Libro publicado por el CSCA: "Memoria de Iraq"




Para acceder a la vista previa o adquirir el libro:

http://www.blurb.es/bookstore/detail/3699336.
 
 

Fotografías y textos que rememoran la heroicidad del pueblo iraquí frente al embargo 
Editado el libro ‘Memoria de Iraq’

El Comité de Solidaridad con la Causa Árabe ha editado el libro ‘Memoria de Iraq’ [1], un 
homenaje al pueblo iraquí en el que se rememora la larga década de sanciones económicas sufridas por Iraq desde agosto de 1990 hasta la guerra de invasión de marzo de 2003. Las fotografías incluidas en este libro han sido seleccionadas de entre las más de 600 recogidas en la iniciativa Memoria de Iraq [2]. Estas fotografías fueron en su mayoría realizadas por los participantes en las delegaciones solidarias organizadas por la Campaña Estatal por el Levantamiento de las Sanciones a Iraq (CELSI) [3]. Todas ellas lograron captar la vitalidad, la tenacidad y la entereza de la sociedad iraquí ante el sufrimiento en aquellos terribles años de asedio previos a la guerra [4]. Son el testimonio de una sociedad que se negó y se niega a desaparecer. 

El libro, de 100 páginas, incluye 80 fotografías en color y en blanco y negro, y textos de Santiago Alba, Loles Oliván, Báhira Abdulatif y Carlos Varea, quien también ha puesto un pie explicativo a cada fotografía incluida.


Santiago Alba Rico


“Había una vez Iraq”

“[…] Estuve dos veces en Iraq antes de la invasión y ocupación estadounidense, la primera en enero de 2001, cuando nada parecía poder empeorar una década de bloqueo, y la segunda en marzo de 2003, la víspera misma de los primeros bombardeos sobre Bagdad. Nunca hice fotografías. Y no las hice no tanto por principios como aceptando mis propios límites: soy tan poco observador y tengo tan escasa memoria visual que nada se imprimiría en mi memoria si, en lugar de mirar larga y premeditadamente, me dedicase a fotografiar. Aunque en cierta manera sí puedo decir que me dediqué a eso, pues anoté muchos nombres y muchas sombras en mis cuadernos, máquinas de papel tan artificiales como los objetivos y las cámaras de mis compañeros. Todos los que participamos en aquellos viajes -delegaciones solidarias, notarías de dolor y dignidad que se sucedieron durante casi diez años- volvimos de ellos con un alma en el cuerpo. El alma, ese parásito asesino, no se construye ni se trabaja; se recibe y se contagia; pero las imágenes que la pueblan no se dejan ni fotografiar ni describir. De hecho, si todos nosotros fotografiábamos y describíamos -me atrevería a decir- era precisamente para liberarnos del alma y sus imágenes, para introducirlas en un molde común o en un marco más o menos dócil y aireado; para imponerles la banalidad compartida de lo que es exterior, de lo que todo el mundo puede ver y de lo que todo el mundo puede leer; para disolverlas, en fin, en el recinto de una lucha colectiva. Es decir, para darles la objetividad de lo que todavía se puede explicar, discutir, entender, defender, denunciar, reivindicar, llorar, celebrar.

[…]Han pasado más de nueve años desde la invasión y ocupación estadounidense de Iraq y sus ruinas, sumergidas en la oscuridad, ni siquiera excitan el morbo del amarillismo informativo; han pasado muchos meses desde que la dignidad renacida, prolongación de la resistencia, pusiera en marcha un movimiento de protesta contra el corrupto y dictatorial gobierno pro-iraní y sus víctimas, hermanas de las de todas las revoluciones árabes, no merecen la más mínima atención por parte de nadie; mientras continúa, en fin, el saqueo y la resistencia, mientras se mantienen la sombra asesina y la concreción viva, es más necesario que nunca recordar que las bombas de EEUU no crearon un país que hoy tendría, como tantos de esos niños fotografiados, nueve años. Había una vez Iraq y estaba de pie. Nosotros lo vimos. La iniciativa Memoria de Iraq nos demuestra ahora que todo había empezado mucho antes de que la Democracia y la Muerte se descolgaran desde el cielo; y que las casas estaban hechas de casa y las naranjas de naranja y los niños de niño vivo.

¿Un inventario de existencias? Una acusación inapelable contra los que lo destruyeron.”

(De su contribución al libro ‘Memoria de Iraq’.)

Notas:

1. El libro puede adquirse en distintas modalidades y precios en:http://www.blurb.es/bookstore/detail/3699336.
3. Las actividades de la CELSI pueden revisarse en la página del CSCA:http://www.nodo50.org/csca/iraq/.
4. Las fotografías fueron realizadas o cedidas por Itziar Ruiz-Jiménez, Josep Manel Fernàndez
(Grup Alternatiu de Quart de Poblet), Mario Arias (Brigada andaluza contra la guerra),
Alvaro Moreno Bernis, Carmen Secanella (Agencia Zoom), José J. Revenga (Brigada
andaluza contra la guerra), Juan Manuel Morales (Asociación Pablo de la Torriente
Brau de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes, Madrid), Gladys Martínez López,
María Teresa Tuñón (Brigada asturiana contra la Iraq), Juan Luis Ruiz-Jiménez
(delegación sanitaria a Iraq), María Rosa Peñarroya (Brigada andaluza contra la guerra),
José Manuel Rambla, ACPS Haydée Santamaría de Leganés (Madrid), Brigada andaluza
contra la guerra, Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (Asturias), Komite Internazionalistak, (Euskal Herria) y Brigadas a Iraq contra la Guerra (CELSI) y Báhira Abdulatif.

Comentarios