martes, 27 de junio de 2017

Se nos ha ido Tante


Se nos ha ido Tante ,miembro fundador del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe de Asturias, siempre comprometido con las causas justas Por eso, los amigos vivimos el duelo de su ausencia. Pero no se ha ido para siempre, porque no estará nunca en el olvido, pues el viaje de la generosidad no acaba nunca y se prolongará en el recuerdo de todos los que le conocieron. Tante fue miembro fundador del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe de Asturias .


 EL SEÑOR
DON FAUSTINO IGLESIAS ALONSO
TANTE
VECINO QUE FUE DE SAN MAMÉS

Falleció en Gijón,
el día 27 de junio de 2017,
a los 72 años de edad.
D . E . P .

Su esposa, María Victoria Fernández Torres; hijos, Marcos y Diana Iglesias Fernández; hija política, Alicia Muñoz Luengo; nieta, María Iglesias Muñoz; padres; Leandro Iglesias Alonso (†) y Marina Alonso Bernardo (†); hermanos, Mari Sol y Alejandro Iglesias Alonso; hermano político, Alfredo Fernández Cuetos; madre política, Francisca Torres Campos; sobrinos, primos y demás familia.

Les comunican que el MIÉRCOLES, día 28, a las SEIS de la tarde, se celebrará un acto de despedida de cuerpo presente, en el Salón de Actos del tanatorio Gijón Cabueñes, y a continuación, sus restos mortales serán incinerados en el mismo tanatorio.

Capilla ardiente, Tanatorio Gijón-Cabueñes, sala 7. Teléfono 984157007

......................
Funeraria Gijonesa 985341720
Tanatorio Gijón-Cabueñes 985134080
Tanatorio de Jove-Gijón 985300012
www.funerariagijonesa.com

viernes, 2 de junio de 2017

Oxfam pide dejar de hacer ‘la vista gorda’ con la ocupación israelí

Oxfam Intermón ha reclamado el fin de 50 años de "ocupación" e "impunidad" en los Territorios Palestinos, una zona en la que, sgún la organización internacional, la comunidad internacional sigue "haciendo la vista gorda" ante las constantes violaciones del Derecho Internacional y de los Derechos Humanos por parte de Israel. 

Soldados israelíes detienen a jóvenes palestinos. Foto: Archivo
Coincidiendo con el quincuagésimo aniversario de la ocupación, Oxfam ha lamentado la falta de avances, tanto en el terreno político como social. En este sentido, ha denunciado que desde los Acuerdos de Oslo de 1993, la comunidad internacional ha dedicado 30.000 millones de euros a una ayuda que "no se ha traducido en paz ni en desarrollo sostenible" para los palestinos.
El director de la ONG, José María Vera, ha afirmado en un comunicado que "hay pocos ejemplos de pobreza o injusticia en el Territorio Palestino Ocupado que no sean el resultado de la ocupación". "Si no fuera por la ocupación, la mayoría de las agencias de ayuda no tendrían que estar aquí", ha apostillado.
En este sentido, y a pesar de que ha admitido que los problemas de los palestinos son "enormes y complejos", ha subrayado que sus vidas podrían mejorar "significativamente" si Israel abandona los territorios ocupados en 1967 y la población local puede disfrutar plenamente de los derechos que le corresponden.
Vera ha apelado a la responsabilidad de la comunidad internacional, ya que "tiene una gran parte de la culpa por la situación actual de 4,5 millones de palestinos", y ha reclamado "medidas claras urgentes" en materia de presión política y diplomática.
Esto pasa por dejar a un lado la "condena desde la distancia" y "desafiar" las violaciones que se siguen cometiendo, ha señalado Vera, que ve poco factible que Israel cambie su actual política "mientras sus violaciones del derecho internacional no le supongan un coste".
"La expansión de los asentamientos, el uso desproporcionado de la violencia, el traslado forzoso de personas, la restricción de movimientos, la confiscación de tierras, la destrucción de hogares y el castigo colectivo son actos ilegales", ha añadido el responsable de Oxfam, en alusión a algunas de las más polémica prácticas israelíes.
"Estos cincuenta años han visto miles de vidas y oportunidades perdidas. Las familias han sido separadas; a la gente se le han negado sus derechos más básicos. No debemos dejar pasar otros cincuenta años para que se encuentre una solución justa y pacífica", ha recalcado Vera.

