jueves, 27 de diciembre de 2012

¿Ya es demasiado tarde para Siria?




Le Monde Diplomatique
Traducido para Rebelión por Caty R.
Desde hace varios meses la crisis siria ha dividido a numerosos lectores de este blog. Y más allá, a muchos movimientos de izquierda, especialmente en el mundo árabe.

Dos puntos de vista se enfrentaron:

- El primero veía en la insurrección siria una prolongación de las revoluciones del mundo árabe provocada por las mismas causas (autoritarismo del régimen, corrupción, aspiración de la juventud a la libertad, etc.)

- El segundo, admitiendo las deficiencias del régimen, consideraba que esencialmente era un complot contra un régimen opuesto a Estados Unidos e Israel.

Por mi parte expliqué que ese levantamiento no se diferenciaba en esencia de los que barrieron el régimen tunecino y el egipcio. Que la violencia del régimen no tenía ninguna excusa y había acelerado la militarización de la insurrección. Al mismo tiempo me di cuenta de que Siria es un asunto geopolítico importante y que la intervención de Catar y Arabia Saudí no estaba dictada por el amor de ese país a la democracia.

En agosto de 2012 señalé el impasse de Siria y las dramáticas consecuencias de la prolongación del conflicto, «¿Qué hacer en Siria?». El reciente informe de la Comisión de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, « Independent International Commission of Inquiry on the Syrian Arab Republic established pursuant to United Nations Human Rights Council Resolutions S-17/1, 19/22 and 21/26», aporta una aclaración inquietante y debería empujarnos a todos a privilegiar una salida política de la crisis, lo que significa declarar el alto el fuego y emprender negociaciones.

Ya no se trata de saber si el régimen se mantendrá o no, sino si Siria seguirá siendo una entidad unida o se convertirá en un campo de batalla confesional y étnico. El enviado especial de las Naciones Unidas, el 20 de diciembre, alertó contra los genocidios que afectarían a las minorías, en particular a la alauí, U.N. anti-genocide envoy: Syria minorities face reprisal risk. (Lea en el número de enero de 2013 de Le Monde diplomatique , el artículo de Sabrina Mervin «L’étrange destin des alaouites syriens».

Lo que dice el informe de la Comisión de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas confirma ese pesimismo:

«El incremento de las tensiones ha conducido a enfrentamientos entre los distintos grupos armados a lo largo de una línea confesional. Tales incidentes han tenido lugar en comunidades mixtas o cuando los grupos armados han intentado apoderarse de zonas habitadas mayoritariamente por comunidades minoritarias pro gubernamentales. Algunas comunidades minoritarias, en particular las alauíes y las cristianas, han formado grupos de autodefensa para proteger sus barrios de las fuerzas antigubernamentales, instalando puestos de control alrededor de esas zonas. Algunos de esos grupos locales, conocidos con el nombre de comités populares, habrían participado junto a las fuerzas del gobierno en operaciones militares en los alrededores de Damasco, en los barrios de Tadamon y Sayeda Zeinab. Las personas interrogadas afirman que el gobierno proporcionó armas y uniformes a esos grupos (…)»

«En los últimos meses ha habido una clara evolución en la manera en que los encuestados presentaron el conflicto. Al describir el bombardeo de un pueblo de la gobernación de Lattaquié por las fuerzas del gobierno, una persona entrevistada señaló que los bombardeos procedían de los «pueblos alauíes» Otra persona interrogada describió los ataques terrestre de Bosra, en la gobernación del sur de Deraá, y declaró que las tensiones entre las comunidades chií y suní en la ciudad se han incrementado con una violencia cada vez más inevitable».

«Los grupos minoritarios del país como los armenios, cristianos, drusos, palestinos, kurdos y turcomanos se vieron envueltos en el conflicto. Sin embargo, las líneas confesionales son más evidentes en la comunidad alauí, de donde proceden la mayoría de los cuadros superiores del gobierno y el ejército, y en la mayoría suní, que apoya en conjunto (pero no de manera uniforme) a los grupos antigubernamentales armados».

«Los ataques, las represalias y los temores de aquéllos condujeron a que las comunidades se armaran y entrasen en el conflicto. Una persona preguntada, un turcomano de Lattaquié resumía así la situación: “Es muy peligroso vivir junto a vecinos armados (a los que consideras rebeldes) mientras tú no tienes armas”».

«Las fuerzas gubernamentales y las milicias alineadas con el gobierno atacaron a los civiles suníes. Una persona interrogada, presente en Bosra a finales de octubre, informó de que “los miembros de una milicia chií” de personas de su vecindario dirigieron las redadas. Declaró que los miembros de la milicia le dijeron “que matarían a todos los suníes de la región y que la región les pertenecía” Otra persona declaró que había visto regularmente que sacaban a los suníes de sus coches y los golpeaban en los puestos de control del ejército a lo largo de la carretera principal entre Deraá y Damasco».

«La Comisión recibió informaciones creíbles según las cuales los grupos armados antigubernamentales atacan a los alauíes y otras comunidades minoritarias pro gubernamentales. Una de las personas interrogadas, un combatiente del Ejército Libre Sirio en Lattaquié, explicó detalladamente cómo capturaron a los miembros de las fuerzas gubernamentales: los suníes fueron hechos prisioneros mientras que los alauíes fueron ejecutados inmediatamente».

«La mayoría de los combatientes extranjeros que se infiltran en Siria para unirse a los grupos antigubernamentales armados (o para luchar independientemente junto a ellos) son suníes originarios de países de Oriente Medio y del norte de África. La naturaleza cada vez más confesional del conflicto impulsa a otros actores a entrar. El Hizbulá chií confirmó que sus miembros participan en la lucha en Siria al lado del gobierno. También existen informes, todavía sin confirmar, que indican que los chiíes iraquíes llegan a luchar a Siria. Irán confirmó el 14 de septiembre que los miembros de la Guardia de la Revolución aportan “apoyo intelectual y consultivo” en Siria».

Sobre el papel y el lugar de los salafistas en la insurrección, lejos de los rumores y las fabulaciones de una parte y otra, podemos leer el interesante, como siempre, informe de International Crisis Group, Tentative Jihad: Syria’s Fundamentalist Opposition , del 12 de octubre de 2012.

Volviendo al informe de las Naciones Unidas:

«Antes del conflicto los cristianos estaban repartidos por toda Siria, en grandes comunidades, y vivían en las gobernaciones de Alepo, Damasco y Homs. En la ciudad de Homs vivían alrededor de 80.000 cristianos, de los que la mayoría huyeron de Damasco, algunos a Beirut. Solo permanecen en Homs algunos centenares. Una persona interrogada, hablando de los sucesos recientes de la gobernación de Al-Suweida, confirmó que las comunidades suní y drusa se enfrentaron y causaron varios muertos. El 29 de octubre explotó un coche bomba frente a una panadería en Jaramana, un barrio de mayoría cristiana y drusa de Damasco».

