viernes, 16 de marzo de 2018

‘Big Bang’ de Hawking a Israel

La decisión de Stephen Hawking de boicotear un acto académico en Israel es de las que duelen en el Estado hebreo. Según ha publicado el diario ‘The Guardian’, Hawking ha decidido no participar en una conferencia organizada por el presidente Shimon Peres (nada menos), bautizada como Facing Tomorrow, a la que están invitados decenas de personalidades artísticas y científicas en junio y que este año, además, conmemora el 90º cumpleaños de Peres (nada menos). No es Hawking el primer nombre que rechaza acudir a esta cita: Elvis Costello, Roger Waters, Brian Eno, Annie Lennox y Mike Leigh son otros que no irán. El daño del ‘no’ de Hawking viene dado por su innegable reputación en el mundo científico, lo cual le da enorme trascendencia. Aunque tampoco debería caer como una sorpresa total en Tel-Aviv: ya antes Hawking se había referido a la ocupación israelí de los territorios palestinos como ‘apartheid’.
La decisión de Hawking es sin duda un éxito de la campaña BDS (Boicot, Sanciones y Desinversiones al Estado de Israel). Llega después de una carta abierta del escritor Iain Banks en la que se sumaba al BDS y convierte al Reino Unido en uno de los lugares más activos del movimiento de boicot a Israelbasado en la campaña internacional que tanto influyó en la caída del ‘apartheid’ de Suráfrica. En España y Catalunya, el BDS es especialmente activo, como prueban laspolémicas surgidas por las visitas a Israel deJoan Manuel SerratJoaquín Sabina y el escritor Antonio Muñoz Molina, a la que se le suma la prevista por el Barça para jugar un partido por la paz contra un equipo de israelíes y palestinos en los que no habrá palestinos de los territorios ocupados (aunque, probablemente, y si al final hay partido, sí jugarán palestinos con ciudadanía israelí que ya juegan en la selección del país). Peculiar partido para una peculiar aportación a la paz..
Del escueto comunicado de Hawking hay una frase que destaca, aquella en la que el científico dice que ha tomado la decisión de no aceptar la invitación de Peres (nada menos) basándose en su “conocimiento de lo que sucede en Palestina y bajo el consejo unánime” de sus contactos científicos allí, se interpreta que palestinos e israelíes. De verdad, me encantaría saber quiénes son los miembros de la academia israelí que le han aconsejado boicotear a Israel. Igual Ilan Pappe (“Boicotéame”) no está tan solo. Igual no toda la academia israelí apoya abrir una universidad en Ariel, colonia entre las colonias.
Es la del boicot una estrategia que causa debate. Noam Chomsky, por ejemplo, defiende que un boicot total (no sólo económico) sólo refuerza a la parte más intransigente de Israel. Entre otras razones más que dudosas, Muñoz Molina defendió su visita a Jerusalén para recoger de manos de Shimon Peres (nada menos) el premio literario que lleva el nombre de la ciudad con el argumento de que así reforzaba a los pacifistas israelíes. El debate es interesante, pero resulta curioso que sean los israelíes que están contra la ocupación los que piden que se les boicotee. De ahí mi curiosidad por saber qué parte de la academia israelí ha aconsejado a Hawking.
Es previsible una airadísima reacción de Israel y de sus voceros a la decisión de Hawking. No es una situación nueva: de José Saramago dejaron de venderse sus libros, y lo que se llegó a escribir y decir de Günter Grass por su poema sólo cabe definirlo, como editorializó el diario ‘Haaretz’, de histérico. Histeria tras la que se esconde el temor, de ahí la eficacia de campañas como la del BDS. Porque desafiando a la geografía, sus leyes, su política y su idiosincrasia, Israel se considera (y quiere ser considerado) un país occidental. Israel teme la (mala) imagen, que le hagan el vacío. A Israel le gusta ir por el mundo y que le den golpecitos en el hombro, la única democracia de Oriente Próximo, la luz entre las tinieblas (árabes) de Oriente Próximo, el vergel en el desierto. Más que cualquier resolución de la ONU, Israel teme que sus ciudadanos no puedan pisar Londres no sea que los detengan por lo que hicieron cuando estaban en el IDF, que su Maccabi no pueda jugar la Final Four, que sus cantantes no participen en Eurovisión, el espectro de Suráfrica. El peor miedo de Israel, país oriental, es que Occidente se levante y le diga: no eres de los nuestros. Por eso las campañas de boicot son tan virulentamente perseguidas y desprestigiadas y la política de comunicación constituye un pilar tan importante de la política exterior israelí.
Por eso, lo de Stephen Hawking, por ser quien es, es un ‘Big Bang’ sideral, de los que hacen ver las estrellas.
PD: “En este mundo en el que estamos todos conectados los unos con los otros, de forma casi instantánea, una injusticia cometida contra alguien o contra un grupo de personas, es una injusticia cometida contra todos, contra cada uno de nosotros”. Iain Banks
Añadido tardío: Curiosidad satisfecha. Horas después de escribir el post, ‘The Guardian’ publicó la carta que envió Hawking a la organización del encuentro Facing Tomorrow. En ella, el científico expplica que los académicos que le acosenjaron el boicot son palestinos, no israelíes. Ilan Pappe, pues, sigue solo.

