La OLP denuncia que la detención de Jalida Jarrar 'es una violación de su inmunidad parlamentaria'

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha criticado este domingo la detención por parte de Israel de la parlamentaria palestina Jalida Jarrar, recalcando que "es una violación de su inmunidad parlamentaria". 

La miembro del comité ejecutivo de la OLP Hanan Ashrawi ha resaltado que "Israel debe cumplir las normas internacionales respecto a la inmunidad de los cargos electos", según ha informado la agencia oficial palestina de noticias, WAFA.
"Claramente, este arresto político es una nueva prueba de que el sistema judicial en Israel no tiene relación con la justicia", ha dicho Ashrawi, reclamando la liberación de Jarrar y del resto de parlamentarios palestinos encarcelados en Israel.
Asimismo, ha reclamado a la comunidad internacional que "haga rendir cuentas a Israel por su flagrante violación del Derecho Internacional", subrayando que "Israel no debe tener carta blanca para deshumanizar al pueblo palestino y devaluar de forma sistemática sus derechos básicos y sus vidas".
Jarrar ha sido detenida junto a otros once palestinos en operaciones de seguridad en distintos puntos de Cisjordania. Con la detención de la parlamentaria ya son trece los diputados palestinos internos en cárceles israelíes.
Jarrar, diputada por el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), fue excarcelada por Israel hace poco más de un año tras pasar 14 meses en prisión por doce delitos relacionados con su actividad política como integrante del FPLP.
El Ejército israelí ha informado de que la detención de Jarrar se debe a su actividad como miembro del FPLP, considerado una organización terrorista por Israel, y no por su cargo como diputada palestina.
Jarrar es además presidenta de la Comisión de Presos del Parlamento palestino y vicepresidenta del grupo de defensa de los derechos de los presos Addameer.
Además de Jarrar, han sido detenidos Ihab Masud, quien ha pasado 16 años en las cárceles israelíes antes de ser excarcelado hace apenas cinco meses, o la activista Jitam al Saafin, presidenta de la Unión de Comités de Mujeres Palestinas y arrestada en Beituniya.
También ha habido detenciones en Al Bireh (cerca de Ramala), Rafat (en Jerusalén Este), Husan o en el campamento de refugiados de Al Arrub, cerca de Hebrón.
Jarrar participaba desde febrero en la comisión que prepara una posible denuncia contra la ocupación israelí en el Tribunal Penal Internacional (TPI). Es diputada desde 2006 por la lista del FPLP.
El FPLP ha reclamado la autoría de varios atentados contra objetivos israelíes desde su fundación en 1967. Aunque en los últimos años ha reducido radicalmente su actividad armada, sí ha reivindicado el de noviembre de 2014 en una sinagoga de Jerusalén, que se saldó con la muerte de seis personas.

Comentarios