Los testimonios recogidos indican que los grupos antigubernamentales intentan sistemáticamente no diferenciarse de la población civil. La obligación de ambas partes en conflicto, según el derecho internacional consuetudinario, de separar a las personas y bienes civiles de los objetivos militares es especialmente pertinente cuando los objetivos militares se encuentran en zonas densamente pobladas. El fracaso manifiesto de hacer esas distinciones ha dado lugar a la huída de civiles de sus casas y contribuye al aumento alarmante de personas desplazadas y refugiadas».

La guerra de desgaste que se lleva a cabo en Siria da lugar a destrucciones y a un sufrimiento humano inconmensurables en la población civil. Mientras el conflicto se eterniza, las partes cada vez se vuelven más violentas e imprevisibles, lo que les conduce a comportamientos que infringen el derecho internacional. El único medio de llegar a un cese inmediato de la violencia es un acuerdo político negociado que responda a las aspiraciones legítimas del pueblo sirio. La Comisión apoya firmemente la misión de Lakhdar Brahimi, el Representante Especial Conjunto de la ONU y la Liga de los Estados árabes, en sus esfuerzos para conducir a las partes a un acuerdo».

Creo que no se trata de saber quién tiene la culpa de esta situación (pienso que el primer responsable es el régimen), sino de saber cómo salir de esta espiral para preservar a Siria y al pueblo sirio.

Es desolador comprobar que el portavoz de Asuntos Exteriores francés omite en su informe un llamamiento a una solución negociada y afirma únicamente (el 21 de diciembre) que:

«El informe de la Comisión de Investigación confirma los grandes sufrimientos que soporta el pueblo debido a la obstinación criminal de un régimen cuyo único objetivo es su propia supervivencia. Semejante régimen no tiene ninguna legitimidad. Bashar al-Assad debe irse de inmediato y dejar su lugar a un gobierno de transición que responda a las legítimas aspiraciones de libertad del pueblo sirio. Francia llama a la Coalición Nacional Siria a comprometerse a que sus grupos armados respeten los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. Todos los culpables, sin excepción, de los crímenes denunciados por la Comisión de Investigación deberán responder de sus actos ante la justicia».

Fuente: http://blog.mondediplo.net/2012-12-24-Syrie-est-il-deja-trop-tard

Año dos de las revoluciones árabes: esperanza y confusión

 Santiago Alba Rico /publicado en Diagonal

Un año de revoluciones y contrarrevoluciones en los países árabes

El segundo año de las revoluciones árabes se cierra con una situación de dura confrontación, militar y/o política, que genera desaliento, pero que al mismo tiempo revela los muchos cambios que ya se han producido en la región. Si hay algo claro, es que ya no podemos volcar los forcejeos ideológicos y geoestratégicos en los viejos moldes tranquilizadores.Palestina, el verdadero centro del mundo árabe e islámico, refleja esta nueva confusión. En las calles de Gaza, tras los últimos bombardeos de Israel, un desafiante cartel daba gracias a Irán, en árabe y hebreo, por las armas suministradas a la resistencia; en la acera de enfrente, otro cartel, esta vez sólo en árabe, agradecía a Qatar el dinero de la reconstrucción. Qatar e Irán son enemigos y de hecho están combatiendo por vía interpuesta en Siria, marco de la única “guerra fría” realmente existente: la que enfrenta a los islamistas sunníes y chíies por el control regional. Qatar, enfrentado desde hace años a Arabia Saudí en el Consejo de Seguridad del Golfo, llega con su dinero a todos los rincones del mundo árabe y lo reparte sin mucho criterio, como denunciaba el propio Gobierno de EE UU en el caso de Libia y Siria. De su paradójica influencia como nueva potencia mundial da buena muestra la declaración del cheikh [líder religioso] Qaradawi en Egipto en las vísperas del referéndum constitucional: del resultado de la votación –ha amenazado– dependen los 20.000 millones de dólares de ayuda qatarí.


Los hermanos musulmanesEn su primera visita a Gaza en 25 años, el gesto del dirigente de Hamas, Khaled Mechal, de izar la bandera de los revolucionarios sirios marca un desplazamiento geológico en las alianzas vigentes hasta ahora en la región. Acusado de “traición” por el régimen que durante dos décadas ha hospedado su sede, apuesta ahora, de manera pragmática, por su familia de procedencia, esos Hermanos Musulmanes que gobiernan en Egipto y que, bajo un nombre u otro, están gobernando o van a gobernar toda la zona, desde Libia hasta Turquía. Todos se precipitan a visitar Gaza en estos días y las líneas son muy fluidas: los Hermanos Musulmanes aplican tres o cuatro políticas diferentes según el país –más o menos complacientes con EE UU e Israel– mientras mantienen un pulso sordo con Arabia Saudí, teocracia amenazada en el interior por el islamismo democrático y que prefiere apoyar y financiar a los salafistas.
Hizbullah, por su parte, imprescindible para Hamas en la lucha por la liberación de Palestina, trata sobre todo de que la redistribución de fuerzas, que ha minado su prestigio popular, no haga estallar el Líbano, donde las divisiones siguen siendo más políticas que “sectarias”, como lo demuestran los apoyos cruzados, a veces contra natura, dentro de las coaliciones 8 de Marzo y 14 de Marzo.
Pero la confrontación siria, que desdibuja criterios ideológicos y geoestratégicos aceptados por todos durante décadas, tiene su equivalente en los países “en transición”. Egipto y Túnez experimentan procesos paralelos, con ciclos de movilización y desactivación casi empáticos, que reflejan una engañosa y a veces irracional oposición a los gobiernos islamistas en la plaza.
Las acusaciones a estos gobiernos de “dictadura religiosa” y “complicidad con el imperialismo” ocultan una desconcertante descomposición de los referentes ideológicos. Mohamed Baredei y Amra Musa en Egipto, o Caid Essebsi y Najib Chebbi en Túnez, miembros prominentes de las respectivas oposiciones, son mucho más “pro estadounidenses” que Mursi o Jalabi y desde luego mucho menos antisionistas.
Para añadir dificultades de orientación, algunos grupos de naseristas y nacionalistas árabes, firmes defensores de Bachar Al-Assad, apoyan en Egipto el “legítimo y democrático” gobierno de los Hermanos Musulmanes, denunciando una “conspiración” extranjera contra la “arabidad” y “soberanía” del país. En Túnez, de forma muy parecida, la izquierda se suma a los fulul del régimen en sus ataques a Nahda, y en nombre de la “revolución” contribuye a mantener las viejas estructuras del Estado mientras pide la disolución de las Ligas de Defensa de la Revolución, cuyo lenguaje ultrarrevolucionario y legítimas demandas de ruptura “al margen de los partidos” recuerdan mucho al fascismo clásico.
Si queremos medir la “verdad política” en términos de “antiimperialismo”, nos encontraremos con la sorpresa de que EE UU está a un lado y otro de las líneas; y de que el antiimperialismo, por su parte, se activa en lugares donde preferiríamos no hallarlo. Si la medimos en términos derecha/izquierda, acabaremos muy probablemente dando la mano al enemigo de ayer y volviendo la espalda al que parecía nuestro aliado.
En el año II de las revoluciones árabes, sólo hay dos cosas seguras. Que no hay nada seguro en un nuevo orden aún sin fraguar en el que EE UU, que sigue siendo muy poderoso, tiene que negociar con nuevas fuerzas; y que los pueblos que han desbaratado nuestros esquemas ideológicos y geoestratégicos todavía no han terminado de pronunciarse.
Fuente original:
 http://www.diagonalperiodico.net/panorama/ano-dos-revoluciones-arabes-esperanza-y-confusion.html

Ver en Rebelión

martes, 25 de diciembre de 2012

Yarmouk, la capital de la diáspora palestina en Siria.


