Campaña Dj Oscar Mulero


A la atención de Óscar Mulero:
Ante el anuncio de tu próxima actuación en Tel Aviv el 20 de febrero, la Red Solidaria contra
la Ocupación de Palestina (RESCOP), formada por más de 40 ONG y grupos de solidaridad
con Palestina, te pedimos que no actues en Israel por los siguientes motivos:
1. Porque el estado de Israel —que desde hace más de 65 años viola sistemáticamente el
derecho internacional y los derechos del pueblo palestino—, va a utilizar tu actuación,
como las de todos aquellos que aceptan acudir a Israel, para demostrar que es un país
normal y democrático y así positivizar y limpiar su imagen a nivel internacional.
Independientemente de tus intenciones, tu visita será presentada por Israel como una
muestra de apoyo a sus políticas.
Uno de los instrumentos más importantes de la propaganda sionista es el programa de
promoción cultural ―Marca Israel―, a través del cual los ministerios israelíes de
Exteriores y de Cultura utilizan la cultura como cortina de humo para hacernos
olvidar los crímenes de guerra cometidos por su Ejército. Como muestra de la
subordinación de la cultura a estos fines propagandísticos, el exdirector adjunto del
ministerio israelí de Asuntos Exteriores, Nissim Ben Shitrit, declaró abiertamente en un
periódico israelí: ―Vemos la cultura y la hasbará (nombre que el gobierno israelí da a su
propaganda) como herramientas de propaganda de primer orden. No diferencio cultura
de hasbará‖. En la misma línea, el ministro de Cultura, Limor Livnat, afirmaba: ―El
cine israelí demuestra cada día que la cultura es la mejor embajadora del Estado‖.
Normalizar su imagen ante la opinión pública internacional les permite continuar
con su política de apartheid y limpieza étnica, manteniendo la ocupación militar y
colonización de territorios palestinos, el inhumano e ilegal bloqueo, el genocidio
progresivo y las continuadas masacres en Gaza (recordemos que el pasado verano de
2014 Israel asesinó a 2.100 personas en 52 días de bombardeos, entre ellas más de 500
menores), el encarcelamiento de miles de palestinos y palestinas (hay mas de 100 niños
y niñas palestinas en las prisiones de Israel), las demoliciones de hogares, la
discriminación racista de la ciudadanía palestina israelí, la negación del Derecho al
Retorno a las personas refugiadas palestinas, y un largo etcétera de violaciones del
derecho humanitario.
2. Porque, gracias a la colaboración de Europa y EEUU fundamentalmente, Israel
actúa con total impunidad. A pesar de que numerosas organizaciones de derechos
humanos, altos representantes de Naciones Unidas y el Tribunal Internacional de
Justicia lo han declarado culpable de graves violaciones del derecho internacional, y
esta acusado de crímenes contra la humanidad, nunca ha sufrido ninguna sanción y
mantiene relaciones preferenciales con la UE. Israel es el estado que más resoluciones
condenatorias de la ONU incumple (88 del consejo de seguridad y más de 100 de la
Asamblea General).
3. Porque, ante la incapacidad o falta de voluntad de nuestros gobiernos e instituciones
internacionales para presionar, sancionar y obligar a Israel a poner fin a estas
violaciones y a reparar el daño causado a las víctimas, solo queda la sociedad civil
para defender los derechos humanos y la legalidad internacional, ya que, como
afirmó Desmond Tutu, Nobel de la Paz, ―si eres neutral en situaciones de injusticia, has
elegido el lado del opresor.
Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (RESCOP) http://www.nodo50.org/causapalestina/
En el ámbito de la cultura, las violaciones cometidas por Israel son constantes. Israel ataca
centros culturales palestinos e impide la libertad de movimiento de trabajadores y
trabajadoras de la cultura. Como ejemplo de ello, el pasado 13 de diciembre el Ejército
israelí encarceló a Lina Khattab, 18 años, estudiante y bailarina del grupo de danza
tradicional El-Funoun, compañía cuyos miembros han sufrido a lo largo de los años diversas
medidas de persecución y castigo. Lina está detenida sin cargos en la prisión de HaSharon y
hoy, 16 de febrero, será llevada, por octava vez desde su arresto, ante un tribunal militar israelí.
Las agresiones de Israel a la cultura también se dan dentro de su propia sociedad, por ejemplo,
con el reciente veto de Netanyahu contra tres jueces del Premio Israel de Literatura y
Cine, por considerarlos extremistas antisionistas. Esta censura demuestra que para el
Estado sionista la cultura es un arma política de primer orden para su proyecto colonial.
Por todo ello, el año 2005 la sociedad civil palestina hizo un llamamiento internacional a
secundar la campaña BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) contra el Estado de Israel
hasta que cumpla con la legislación internacional y los principios universales de los Derechos
Humanos. Queremos recalcar que la campaña BDS no se dirige contra personas israelíes ni
judías (muchas personas judías participan en el BDS, también dentro de Israel), sino contra el
Estado de Israel y todas las instituciones que colaboran, sostienen y financian su política.
En apoyo a la campaña BDS y mostrando su solidaridad con Palestina, el pasado viernes 13 de
febrero 700 artistas británicos anunciaron su boicot cultural contra Israel. Entre las
firmantes se encuentran músicos legendarios como Brian Eno -quien ya en el año 2006 firmó
una carta de condena a las políticas israelíes – y Roger Waters. En los últimos años figuras
internacionales de la música se han negado a actuar en Israel: Elvis Costello, Eddie Vedder,
Jello Biafra, Massive Attack, Pixies, Klaxons, el proyecto musical Gorillaz Sound System,
Carlos Santana, Gil Scott-Heron, Cassandra Wilson, Dave Randall, John Wiliams, The
pains of Being Pure at Heart, Tuba Skinny, Juan Pinilla, el Niño de Elche, Devendra
Banhart, Annie Lennox, Carmen París y otras muchas artistas.
En defensa de los Derechos Humanos, te pedimos que también canceles tu actuación en Tel
Aviv.
Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP)
15 de febrero de 2015

Comentarios