Una jueza cita a declarar al presidente de una asociación proisraelí por un presunto delito de odio a los palestinos

La jueza Susana Trujillano ha admitido a trámite una querella contra una asociación proisraelí española denominada ACOM y su presidente, Ángel Más, por un presunto delito de odio contra el pueblo palestino. Más, un empresario que vive a caballo entre Madrid y Londres, deberá declarar como “querellado” el próximo 9 de abril ante la titular del Juzgado de Instrucción número 7 de la capital española, según recoge el auto al que ha tenido acceso eldiario.es.
La citación de Más, como presidente de Asociación Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM), es consecuencia de una querella presentada por el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (CSCA). En la misma, se describe a ACOM como una asociación dedicada a “tergiversar la realidad, negando, trivializando y justificando los crímenes cometidos por Israel sobre la población palestina, a la que ha tachado siempre de terrorista”.
En la querella se atribuyen al empresario Más y a ACOM los presuntos delitos de incitación al odio y asociación ilícita. La jueza Trujillano deja fuera de su auto el segundo de ellos y afirma que “los hechos que resultan de las anteriores actuaciones presentan características que hacen presumir la posible existencia de delito/s de incitación al odio cuya instrucción corresponde a este órgano judicial”.
En la web de la asociación aparecen textos con su versión del conflicto árabe-israelí, iniciativas para contrarrestar en España la iniciativa internacional del boicot a Israel, críticas al Ejecutivo de Rajoy por su supuesta connivencia con los “terroristas” palestinos e informaciones sobre su labor de lobby, como la participación de ACOM en el reciente viaje a Tel Aviv del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.
En este sentido van  algunas de las últimas entradas que se pueden consultar en la web, con titulares como “El deplorable compadreo del ministro Dastis en Irán con carniceros y genocidas” o “Los niños soldados palestinos de los que nadie habla”, este último en alusión a la situación de Ahed Tamimi, la adolescente que se enfrenta a más de una década de cárcel por los doce cargos presentados contra ella por la Fiscalía después de que abofeteara a un soldado israelí.
eldiario.es se ha puesto en contacto con el presidente de ACOM, Ángel Más, para recabar su versión, pero no ha obtenido respuesta. La querella incluye varios vídeos que no se muestran en la web de ACOM y cuyo acceso está restringido a los registrados.
Uno de esos vídeos muestra a Más pronunciando un discurso ante decenas de personas el 24 de octubre de 2015. “Del acoso de aquellos flotilleros, recordaréis a aquella gentuza, que, subvencionados en muchos casos por el Gobierno de España querían entrar en Gaza, sin víveres pero con muchos cuchillos, para apoyar a los terroristas de Hamas. Esos mismos sinvergüenzas siguen recibiendo ayudas y patrocinio de nuestro Gobierno y de otras instituciones públicas y, de hecho, hoy tiene muchos amigos entre los que están a cargo de este Ayuntamiento de Madrid, el de Barcelona y los de muchas otras ciudades de España”, afirma el presidente entre aplausos de personas que sostienen banderas de España e Israel.
ACOM ataca iniciativas en España que considera “apología antisemita”, como un evento de la Asociación Al Quds en Málaga celebró el 10 de mayo de 2016 y que la asociación pro-israelí boicoteó con un cartel que ilustra esta información y “en el que aparece un montaje fotográfico en el que se pueden ver personas caracterizadas como palestinas frente al Bataclán Café (…) dando a entender que los palestinos son terroristas”, según querella. “Para esta asociación, el conjunto del pueblo palestino es terrorista, calificativo que por sí solo sería constitutivo de un delito de incitación directa al odio y a la discriminación y violencia”, aseguran los abogados firmantes.
Uno de los grandes objetivos de ACOM es el  Movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) que, según la asociación querellada, “glorifica el terrorismo y promueve la lucha armada”. “Estamos hablando de un movimiento extremista y virulento, muy peligroso", asegura ACOM. La asociación añade que BDS "sigue las directrices, los paradigmas históricos del antisemistismo traducido al siglo XXI (…)  cuando al único estado judío se le iba arrinconando ( judenfrei)… lo más parecido a los años treinta que se pueda ver hoy en el siglo XXI”, se dice en otro vídeo adjunto a la querella.
Según el querellante, “lo que pretende (ACOM) no solo es una tergiversación de las actividades de ese movimiento sino, especialmente, su vinculación a los crímenes cometidos por el nazismo en la época de Hitler, en lo que sería un proceso de sensibilización negativa y, por tanto, generadora de odio”.
Otro de los vídeos presentados al juzgado y que los querellantes aseguran que ha difundido ACOM lleva por título ‘Cómo evitar la brutalidad israelí’. Se trata de una guía, presentada como un cómic, en el que se van reproduciendo las siguientes afirmaciones: “Cuando conduzcas un coche, no te dirijas a propósito hacia una acera llena de gente. Puede que te disparen. Cuando un policía israelí te pida tu documentación, no lo ataques con un cuchillo. Puede que te disparen. Esto es aplicable a atacar a hombres, mujeres y niños. Probablemente te dispararán… Esta guía puede ser frustrante, pero te protegerá de la brutalidad israelí”.
Para el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe, ACOM utiliza “el tono burlón en este vídeo para llamar a los palestinos terroristas sin ningún tipo de complejo, los cuales parecen tener una naturaleza terrorista inherente a su condición de palestinos”.
En otro vídeo, que ACOM compartió en Facebook, se asegura que el método utilizado en el atentado de Barcelona el pasado agosto fue ensayado antes por los "terroristas"  en Israel. “Se acude a un doloroso hecho como es el atentado de Barcelona para generar un clima de odio hacia la población palestina en general”, asegura la querella.