 Jueves, 20 de diciembre de 2012
En este contexto, los refugiados palestinos se encuentran de nuevo en un viaje a lo desconocido, obligados a dejar sus casas como sucedió con sus antepasados hace seis décadas.
Yarmouk es considerado por muchos la capital de facto de la diáspora de refugiados palestinos.
Cuando las autoridades sirias decidieron crear en 1957 un campamento no oficial para aquellos palestinos que tuvieron que abandonar sus hogares durante la guerra árabe-israelí de 1948, acondicionaron un terreno que se encuentra situado ocho kilómetros al sur del centro de Damasco.

Debido a la expansión demográfica y geográfica de la capital siria, Yarmouk es hoy en día uno de los distritos más poblados e importantes de Damasco.Con los años, este campamento se ha convertido en uno de los mayores de Medio Oriente.


Más de 140.000 refugiados registrados son residentes de este área densamente poblada, que cuenta con sus propias mezquitas, escuelas y edificios públicos.
Es administrado por el Ministerio Asuntos Sociales y Trabajo sirio, pero la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) proporciona servicios de salud y educación.
La tasa de alfabetización entre los palestinos de Yarmouk se encuentra entre las más altas, no sólo de Siria, sino de todo el Mundo Árabe.
Muchos son profesionales y las condiciones de vida son bastante mejores que las de otros campos de refugiados en Siria.

Poder político

EL CAMPAMENTO DE YARMOUK

  • El campamento de Yarmouk acoge a la comunidad palestina más numerosa de Siria, con más de 148.000 residentes registrados por Naciones Unidas.
  • Ocupa una superficie de 2,1 km2 y se encuentra a 8 km del centro de Damasco. Tiene la apariencia de un barrio y cuenta con mezquitas, escuelas y otros edificios públicos.
  • Desde su creación en 1957, los residentes han construido casas de concreto y el campamento se encuentra densamente poblado. Las condiciones de vida en Yarmouk son mejores que las de otros campamentos palestinos en Siria.
  • Muchos de los refugiados de Yarmouk son profesionales que trabajan como médicos, ingenieros y funcionarios. Otros realizan a trabajos temporales o practican la venta ambulante.
Gran parte del éxito de Yarmouk se debe a la ley aprobada en Siria en 1956, que garantizó a los refugiados palestinos prácticamente los mismos derechos de los que disfrutan los propios sirios, particularmente en las áreas de empleo, comercio y servicio militar.
También aumentó significativamente su libertad de movimiento, algo de lo que los refugiados en países vecinos no disfrutan.
Tras el golpe militar de 1963 con el que el partido Baath subió al poder en Siria, los palestinos de Yarmouk crearon varias organizaciones para "oponerse" a la ocupación israelí de su tierra. Miles de jóvenes se unieron a nuevos grupos como Fatah o el Frente Popular para la Liberación Palestina (FPLP).
Cientos de estos jóvenes murieron en batallas contra el ejército israelí, muchos durante la invasión de Líbano de 1982.
Los combatientes palestinos lograron llegar a la línea de batalla gracias a la protección del ejército sirio, cuyas tropas estuvieron desplegadas en Líbano entre 1976 y 2005.
En 1983, los residente de Yarmouk atravesaron dificultades cuando el fallecido presidente sirio Hafez al Asad declaró a Yasser Arafat -líder de Fatah y la Organización de Liberación Palestina (OLP), persona non grata y le negó la entrada en el país.
Palestinos que salieron del campamento de Yarmouk por el conflicto sirio
Más de 148.000 palestinos están registrados en Yarmouk. Muchos han debido de abandonar sus hogares por el conflicto sirio.
Arafat acusó en ese momento a Al Asad de promover la división dentro de Fatah.
Además de expulsar a la dirigencia de la OLP, el gobierno sirio consideró Yarmouk como un fortín de la oposición y arrestó a miles de los seguidores de Arafat.
Tras esos acontecimientos, los residentes del campamento empezaron a concentrarse en actividades comerciales, más que en las políticas y militares.
Eso hizo que Yarmouk se convirtiera en un importante centro comercial de Damasco, en el que en la actualidad viven y trabajan miles de sirios.
Aprovechando las tensas relaciones entre la OLP y el gobierno sirio, los movimientos islamistas palestinos Hamas y Yihad Islámica intentaron llenar el vacío de poder político en Yarmouk.
Líderes de ambos grupos se trasladaron allí y reclutaron a muchos jóvenes para su causa. El líder de Hamas, Khaled Meshaal, vivió allí hasta que se negó a apoyar la manera en la que Bashar al Asad estaba manejando las protestas contra su régimen.
Una vez la oficina política de Hamas se trasladó a Egipto y Qatar a principios de 2012, Hamas dio su apoyo sin fisuras a la oposición siria.

En medio del conflicto

Palestinos que abandonaron el campamento de Yarmouk por el conflicto sirio
Los refugiados palestinos de Yarmouk se encuentran de nuevo en un viaje a lo desconocido.
La marcha de Hamas dejó a los residentes de Yarmouk sin ninguna representación política.
Una rama del Frente Popular para la Liberación Palestina -el mando general que apoya al presidente Al Asad- desplegó combatientes alrededor del campamento, con el pretexto de que querían evitar la infiltración de miembros del rebelde Ejército Libre de Siria.
Eso no evitó que el campamento se viera involucrado en el conflicto.
Decenas de refugiados palestinos ha sido asesinados en Yarmouk en los últimos 21 meses, según fuentes palestinas, que también han documentado la muerte de 700 palestinos dentro del territorio sirio.
El pasado 16 de diciembre, aviones del gobierno sirio bombardearon Yarmouk por primera vez, cuando el Ejército Libre de Siria intentó tomar control del campamento. Algunas personas habrían muerto cuando un proyectil impactó en una mezquita en la que se habían refugiado.
El gobierno sirio, por su parte, culpó al grupo yihadista Frente al Nusra.
En este contexto, los refugiados palestinos se encuentran de nuevo en un viaje a lo desconocido, obligados a dejar sus casas como sucedió con sus antepasados hace seis décadas.
Mientras los rebeldes buscar tomar control del campamento, los tanques del gobierno de Al Asad están determinados a retomar ese territorio.

El campo de refugiados palestinos de Yarmuk se vacía de sus habitantes | euronews, internacionales


El campo de refugiados palestinos de Yarmuk se vacía de sus habitantes | euronews, internacionales

Miles de personas han abandonado la zona huyendo de los combates. Los rebeldes del Ejército Libre de Siria lograron tomar el control del perímetro el lunes tras expulsar a la milicia palestina FPLP-Comando General, aliada del régimen.
Desde el sábado, la aviación y la artillería de las tropas lealistas bombardea Yarmuk, situado 10 kilómetros al sur de Damasco.
Miles de personas han cruzado ya la frontera hacia El Líbano.
En la otra frontera de la crisis siria, el Gobierno turco insiste en que el despliegue de baterías antimisile Patriot en su territorio tiene un propósito puramente defensivo. El ministerio de Exteriores turco ha instado, además, a Irán a presionar a Baschar al Asad para poner fin a un conflicto civil que dura ya 21 meses.

