sábado, 29 de octubre de 2016

Palestina, medio siglo bajo ocupación

En menos de un año se cumple medio siglo de la ocupación israelí en territorio palestino. Sin embargo, todas las medidas tomadas por los gobiernos israelíes sean políticas, económicas o militares para borrar la identidad palestina, colapsaron. 

Cuando los israelíes estuvieron conscientes de que no se puede aplastar la causa palestina, el primer ministro israelí Yitzhak Rabin tuvo que sentarse con el presidente de la Organización por la Liberación de Palestina (O.L.P), su enemigo acérrimo Yasser Arafat, en el jardín de la Casa Blanca en 1993 y firmar el tratado de paz denominado Tierra por Paz.
Pero ya pasaron más de 20 años desde aquella ceremonia y hasta el momento no hay paz para los israelís ni para los palestinos que siguen viviendo bajo la ocupación, sufriendo el asesinato diario de jóvenes sólo por sospecha, el Muro de Separación, el aumento del número de colonias en territorio ocupado, los siete mil presos en las cárceles israelís en condiciones infrahumanas (de ellos más de quinientos menores de edad y 70 mujeres), cientos de detenidos administrativos, etc. Los palestinos, e incluso los israelíes, se preguntan de ¿qué paz nos están hablando, si cada día mueren más y más gente en esta guerra genocida?
En este octubre han ocurrido dos acontecimientos que realmente exponen al sistema racista del gobierno de Benjamín Netanyahu, dos eventos hicieron al primer ministro perder los nervios y arremeter contra sus propios ciudadanos.
Sin duda, el primero fue el discurso de Hagai el-Ad, director ejecutivo de B´Tselem que se encarga de documentar y educar al público israelí acerca de la violación de los derechos humanos en territorio palestino ocupado. En una reunión informal del Consejo de Seguridad de la ONU titulada Colonias israelís ilegales obstáculo para la paz y la solución de dos estados, Hagai aseguro que el régimen israelí utiliza el proceso de paz para ganar tiempo y para construir colonias ilegales en territorios palestinos ocupados, y reafirmó que Israel no puede mantener a un pueblo bajo ocupación durante décadas y llamarse así mismo “democrático”. Sus palabras, viniendo de un israelí, son el mejor testimonio de lo que está ocurriendo en Palestina y desmiente toda la propagando del gobierno de ultra derecha de Netanyahu.
El segundo evento fue la Marcha de la Esperanza. Más de tres mil mujeres palestinas e israelís marcharon pacíficamente durante dos semanas (desde Palestina hasta la residencia de Netanyahu), donde exigieron el cese de la ocupación y un futuro de paz para sus hijos y las futuras generaciones.
Cuando el pueblo ya no confía en la derecha ni en la izquierda para resolver sus problemas, es cuando nacen movimientos populares de este tipo, acabando por formar partidos políticos, que van a aliarse con los que coinciden con ellos en este caso partidos árabes en Israel.
Permítame ser optimista al pensar que estas fuerzas unidas puedan un día formar la mayoría parlamentaria, incluso el gobierno… Entonces podremos hablar de la “democracia israelí”, y de un tratado de paz serio.
Twitter: @NizarRazon
Fuente: Nizar Dana, La Razón - México

miércoles, 26 de octubre de 2016

PayPal no funciona en Palestina… pero en los asentamientos israelíes ilegales sí

Paypal funciona perfectamente en los asentamientos ilegales de Israel en los Territorios Palestinos Ocupados, pero se niega a dar servicio a los palestinos que viven en Gaza y Cisjordarnia, violando las directrices de Naciones Unidas 

Palestinos huyen de un coche militar israelí en Nablus / Alaa Badarneh (EFE)
Paypal funciona perfectamente en los asentamientos ilegales de Israel en los Territorios Palestinos Ocupados, pero se niega a dar servicio a los palestinos que viven en Gaza y Cisjordarnia, violando las directrices de Naciones Unidas, tal y como denuncia la ONG Sum of Us, que recoge firmas para que la compañía ponga fin a esta discriminación. PayPal está presente en (casi) todo el mundo y se ha convertido en el método de pago para millones de personas en Internet.
La noticia, que ha tenido cierto impacto en el Reino Unido, ha provocado que 40 miembros del Parlamento Británico hayan firmado una moción pidiendo a la multinacional que deje de marginar a los palestinos. En twitter, más de 43 organizaciones que defienden los derechos de Palestina se hicieron oír el mes pasado con el hashtag #PayPal4Palestine. A esa demanda se suma la ONG que busca en el aumento de la presión internacional que PayPal dé su brazo a torcer y termine con esta exclusión.
El veto a los palestinos no es sólo un impedimento para quienes quieren comprar en la red, sino también para sus empresas, especialmente en el emergente sector tecnológico palestino, uno de los únicos con potencial para crecer, que cuenta con unas 2.000 empresas. Sin acceso a PayPal, las empresas de los territorios ocupados “están en clara desventaja”, afirma Sum of Us. Y evidentemente no, no hay un sustituto para el método de pago que se ha convertido en el estándar en la red a nivel mundial. El portavoz de una de esas compañías tecnológicas, Gaza Sky Geeks, que trabaja como soporte para startups y freelancers, cuenta que muchos de estos emprendedores “han tenido que pagar comisiones por transferencias con bancos extranjeros para recibir sus cobros”. A lo que añade que muchos habitantes de Gaza “no entienden por qué PayPal funciona para los israelíes en Cisjordania o incluso para empresas en países como Yemen o Somalia, pero no en Palestina”.
La ONG ya tuvo un gran éxito cuando recogió más de 140.000 firmas para que Airbnb dejara de ofrecer alquileres vacacionales en los territorios ocupados ilegalmente en Cisjordania. Mientras las propiedades en Ramala o Nablus aparecen en la web de alojamientos dentro de “Territorios palestinos”, aquellas que están en las colonias ilegales aparecen en la lista de Israel. Confían en que el caso de PayPal será más fácil, ya que la compañía ya ha demostrado tener valores en materia de igualdad en otras ocasiones: el pasado mes de abril, decidió cancelar la apertura de un centro de operaciones en Carolina del Norte cuando entró en vigor una ley en contra de la comunidad LGTB. El estado prohibía a las ciudades declararse libres de discriminación contra sus ciudadanos por razones de orientación sexual.