Israel detiene a nueve miembros de la familia de Ahed Tamimi

Las fuerzas de seguridad israelíes han detenido este lunes a nueve habitantes del pueblo palestino de Nabi Saleh, en Cisjordania ocupada, todos ellos de la familia Tamimi, durante una incursión, según ha confirmado a Efe el Ejército israelí y fuentes palestinas.
"A la luz del aumento de disturbios y ataques terroristas en la aldea las Fuerzas de Defensa de Israel, el Shin Bet (Servicio de seguridad interior), la Policía de Fronteras y la Policía israelí han realizado una operación en Nabi Saleh donde arrestaron a nueve palestinos", ha señalado una portavoz del Ejército.
Nabi Saleh es la localidad donde vive Ahed Tamimi, la adolescente de 17 años que permanece arrestada desde hace dos meses tras ser grabada abofeteando a un soldado israelí durante una incursión en el pueblo y que protagoniza una campaña internacional por su liberación.
Los Tamimi son una familia conocida por su activismo contra de la ocupación israelí. La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha elevado a diez las personas que fueron arrestadas esta madrugada en el pueblo y señala que todos ellos pertenecen al clan Tamimi y tienen entre 12 y 30 años de edad.
"Siete de los detenidos son menores", ha confirmado a Efe Manal Tamimi, activista y miembro de la familia, que considera que la operación militar de hoy supone "un nuevo aumento en el nivel de ataques sobre el pueblo".
Tras la segunda Intifada (2000-2005), Nabi Saleh se sumó en 2009 al movimiento de la denominada "resistencia no violenta", con el vértice de sus protestas en manifestaciones contra la apropiación de la vecina colonia judía de Halamish de un manantial usado por los residentes del pueblo durante generaciones.
Las protestas en el pueblo en protesta por la ocupación se suceden cada viernes, con enfrentamientos a menudo con las fuerzas militares israelíes.