INFORME DE LA UNRWA (ORGANIZACIÓN DE NNUU PARA LOS REFUGIADOS PALESTINOS) SOBRE LA SITUACIÓN EN EL CAMPO DE YARMUK EN LOS ALREDEDORES DE DAMASCO.

http://www.unrwa.org/etemplate.php?id=1579

La agonía de Lifta, el último pueblo virgen de Palestina.



Después de la invasión sionista a Palestina de 1948, una 531 aldeas y ciudades palestinas fueron destruidas o repobladas por judíos en un intento de borrar cualquier evidencia de una historia o ligazón de los palestinos con sus tierras. Lifta es una de las aldeas de Palestina, cuyos habitantes fueron expulsados y sus casas e infraestructuras destruidas .....

2012-12-19 05:57:59 / Fuente: Carlos de Urabá, Palestinalibre.org

En mis viajes a Palestina quizás uno de los acontecimientos más sorprendentes ha sido el descubrimiento del pueblo fantasma de Lifta. Un verdadero disfrute para los viajeros románticos del siglo XXI. Lo encontré gracias a que un par de amigos palestinos me pusieron sobre la pista de esta reliquia histórica. Para llegar hasta allí hay que caminar unos cinco kilómetros siguiendo la ruta del moderno tranvía inaugurado el año pasado en Jerusalén. Antes de cruzar un gigantesco viaducto a mano derecha podemos contemplar los restos del pueblo de Lifta.
Lifta hoy es una hermosa pieza arqueológica refugio de los hippies y « ocupas » israelíes. En la entrada del mismo una pintada en la pared pone en hebreo « muerte a los árabes » Aunque condenada a la ruina y el abandono es el único pueblo palestino que se mantiene intacto después de tantas guerras y devastaciones. Existen también otros dos de las mismas características:Ein Karem (Ayn Karim) o Ein Hod (Ayn Hawd) pero habitados por colonos judíos.
Lifta está situadaen las escarpadas laderas del Wadi Salman y el Wadi Shami y tiene la peculiaridad de mimetizarse perfectamente con el ecosistema natural. Sin duda alguna este es uno de los más bellos parajes de la Palestina ocupada. Posee terrazas de cultivo donde proliferan gran cantidad de olivos, higueras y almendros y chumberas. Hoy apenas se puede transitar por sus estrechas callejuelas pues se encuentran plagadas de cardos y ortigas. Antes de la guerra árabe- israelí de 1948 Lifta tenía unos 3.000 habitantes, en su mayor parte musulmanes dedicados a la agricultura y la ganadería. Contaba con una mezquita, la fuente del Wadi al Shami que alimenta la alberca y el abrevadero, el morabito de Al-Shaykh Badr, cementerio, zoco, escuelas, cafés y una vida comercial bastante ajetreada. Las casas que aún permanecen en pie nos revelan el estilo arquitectónico otomano en la que se distingue el extraordinario trabajo de cantería. En algunas de ellas se conservan las ruedas de molino para extraer aceite de oliva o moler el trigo, los hornos de pan, pozos, establos de los animales o las bodegas. Lifta es una joya antropológica de inestimable valor que nos revela las huellas más íntimas de la cultura popular de la época. Las mujeres de Lifta vestían los Thob ghabani tejido con algodón fino y flores doradas al estilo de Alepo que todavía lucen algunas ancianas refugiadas en Jerusalén o Ramalah.
Desde hace 65 años en Lifta reina la soledad y el silencio. Aunque de vez en cuando se escucha el trinar de los pajarillos o las ráfagas de viento que agita las copas de los árboles. En el ambiente se respira una indescriptible sensación de dolor y de tristeza que te hiela el alma. Nuestro único consuelo es dejarnos llevar por la imaginación para revivir esas escenas de la rutina diaria: el bullicio del mercado, la gente transitando por las calles empedradas, el griterío de los niños en la escuela, el adhan del muhecin, los campesinos arreando ganado o arando la tierra. Desafortunadamente los edificios y las casas por culpa de las inclemencias meteorológicas, el paso inexorable del tiempo, la maleza, las hiedras o las raíces de los árboles, se van cayendo a pedazos. Las crónicas relatan que en 1934 Lifta tenía unos 2.300 habitantes y 410 casas. Hoy tan sólo 55 casas permanecen en pie.
En la guerra de 1948 la violencia desatada por el ejército sionista tuvo mayor incidencia en el mundo rural. Al parecer se planificó con premeditación con el objetivo de borrar las raíces identitarias del pueblo palestino. Con la conquista y la colonización judía se inicia el proceso de urbanización del campo que aún no ha concluido. Eretz Israel necesitaba imperiosamente espacio vital para acoger a la « Aliyá » los miles de inmigrantes judíos llegados de distintas partes del mundo y en especial los supervivientes del holocausto.
El 28 de diciembre de 1947, una facción de la banda terrorista Stern (fuerzas de autodefensa judías) fundadas por Isaac Shamir (Primer Ministro de Israel entre 1983-1984 y 1986-1992) y del IZL Haganah - dirigida por Menaghen Begin (Primer Ministro de Israel de 1977 a 1983 y premio Nobel de la Paz en 1978 junto a Awuar El Sadat) y responasable de la matanza deDeir Yassin, atacaron el pueblo de Lifta asesinando a varios parroquianos que departían pacíficamente en el café. Su misión consistía en tomar este enclave estratégico para asegurarse el control de la carretera que une Jerusalén con Jaffa. El día 1 de enero de 1948 la mayoría de los pobladores aterrorizados por los trágicos acontecimientos se vieron obligados a huir con dirección a Ramalah Jerusalén Este.
Las fuerzas de ocupación judías recibieron la orden del alto mando de demoler cualquier vestigio del patrimonio cultural palestino,- Incluso quemaron todos los libros en lengua árabe. Conservando solamente los mejores ejemplares que hoy reposan en la Biblioteca de Israel - Es decir, aplicaron una política de limpieza étnica que dejó más de 500 pueblos palestinos saqueados y destruidos. La derrota de los ejércitos árabes o la Nakba provocó el éxodo de 750.000 personas que se vieron obligadas a exiliarse en el Líbano, Siria, Jordania o Egipto.
En 1949 tras la firma el armisticio entre Israel y Jordania, Lifta quedó dividida en dos por la Línea Verde. La ladera derecha paso a la jurisdicción de Jerusalén Este (Jordania) y la izquierda a la de Jerusalén Oeste (Israel).
A principios de los años 1950 el Estado de Israel aplicando la famosa Ley de los Ausentes resolvió confiscar todas las propiedades a sus legítimos propietarios. Más adelante el pueblo pasó bajo la tutela del Ministerio de Fomento y Desarrolloque a su vez lo cedió al ILA (Israel Land Administration) Hasta que a principios de los años noventa, presionados por los intereses de los especuladores inmobiliarios, el Ayuntamiento de Jerusalén resolvió ceder los derechos de Lifta a una agencia privada de judíos ultraortodoxos.
Los colonos ultraortodoxos afirman que este lugar ha sido habitado por los hebreos desde la época del rey David y reclaman derechos religiosos sobre el mismo. Ellos lo han rebautizado מי נפתוחMei Niftoach -hoy perteneciente al barrio de Romema, de la provincia de Mehoz Yerushalayim. Según ellos se le nombra en la Torá como Nephtoah (puerta abierta) una aldea situada en la misma frontera de las tribus de Judá Benjamín conocida por su fuentes de agua cristalina  « jardín del edén » o « morada de la eterna primavera».
Los colonos judíos encargaron al arquitecto Gabriel Cartes, dueño de la compañía Groug Cartes, en colaboración con Ze'ev Temkin of TIK proyectos, apoyados por la IAUA (Asociación Israelí de Arquitectos Unidos) el plan 6036 para convertir las 1200 hectáreas del termino municipal de Lifta en un condominio de lujo exclusivo para judíos americanos. Aprovechando el impresionante entorno geográfico pretendían construir trescientas villas de recreo, un centro comercial, estaciones de servicio, restaurantes, galerías de arte y un hotel turístico de cinco estrellas.
Mientras tanto asociaciones israelíes como palestinas entre las que cabe destacar FAST (Fundación para la Preservación del Territorio) junto a Zokhrot, Bimkom y APJP (Arquitectos y Planificadores de la Justicia en Palestina) la Asociación de Refugiados de LiftaSons of Lifta Society (residentes y sus descendientes en Jerusalén y Cisjordania -exiliados en Jordania y EEUU-) The Civil Coalition for Palestinian Rights in JerusalemSaving Lifta Project Land Reserch Center desde hace años vienen desarrollando un arduo trabajo jurídico con la intención de que el Tribunal de Justicia Israelí suspenda dicho proyecto.
Lo prioritario es que Lifta sea reconstruida y sus propiedades devueltas a sus legítimos dueños. Ese es el principal anhelo de aquellos que luchan porque de una vez por todas se haga justicia. Ya han pasado 65 años desde aquel infausto día en que se inició la noche más larga. Lifta debe erigirse como un símbolo de esperanza, de diálogo conciliador entre las comunidades judía, árabe y cristiana. -así lo han acordado los Sons of Lifta Society- Por tal motivo se ha tramitado la petición ante la ONUy La UNESCO para que entre a formar parte del Fondo Mundial de Monumentos. Es la hora de salvaguardar de una vez por todas el patrimonio cultural del pueblo palestino amenazado por la rapiña de los colonos y especuladores inmobiliarios. En un futuro se piensa instralar allí el Museo de la Memoria que reivindique a las víctimas del genocidio sionista igual que lo han hecho los judíos con el Museo del Holocausto.
El pasado 8 de febrero de 2012 la Corte de Justicia de Israel dictaminó que el proyectó promovido por el ILA (Israel Land administration) es ilegal. El veredicto da la razón a los Residentes de Lifta y sus Descendientes (Lifta Society) y dictamina que dicha zona debe ser considerada reserva natural y cultural del estado de Israel.
Se ha conseguido una pequeña victoria pues de lo contrario las excavadoras ya hubieran borrado a Lifta de la faz de la tierra. Aunque, como es bien sabido, a partir de la aceptación de Palestina como estado observador en la ONU, el gobierno deNetanyahu, en represalia, aprobó la construcción de 3.000 nuevas viviendas en Jerusalén Este ampliando el asentamiento deMaale Adumim. A pesar del rechazo sucitado por la comunidad internacional los planes de judaizar Cisjordania no se detienen. De este modo la continuidad territorial entre el norte y el sur impedirán la creación de un futuro estado palestino. Una vez más se aleja la posibilidad de alcanzar un acuerdo de paz justo y duradero que ponga fin al conflicto bélico más encarnizado de la historia contemporánea.
Los refugiados de Lifta guardan celosamente las llaves de sus casas y esperan impacientes el regreso a sus hogares.Durante 65 años todos los días mantienen en su memoria los más profundos recuerdos: la primera luz que vieron al nacer, el soplo vital de esa tierra fecunda, el sol, la lluvia, la energía telúrica que corre por sus venas e inspira los más sublimes sentimientos. A ellos no les importa si vuelven vivos o muertos pues llevan grabada a fuego en el alma el inmenso amor por la madre patria Palestina. Un pacto de sangre indeleble que perdurará eternamente en sus corazones.
Carlos de Urabá 2012
Mar Muerto

