (Palestine, Right to Enter Campaign)
 Jonathan COOK (Grande-Bretagne, journaliste indépendant vivant à /Nazareth)
 Vauro SENESI (Italie, dessinateur et auteur)
 AbdelFattah ABU SROUR (Palestine, directeur du centre culturel Al-Rowwad, camp de réfugiés d’Aïda à Bethléem)
 Xavier RENOU (France, fondateur et porte-parole des Désobéissants)

 COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON LA CAUSA ÁRABE http://www.nodo50.org/csca

domingo, 8 de abril de 2012

DÍA DE LA TIERRA PALESTINA, Gijón, Asturias

ACTOS del Día de la Tierra 2012 en Asturias



INAUGURACIÓN DE LA EXPOSICIÓN: "Historia de Palestina a través de su Humor Gráfico"


Homenaje a Palestina en el Jardín del Olivo, Montevil, Gijón.


Conferencia del refugiado palestino Said Diab Alí Mustafá en el Centro de Cultura Antiguo Instituto.

sábado, 7 de abril de 2012

Entrevista con Tariq Ali. Revolución, sanciones e imperialismo estadounidense



Miércoles, 04 de Abril de 2012 19:02

Sarah Ensor y Mark L Thomas hablaron con Tariq Ali, que compartió sus impresiones sobre las revoluciones y revueltas en Túnez, Egipto y Siria, la amenaza de guerra con Irán y el imperialismo estadounidense después de Irak.

Artículo extraído de Socialist Review, revista del Socialist Workers Party, organización hermana de En lucha en Gran Bretaña.
Traducido por Diego Garrido

Entrevista publicada en Kaosenlared

jueves, 5 de abril de 2012

LAS NUEVAS PROVINCIAS DE IRAQ


Informe del Centro Palestino de Derechos Humanos


 Construcción en marcha en  "Armon Hanatsin" en los asentamientos ilegales de  Jerusalén Este

NOTICIAS DE PALESTINA


01-04-2012 / 13:30 h EFE
Más de la mitad de los cristianos palestinos no podrán participar en las ceremonias de Semana Santa en lugares santos como el Monte de los Olivos, Getsemaní o el Santo Sepulcro, al no haber obtenido permisos israelíes para entrar en el territorio ocupado de Jerusalén Este.
Según indicó a Efe la Administración Civil del (organismo militar israelí que gestiona asuntos civiles y de seguridad en los territorios ocupados), más de 20.000 de los cerca de 50.000 cristianos palestinos podrán acceder a los territorios controlados por Israel durante la Pascua cristiana, que las distintas denominaciones celebrarán las dos próximas semanas.
"Se han concedido 20.000 permisos en Cisjordania. Solo en Belén se han dado 13.000 permisos. Y en los próximos días se concederán aún más, por lo que la cifra final será mayor", dijo el portavoz militar Guy Inbar.
Fuentes palestinas rebajan esa cifra e indican que no más del 20 por ciento de los cristianos palestinos han recibido permisos, aunque no facilitan una cifra.
"La Iglesia Católica de Ramala solicitó 4.000 permisos y le concedieron 619. La de Beit Yala pidió 4.500 y le dieron 1.200. Y la Iglesia Ortodoxa de Ramala pidió cerca de 6.000 y le han concedido menos de 500. Muchos cristianos no podrán ir este año a Jerusalén", señaló un cristiano palestino de Ramala que pidió no ser identificado.
Según explicó a Efe el sacerdote Faisal Hiyazin, director de las escuelas palestinas del Patriarcado Latino y sacerdote de la iglesia de la Sagrada Familia de Ramala, "este año Israel ha dado más permisos que en 2011, pero la semana pasada tuvimos problemas en los puestos de control, porque los soldados dejaron pasar a los padres pero no a sus hijos, con lo que todos se tenían que volver".
"Otro problema es que en muchos casos varios miembros de la familia reciben permiso y otros no, con lo que al final no van a Jerusalén porque las familias quieren celebrar la Pascua unidas", añadió.
El párroco Johny abú Jalil, de la parroquia católica de Nablus, explicó que todos los cristianos de la ciudad, unos 650, han recibido permiso este año.
"Somos una comunidad pequeña, por eso hemos logrado todos permiso, no ocurre lo mismo en Belén o Beit Yala. Pero el problema está luego en los puestos de control. El año pasado los soldados nos tuvieron esperando cinco horas mientras fumaban sus cigarrillos. Es una humillación y nos hizo llegar tarde a las celebraciones", señaló.
Esta mañana, los católicos de Nablus han salido de la ciudad (a unos 60 kilómetros de Jerusalén) a las cinco de la mañana para llegar a tiempo a la procesión del Domingo de Ramos, a las dos de la tarde.
Xavier abú Eid, portavoz de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), destaca que "mientras cristianos de todo el mundo pueden tomar parte de las ceremonias en la Jerusalén ocupada, los palestinos cristianos que son la comunidad cristiana más antigua del mundo, no tienen la libertad de hacerlo".
"El mero hecho de que se deban pedir permisos para ingresar en Jerusalén Oriental supone una violación del derecho a la libertad de culto. Hay que recordar que cruzar de Ramala o Belén a Jerusalén Oriental no supone cruzar una frontera internacional, sino ir de una parte del territorio palestino ocupado a otra", agrega.

