Los nuevos asentamientos israelíes dificultan el proceso de paz

El ejecutivo español ha convocado al embajador israelí en Madrid para protestar por la ampliación de los asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Este. Es una medida que también han adoptado los gobiernos de Francia, Suecia y el Reino Unido. El ministro de AAEE español ha calificado de enorme torpeza tanto la creación de nuevos asentamientos como la decisión de congelar los impuestos recaudados por Israel para la autoridad Palestina. El anuncio de la construcción de esas nuevas 3.000 viviendas en los territorios ocupados ha provocado una rápida respuesta internacional. En medio de este revuelo diplomático el ministro del interior, Jorge Fernández Díaz, se encuentra de visita a Israel, en donde ha firmado varios acuerdos bilaterales.

Comentarios