EN BELÉN NO ES NOCHE DE PAZ





Miguel A. San Miguel Valduérteles
Del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe


En occidente celebramos el nacimiento de Jesús, con los acordes del conocido villancico  “Noche de paz…”: esa melodía que lejos de conmemorar una efemérides cristiana ha acabado por convertirse en seña de identidad y en banda sonora de  los templos del consumismo: los grandes almacenes.
 Pero ¿es  noche de paz en Palestina?
Los que hemos recorrido esa tierra y hemos pasado allí  ¿la Nochebuena? Sabemos de sobra que la noche del 24 es cualquier cosa menos una noche de paz, pues un día sí y otro también los casi imberbes muchachos y las muchachas del ejército sionista practican el deporte nacional: el desprecio al palestino, la humillación de sus niños,  ancianos, incluso el tiro al blanco en que las siluetas son seres humanos.
Cualquiera que  visite la ciudad de Belén, salvo que sea ciego y sordo, verá que esa ciudad nada tiene que ver con esas estampas idílicas de “alabanza de aldea” que reproducen los belenes: con molinos, lavanderas, pastores, herreros y pescadores…  Todo lo contrario,  Belén es una ciudad en estado de sitio; esto no lo digo yo lo han relatado con todo detalle también los tres Reyes Magos en las paginas de su “blog;  nos dicen que cada año, les resultaba más difícil llegar hasta la cueva y que, de un tiempo a esta parte la amenaza no viene del temible  rey Herodes sino del estado sionista, con soldados persiguiendo a los inocentes  en sus todo terreno y sus blindados, prestos a disparar a los niños palestinos que les increpaban porque estaban derribando sus viviendas y arrancando sus olivos; pero cuentan que lo que más los impactó fue ver la ciudad de  Belén rodeada de colonias israelíes pobladas de nidos de ametralladoras, y la basílica  cercada por el muro. Siguen relatando que no salieron de su asombro cuando supieron que los pastores de Beith Sahur y de Beith Yala, no podían salir para llegar a la cueva porque el muro los tenía encerrados en sus pueblos.
Pero incluso ellos, como Reyes Magos, tampoco corrieron mejor suerte; de camino por  el desierto de Judea tuvieron problemas para abrevar a sus camellos, porque las autoridades israelíes habían sellado los pozos y al haber echado a los beduinos  del desierto de Judea y al haberles  derribado las escuelas que les hizo “Siloé” , no pudieron hacer un alto en el camino para tomar con ellos una taza de té; el camino hacia Belén fue un sobresalto tras otro, con los continuos controles militares y, en un momento determinado, teniendo que esquivar los disparos que les hicieron algunos colonos de Maaleh Adumín.
Dicen que aquel año sus peores pronósticos se cumplieron, cuando llegaron al “check point” de Calandia; de nada sirvieron sus pasaportes diplomáticos y sus ruegos de que su única intención era dirigirse a la cueva de Belén. Aquellos soldados  los tuvieron retenidos como al resto de los palestinos; allí asistieron al espectáculo, desolador,  de parturientas  esperando la orden para poder ir al hospital más próximo, de madres con niños de pocos meses que no cesaban de llorar, de muchachos desesperados porque iban a llegar tarde al colegio.
Por un momento creyeron atisbar un rayo de esperanza cuando sobre el cielo vieron un objeto brillante;  pensaron que era la estrella,  pero tenía un brillo frío, era un objeto metálico; tomaron los prismáticos y comprobaron que era un “dronne”, con la mueca fría del verdugo y todo su arsenal de misiles dispuesto a poner en practica los asesinatos selectivos.
Nos relatan en su “blog”, que, por lo que les dijeron los pocos que habían llegado hasta la cueva, aquella noche en el portal no hubo pastores  ni música de panderos y zambombas; incluso María, José y el Niño, ante el peligro de que la cueva fuera tiroteada precipitaron su salida y, en lugar de marchar a Egipto como cada  año, optaron por el camino más corto y salieron huyendo con miles de conciudadanos palestinos a los campos de refugiados de Jordania.
Aquel año, Melchor, Gaspar y Baltasar decepcionados por no haber podido llegar hasta la cueva decidieron volver a sus hogares; pero nos cuentan que todavía les esperaba lo peor; en el retorno a Tartesós, al pasar por Gaza, oyeron tronar el cielo y vieron la tierra desangrada: montones de muertos y cientos de heridos clamando al cielo  en busca de socorro; a su lado, indiferentes al dolor, pasaban sacerdotes, levitas  tenían prisa por llegar al templo a sacrificar el becerro; también, ajenos a la tragedia, pasaron algunos purpurados, con sus oropeles, camino de una basílica donde los esperaban los mercaderes del templo. Aquellas víctimas sólo hallaron el amparo de unos pobres samaritanos. 
También nos relatan que aquel año en Belén no faltó la música; en este caso no fueron villancicos interpretados por voces infantiles, sino tambores de guerra anunciando, de nuevo. la llegada a Palestina del Ángel Exterminador, con sus “drones” y blindados prestos para dejar aquella tierra convertida en cementerio.
Desde entonces, los Magos nos dicen que  no han vuelto  a Belén en Nochebuena


Miguel A. San Miguel Valduérteles
Del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe

domingo, 23 de diciembre de 2012

TURISMO EN PALESTINA

El Grupo de Turismo Alternativo (ATG) en Palestina, publica la 2ª edición en castellano de la Guía "PALESTINA y los PALESTINOS" 


El grupo de Turismo Alternativo apoya el turismo ético y el conocimiento de la realidad palestina por parte de los numerosos visitantes que acuden a visitar los diversos lugares históricos y religiosos.

Los Palestinos y el Turismo Ético
Otro turismo es posible

 Si Palestina tiene que tomar el lugar que le corresponde en el mapa del mundo
como un Estado soberano y democrático, el mundo debe reconocer la historia
palestina de desposesión y ocupación israelí, y tener a Israel como responsable
de las violaciones del derecho internacional que sigue cometiendo. Solos, los
Palestinos no podrán conseguir su libertad, construir un estado viable o
desarrollar una economía fuerte. Como tantos pueblos oprimidos, los Palestinos
necesitan el apoyo de la gente y de las instituciones de la sociedad civil del
mundo entero para alcanzar sus objetivos. 

PALESTINA en el Foro de Porto Alegre

Con un llamamiento a reforzar la solidaridad internacional con el pueblo palestino concluyó el Foro Social Mundial Palestina Libre