Si me lanzas una piedra, te disparo a la cabeza

"Vi a Ahmed cogiendo una piedra pequeña para lanzársela a los soldados. Entonces uno de ellos le apuntó, vi cómo abría fuego y escuché tres disparos. Uno de ellos alcanzó a Ahmed y cayó al suelo".
Así relató A.N., un joven palestino de Jayús, un pueblo cercano a la ciudad de Qalqilia, a un investigador de campo de la ONG israelí Betselem, la muerte de su amigo el 15 de enero cuando una decena de jóvenes se apostaron sobre un tramo cercano de la barrera de separación que aísla a Cisjordania de Israel –y que es un muro de hormigón cerca de las áreas metropolitanas– para lanzar piedras a los soldados que la patrullaban.
Ahmed Salim, de 28 años, murió por el impacto de una bala en la parte de atrás de la cabeza cuando se encontraba de espaldas a los soldados. Poco pudieron hacer por él los médicos del hospital de Qalqilia al que fue trasladado salvo declarar su muerte. 
Su caso es uno de los seis que ha documentado la organización Betselem en que las fuerzas de seguridad israelíes dispararon a manifestantes palestinos en la parte superior del cuerpo, en tres de ellos directamente a la cabeza, a pesar de no suponer una amenaza directa para sus vidas, lo que contraviene las reglas de enfrentamiento del propio Ejército israelí y cuyo propósito es limitar y regular el uso de armas de fuego, su alcance y objetivos.

Disparar a matar con munición real  

"Disparar a matar solo está permitido cuando las vidas de las fuerzas de seguridad o de otras personas están en peligro; y en caso de hacerlo, se disparará a las piernas como último recurso para arrestar a la persona en cuestión y solo después de haberla advertido y de disparar al aire", reza el ordenamiento militar israelí.
"El caso de Ahmed es uno más de entre las miles de muertes que estas normas no han evitado", explica a este diario Amit Gilutz, portavoz de Betselem. "De hecho confirma que las reglas se violan constantemente y, a menudo, bajo las órdenes de oficiales de mayor rango o con su consentimiento", añade el israelí.
La consecuencia directa, explica Gilutz, es la muerte de miles de palestinos en Cisjordania a manos de las fuerzas de seguridad israelíes que no han respetado las mínimas reglas de enfrentamiento, bien durante la dispersión de manifestaciones, bien durante la ejecución de arrestos y redadas como parte de las actividades diarias del Ejército destinadas a mantener la ocupación de los territorios palestinos. 
"Las normas se han violado especialmente durante las incursiones masivas en ciudades palestinas o en las últimas rondas de enfrentamientos en Gaza", añade el portavoz de la ONG.
Trump no se arrepiente de la declaración acerca de Jerusalén porque "cumplió una promesa"
Un manifestante palestino lanza una piedra en Belén en una protesta contra el reconocimiento por EEUU de Jerusalén como capital de Israel. EFE
En el informe los investigadores de campo se refieren a los casos de jóvenes que han resultado gravemente heridos por el uso de fuego real, quedando de por vida con discapacidades físicas o mentales. 
Es el caso de Mohamed Awad, de 19 años, que recibió un disparo en la cabeza a veinte metros de distancia cuando el 4 de enero participaba en el lanzamiento de piedras contra soldados israelíes en las alrededores de la aldea de Deir Nidam (al noroeste de Ramala), foco de tensiones desde que el presidente norteamericano, Donald Trump, reconociera en diciembre a Jerusalén como capital de Israel. 
Awad fue operado de urgencia con el cráneo fracturado y restos de metralla en el cerebro. Un día antes, en la misma aldea, otro joven palestino recibió un tiro en el cuello en disturbios parecidos, falleciendo poco después en el hospital. 
"El uso de munición real contra manifestantes palestinos que lanzan piedras a soldados israelíes fuertemente armados es desproporcionado, innecesario y no tiene justificación", denuncia Shawan Jabarin, director de la ONG de derechos humanos palestina Al-Haq, que el mes pasado realizó un estudio sobre el excesivo uso de la fuerza por parte del Ejército en los territorios palestinos ocupados. 