domingo, 23 de octubre de 2016

Líder cristiano palestino critica a los mediadores del conflicto por ser aliados de Israel

Líder cristiano palestino critica a los mediadores del conflicto por ser aliados de Israel
Líder cristiano palestino critica a los mediadores del conflicto por ser aliados de Israel
Las negociaciones de paz entre Israel y Palestina han "fracasado por completo" porque, entre otras cosas, los mediadores en el conflicto son "aliados del ocupante", según el arzobispo de Jerusalén, Atallah Hanna, líder de la minoría de los cristianos palestinos.
"Considero que el proceso de paz ha llegado a un callejón sin salida y ha fracasado por completo. Uno de los factores es que los que hicieron de mediadores en el conflicto son aliados del ocupante y han cerrado todos los caminos para llegar a una solución", dijo el arzobispo en una entrevista con Efe en Santiago de Chile.
Hanna, líder de la iglesia ortodoxa de Jerusalén, la más antigua de mundo, se ha convertido en una de las voces más reconocidas por la defensa de los derechos del pueblo palestino y la búsqueda de una paz auténtica entre Palestina e Israel.
"Los aliados de Israel, encabezados por Estados Unidos, han impedido que se haya logrado la paz. La paz debe estar basada en la justicia y en el derecho. No es posible alcanzar la paz mientras el pueblo palestino no logre sus legítimos derechos nacionales", aseveró el arzobispo.
A pesar de ser menos conocidos por la comunidad internacional, los cristianos palestinos, que son el 1 % de la población, han sufrido la misma represión israelí que los palestinos musulmanes.
Hanna ha sido detenido en diversas ocasiones por las fuerzas de ocupación de Israel, la primera el 22 de agosto de 2002, cuando fue encarcelado sin cargos e intensamente interrogado.
"Nuestro problema no es sólo con la ocupación israelí, hay muchos países occidentales que son aliados y justifican la política de Israel encabezados por Estados Unidos. Quienes justifican la agresión israelí son cómplices en el crimen cometido por Israel", señala.
"Además de lo espiritual y religioso también tenemos un deber nacional de luchar por los derechos del mundo palestino tal y como también han hecho otras personas de la iglesia ortodoxa", explicó.
Las políticas de ocupación israelíes en Jerusalén han convertido la ciudad, que debería ser símbolo de "la paz, el amor a la humanidad y la amistad entre los pueblos", en un espacio de conflictos, fanatismos y violencia contra los lugares de oración.
"Las religiones deben jugar un papel para unificar a los pueblos y no dividirlos", explica el arzobispo, quien espera que el muro de "segregación racial sea algún día destruido".
Hanna también considera a Estados Unidos "culpable" de la aparición de Al Qaeda y el grupo terrorista Estado Islámico (EI), que, lejos de representar a las religiones, "están destruyendo todo la civilización y cultura de esos países".
"Los Estados Unidos son quienes financian hasta el día de hoy los grupos terroristas. Todo lo que sucede en Siria e Iraq es para destruir el mundo árabe", declaró.
Hanna ha participado en distintas ocasiones en encuentros políticos y religiosos internacionales para estudiar la situación del grupo terrorista y las posibles maneras de derrotarlo.
A su parecer, el combate contra el EI no se ganará sólo con las bombas sino que se necesitará una "lucha ética" que permita enfrentarse a ellos "con sabiduría y con lógica".
"Estamos seguros de que los podemos vencer desde el punto de vista ético-moral", agregó.
El líder cristiano se encuentra de visita en el país sudamericano, donde fue invitado por la Comunidad Palestina en Chile, conformada por descendientes de emigrantes que principalmente provienen de las ciudades palestinas de Beit Jala, Beit Sahour o Belén.
Se estima que en la actualidad habitan en el país austral unos 300.000 chilenos de origen palestino, quienes conforman la mayor comunidad palestina fuera del mundo árabe.

jueves, 13 de octubre de 2016

Un acto de equilibrio: Grupo circense irlandés capacita a los habitantes de Gaza

La escuela Circense de la Franja si financia gracias a donaciones y no cobra mensualidades a los estudiantes. 