Mientras desde Palestina ocupada llegaban noticias de que el premier sionista Benjamín Netaniahu ordenaba construir otras 3000 viviendas para los colonos sionistas y que además confiscarán los impuestos que recauda la Autoridad Nacional Palestina, o que los gendarmes israelíes rompían nuevamente la frágil tregua y asesinaban a un joven de 21 años, un abigarrado y multitudinario conjunto de organizaciones populares, sociales y sindicales locales se sumaban a los casi 3.000 asistentes del Foro Social Mundial Palestina Libre (que se realizó durante tres días en Porto Alegre, Brasil) y clausuraban el mismo apoyando la lucha del pueblo palestino, exigiendo vigorizar aún más el boicot internacional y condenando al sionismo y sus crímenes de lesa humanidad. Eso dice entre otros conceptos, palabra más palabra menos, el documento final del Foro dado a conocer este pasado sábado.
En el recinto de la Universidad portoalegrense donde se realizó el cierre, se escucharon consignas antisionistas, invocaciones de "reencontrarnos en Jerusalén liberada", y numerosos llamamientos a denunciar el bloqueo y los crímenes israelíes en Gaza. Todo ello, entre el agitar de banderas palestinas que hermanaban a los concurrentes de 36 países (representando a 300 organizaciones) que poblaron de solidaridad el FSM.
Entre las resoluciones finales, se anunció una misión internacional a Palestina para marzo o abril de 2013 y se propuso la creación de un Comité Internacional en Solidaridad con Palestina, del cual han de formar parte las organizaciones participantes en el Foro. Otros temas discutidos es la institucionalización de un Día Común de Acción Global por la libertad de los presos palestinos y darle mucha más energía al boicot a los productos israelíes, algo que se considera prioritario en esta etapa de confrontación con el régimen sionista.
Por el escenario del acto final, desfilaron los principales dirigentes palestinos y brasileños que participaron en el evento. También se hizo presente la Secretaria de Derechos Humanos del gobierno brasileño, María do Rosario, que expresó el apoyo del Ejecutivo al pueblo palestino. Un apoyo que tiene sus puntos poco claros, como se vio en la marcha de apertura del Foro, en el que varios manifestantes exhibieron pancartas que decían: "Dilma no haga más negocios de venta de armas con Israel".
A lo largo de todo el Foro se expresaron, en más de 200 actividades autogestionadas, las distintas problemáticas que genera la ocupación sionista para el pueblo palestino, pero también las especificidades del caso, como ser, el tema de los prisioneros políticos (un total actual de aproximadamente 4.700, después que una buena cantidad fueron liberados debido al canje por un soldado israelí que obligó a hacer Hamás).
Acerca de la expulsión y el retorno
Otro punto de importancia, fue el de los millones de hombres, mujeres y niños que fueron expulsados de su tierra desde 1948 en adelante, y que cobra más dramatismo con la prohibición de volver a Palestina, una lucha que en el encuentro se consideró "irrenunciable e innegociable". Así lo expresó Omar Assaf, Coordinador del Comité Palestino en Defensa del Derecho al Retorno, quien también criticó "la complicidad internacional que permitió que la expulsión masiva de nuestro pueblo de sus tierras, se fuera convirtiendo en un crimen que aún continúa impune".
Con similar énfasis, habló en una de las mesas sobre el retorno de los desplazados, el dirigente del Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP), Omar Shehadeh, que "la creación de Israel, fue un proyecto que se basaba en el expansionismo y esta es la política que han aplicado desde 1948 robando nuestras tierras, asesinando a nuestra gente, destruyendo nuestras viviendas. La entidad sionista es hoy el gran protector de los intereses capitalistas e imperialistas en todo el Medio Oriente, pero también han levantado un Estado racista que se burla descaradamente de las condenas internacionales. De alli que el pueblo palestino se haya auto-otorgado el derecho de enfrentar a este enemigo con todos los métodos de lucha". En esa misma mesa, un juvenil activista de Al Fatah, Hussam Zomiot, expresó su escepticismo con las negociaciones que se puedan dar con Israel, ya que "cada vez que la ANP y los sionistas se sentaron a hablar de paz, siempre salió perdiendo el pueblo palestino, ya que esos procesos terminaban desarticulando nuestra lucha".
El boicot a Israel se hace imprescindible
En lo que hace al Boicot internacional en el que tanto se insiste desde Palestina, se propuso hacerlo vigente en cada país del mundo, para lo cual hay que hacer una fuerte tarea de sensibilización a la población. No sólo para hacer conocer el código de barras 729 (que descubre el origen israelí de cualquier producto) sino también para escrachar (o denunciar en la calle) a empresas de capital israelí que operan en cada uno de las naciones del planeta.
En el caso de Argentina, se habló de la firma estatal de agua israelí Mekorot, que gracias a la gestión del gobernador, Daniel Scioli y del intendente de Bahía Blanca, Cristian Breitenstein, se hizo con la gestión del tratamiento de aguas residuales de la provincia de Buenos Aires. De hecho, mientras se abrían los sobres de la licitación, la delegación oficial se encontraba en Israel, "hermanándose" fraternalmente con el gobierno sionista.
Esta es la misma empresa que utiliza el agua como un arma discriminadora, ya que de un promedio de consumo humano de 100 litros por día, los palestinos sólo pueden consumir 40 litros mientras los israelíes llegan hasta 500 litros diarios.
En otro aspecto del Boicot (BDS, son sus siglas en inglés), el ex prisionero político palestino Jamal Juma, y referente de Stop the Wall (Alto Al Muro del Apartheid, construido por Israel), presente en el Foro, le dijo a Resumen Latinoamericano, que "debemos presionar en cada país para que se produzca no sólo el boicot sino también la ruptura de relaciones con Israel. Hay que comprender que si no aislamos al monstruo sionista, éste seguirá masacrando a nuestros hermanos y hermanas, como lo ha hecho hace pocas semanas en Gaza. La consigna de boicotear a Israel debe ser tomada por los militantes solidarios internacionalistas como una bandera concreta de anticolonialismo".
La reivindicación del prisionero político Ahmad Sa’adat
