Sobre la presencia de Abraham Ditcher, acusado de crímenes de guerra israelí.



Asociación Al-Quds de Solidaridad  con los Pueblos del Mundo Árabe
www.alqudsandalucia.org

Comité de Solidaridad con la Causa Árabe
www.nodo50.org/csca


La Acusación Popular del caso del bombardeo en Gaza de 2002 reclama la detención de Avi Dichter, ex jefe de inteligencia israelí, invitado a dar una conferencia por el CESEDEN (Ministerio de Defensa español)

  • La Asociación Al-Quds y el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe han presentado  un auto para que se le detenga e interrogue sobre su participación en el caso.
  • Se recuerda en el auto que si bien se archivó la causa (recurrido ante el Tribunal
Constitucional) contra 7 altos cargos israelíes por el bombardeo de Gaza en el año 2002, alegando que se iba a juzgar en Israel, después de 4 años de la inexistencia de juicio, se considera que Israel usó una argucia para evitar que sus altos cargos fueran juzgados.

06/11/2013. Esta demanda la realizaron víctimas y familiares palestinos de un ataque por medio de un bombardeo israelí con la explosión de una bomba de más de una tonelada que causó el asesinato de 15 personas en Gaza en el año 2002, y en las que se acusaba a siete altos mandos israelíes, la Acusación Popular, el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe y la Asociación Al Quds de Solidaridad con los Pueblos del Mundo Árabe, consideraron incierto –como se ha demostrado-, que haya habido en Israel una causa independiente judicial, digna de este nombre, asignando dicho Gobierno jerárquicamente a instancias militares la investigación y realizando, tras la presentación de la querella, cauces de distracción y señuelos con apariencia judicial como si estuvieran en un estado de derecho.

En todo caso, esta demanda se presentó antes de la modificación de la ley de jurisdicción universal, cuya legislación recientemente fue modificada por parte del Gobierno socialista en conjunción con la derecha de este país. La modificación de la ley de jurisdicción universal, cuya utilización empezó con las causas de Argentina y Chile y el Juez instructor de aquel entonces, fue una demanda pública israelí y asumida por el actual Gobierno en contra de la opinión de numerosas asociaciones, sindicatos y colectivos ciudadanos. De hecho hay que mencionar que el Informe Goldstone (sobre los sucesos de Gaza de 2009) hace un elogio de la (antigua) jurisdicción universal española.
 
La Acusación Popular considera que las víctimas tienen derecho a que,
por encima de las razones de Estado, su demanda sea juzgada. “

La causa, admitida en la Audiencia Nacional, cuya acusación particular la promovieron familiares de las víctimas, impulsado por el Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR), dirigido por el reciente premio nobel de la paz alternativo Raji Sourani, afecta al ex ministro de Defensa Benjamín Ben-Eliezer y a seis militares israelíes por un delito de guerra contra la humanidad tras el ataque en la Franja de Gaza (Territorio Ocupado de Palestina) el 22 de julio de 2002 en el que fueron asesinados un líder de Hamas y catorce civiles.

Para la Acusación Popular es inadmisible que el ideólogo que justifica el derecho a matar sin preguntar o las guerras contra Gaza, Asa Kasher, y el ejecutor de la masacre objeto de esta demanda, Avi Ditcher, tengan la oportunidad de venir a España a pesar de que hay causas contra él y se le considera un criminal de guerra según la legislación internacional. Pero la pregunta que más nos inquieta es qué pretende el gobierno español aprender de la impunidad de criminales de guerra, asesinos en serie e ideólogos de un sistema racista de apartheid. ¿Cuáles son los antiguos desafíos y los nuevos retos que comparten España e Israel en cuestiones de defensa?

Las acciones coordinadas que están llevando a cabo las organizaciones sociales y solidarias en Palestina y en Europa vienen a llenar el vacío que ha dejado la Comunidad Internacional en el tema palestino, es más, suplantan a los gobiernos en su búsqueda de la justicia, mientras que estos mismos gobiernos, hacen dejación de su papel político dado que no tratan, en ningún caso, de resolver el problema de fondo: la ocupación de Palestina y toda la cadena de crímenes que se vienen cometiendo con total impunidad sobre la población civil palestina, sus tierras y destino.

Documentación:
Sobre el Pleno de la Audiencia Nacional

Análisis:

 






Comentarios