Grupo circense irlandés realiza un intercambio cultural con la Escuela de Circo de Gaza [Mohammed Asad]
Majed Kalloub, fundador de la Escuela de Circo de Gaza, indicó a MEMO que Jennifer Higgins y su equipo llegaron desde Irlanda a través del cruce de Erez.
"Hemos aprendido una variedad de diferentes movimientos y juegos, además hemos adquirido una serie de habilidades. Cuatro días no fue suficiente, pero el entrenamiento concentrado es mejor que nada ", dijo Kalloub.
"Hemos adquirido nuevos conocimientos, técnicas, y  artes y fue un honor para nosotros participar en el Intercambio Cultural Exchange – Taking Flight in Gaza project".
La Escuela de Circo de Gaza se abrió hace dos años y es atendido por 15 hombres entre las edades de 18 y 40 años y los niños menores de 15. Los estudiantes no pagan una cuota.
La escuela de circo de Gaza fue inaugurada hace dos años y cuenta con la participación de 15 hombres de edades comprendidas entre los 18 y los 40 años y niños menores de 15 años. Los estudiantes no pagan cuota.
La escuela sobrevive con donaciones de personas locales e internacionales y organismos interesados en actos circenses
Grupo circense irlandés realiza un intercambio cultural con la Escuela de Circo de Gaza [Mohammed Asad]
Grupo circense irlandés realiza un intercambio cultural con la Escuela de Circo de Gaza [Mohammed Asad]
Grupo circense irlandés realiza un intercambio cultural con la Escuela de Circo de Gaza [Mohammed Asad]
Grupo circense irlandés realiza un intercambio cultural con la Escuela de Circo de Gaza [Mohammed Asad]
Grupo circense irlandés realiza un intercambio cultural con la Escuela de Circo de Gaza [Mohammed Asad]
Grupo circense irlandés realiza un intercambio cultural con la Escuela de Circo de Gaza [Mohammed Asad]
Grupo circense irlandés realiza un intercambio cultural con la Escuela de Circo de Gaza [Mohammed Asad]
Grupo circense irlandés realiza un intercambio cultural con la Escuela de Circo de Gaza [Mohammed Asad]
Grupo circense irlandés realiza un intercambio cultural con la Escuela de Circo de Gaza [Mohammed Asad]
Grupo circense irlandés realiza un intercambio cultural con la Escuela de Circo de Gaza [Mohammed Asad]
Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org.
Fuente: Middle East Monitor / Traducción: Palestinalibre.org

viernes, 7 de octubre de 2016

Vídeo: Israel sigue construyendo el muro para rodear Gaza

El régimen israelí sigue construyendo su muro subterráneo de hormigón equipado con tecnologías defensivas para intensificar el bloqueo de la Franja de Gaza. 

En un lugar no revelado de la linde con Gaza, dos empresas contratistas están trabajando entre fuertes medidas de seguridad para impulsar el mayor proyecto impulsado hasta ahora por las fuerzas de guerra israelíes (IDF, por sus siglas en inglés), con un coste de 2500 millones de dólares, ha informado hoy viernes el diario israelí Yediot Aharonot.
El proyecto de muro tiene tres componentes: una barrera de hormigón con varios pisos bajo tierra, otra barrera de varios pisos de unos metros de altura a lo largo de la frontera y el equipamiento de ambas barreras con tecnología defensiva de varios tipos.
Las autoridades israelíes argumentan que el proyecto tiene como objetivo frustrar las supuestas amenazas programadas desde los túneles subterráneos cavados por Hamas.
Todo esto tiene lugar mientras la Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera legítimos los túneles excavados en Gaza, considerando que no son utilizados para atacar a civiles israelíes. El régimen de Israel, sin embargo, destruye constantemente estos pasos subterráneos, que son la única vía que conecta esta zona bloqueada con el mundo exterior.

Desde 2007, el régimen israelí mantiene un bloqueo contra la Franja de Gaza, impidiendo a los ciudadanos de esta región de Palestina ejercer sus principales derechos, entre ellos el trabajo, la salud, la educación y la libertad de circulación.
Pese a la importancia concedida al proyecto por los funcionarios militares y líderes políticos del régimen de Israel, ningún recurso financiero ha sido asignado a su implementación.
Sin embargo, las autoridades del ministerio de asuntos militares del régimen de Tel Aviv han hecho hincapié en que el proyecto no se retrasará, pese a que su ministerio de hacienda asegura que no hay ningún presupuesto destinado a la construcción del muro.
“Asignar un presupuesto a cada parte de la barrera triplicaría el costo, lo que podría parar el proyecto”, ha dicho Haim Yalin, miembro del parlamento israelí.
La construcción del muro (Foto: Roee Idan)
La construcción del muro (Foto: Roee Idan)
La construcción del muro (Foto: Roee Idan)
La construcción del muro (Foto: Roee Idan)
Fuente: Hispan TV

Flotilla Gaza: La española expulsada de Israel insiste que el abordaje fue ilegal

La fotógrafa española Sandra Barrilaro, expulsada de Israel tras intentar romper el bloqueo a Gaza cuando viajaba a bordo del barco Zeituna-Oliva, ha subrayado hoy que el abordaje, aunque fue "no violento" y recibió un trato "correcto", fue ilegal porque se produjo en aguas internacionales. 