El Foro contó con una invitada muy especial, que puso sobre la superficie el caso de los prisioneros y prisioneras políticas. Se trata de Abla Sa’adat, esposa de uno de los más altos referentes del Frente Popular por la Liberación de Palestina, quien fuera detenido en 2006 en Jericó por la Autoridad Nacional Palestina. El hecho es más que flagrante y habla de los enemigos internos con que deben enfrentarse cada tanto los luchadores palestinos, ya que Sa’adat fue acusado por Israel de matar al ministro de Turismo israelí, Rehavam Ze’evi , el 17 de octubre de 2001. Se refugió en la Muqata, sede de la OLP, donde su líder Yasser Arafat , se negó en primera instancia a entregarlo a Israel, y el régimen sionista cercó el sitio donde funcionaba el gobierno palestino, con intención de aprehender a Saa’dat. A partir de ese momento se produjeron negociaciones con la intermediación de Estados Unidos y Gran Bretaña,y se alcanzó un acuerdo, calificado de espurio por la resistencia palestina, entre Israel y la ANP. Israel canceló el asedio de la Muqata, y Saadat fue detenido, sometido a un juicio militar y enviado a una cárcel palestina en Jericó , custodiado por guardias estadounidenses y británicos .
Sin embargo, la Corte Suprema palestina, reconoció que el juicio que dispuso el encarcelamiento de Saadat era inconstitucional y ordenó su puesta en libertad, pero la ANP se negó a cumplir ese mandato.
En marzo de 2006, los custodios estadounidenses y británicos se retiraron de la prisión y de esta manera facilitaron una operación israelí para secuestrar al prisionero. Sa’adat y otros presos que lo acompañaron opusieron -junto a varios guardias palestinos que lo apoyaron- una tenaz resistencia, donde resultaron asesinados por los israelíes dos oficiales de seguridad palestinos y heridos otros 28, entre presos y guardias. Finalmente los militares sionistas se salieron con la suya, lo trasladaron a la fuerza a Israel y lo condenaron a 30 años de cárcel.
De todo esto Resumen Latinoamericano pudo conversar con Abla Sa’adat, primero en un acto de homenaje a la lucha del pueblo palestino y a sus presos, realizó el Movimiento Sin Tierra de Brasil, en el marco del Foro, y luego en una de las mesas dedicadas a hablar de la durísima situación que viven los patriotas encarcelados en Israel.
La compañera del dirigente del FPLP, quien también es integrante de la Unión General de Mujeres Palestinas, sostiene que con él se han ensañado por ser un hombre firme en sus posiciones políticas y no haber negociado jamás con los ocupantes de su pueblo. "Por eso, agregó, no qusieron aceptar incluirlo, como lo pedía Hamás, en la lista de canje de mil palestinos por un soldado israelí.
Abla explicó también que entre los casi 5000 prisioneros palestinos, hay 13 mujeres y alrededor de 130 niños y niñas, algunas de ellas menores de 10 años, que reciben un trato más que inhumano, ya que son golpeados y castigados con aislamiento constantemente. "No pueden recibir visitas de familiares, se los detiene sin causa y pasan años sin ser juzgados, es lo que ellos llaman detenciones administrativas, y que resultan un arma para castigar a los jóvenes palestinos que luchan y se rebelan". Otro capítulo aparte de la represión sionista contra los presos y presas, es el chantaje con la entrega de medicamentos, ya que "habiendo alrededor de 230 prisioneros hacinados en una especie de hospital que no mantiene las más mínimas condiciones de higiene, y varios de ellos sufriendo enfermedades graves y terminales, no se les suministran las medicinas y se los quiere contentar sólo con calmantes usuales que no les hacen ningún efecto".
También destacó el caso de los 300 presos procedentes de Gaza, que jamás han podido recibir una visita, debido al cierre indefinido de las fronteras de esas ciudad. Algunos de esos padres o madres han fallecido sin que sus hijos o hijas se hayan podido enterar y mucho menos verlos.
En lo que respecta a su compañero, Abla contó que lo tuvieron tres años en una cárcel privada israelí, donde "no lo pudimos ver", y luego, "cuando fuimos a visitarlo con su nieta que tenía pocos días de haber nacido, estaba detrás de un vidrio a prueba de balas y no nos dejaron ni siquiera tocarlo".
"La lucha nos redimirá y nos dará la liberación"
Un tema que sobrevoló durante todo el Foro, es la estrategia negociadora de la diplomacia palestina y las respuestas contundentes que frente al enemigo ocupante encaran los distintos grupos de la Resistencia. En ese sentido, se escucharon voces dispares sobre lo que puede llegar a significar el paso dado con la aceptación en el marco de la ONU del Estado Palestino como miembro no pleno. Partiendo del hecho de que en Porto Alegre estuvieron presentes varios integrantes de la Autoridad Nacional Palestina, encabezados por el ex ministro de Relaciones Exteriores, Nabil Shaat, pero que también se sumó una muy nutrida delegación de jóvenes llegados desde todos los confines de los Territorios Ocupados, obviamente aparecieron los matices, que en realidad son los mismos que cotidianamente se viven en Palestina.
Mientras para los funcionarios de la ANP, se ha dado en la ONU un paso histórico y trascendental, para muchos de los jóvenes presentes en el Foro, sólo se trata de una acción diplomática que "no mejorará en lo más mínimo nuestras condiciones de vida en los Territorios, y mucho menos nos desacelerarán en las acciones de lucha que libra nuestro pueblo". Otro tema ríspido allá y aquí, es el papel que continuamente juega el presidente de la ANP, Mahmoud Abbas (Abu Mazén), quien con sus coqueteos y dobleces permanentes frente al Estado sionista opresor, provoca la respuesta de los jóvenes que lo identifican en una escala que vas desde "tímido" a "traidor". No es casualidad entonces que en el Foro, se hayan visto, portadas por jóvenes palestinos, pancartas con la leyenda: "Palestina es 1948, Mahmoud Abbas no nos representa".
A pesar de estas diferencias, unos y otros, expresaron sus posiciones con total franqueza en las mesas que les tocó hablar. Para unos, los llamados "políticos", "funcionarios" o "negociadores", el camino hacia la paz exige muñeca flexible y sobre todo, dialogar aunque sea con el diablo. Para los otros, los militantes que se juegan cotidianamente la vida y la libertad, rebelándose de mil maneras contra el ocupante sionista, "solo la lucha redimirá y nos dará la liberación", como dijo uno de los jóvenes que vinieron desde Cisjordania. Y agregó: "La ONU la dirigen los enemigos de nuestro pueblo, no está mal que se haya metido la propuesta y que la hayan aceptado, pero nosotros no podemos olvidar que hace dos semanas nos estaban bombardeando, y la ONU callaba, y que ayer nomás nos volvieron a asesinar a otro compañero en Gaza, y siguen mirando a un costado. A esa forma de actuar la detendremos con movilización, lucha y solidaridad internacional. Que esto último no nos falte nunca porque nos hace sentir más acompañados".