Un chico paralítico de Gaza, en riesgo de muerte por los cortes de electricidad

Yahia Humayd, de 30 años, necesita 24 horas de asistencia médica con máquinas eléctricas 

Totalmente paralítico desde el año 2007, la vida de Yahia Humaid, de 30 años, está ahora en estado crítico por los cortes de electricidad en la Franja de Gaza.
En una casa semiderruida de la ciudad de Gaza, Yahia permanece tirado en una cama de hierro después de que los cortes de electricidad le obligaran a abandonar una cama medicalizada con un colchón especial diseñado para protegerle de las úlceras de la piel y otras infecciones.
La cama es sólo uno de los muchos cambios que han incrementado el sufrimiento de Yahia. Su padre, Yabr Humaid, cuenta a la Agencia Anadolu que la vida de su hijo depende totalmente de la electricidad.
Yahia quedó paralítico por el impacto de una bala en su columna vertebral durante enfrentamientos entre partidarios de Fatah y Hamás en la Franja de Gaza en 2007, y desde entonces ha perdido la capacidad de moverse, hablar, respirar o comer de forma autónoma.
Como consecuencia, los médicos tuvieron que abrirle un canal de respiración, haciendo un agujero en su cuello e insertando en él un pequeño tubo por el que puediera respirar. Yahia también necesita un dispositivo de succión para extraer la mucosidad de su tráquea y protegerle de las infecciones de pecho. Este aparato, que funciona con electricidad, ha dejado de funcionar debido a la falta de energía suficiente.
"Si nosotros no le quitamos la mucosidad de la garganta, se ahogaría y moriría", dice su padre.
Para que Yahia pueda comer, la comida tiene que ser machacada usando una batidora eléctrica que haga los fragmentos de comida lo suficientemente pequeños para que pasen por el tubo de alimentación de Yahia. “Él necesita 6 o 7 comidas al día”, dice Yabr. “Tiene que seguir una dieta concreta, pero los cortes de energía retrasan sus comidas”.
La crisis de electricidad también implica que Yahia no tiene la posibilidad de refrescarse durante el caluroso verano gazatí. Su sufrimiento se ve acrecentado por las pobres condiciones de vida de su familia, que les impiden proveerle con la medicación mínima y el tratamiento necesarios.
La única planta de energía de la Franja dejó de funcionar a mediados de Abril debido a la falta de combustible en la bloqueada Franja de Gaza, causando interrupciones del suministro al menos 20 horas al día. Desde entonces, numerosos hospitales del enclave han tenido que reducir la asistencia que ofrecían, dejando a miles de pacientes en riesgo. La semana pasada, Israel prometió dejar de suministrar electricidad a la Franja de Gazadentro de dos semanas, lo que agravará aún más la ya peligrosa crisis humanitaria en el encave.

ONU: Número récord de casas palestinas demolidas

El informe anual publicado por la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) reveló que en 2016 registró un número récord de demoliciones de casas y estructuras de subsistencia por parte de las autoridades de ocupación israelíes. 