HANA SHALABI deportada a Gaza


El sistema israelí sigue aplicando les habituales polítiques criminales sobre'l pueblu palestín baxo ocupación ente les que rescamplen la detención alministrativa, l'asesinatu selectivu, la tortura, la destruición de cases y tierres de cultivu o la construcción de la muria. Ente elles tamién abulta la política de deportación de la xente prisionera como'l recién treslláu forzosu de la detenía Hana Shalabi, de Jenin, que caltuvo una fuelga de fame durante 44 díes hasta que decidieron deportala a Gaza. Ver archivu adxuntu del Centru Palestín de Derechos Humanos de Gaza. 

El gobierno sionista sigue aplicando las habituales políticas criminales sobre el pueblo palestino bajo ocupación, entre las que destacan : la detención administrativa, el asesinato selectivo, la tortura, la destrucción de casas y tierras de cultivo o la construcción del Muro.
Destaca también la política de deportación de prisioneros, como el reciente traslado forzoso de la detenida Hana Shalabi, de Jenin, que mantuvo una huelga  de hambre durante 44 días hasta que decidieron deportarla a Gaza.



A continuación el informe del Centro Palestino de Derechos Humanos de Gaza 
(CPDH de Gaza)
El Centro Palestino de Der. Humanos condena la deportación de Hana Shalabi a Gaza por las FOI
Centro Palestino de Derechos Humanos, de Gaza. http://www.pchrgaza.org, 3 de Abril de 2012

El Centro Palestino para los Derechos Humanos (CPDH) condena la expulsión de la  detenida palestina, Hana Shalabi, por las fuerzas de ocupación israelíes (FOI), a la Franja de Gaza el domingo 1 de abril de 2012, en virtud de un acuerdo cuyos detalles no se han desvelado. Según los informes sobre el acuerdo, Shalabi permanecerá en Gaza durante tres años, para luego regresar a su casa en Jenin, a cambio de poner fin a su huelga de hambre que ha durado 44 días consecutivos. El CPDH considera que la decisión de deportar a Shalabi a Gaza equivale a una deportación forzosa, y recuerda que la deportación de las personas protegidas está prohibida por el artículo 49 de la Convención de Ginebra relativo a la protección de personas civiles en tiempo de guerra (IV Convención de Ginebra).

Una vez que llegó a Gaza, Shalabi fue trasladada al hospital de Shifa en la ciudad de Gaza, y fue ingresada en la unidad de cuidados intensivos, ya que su estado de salud se había deteriorado como consecuencia de los 44 días de huelga de hambre. Según los representantes de las organizaciones de derechos humanos que habían visitado a Shalabi en la prisión de Hasharon, en el norte de Israel, donde estaba detenida, su estado de salud había empeorado y sufría dolores por todo el cuerpo.

Las FOI detuvieron a Hana Yahia Saber Shalabi, de 30 años, en su casa el 16 de febrero de 2012, en Burqin, cerca de Jenin en el norte de Cisjordania. Estuvo detenida en la prisión de Hasharon, y fue puesta bajo detención administrativa durante 6 meses. Ella había declarado una huelga de hambre indefinida como protesta por su nuevo arresto por las FOI, ya que había sido liberada en octubre de 2011 en el marco del canje de prisioneros entre la resistencia palestina y las FOI, después de haber cumplido dos años bajo detención administrativa.

El caso de Shalabi pone de relieve las condiciones de más de 300 palestinos que están actualmente bajo detención administrativa en las cárceles y centros de detención israelíes, entre ellos el Presidente y 20 miembros del Consejo Legislativo Palestino. Estas acciones están violando el derecho del detenido a un juicio justo, incluido el derecho a recibir una defensa adecuada y a ser informado de los cargos en su contra. La detención administrativa se aplica sólo por una orden administrativa sin hacer referencia a un tribunal. Se aplica por procedimientos estrictamente confidenciales que privan al detenido y a su abogado de conocer los cargos o pruebas contra él, vulnerando así su derecho a tener una defensa adecuada y es una violación de las normas para un juicio justo.

El CPDH expresa su profunda preocupación por la política de deportación forzosa practicada por las FOI contra los civiles palestinos. El CPDH recuerda casos similares ocurridos recientemente, incluyendo la deportación de 40 prisioneros palestinos a otros países, y otros 163 a la Franja de Gaza en el contexto del acuerdo de canje de prisioneros entre los grupos de la resistencia palestina y las FOI, por el que 1.027 prisioneros palestinos fueron liberados a cambio de la liberación de un soldado israelí, Gilad Shalit, que había sido capturado por grupos de la resistencia palestina.

El CPDH condena la deportación de Shalabi por las FOI a la Franja de Gaza contra su voluntad, y:
 
1. Subraya que la deportación forzosa es una forma de castigo colectivo y represalias, prohibidos por la IV Convención de Ginebra, en particular por el artículo 49, que prohíbe "los traslados forzosos en masa o individuales, así como las deportaciones de personas protegidas del territorio ocupado al territorio de la Potencia ocupante o a cualquier otro país, ocupado o no";
 
2. Pide que se permita a Hana Shalabi y a otros deportados palestinos regresar a sus hogares.

ENTREVISTA AL HISTORIADOR Ilan Pappé: "Trump ha dado carta blanca a Israel para hacer lo que quiera"

ENTREVISTA AL HISTORIADOR Ilan Pappé: "Trump ha dado carta blanca a Israel para hacer lo que quiera" I lan Pappé (Haifa, 1954) ...