lunes, 24 de enero de 2022

Declaración de Al-Haq sobre la suspensión de la financiación impuesta por la Comisión Europea


 Declaración de Al-Haq sobre la suspensión de la financiación impuesta por la Comisión Europea

21 de enero de 2022
Traducción CSCA

El 17 de diciembre de 2021, los miembros del Grupo Socialista y Democrático (S&D) del Parlamento Europeo presentaron preguntas parlamentarias [1] sobre la suspensión de la financiación de Al-Haq por parte de la Comisión Europea. NGO Monitor, una organización de difamación tóxica afiliada al gobierno israelí, ha aprovechado estas preguntas para lanzar nuevos ataques contra la financiación europea de Al-Haq y de la sociedad civil palestina en general.

Característicos de la agenda y las tácticas de NGO Monitor, estos ataques tienen una motivación política y están cargados de desinformación. Los grupos que amplifican los ataques de NGO Monitor afirman ahora que la Comisión ha "terminado" su financiación de Al-Haq. Esto no es correcto: La financiación de Al-Haq ha sido suspendida a la espera de una verificación por parte de la Comisión.

Lamentablemente, la Comisión ha mostrado un comportamiento muy problemático e impropio con respecto a Al-Haq, preparando el escenario para los últimos ataques de NGO Monitor. Para aclarar algunos hechos, aclaramos lo siguiente:

La suspensión no es un hecho reciente. La Comisión la impuso en mayo de 2021, congelando uno de nuestros proyectos jurídicos financiados por la Unión Europea (UE). Lo hizo en referencia a "un informe del gobierno israelí que acusa el mal uso de los fondos de los donantes europeos por parte de las organizaciones de la sociedad civil palestina para financiar actividades terroristas."

El informe al que se hace referencia es exactamente el mismo "informe confidencial del gobierno israelí" expuesto por la revista +972 (y otros medios de comunicación) que no contiene ninguna prueba seria contra Al-Haq y las otras cinco ONG palestinas, que Israel designó en octubre de 2021 como "organizaciones terroristas" (véase también este artículo de seguimiento de la revista +972).

Hemos visto y revisado este informe defectuoso. La mínima información que contiene en relación con Al-Haq es completamente ridícula. Basado en un testimonio no probado de alguien que nunca ha estado involucrado en Al-Haq, afirma que "cualquiera que no sea un operativo del FPLP tiene prohibido trabajar" en Al-Haq. Lo absurdo de esta afirmación no requiere más comentarios.

Cuando la Comisión anunció la suspensión de la financiación, nos informó de que verificaría si nuestro proyecto había sido "objeto de cualquier incumplimiento de obligaciones o irregularidades". Para ello puso en marcha una revisión, a la que nos sometimos. Esta revisión se completó en julio de 2021, meses antes de que Israel designara a Al-Haq por razones políticas. La revisión no identificó ningún "incumplimiento de obligaciones o irregularidades". ¿Por qué la Comisión no levantó la suspensión de la financiación en ese momento?

Además, la Comisión no ha aclarado ni justificado los fundamentos de hecho y de derecho de su suspensión. Ya solicitamos esta aclaración en mayo de 2021. Hasta hoy, no la hemos recibido. La Comisión simplemente ha ignorado nuestras preguntas y peticiones legítimas a este respecto, que son directamente relevantes para nuestra capacidad de defendernos de las acusaciones de Israel y de cualquier medida adversa de la UE basada en estas acusaciones.

La Comisión no respondió hasta finales de 2021, después de que hubiéramos recurrido a un abogado. Lo hizo en referencia a las designaciones de Israel, confirmando que no había levantado la suspensión de la financiación a la espera de "nuevas investigaciones" de la información recibida de las autoridades israelíes, añadiendo que "es poco probable que se tome una decisión sobre la suspensión antes de que finalice el primer trimestre de 2022", es decir, no antes de finales de marzo.

Esto es chocante. Al igual que varios Estados miembros de la UE, la Comisión ha reconocido en repetidas ocasiones que Israel no ha presentado hasta la fecha pruebas concretas y creíbles contra las seis ONG designadas, incluida Al-Haq. Es totalmente consciente de los graves riesgos a los que se enfrentan estas ONG, tanto a nivel organizativo como individual. ¿Por qué la Comisión aumentaría nuestra vulnerabilidad actuando sobre las designaciones de Israel, retrasando su determinación durante meses, animando de hecho a Israel a intensificar aún más su campaña de persecución política?