Las fuerzas de seguridad israelíes toman posiciones en un área que va a hacer demolida en Ramallah, Cisjordania el día 04 Enero, 2017 [Shadi Hatem / Apaimages]
Según este informe, publicado por la prensa israelí ayer, 1.094 casas palestinas, estructuras y medios de subsistencia fueron demolidas a manos de las fuerzas de ocupación. El número de estructuras demolidas es considerado el más alto desde que la ONU comenzó a contabilizar el número de demoliciones en el año 2009.
Además de esto, el 2016 fue testigo de un descenso del 37% en el número de personas asesinadas por la ocupación israelí en comparación con el año anterior. Ciento siete personas murieron por la ocupación en 2016, mientras que 169 fueron asesinados en el año anterior. Este año también fue testigo de un descenso del 48% en el número de palestinos heridos y el número de israelíes muertos en enfrentamientos con palestinos en comparación con el año anterior.
El informe señaló que los palestinos en la zona C, fueron sometidos a una gran presión por parte de las autoridades israelíes de ocupación en 2016. La finalidad de dicha presión es forzar a la gente en la zona C a trasladarse a las zonas A y B.

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org
Fuente: Middle East Monitor / Traducción: Palestinalibre.org

Cortes de energía en Gaza: Cuando el combustible se agote, los 'bebés morirán'

Médicos de Gaza temen inevitables muertes de pacientes si las reservas de combustible se agote a finales de junio. 