Balas de goma que pueden ser letales

De acuerdo al estudio de Betselem, el Ejército israelí interpreta de forma muy discutible sus normas. "Un ejemplo es cómo se incluyen en la categoría de 'circunstancias amenazantes para la vida de los soldados' situaciones que en realidad no lo son, tales como lanzar piedras y quemar neumáticos".
Otra violación de la normativa, explica el escrito, es el uso ilegal de armas supuestamente "no letales", como las balas de acero recubiertas de caucho o los cartuchos de gases lacrimógenos, que, disparados a corta distancia y contra la parte superior del cuerpo, pueden provocar la muerte. 
Así le ocurrió a Layth Abu Na’im, de 16 años, el 30 de enero. Junto a otro grupo de jóvenes de la aldea de al-Mugayir (distrito de Ramala), Layth participó en el lanzamiento de piedras contra la llamada carretera de Alon, que conecta por el este el norte y el sur de Cisjordania.
A la llegada de varios vehículos militares, que les dispersaron con granadas sónicas, gases lacrimógenos y balas de acero recubiertas de caucho, el grupo se adentró en el pueblo y se separó. Todos menos Layth, que se ocultó tras las columnas que rodeaban una parcela en el centro de la aldea, según relata el dueño de una tienda cercana en el testimonio recogido por Betselem. 
"No sé si se escondió o trató de lanzar alguna piedra, yo no vi ninguna. (…) Un jeep militar aparcó a unos 20 metros. Escuché un disparo y vi al joven caer directo al suelo", prosigue. Según este palestino, varios soldados se acercaron hasta Layth, miraron de cerca su cuerpo inerte para marcharse poco después. A su llegada al hospital, el joven de 16 años ya estaba muerto. 
Según los médicos que le atendieron, Layth murió por el impacto de una bala recubierta de caucho que habría penetrado en su cara y llegado hasta el cráneo. Un tipo de arma teóricamente no letal que, disparada a veinte metros de distancia, resultó mortal. 
La principal causa de muerte de soldados israelíes es el suicidio
Un soldado israelí en una patrulla por el interior de Gaza. EFE
En el uso de armas de fuego en los territorios ocupados, lsrael suscribe lo estipulado en los fundamentos de la ley humanitaria internacional por la que se permite a los efectivos de las fuerzas de seguridad abrir fuego incluso en casos en los que no exista una amenaza directa contra sus vidas. 
Sin embargo, la protección de los civiles que no participen en los enfrentamientos y de sus propiedades en la medida de lo posible prima sobre otras consideraciones en cuanto que son dos los principios que deben regir la actuación de las fuerzas de seguridad ante un posible conflicto. Primero, el principio de distinción –que requiere a las partes dirigir sus ataques únicamente contra las personas que tomen parte en las hostilidades–; segundo, el principio de proporcionalidad, por el que se prohíbe un ataque contra un objetivo legítimo si el daño a la población civil es mayor que la ventaja militar que pueda generar dicha ofensiva.
"Israel afirma respetar los principios de la ley humanitaria internacional", explica Amit Gilutz, "pero son conocidos los casos en los que soldados han disparado indiscriminadamente, alcanzando a los transeúntes, o en los que han utilizado  armas que no permitían distinguir entre quienes participaban en un enfrentamiento y los que no", añade.

Respaldar a quien aprieta el gatillo

"Los casos relatados no solo violan las reglas más elementales del enfrentamiento", continúa Amit Gilutz. "Igualmente grave es que todo el aparato de defensa de Israel, incluyendo el sistema de enjuiciamiento militar, elige respaldar a quienes han apretado el gatillo o encubrir el incidente", lamenta. 
Betselem asegura que la falta de rendición de cuentas por parte de los efectivos de las fuerzas de seguridad alimenta el continuo uso de medios letales como fórmula para mantener "un violento control sobre millones de palestinos". 
En la mayoría de los casos, denuncian, no se abre investigación contra los que violan las normas, y en las raras ocasiones en que sí sucede, no se emprende ninguna acción contra ellos. "Nadie ha sido llevado a juicio por causar daños a los palestinos", apostilla Gilutz.
La falta de seguimiento de las denuncias presentadas ante la magistratura militar por parte de las ONG como Betselem es tal que desde 2016 esta entidad ya no solicita investigaciones de los casos en los que han detectado posibles violaciones de las reglas del enfrentamiento en los tribunales militares.
"Hay todo un engranaje preparado para maquillar de legalidad lo que sucede a través de fórmulas como esta normativa o la adhesión a la ley humanitaria internacional", explica el portavoz de Betselem. "En la práctica hay una profunda indiferencia hacia la vida de los palestinos o sus propiedades y el continuado uso de la fuerza letal es una herramienta más para controlar la vida de millones de ellos" concluye.
Corrección: una primera versión del artículo decía por error –no atribuible a la autora del texto– que Betselem es una organización palestina de derechos humanos. Fundada en 1989,  Betselem es una ONG israelí.