lunes, 17 de diciembre de 2012

EL PREMIO JERUSALÉN 2012 PARA EL COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON LA CAUSA ÁRABE



Entrega del premio de la ASOCIACIÓN DE LA COMUNIDAD HISPANO-PALESTINA “JERUSALÉN” al Comité de Solidaridad con la Causa Árabe, el 15 de Diciembre en Madrid. El premio fue recogido por Santiago González Vallejo, miembro fundador del CSCA en representación de todo el colectivo.

NUESTRO AGRADECIMIENTO A LA ASOCIACIÓN HISPANO PALESTINA Y NUESTRO RECUERDO A TODOS LOS COMPAÑEROS QUE HICIERON POSIBLE ESTE COLECTIVO DE SOLIDARIDAD POLÍTICA CON PALESTINA Y CON LOS PUEBLOS ÁRABES.

Nota sobre el Comite en ocasión de la concesión del premio Jerusalen

El Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (CSCA) es un colectivo de solidaridad política con el pueblo árabe fundado en 1986 con un objetivo central: Acercar la realidad del Mundo Árabe, de sus problemas y de las aspiraciones de sus pueblos a la conciencia solidaria de los sectores progresistas y alternativos del Estado español.
La realidad multifacética árabe y sus diversas dimensiones, combinadas con un arraigado desconocimiento en nuestro entorno cultural y político sobre este área geográfica y humana, han impedido que durante muchos años las aspiraciones del conjunto del pueblo árabe recibiesen el apoyo y la comprensión tan necesarias para romper el cerco informativo de descrédito e ignorancia en que son encerradas.
Desde una vocación que reivindica el internacionalismo solidario, el CSCA considera imprescindible y urgente favorecer en los sectores alternativos de la izquierda un compromiso que, superando estrechos esquemas culturales y políticos, sea capaz de desarrollar una solidaridad activa también hacia pueblos y espacios regionales no estrictamente ajenos a nuestro acervo aunque, profunda y engañosamente alejados en nuestro imaginario colectivo.
Si la solidaridad internacionalista en el Estado español tiene una reconocida tradición en su proyección hacia Latinoamérica, desde el CSCA venimos orientando nuestro esfuerzo en reivindicar un compromiso real y solidario con el mundo árabe, con sus aspiraciones y con la dignidad de sus pueblos. Compromiso que reclaman los propios árabes y que se convierte en exigencia para todos los que, ahora más que nunca, seguimos creyendo en la necesidad de afianzar la cultura internacionalista y salvaguardarla de todo intento de convertirla en un vehículo de la cooperación institucionalizada y asociada a proyectos cuya ejecución excluye elanálisis y la independencia política. No nació exclusivamente para trabajar por la causa palestina, sino que su vocación era panarabista. De hecho ha realizado trabajos y campañas a favor de otros pueblos árabes, Líbano, Argelia, pero sobre todo Iraq y Palestina.
Durante muchos años editó una revista, Nación Árabe, que atrajo la colaboración de muchos jóvenes arabistas y de otras personas que tenían interés en dar a conocer los problemas y realidades y respuestas del crisol que forman los pueblos árabes. Pero no sólo españoles, otra de sus características ha sido la de dar voz a los propios protagonistas. Así, las primeras publicaciones en español de Edward Said las coeditó el CSCA. La traducción de 4 Horas en Chatila de Genet, con prólogo de Pedro Martínez Montávez, también.
Pero su labor de edición o de mantenimiento de su página web o ahora del blog no son lo característico del CSCA. No se puede comprender al CSCA sino es también su labor de hacer campañas, de propiciar campañas, de participar en campañas. Campañas de solidaridad, de denuncia, de apoyo económico, de compromiso por las personas, del pueblo árabe. De ahí su extensión desde un núcleo madrileño a otros lugares de la geografía nacional, como Asturias.
De esas campañas hay que destacar la campaña contra el embargo a Iraq, por los presos palestinos, por la emancipación de los pueblos árabes y del pueblo palestino especialmente. Y esto, muchas veces, con un pensamiento propio, diferente al que pudieran tener los mismos Gobiernos y autoridades árabes.
Pero siempre comprometidos con la libertad y el bienestar del pueblo palestino y árabe.


ENTREVISTA AL HISTORIADOR Ilan Pappé: "Trump ha dado carta blanca a Israel para hacer lo que quiera"

ENTREVISTA AL HISTORIADOR Ilan Pappé: "Trump ha dado carta blanca a Israel para hacer lo que quiera" I lan Pappé (Haifa, 1954) ...