Si se corta la electricidad, la mayoría de los bebés con ventilación mecánica morirán dentro de unos pocos segundos [Mersiha Gadzo / Al Jazeera]
En el hospital Al-Shifa, el principal hospital de Gaza, 50 bebés yacen hacinados en 30 camas en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). En el exterior, el patio se asemeja a una fábrica mientras los masivos generadores rugen y zumban, convirtiendo el combustible en electricidad, suministrando a los bebés con oxígeno a través de ventiladores.
Debido a la escasez de electricidad en Gaza, los generadores son el único salvavidas para estos recién nacidos, pero incluso esto se puede cortar pronto en Gaza, ya que se espera que las reservas de combustible se agotarán en un mes, poniendo en peligro la vida de los pacientes.
"La mayoría de los bebés están conectados a ventilación mecánica. Si se corta la electricidad, la mayoría de estos bebés morirán dentro de unos pocos segundos; no podemos ayudarlos", señaló el Dr. Allam Abu Hamida, director de la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) del hospital Al-Shifa.
Ves", apunta Abu Hamida a un monitor que muestra el nivel de oxígeno suministrado, "El oxígeno se supone que debe estar a 90 y superior, pero está solo a 62".
La mitad de los bebés de la UCIN nacieron prematuros, algunos con un peso de sólo 700 o 800 gramos. Son todos los casos críticos, algunos nacidos con defectos congénitos, y todo depende de los generadores para mantenerlos vivos.
Un bebé que se encuentra debajo de una campana de oxígeno roto que se mantienen unidos por una cinta adhesiva [Mersiha Gadzo / Al Jazeera]
Un bebé se encuentra en una incubadora con su cabeza bajo una campana de oxígeno roto donado hace años por Japón, que ahora se mantiene unido con una cinta adhesiva. "No tenemos repuesta, así que hemos tratado de arreglarlo. Está roto por todas partes", indicó Abu Hamida.
"Si se corta la electricidad, el bebé va a tener hipotermia y morirá".
Este es sólo otro día normal en el hospital Al-Shifa de Gaza, donde el personal regularmente se conforma con lo que tienen.
Bajo el asedio egipcio-israelí, los hospitales de Gaza han estado luchando durante años para operar con una severa escasez de electricidad, pero los médicos dicen que la situación ahora está llegando a un punto crítico para los pacientes.
La crisis se agravó el mes pasado cuando la única central eléctrica de Gaza cerró después de que  se agotara  el combustible proporcionado por Turquía y Qatar. La Autoridad Palestina dominada por Fatah decidió dejar de pagarle a Israel por la electricidad que suministra a Gaza después de que líderes de Hamas en Gaza señalaran que ya no podía permitirse el lujo de pagar los impuestos a los combustibles.
“Si este problema continúa, la unidad se derrumbará; será una catástrofe. Ya tenemos una escasez de personal, escasez de suministros, una escasez de todo”. Recalcó, Allam Abu Hamida, director de la UCIN de Al-Shifa.
Israel anunció la semana pasada que estaría reduciendo su suministro de energía eléctrica a petición de la Autoridad Palestina. Desde entonces cuatro hospitales de la Franja de Gaza ya han cerrado, y las cirugías se han pospuesto.
Los pacientes que dependen de la electricidad para sobrevivir, como los de la Unidad de Cuidados Intensivos, quirófanos y aquellos que necesitan de diálisis, estarán en una situación potencialmente mortal si hay un corte de energía completa en Gaza. En el hospital Al-Shifa, un corte de energía daría lugar a la muerte inmediata de unos 100 pacientes, y otros 1.000 pacientes se verán afectados indirectamente.
"Si este problema continúa, la unidad va a colapsar; será una catástrofe", explicó Abu Hamida. "Ya tenemos una escasez de personal, escasez de suministros, una escasez de todo".
De acuerdo con Robert Piper, Coordinador de la ONU para la ayuda humanitaria y las actividades de desarrollo en el territorio palestino ocupado, las reservas de combustible de Gaza se agotarán "a finales de junio o a principios de julio a más tardar".
"Con los cortes de energía de 16 a 20 horas al día, nadie está a salvo del impacto de la actual crisis energética en Gaza", escribió Piper en un mensaje de correo electrónico a Al Jazeera.
"La ONU está coordinando la distribución de combustible para los generadores en 180 instalaciones claves, 32 de las cuales son los servicios de salud. Esto ayuda a mantener los servicios esenciales, pero no puede reemplazar la red.
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) advirtió este mes que Gaza estaba a punto de experimentar "un colapso sistémico de la maltrecha infraestructura y economía".
También la ONU advirtió recientemente de devastadoras consecuencias si la Franja de Gaza se queda sin combustible.
Los hospitales en Gaza actualmente funcionan con unas cuatro horas de electricidad. Los generadores que alimentan al-Shifa para las 20 horas restantes tienen un costo de $3.000  - $4.000 diarios para los 2.000 litros de combustible industrial.
Pero incluso los generadores funcionan a un riesgo de ruptura, ya que están diseñados para funcionar sólo de seis a ocho horas.
"Nuestros generadores no tienen grandes depósitos de combustible, por lo que operan día a día", indicó Ayman al-Sahabani, portavoz de Al-Shifa. "Se añade más presión y el estrés en nuestro personal porque tenemos que estar siempre cuidado con la cantidad que nos queda y decidir cuándo hay que hablar con el Ministerio de Salud".
"Imagínese lo que cómo será si hubiera otro ataque en Gaza. Ya estamos a plena capacidad", indicó al-Sahabani.
Hace unos días, el ministro de Salud llegó para una visita, pero se quedó atascado en el ascensor durante siete minutos debido a un problema con uno de los generadores, explicó al-Sahabani.
"Estamos en el siglo XXI. No queremos llegar a un punto donde estemos perdiendo los pacientes debido a la falta de electricidad", comentó al-Sahabani.
Las constantes interrupciones de suministro eléctrico también significan que los aparatos médicos no operan de manera óptima.
El hospital prioriza la electricidad para los departamentos que más la necesitan [Mohammed Salem/Reuters]
En la UCIN, un monitor junto a la incubadora de un bebé parpadea la advertencia: "Hay una fuga de gas fresco".
"No se trata de fugas; el sensor no está funcionando correctamente", explicó Abu Hamida, presionando los botones de la pantalla, para intentar solucionarlo.
En el Hospital Pediátrico al-Rantisi en la ciudad de Gaza, los niños con enfermedad renal crónica se someten a sesiones hemodiálisis tres veces a la semana durante dos a cuatro horas con el fin de permanecer vivo.
Su única otra alternativa a las máquinas sería someterse a un trasplante de riñón, pero encontrar un riñón compatible es difícil.
En los últimos seis años, se han realizado siete trasplantes de riñón para los pacientes de Gaza; tres en Gaza, dos en Israel y dos en Jordania, explicó el Dr. Jomaa Waleed Younis.
"Si no hay electricidad, no hay vida para ellos debido a que su situación es muy crítica", indicó Yunis.
Yahia a veces se somete a sesiones de diálisis durante tres horas en lugar de cuatro, lo que afecta su salud  [Mersiha Gadzo / Al Jazeera]
Por ahora, el hospital prioriza la electricidad para los departamentos que más la necesitan; una vez que un departamento termina su tratamiento, la electricidad se traspasa al siguiente departamento.
Najwan al-Samnai está preocupado por su hijo de ocho años, Yahia. Debido a la escasez, Yahia veces se somete a sesiones de tres horas en lugar de cuatro, lo que afecta su salud.
"Afecta su respiración, su presión arterial; además regresa a casa con más peso", explica al-Samnai.
Con el 33 por ciento de los medicamentos esenciales a stock cero y los pacientes que no pueden recibir permisos de salida para recibir tratamiento en Israel o en los territorios ocupados de Cisjordania, los médicos son pesimistas acerca de la situación de Gaza.
Mohamed el-Ron, jefe del departamento de cirugía de Al-Shifa, pasó dos años trabajando como médico en Sarajevo sitiada durante la guerra en Bosnia en los años 90.
"Durante la guerra en Bosnia, nunca me sentí como si no tuviéramos ninguna esperanza", dijo el-ron. "Siempre estábamos esperanzados que se llegaría a un acuerdo pronto y que la guerra terminaría.
"Aquí, no tenemos nada. La gente en Gaza ha perdido toda esperanza. Estamos a la espera de lo peor".
Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org
Fuente: Mersiha Gadzo, Al Jazeera / Traducción: Palestinalibre.org