Asiron pide a Israel que acabe con la ocupación de territorio palestino


El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, se ha reunido hoy en la capital navarra con el ministro consejero de la Embajada de Israel, Yinam Cohen, a quien ha informado de que el consistorio secunda la resolución de Naciones Unidas contraria a la ocupación de territorios palestinos.
El Ayuntamiento informa hoy en un comunicado de que Asiron ha recordado a Cohen la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU de diciembre de 2016, en la que se subraya "que el establecimiento de asentamientos por parte de Israel en el territorio palestino ocupado desde 1967, incluida Jerusalén Oriental, no tiene validez legal y constituye una flagrante violación del derecho internacional y un obstáculo importante para el logro de la solución biestatal y de una paz general, justa y duradera".
El alcalde ha pedido también "una paz justa y duradera en Oriente Medio", como reza otra resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
Además, ambos mandatarios han tratado sobre la situación actual del Estado, la realidad de Navarra y la proyección internacional de Pamplona, y han planteado posibles líneas de colaboración en el ámbito de la cultura.
Cohen ocupa la segunda jefatura de la Embajada de Israel en Madrid desde 2015.

El Gobierno responde a IU que Israel puede denegar la entrada a quienes promuevan el boicot contra este país

El Ejecutivo español asegura que los Estados miembros de la UE "han manifestado el rechazo a la nueva normativa", pero admite que las autoridades israelíes son soberanas para ello. Según dice, cuando algún español se ve afectado por esta situación, España ejerce labores de "asistencia consular". "Toda actividad política debe desarrollarse dentro del marco legal", añade.
La ley israelí fue reformada el 6 de marzo de 2017 y prohíbe la entrada a cualquier extranjero o residente permanente en Israel que trabaje para una organización que llame al boicot económico, cultural, académico o de cualquier otro tipo contra Israel o contra losasentamientos israelíes en los territorios palestinos. También a quien haya hecho algún llamamiento al boicot, incluidos los realizados en redes sociales. Israel incluso ha difundido un listado no exhaustivo de ONGs afectadas.
Con todo, el Gobierno no responde expresamente a una de las preocupaciones que expresaba el diputado de IU, Miguel Ángel Bustamante, en su pregunta, y es que Israel "con el consentimiento internacional, controla las fronteras palestinas, de Cisjordania, con Jordania, y de Gaza, con Egipto".
Por otro lado, mientras esta formación apuesta por acabar con el Cuarteto para Oriente Próximo (formado por la UE, la ONU, Estados Unidos y Rusia), el Gobierno español "apoya firmemente la pertenencia de la UE" a este foro creado en 2002.
Para IU, el Cuarteto no tiene sentido sobre todo después de las "actitudes unilaterales", en alusión a la decisión del presidente de EEUU de reconocer Jerusalén como capital israelí, frente a la doctrina de la ONU de que ésta sea capital de dos Estados, israelí y palestino, como resultado de un acuerdo de paz.
Sin embargo, el Gobierno español lo considera "un formato útil para acompañar el proceso de paz". El Cuarteto se reunió por última vez a nivel de enviados especiales el pasado 18 de enero.
Por último, el Gobierno español asegura que, en sus relaciones bilaterales con Israel se incluye un diálogo político en el que son cuestiones centrales el proceso de paz y "las decisiones israelíes en los territorios ocupados y los Derechos Humanos".