Así lo ha declarado Efe a su llegada al aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, donde ha querido recalcar que, pese al buen trato recibido, no es más que una operación de "limpieza de imagen" por parte de las autoridades israelíes porque había "muchos ojos puestos en esta acción".
Barrilaro se encontraba entre las trece mujeres -entre ellas Mairead Maguire, Premio Nobel de la Paz (1976) y la diputada argelina Samira Douaifia- que zarparon de Barcelona en septiembre con la intención de romper el bloqueo israelí a la franja palestina, en la última iniciativa de la coalición Flotilla de la Libertad.
Su velero fue interceptado en aguas internacionales el miércoles pasado por fuerzas navales israelíes, horas después de que se perdiese conexión con el mismo, cuando se encontraba a unas cincuenta millas de la costa, de ahí que la fotógrafa, que partió esta mañana en un vuelo desde Tel Aviv, se reafirme en que el abordaje "fue ilegal".
Antes de salir del país estuvo detenida en la prisión de Mishmoret, en la localidad israelí Ramle, donde fue trasladada junto a otras diez activistas -entre las que se encuentra la premio Nobel de la paz irlandesa Mairead Maguire- tras ser llevado el Zeituna-Oliva al puerto de Ashdod.
"Había un gran despliegue para someternos a interrogatorios y presión para que admitiéramos que estábamos haciendo algo ilegal", ha lamentado Barrilaro, que ha reiterado que, aunque "ha sido agotador", dentro "de lo que es un abordaje y un secuestro" y "teniendo en cuenta los antecedentes, el trato ha sido correctísimo".
Fuente: Agencia EFE

Piratería israelí contra el Zaytouna: el PCHR denuncia el ataque y el silencio internacional

El PCHR quiere recalcar que el ataque al velero Zaytouna constituye un crimen para sumar a la larga lista de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad cometidos por Israel. 

p>El Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR, siglas en inglés) ha emitido un comunicado de denuncia contra la piratería israelí, que volvió a asaltar un barco civil en aguas internacionales vulnerando todo derecho legal internacional.
En este comunicado declaran:
El PCHR quiere recalcar que el ataque al velero Zaytouna constituye un crimen para sumar a la larga lista de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad cometidos por Israel, y
  1. Hace un llamamiento a activistas por los derechos humanos de todo el mundo a proseguir con sus intentos para romper el ilegal bloqueo y sacar a la luz los crímenes israelíes y el silencio internacional;
  2. Exige a la comunidad internacional ejercer presión a Israel para liberar inmediatamente a las activistas, poner fin al bloqueo impuesto a la Franja de Gaza y ofrecer una vida digna a la población civil palestina y
  3. Hace un llamamiento al Secretario General de la ONU para condenar el ataque al velero Zaytouna.
PCHR Zaytouna
Fuente: Rumbo a Gaza

miércoles, 5 de octubre de 2016

Israel intercepta el barco de mujeres activistas que intentaba llegar a Gaza para romper el bloqueo



Un barco de mujeres por la Paz, atraviesa el Mediterráneo Rumbo a Gaza.
JERUSALÉN.- El Ejército israelí ha interceptado este miércoles en aguas internacionales el velero Zaytouna-Oliva cuando se encontraba a 45 millas náuticas de la franja de Gaza, informaron fuentes de la ong Rumbo a Gaza. La interceptación, que aún no ha sido confirmada por fuentes israelíes, se produjo pasadas las 16.00, hora local (13.00 GMT).

"La armada israelí ha vuelto a actuar con total impunidad y contra toda legalidad internacional asaltando un barco civil que navegaba rumbo a Gaza en aguas internacionales del Mar Mediterráneo", dice el comunicado de prensa de la ONG.

Sin embargo, portavoces militares israelíes no han podido confirmar a Efe si el velero, en el que van trece mujeres de cinco continentes, entre ellas la premio Nobel de la Paz Mairead Maguire, ha sido abordado. Medios locales informan de que barcos de la Marina israelí han exigido a la capitana del barco que no trate de aproximarse y romper el bloqueo a la franja, que Israel impuso en 2007 cuando el movimiento islamista Hamás se hizo con el control de ese territorio.

Rumbo a Gaza subraya que el objetivo de las activistas es "denunciar" por medios no violentos "el ilegal e inhumano bloqueo israelí a la Franja de Gaza", y describe la operación militar israelí como "secuestro" de las trece mujeres porque las llevarán "contra su voluntad a territorio israelí, cuando su destino era el puerto de Gaza, en aguas territoriales palestinas". La ONG ya había notificado que el contacto con el barco se perdió a una distancia de unas 52 millas de la costa.

Además de Maguire, en el barco están la diputada argelina Samira Douaifia y la fotógrafa española Sandra Barrilaro, coautora del libro Contra el olvido. Una memoria fotográfica de Palestina antes de la Nakba, 1889-1948. Esta última dijo hoy a Efe que la tripulación esperaba un abordaje "en cualquier momento" y que estaba "preparada para ello". Las activistas han anunciado reiteradamente que no llevan ningún tipo de armas y que no iban a oponer resistencia si el barco es asaltado.

