Presos palestinos en huelga de hambre masiva



The Electronic Intifada
El grupo palestino de derechos humanos y en defensa de los presos políticos Adameer anunció hoy que la huelga de hambre masiva e indefinida en las cárceles israelíes que empezó el pasado 17 de abril, Día del preso político palestino, ha aumentado hasta llegar a los unos 2.000 participantes. Addameer renueva su llamamiento a actuar en apoyo de los presos en huelga de hambre.
Los presos palestinos protestan tanto por la práctica israelí de la detención administrativa — el encarcelamiento sin cargos ni juicio — como por la de aislamiento, por la denegación de las visitas familiares y del acceso a la educación, y por otras medidas punitivas del sistema de Israel de detención y encarcelamiento que está diseñado para quebrar la lucha palestina por la libertad y la liberación.
Israel trata de quebrar la voluntad de los presos en huelga de hambre
La huelga de hambre indefinida está aumentando a pesar de los castigos de las autoridades israelíes a quienes la hacen. Según Addameer, “los métodos de castigo que se están utilizando actualmente contra quienes hacen huelga de hambre son ataques en los módulos donde están los presos, la confiscación de sus objetos personales, los traslados a otras prisiones, el aislamiento, las multas y la supresión de las visitas familiares o de los abogados”. También se ha informado de que las autoridades israelíes están confiscado la sal que añaden al agua los presos en huelga de hambre, el único alimento que toman.
Addameer informa hoy que entre los presos en huelga de hambre hay 19 presos que ya han estado en aislamiento, incluyendo al dirigente del FPLP Ahmad Saadat, que ha permanecido en aislamiento durante más de tres años. Según Addameer, Saadat ya ha perdido 6 kilos.
Ocho presos continúan una huelga de hambre que empezaron antes del 17 de abril. Entre ellos están Thaer Halahleh y Bilal Diab, cuyos recursos por su detención administrativa fueron denegados el lunes [23 de abril de 2012] por el juez militar a pesar de que sus condiciones físicas se están deteriorando rápidamente. Siete de estos hombres han sido trasladados al centro médico penitenciario de Ramleh.
El 25 de abril de 2012 Halahleh y Diab llevaban 57 días en huelga de hambre. Halahleh ya había estado anteriormente cuatro veces en detención administrativa y su hija de 22 meses nació cuando él estaba en prisión y todavía no ha podido conocerla ni tenerla en sus brazos. El hermano de Diab, Azzam, preso también en una cárcel israelí, ha iniciado una huelga de hambre en solitario.

Comentarios