De cómo Israel utiliza la arqueología para atrincherar su ocupación

 
(Foto: Reuters)
La destrucción del patrimonio histórico palestino no es sino uno de los muchos mecanismos utilizados por Israel para mantener su dominación sobre los palestinos.
Tras conquistar el oeste de Jerusalén en 1948, Israel ocupaba el resto de la ciudad menos de dos décadas después, con la guerra de 1967. Desde entonces, ha ido creando “realidades sobre el terreno” mediante la anexión de tierras y construcción de asentamientos a fin de consolidar sus demandas sobre toda la ciudad.
En efecto, Israel, en su esencia fundacional como proyecto de asentamientos coloniales, es a la vez agresivamente expansionista y excluyente. El “Proyecto de Ley para el Gran Jerusalén”, recientemente pospuesto, que busca expandir los límites municipales de Jerusalén para incluir más asentamientos ilegales y excluir los barrios palestinos, es un testimonio de tal expansionismo.
Mientras tanto, la declaración del presidente estadounidense Donald Trump sobre el traslado de la embajada de EE. UU. de Tel Aviv a Jerusalén no sólo rompe con el derecho internacional, también brinda apoyo y respaldo a la continuada colonización de la ciudad por Israel.
Campaña agresiva
Sin embargo, la anexión y la construcción de asentamientos no son los únicos medios por los que Israel está ejerciendo un control absoluto sobre la ciudad. Además de acelerar la ocupación de Cisjordania y Gaza en 1967, Israel ha estado llevando a cabo una agresiva campaña para apropiarse o destruir los lugares del patrimonio histórico palestino en apoyo de su narrativa de propiedad exclusiva de la tierra.
Esta narrativa se basa firmemente en un discurso bíblico que tiene como propósito hacer de la religión el punto clave de la discordia. Algo que se hace visible de forma muy aguda en la Ciudad Vieja de Jerusalén que –en virtud del derecho internacional- se considera inequívocamente tierra palestina.
De hecho, sólo pocos días después de ocuparla, Israel empezó a alterar el paisaje físico de Jerusalén destruyendo una de las barriadas más antiguas de la ciudad.
Harat al Magharibeh (el barrio marroquí), que se extendía frente al Muro de las Lamentaciones en la Ciudad Vieja, fue rápidamente demolido pocos días después de la ocupación israelí de la ciudad. Sus autoridades justificaron la medida alegando que trataban de ganar espacio para los fieles judíos.
 
Uno de los lugares excavados de forma más agresiva es el de Silwan, un barrio a las afueras de las antiguas murallas de la ciudad, al sur del recinto de Haram al-Sharif. (Foto tomada el 29 de octubre de 2014, AFP)
El barrio data de hace casi 800 años y no sólo albergaba edificios ayúbidas y mamelucos, sino también alrededor de 650 personas. Se avisó a los residentes para que se fueran pocas horas antes de que sus casas fueran reducidas a escombros. Algo que se comenta a menudo es que los arqueólogos israelíes son los únicos que utilizan buldóceres en el mundo.
Haram al-Sharif en peligro
Más recientemente, Israel ha estado realizando excavaciones en la zona por debajo y alrededor de Haram al-Sharif, el recinto que alberga la Cúpula de la Roca y la Mezquita de al-Aqsa. Esas excavaciones han sido firmemente condenadas por la UNESCO, que emitió una resolución en 2016 criticando las políticas generales israelíes hacia el complejo.
Los intentos de Israel para hacerse con el control total de Haram al-Sharif, que continúa estando bajo la custodia de Jordania como waqf [culto] islámico, se han intensificado. Esos esfuerzos proceden tanto del gobierno como de los grupos fanáticos de colonos que confían en destruir la Cúpula de la Roca.
En el verano de 2017, la situación alcanzó un crescendo cuando las autoridades israelíes colocaron puertas electrónicas a la entrada del recinto. Tras semanas de sostenidas protestas de los palestinos, se eliminaron finalmente las puertas.
Sin embargo, la situación sigue siendo tensa y los palestinos sienten y temen que Haram al-Sharif está en peligro.
En términos de prácticas arqueológicas, el derecho internacional es claro: Israel no puede llevar a cabo excavación alguna en ningún lugar de los territorios ocupados. No obstante, según el informe Diakonia, Israel ha excavado 980 sitios arqueológicos en Cisjordania desde 1967, apropiándose de muchos objetos arqueológicos.
 