Urgente: La armada israelí ha asaltado el barco de mujeres Zaytouna-Oliva en aguas internacionales

A las 16.15 horas (hora española) la armada israelí ha vuelto a actuar con total impunidad y contra toda legalidad internacional asaltando un barco civil que navegaba rumbo a Gaza en aguas internacionales del Mar Mediterráneo. 

Las organizaciones de apoyo a la flotilla de Mujeres Rumbo a Gaza han advertido que han perdido el contacto con el barco Zaytouna – Oliva cuando navegaba en aguas internacionales, a menos de 50 millas náuticas de la costa de Gaza. El barco salió de Barcelona el 14 de septiembre.
La cadena Al Jazeera, que tiene a una redactora y a una operaria de cámara en el barco, ha confirmado que no ha podido comunicar con ellas en las últimas dos horas y sospecha que Israel ha intervenido la señal de la embarcación.
El Zayotuna - Oliva, antes de partir de Barcelona el 14 de septiembre con destino a Gaza.
Según la web Middle East Monitor, el ejército de Israel ha abordado al Zaytouna y ha exigido a la capitana, la coronel Ann Wright de la armada estadounidense, que dé la vuelta o las 13 activistas, entre las que se encuentra la española Sandra Barrilaro, serán detenidas.
El Ejército de Israel podría conducir al Zaytouna al puerto de Ashdod, en el norte de Gaza, donde las activistas serían detenidas y entregadas a las autoridades.
Cientos de gazatíes han permanecido varias horas en el Puerto de Gaza, preparando la bienvenida a la Flotilla y para dar las gracias a las activistas de esta nueva edición de la iniciativa que lucha contra el bloqueo de la Franja. Israel ha lanzado bombas de sonido sobre las carpas en las que se preparaba el recibimiento a la flotilla.
El Zaytouna se aproximó esta mañana a 70 millas de la costa de Gaza. Las organizaciones que apoyan a la Flotilla perdieron el contacto con la embarcación a las 14:50.
En España, Unidos Podemos y sus confluencias han mostrado su apoyo a la Flotilla de Mujeres Rumbo a Gaza en el Congreso de los Diputados. Hay concentraciones convocadas a las 19:00 en muchas ciudades españolas.
Esta nueva flotilla, la primera integrada por mujeres, ha conseguido llegar más cerca de Gaza que la del año pasado, interceptada por Israel cuando el barco Marianne se encontraba a 140 millas de la costa. "Nunca habían abordado tan lejos, nos ha pillado por sorpresa", aseguraba entonces a Diagonal Laura Arau, del colectivo Rumbo a Gaza.
La respuesta más violenta de Israel contra esta iniciativa se produjo el 31 de mayo de 2010, cuando soldados israelíes asaltaron el barco Mavi Marmara matando a nueve de sus tripulantes.
La Corte Penal Internacional de La Haya emitió el 6 de noviembre de 2014 un dictamen en el que explicaba que existía una base razonable para considerar que se cometió un crimen de guerra durante el ataque a la Flotilla de la Libertad por parte de Israel.
Llamado de Rumbo a Gaza
Hoy 5 de octubre a las 19h se han convocado más de veinte concentraciones en España (enlace a las convocatorias) a las que acudirán otras organizaciones colaboradoras y convocantes y representantes políticos y sociales, en las que:
• Pediremos la condena de nuestro gobierno a este acto que consideramos de piratería y también solicitamos protección consular para la ciudadana española Sandra Barrilaro.
• Exigiremos la inmediata puesta en libertad de las mujeres secuestradas y la devolución del velero con todas las pertenencias a bordo.
• Queremos que se pidan responsabilidades políticas y legales a las autoridades israelíes por parte del gobierno del Estado español ante esta vulneración del derecho a la libre navegación, así como el fin del bloqueo a Gaza, crimen colectivo prohibido por el artículo 33 del IV Convenio de Ginebra.
Para más información:
Portavoz de Rumbo a Gaza - Teresa Aranguren
Contacto - Laura Arau (636 003 601) y Nacho Prieto (607 659 875)
Fuente: Comunicado Rumbo a Gaza / * Actualización de Periódico Diagonal

Sheikh Jarrah: Cuando mi enemigo es mi vecino

En un barrio de Jerusalén Este, los colonos israelíes han estado intentando durante años expulsar a una familia palestina mediante el acoso. 