Israel asesinó a 3.000 niños palestinos desde el año 2000

Israel ha asesinado a más de 3.000 niños desde el 28 de septiembre del año 2000, cuando comenzó la Segunda Intifada hasta finales de abril de 2017, ha revelado un nuevo informe. 

Las fuerzas israelíes arrestan a un niño palestino el 22 de noviembre de 2012 [Mahfouz Abu Turk / Apaimages]
El Ministerio de Información Palestino, señaló en un informe publicado con motivo del Día del Niño que las fuerzas israelíes han herido a más de 13.000 niños y ha detenido a más de 12.000, y continúa manteniendo en sus cárceles a 300 niños.
El informe publicado ayer indica que el 95% de los niños fueron torturados y agredidos durante su detención.
En promedio, según el informe, las fuerzas israelíes detienen a cerca de 700 niños por año, pero esto ha aumentado desde el inicio de la Intifada de Jerusalén en octubre de 2015. Cerca de 2.000 niños fueron detenidos entre octubre de 2015 y de noviembre del año 2016.
El informe señaló que los estudiantes de la escuela son sometidos a vejaciones en los retenes militares israelíes en las entradas a las ciudades, pueblos y campos de refugiados palestinos, advirtiendo que las políticas israelíes establecen una peligrosa situación económica en el norte del Valle del Jordán, y obliga a los niños palestinos a abandonar el colegio.
Los niños se enfrentan al problema de la pobreza generalizada debido a la deteriorada situación económica y el continuo bloqueo, especialmente en la Franja de Gaza, obligando a muchos de ellos a abandonar sus escuelas y comenzar a trabajar.
Según el Ministerio de Trabajo Palestino en su último informe, hay 102.000 niños palestinos menores de 18 años actualmente en el mercado laboral, en comparación con los 65.000 en 2011.
Hasta 20.000 trabajadores palestinos se emplean en los asentamientos agrícolas israelíes, incluyendo el 5,5% de niños de entre los 13 y 16 años que ganan un salario equivalente a un tercio del salario mínimo israelí.

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org
Fuente: Middle East Monitor / Traducción: Palestinalibre.org

MOMENTO INOLVIDABLE !! El momentos que Hatari Islandia levanta las banderas de Palestina !!

MOMENTO INOLVIDABLE !! El momentos que Hatari Islandia levanta las banderas de Palestina !!