Pared agrietada en una de las casas de Wadi al-Hilweh, 4 marzo 2018 (Cortesía del Centro de Información de Wadi Hilweh)
Uno de los lugares excavados de forma más agresiva es el de Silwan, un barrio que se ubica en la parte exterior de las murallas de la Ciudad Vieja de Jerusalén, al sur del complejo de Haram al-Sharif.
El lunes, los palestinos que residen en la zona de Silwan, Jerusalén Este, protestaron por los nuevos daños estructurales aparecidos en sus casas debido a las excavaciones arqueológicas israelíes.
Los vecinos de Wadi Hilweh se enfrentaron a los trabajadores de la Autoridad de Antigüedades de Israel y la Fundación Ir David, dos entidades dedicadas a excavar en la zona cercana a la mezquita de al-Aqsa y la muralla sur de la Ciudad Vieja.
Abusando de la arqueología
La narrativa bíblica considera que Silwan fue el lugar original de la ciudad de David, siendo los colonialistas británicos, a finales del siglo XIX, quienes realizaron las primeras excavaciones en busca de la ciudad original.
En la actualidad, es la organización de extrema derecha El-Ad quien se ocupa del lugar de las excavaciones en el intento de apoderarse y judaizar todo Silwan. Cuentan con una cantidad inmensa de fondos y los oligarcas judeorusos Lev Leviev y Roman Abramovich han estado presentes en sus eventos.
El-Ad se ha dedicado a hacer “excavaciones de salvamento”, lo que les ha permitido evadir los pertinentes permisos del gobierno.
Estas excavaciones incluyen excavaciones y túneles bajo Silwan y se extienden hasta llegar a los terrenos que rodean la mezquita de Al-Aqsa. Muchos hogares palestinos han empezado a hundirse en la ladera como consecuencia de esas actividades.
La arqueología no es sino uno de los muchos mecanismos por los que Israel mantiene su dominio sobre el pueblo palestino. La narrativa bíblica está siendo utilizada y manipulada como cortina de humo para el proyecto sionista de asentamientos coloniales.
Así pues, Israel prosigue con la práctica de llevar una biblia en una mano y una piqueta en la otra, iniciada ya por los arqueólogos coloniales británicos. 
Con este objetivo, Israel manipula la narrativa histórica a fin de que se ajuste a sus intereses actuales, eliminando así posibilidades para un futuro palestino.

Yara Hawari es investigadora de Al-Shabaka – The Palestinian Policy Network. Es doctora en política de Oriente Medio por la Universidad de Exeter y colabora frecuentemente con varios medios de comunicación.
Esta traducción puede reproducirse libremente a condición de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y a Rebelión.org como fuente de la misma.

Flotilha da Liberdade de Portugal y Rumbo a Gaza presentamos la nueva navegación

Durante la semana internacional de la mujer, hemos unido fuerzas la campaña portuguesa Flotilha da Liberdade y Rumbo a Gaza.
En Oporto y Braga hemos presentado la nueva campaña de la Flotilla de la Libertad 2018 que navegará para romper el bloqueo de Gaza, por el derecho al retorno y por un futuro digno.
En la cena solidaria organizada por el Grupo Acçaó Palestina hablamos de Gaza, del bloqueo, y compartimos la experiencia del Zaytouna-Oliva, el barco de mujeres a Gaza.
Participamos en el acto de Mulheres Rumo a Gaza en Unicipe, cooperativa librera de estudiantes de Oporto. Compartiendo experiencias de mujeres activistas por Palestina junto Ana Palma y Helena Ferriera del Grupo Acçaó Palestina y la que fue eurodiputada Alda Souza.
Nos trasladamos a Braga para asistir y tomar parte en un encuentro de mujeres activistas, dentro del Seminario Permanente y Comunicación y Diversidad, de la Universidad. Hablamos de la situación de mujeres kurdas y palestinas, sufriendo la guerra, el bloqueo, la ocupación… Reservando un lugar especial a Ahed Tamimi, icono de la resistencia palestina y la lucha de las mujeres encarceladas por ello.
De nuevo en Oporto en el Encontro de Mulheres: Todas as vozes contam!, participamos en un taller en el que pusimos de relieve la opresión a la que se ven sometidas las palestinas por pertenecer ala pueblo palestino y su condición de mujer: ocupada en Cisjordania, expulsada de sus tierras y hogares tanto en el 48  como en la actualidad, refugiada en su propia tierra y en la diáspora, discriminada en el Estado de Israel, bloqueada en la franja de Gaza. Poniendo de manifiesto el fundamental e histórico papel de las mujeres palestinas en la resistencia contra la ocupación y el bloqueo. Mujeres sobre las que recae una gran responsabilidad y asumen su papel en la cohesión de la sociedad palestina, el mantenimiento de la cordura y la dignidad.
Han sido unos días de intenso trabajo conjunto de las dos campañas que formamos parte de la Flotilla de la Libertad que, con estas actividades hemos presentado la nueva campaña y dado a conocer la situación de las mujeres, la ocupación de Palestina y el bloqueo de Gaza que afectan a toda la población, hombres y mujeres que tienen derecho a vivir en paz, al retorno a su tierra y hogares, y a un futuro digno.
Mujeres palestinas-Libertad para Ahed Tamimi
Mujeres palestinas-Libertad para Ahed Tamimi


    FOLIXA POR LA PAZ 21 DE JULIO