Maha al-Kurd, de nueve años de edad, tenía sólo tres años cuando colonos israelíes prendieron su cama en llamas, mientras que intentaban apoderarse de su hogar [Jaclynn Ashly / Al Jazeera]
Fuera de la casa de la familia al-Kurd, una gran higuera sombrea las calles del barrio de Sheikh Jarrah.
Cuando la familia fue expulsada de la parte delantera de su casa por colonos israelíes en 2009, el árbol sirvió como punto de encuentro para cientos de activistas palestinos, israelíes e internacionales quienes organizaban protestas no violentas contra la colonización israelí de la zona.
Hoy en día, el área sombreada permanece vacía  la mayoría de los días, ya que los colonos israelíes caminan con seguridad por las tranquilas calles de Sheikh Jarrah y dentro de la casa de la familia al-Kurd.
"Imagine tener malos vecinos que se emborrachan y golpean todo el tiempo, sino que también son apoyados por un gobierno que tiene como objetivo desplazarlos sistemáticamente de su tierra", dijo a Al Jazeera Mohammed al-Kurd, de 18 años, en el pequeño patio que hay entre su casa y la sección que los colonos israelíes tomaron hace más de seis años, cuando tenía sólo 11.
Esta imagen muestra la parte delantera de la casa de la familia al-Kurd, tomada por los colonos israelíes en 2009 [Jaclynn Ashly / Al Jazeera]
En 1956, las Naciones Unidas construyó casas en Sheikh Jarrah para 28 familias palestinas que huyeron de sus aldeas en la Palestina histórica después del establecimiento de Israel en 1948. Los judíos israelíes afirman que el terreno sobre el que se construyeron estas casas era el sitio de una comunidad judía del siglo XIX.
Los al-Kurd son una de varias familias - incluyendo la familia Um Kamel al-Kurd, junto con la familia Ghawi y Hanoun- desalojadas a través de un mecanismo legal llamado Legal and Administrative Matters Law, promulgada hace varios años después de la ocupación de Israel de Jerusalén Este en 1967 . La ley permite que los judíos israelíes reclamen tierras de Jerusalén Este que se cree que ha sido propiedad de judíos antes de 1948.
Sheikh Jarrah ya se ha convertido en un objetivo primordial para el movimiento de los asentamientos israelíes. Desde 2008, más de 60 palestinos se han  quedado sin hogar aquí.
En el caso de la familia al-Kurd, el padre de Mohammed, Nabil al-Kurd,  indicó que la sección tomada por los colonos fue construida sin un permiso de construcción de Israel, lo que habría costado hasta $ 50.000. La mayoría de los palestinos en Jerusalén Este, más del 80 por ciento de los cuales viven por debajo del umbral de la pobreza, construyen o renuevan sus casas sin permiso.
Las autoridades israelíes han ordenado que la parte delantera de la casa de la familia al-Kurd  sea demolida, pero han sido incapaces de seguir adelante, indicando que no ha habido un momento en que los colonos israelíes no estén en su interior.
Los colonos, por su parte, afirman que son dueños de la casa entera - incluyendo el lado donde viven los al-Kurd- pero todavía tienen que presentar los documentos de propiedad.
En algunos casos, las familias han sido desalojadas de sus hogares después de que tribunales israelíes fallaran a favor de los colonos.
"Los medios de comunicación se sintieron atraídos por nosotros, ya que fácilmente nos podrían enmarcar como víctimas", afirma Mohammed al-Kurd [Jaclynn Ashly / Al Jazeera]
Durante el desalojo de la familia al-Kurd en 2009, los colonos incendiaron la cama de la hermana, de tres años, de Mohammed, Maha. A medida que las llamas crecían, también lo hizo el movimiento de solidaridad, con  decenas de activistas durmiendo en tiendas de campaña fuera de las casas desalojadas.
Dos años más tarde, el centro de atención pública se desvaneció, sin embargo la familia al-Kurd permaneció en el lugar. La pared adyacente en donde Mahoma realizó una reciente entrevista todavía está manchada con graffitis con mensajes de solidaridad de los numerosos activistas que los visitaron.
"Los medios de comunicación se sintieron atraídos por nosotros, ya que fácilmente nos podrían enmarcar como víctimas, y era un movimiento que incluía activistas israelíes e internacionales", explicó Mohammed. "Pero ahora que nuestros casos se encuentran congelados en los tribunales israelíes, nos hemos vuelto menos interesantes, entonces ellos se marcharon".
"No hubo un día que no tuviéramos problemas con los colonos", explica Nabil al-Kurd  [Jaclynn Ashly / Al Jazeera]
Nabil recuerda cómo los primeros años de la toma los colonos fueron "muy violentos".
"No hubo un día que no tuviéramos problemas con los colonos. Pero en algún momento, comenzó a desgastarse, y la situación se ha vuelto más tranquila", señaló Nabil a Al Jazeera, al mirar hacia un grupo de colonos israelíes paseando por el camino de su casa. La zona superior de la puerta principal está ahora pintada con una estrella de David.
Nabil dice que la relación de la familia con los colonos ahora está marcada por actos más pequeños, como que los colonos desatan a agresivos perros contra ellos cuando salen, o tiran la basura hacia su lado de la casa.
"Es una peligrosa psicología", dijo Mohammed. "Estamos tolerándolos constantemente. A veces nos lanzan insultos, y nosotros les respondemos, pero más allá de eso no nos hablamos el uno con el otro. Continuamos con nuestras vidas."
La familia cree que esto es exactamente lo que los colonos tienen como objetivo: hacer de su presencia una realidad normal para los palestinos en Jerusalén oriental ocupada.
Entrevistado por Al Jazeera, uno de los colonos, que se identificó como David, pero no proporcionó su apellido, sostuvo que su abuelo tenía una demanda sobre la propiedad de los al-Kurd. "Dios me dio esta tierra", dijo. "Esta es tierra judía". Expresó el deseo de que Sheikh Jarrah un día fuera un barrio totalmente judío.
En el centro del patio, una fila de mantas oculta parcialmente el "'lado de los colonos de la casa, encubriendo la ventana que da a los al-Kurd" de la casa. Las mantas fueron colgadas después de que los colonos de la parte adyacente de la casa se instalaran en la ventana desnudos e hicieran gestos obscenos a la familia, dijo Mohammed.
"Hacen todas estas cosas para provocarnos e intentan que salgamos de nuestra casa, pero esto es Jerusalén;.. No es un pueblo de Naplusa. Simplemente no pueden quemar nuestra casa como lo hicieron a la familia Dawabsheh", dijo. "Aquí, vivimos con las embajadas alrededor de nosotros. Así que hacen estas cosas de menor importancia para volvernos locos todos los días, para tratar de expulsanos de la casa".
Sin embargo, "aunque me alimentaran con panqueques cada mañana y nos enviaran flores, lo que están haciendo e incorrecto", agregó. "No deberían estar aquí en absoluto".
Las mantas fueron colgadas con el fin de bloquear a los colonos israelíes que se situarían desnudos en la ventana y harían gestos obscenos, señala la familia al-Kurd [Jaclynn Ashly / Al Jazeera]
Amany Khalifa, un antiguo activista de la comunidad, dijo a Al Jazeera que los palestinos en el barrio se han desilusionado por el movimiento por la paz que hace hincapié en una solución de dos estados.
"Cuando [los palestinos] hablamos de la colonización en Sheikh Jarrah, no sólo estamos hablando de territorio palestino dentro de las fronteras de 1967; sino también el de 1948", señaló Khalifa.
Ambos, Nabil y Mohammed, ridiculizaron los caminos unidimensionales en que los medios de comunicación palestinos, retratan a las víctimas impotentes desde héroes hasta ángeles.
"Pero somos seres humanos", dijo Mohammed. "Tenemos instintos para vivir, comer, dormir y luchar cuando estamos siendo oprimidos. Cuando el mundo hace caso omiso de esto, esto sólo nos deshumaniza aún más".
Mohammed cambia su mirada hacia la parte de la casa tomada por los colonos, las ventanas equipadas con barras de metal y bordeadas por consignas de protesta de años.
"Estoy cansado de los movimientos pacifistas y apelar a la comunidad global que tengan en cuenta nuestros derechos", dijo. "Si la gente quiere venir aquí y apoyarnos cuando nos rindamos, o cuando estemos débiles y seamos deshumanizados, entonces ellos no deberían apoyarnos en absoluto."
Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org.
Fuente: Jaclynn Ashly, Al Jazeera / Traducción: Palestinalibre.org

Superviviente del Mavi Marmara: 'Necesitamos personas que actúen en nombre de la humanidad'

Cigdem Topcuoglu es una superviviente del ataque a la flotilla Mavi Marmara en mayo de 2010, en el que los comandos israelíes dispararon a su marido en la cabeza y lo asesinaron. Asombrosamente, también es la última activista que se ha unido al intento por parte del Barco de Mujeres a Gaza de romper el bloqueo israelí a este enclave costero. Con todo, lejos de estar un poco nerviosa antes de volver a zarpar hacia Gaza, para Cigdem Topcuoglu, de 51 años de edad, esta acción no violenta es como ir de vacaciones. “Estoy cansada”, me dijo en su casa de Adana, un ciudad del sur de Turquía a orillas del Mediterráneo, “así que estoy deseando descansar un poco en el barco”. 

Los seis años que han pasado desde el ataque al Mavi Marmara han sido muy activos para esta mujer 23 veces campeona nacional de taekwondo. Además de trabajar como árbitro y entrenadora nacional, ha participado en cursos, trabajado como voluntaria con huérfanos y creando una asociación que lleva el nombre de su difunto marido, “Cetin”, en la que los jóvenes aprenden acerca de Palestina y Gaza.
Cigdem Topcuoglu es una mujer menuda con una voz dulce y alegre, y no está en absoluto nerviosa o asustada. Y es que simplemente está decidida a ver acabar la opresión de los palestinos. “La situación no va a cambiar por sí misma. Necesitamos personas que actúen en nombre de la humanidad. Es importante para todo el mundo unirse cuando se trata de la opresión a la que se enfrentan los palestinos a diario”.
Hay treinta activistas a bordo del Barco de Mujeres a Gaza, un barco humanitario que salió de Barcelona la semana pasada. Esperan llegar a Gaza la primera semana de octubre. Cigdem Topcuoglu se unirá a ellas después de participar en la décimo primera sesión del juicio del Mavi Marmara en Estambul.
Los fiscales piden una sentencia de 32 años de cárcel para cada uno de los cuatro comandos israelíes acusados de “asesinato deliberado, continuo y brutal”, “saqueo y pillaje”, y “herir con la intención de provocar lesiones corporales graves”, entre otras acusaciones. Nueve pasajeros turcos fueron asesinados, decenas más resultaron heridos durante el ataque de las fuerzas israelíes a la Flotilla de la Libertad a Gaza y una décima persona murió posteriormente a causa de las heridas. Una investigación de la ONU concluyó en 2010 que seis pasajeros habían sido asesinados en una forma de “ejecución extra-legal, arbitraria y sumaria”.
Después del ataque Erdogan impuso tres condiciones a Israel para restaurar plenamente las relaciones diplomáticas: pedir disculpas, pagar indemnizaciones a las familias de las víctimas y levantar el bloqueo a Gaza. Israel mantuvo que había actuado en “defensa propia”, pero acabó pidiendo disculpas en 2013 por “errores operativos” durante el ataque. Tras seis años de ruptura de relaciones diplomáticas y meses de negociaciones el pasado mes de junio los israelíes accedieron a pagar 20 millones de dólares de indemnizaciones a cambio de la exención de todos los procedimientos legales y penales.
Aunque se han cumplido las dos primeras condiciones, Erdogan abandonó la exigencia de que Israel levantara el bloqueo como parte del acuerdo de compromiso. A cambio de ello se permitirá a grupos turcos de ayuda humanitaria entregar ayuda [a Gaza] a través del puerto israelí de Ashdod. Israel también permitirá a Turquía construir un hospital en Gaza, además de una estación eléctrica y una planta de desalinización para suministrar agua potable.
Sin embargo, las familias de las víctimas no están satisfechas con el acuerdo y afirman que no retirarán las acusaciones. “No acepto el acuerdo”, insiste Cigdem Topcuoglu. “Turquía no piensa demasiado en las familias de los mártires. Un auténtico líder mantiene su palabra y cumple lo que ha prometido”. Afirma rotundamente que el gobierno turco debería haber pedido a las familias su opinión acerca del acuerdo ya que, a fin de cuentas, la sangre que se derramó era la suya. “Nuestro objetivo era romper el bloqueo, esa era la razón del viaje del Mavi Marmara. Pero en ese aspecto no ha habido mejora alguna … los 20 millones de dólares nos dan igual, lo que queremos es romper el bloqueo”.
El fiscal Burak Turan representa a las familias de las víctimas y el pasado mes de junio explicó al canal de televisión de Israel Channel 10 News que según la legislación turca, el gobierno no tiene autoridad legal para poner fin a la denuncia pública contra los cuatro comandos israelíes.
Gaza, que tiene una población de 1.8 millones de personas, está bajo bloqueo israelí y egipcio desde 2007. Según un informe del Banco Mundial , tiene la mayor índice de paro del mundo con un 43 %, el 80 % de su población depende de la ayuda alimentaria y el 95 % de su agua no es adecuada para el consumo humano. En su visita al territorio palestino en pasado mes de junio el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon calificó el bloqueo de “castigo colectivo”, que según el derecho internacional es ilegal.
Cuando Cigdem Topcuoglu está en su casa en la soleada Adana, a veces todavía se imagina que está a bordo del Mavi Marmara. Lo que ocurrió en ese barco en medio de la noche fue espeluznante, es algo que nunca olvidará. Con las bombas de gas impregnándolo todo, había sangre por todas partes ya que muchas personas estaban heridas, explicó Cigdem Topcuoglu. Vio que su marido Cetin llevaba a un pasajero herido a la cubierta inferior y esa fue la última vez que lo vio con vida. Más tarde lo encontró tumbado en cubierta, con una herida en la parte de atrás de la cabeza. Le aplicó primeros auxilios, pero en seguida le empezó a salir sangre de la nariz y la boca. Cuando estuvo claro que había muerto, Cigdem Topcuoglu cubrió el cuerpo y fue a ayudar a otras personas heridas.
En la sesión del juicio por el Mavi Marmara de la pasada primavera el pasajero Erol Citir describió la situación como “una cuestión de vida o muerte en la cubierta superior, hasta el punto de que la sangre goteaba por las escaleras”.
Mujeres de diferentes ámbitos y procedentes de nueve países de los cinco continentes forman parte del Barco de Mujeres a Gaza. Lo que ocurre en Palestina no es un caso aislado, está relacionado con muchos problemas que ocurren en todo el mundo, afirmó Cigdem Topcuoglu, al tiempo que insistía en la importancia de unir a la humanidad contra la opresión.
“En medio de la oscuridad como la brea, nos acercaremos a Gaza, que está sitiada, como pasajeras de un barco humanitario. Nuestra carga es pesada, muy pesada. Presten atención: escuchen lo que dice la voz en el barco”, es su mensaje al mundo. Y a Israel le dice: “La Historia no cambia por sí sola. Para que cambie se necesitan personas cuyos corazones se hayan inflamado. Tened miedo del viaje de las mujeres cuyos corazones se han inflamado en nombre de la humanidad. Nosotras, mujeres, nos dirigimos a Gaza”.
Fuente: Mersiha Gadzo, Middle East Monitor / Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos)

Los Patriot españoles protegen la base aérea desde donde se ataca a los kurdos de Siria

Imagen de los misiles Patriot en la base turca de Incirlik. / Ministerio de Defensa   0 La base de Incirlik también participó a...