Esto es a la vez desconcertante y preocupante, teniendo en cuenta que la Comisión es plenamente consciente de la agenda política que hay detrás del ataque de Israel a la sociedad civil palestina. Israel trata de desbaratar a las ONG que vigilan, denuncian y promueven la rendición de cuentas por sus graves violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional, entre ellas los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad, incluido el Crimen de Apartheid. Flanqueado por organizaciones interpuestas como NGO Monitor, Israel lo hace mediante campañas de difamación, destrucción de plataformas organizativas y desfinanciación de la sociedad civil palestina.

Bajo la anterior Comisión, estas campañas fueron denunciadas como "infundadas e inaceptables". En una carta oficial de julio de 2017, la ex alta representante de la UE, Mogherini, arremetió contra el ex ministro israelí de Asuntos Estratégicos, Erdan, por "contribuir a las campañas de desinformación". Lo hizo en respuesta a acusaciones tan vagas, infundadas y políticamente desmotivadas como las afirmaciones que subyacen a los actuales esfuerzos de Israel por criminalizar y destruir a la sociedad civil palestina.

Sabemos que Al-Haq sigue teniendo muchos amigos en la UE, en la Comisión y en todos sus Estados miembros. Sin embargo, también sabemos que la actual Comisión incluye funcionarios que están dispuestos a acomodarse a la agenda de Israel, a expensas de las preocupaciones e intereses legítimos de la sociedad civil palestina y de los derechos básicos de los palestinos en general.

Como Al-Haq, esperamos sinceramente que la UE vuelva a su compromiso basado en los valores y la confianza con la sociedad civil palestina, que ha caracterizado nuestras relaciones de principio durante mucho tiempo. Por el bien de la sociedad civil palestina, pero también por el propio interés de la UE, como principal actor mundial en la promoción de los derechos humanos y el Estado de Derecho y principal patrocinador internacional de una solución viable de dos Estados.

La suspensión de la financiación que la Comisión ha impuesto a Al-Haq supone una ruptura con este compromiso. Es infundada e ilegítima y debería ser rechazada por cualquiera que apoye los principios democráticos y los derechos humanos. Como se ha señalado anteriormente, el trato recibido por Al-Haq por parte de la Comisión se ha caracterizado por una asombrosa falta de transparencia y capacidad de respuesta, en violación de las normas mínimas de buena administración de la Comisión. Estudiaremos otras opciones y medidas para impugnar la suspensión, que ha durado más de nueve meses.

(Para obtener más información sobre la agenda y las tácticas de NGO Monitor, consulte el informe de septiembre de 2018 del Grupo de Trabajo de Política Israelí: "NGO Monitor - Difamando a las organizaciones de derechos humanos que critican la ocupación israelí"; incluyendo una sección en las páginas 35-37 sobre los ataques de NGO Monitor a Al-Haq)


[1]
Preguntas parlamentarias
PDF 42kWORD 10k
17 de diciembre de 2021
E-005625/2021
Pregunta con solicitud de respuesta escrita  E-005625/2021
a la Comisión
Artículo 138 del Reglamento interno
Pedro Marques, Tonino Picula, Maria Arena, Evin Incir, Margarida Marques, Giuliano Pisapia, Nacho Sánchez Amor
en nombre del Grupo S&D
 Asunto: Ayuda financiera de la UE a organizaciones no gubernamentales palestinas consideradas por Israel como organizaciones terroristas

El 22 de octubre de 2021, el Ministerio de Defensa israelí declaró a seis organizaciones no gubernamentales (ONG) palestinas —Al-Haq, la Unión de Comisiones de Mujeres Palestinas, el Instituto Addameer, el Centro Bisan de Investigación y Desarrollo, Defensa Internacional para la Infancia y la Unión de Comités de Trabajo Agrícola— como organizaciones terroristas en virtud de la Ley Antiterrorista de 2016, en base a acusaciones, todavía no probadas, de vinculaciones con el Frente Popular para la Liberación de Palestina.

La Comisión ha suspendido la financiación de la UE a Al-Haq y ha dado instrucciones a Oxfam para que reduzca la financiación de la Unión de Comités de Trabajo Agrícola hasta que se aclare la situación.

1. ¿Por qué motivos ha decidido la Comisión penalizar preventivamente a estas dos ONG, recortando la ayuda financiera de la UE, sin tener ninguna prueba de las acusaciones formuladas por Israel?

2. Teniendo en cuenta que Israel está demorando la presentación de pruebas que apoyen sus acusaciones y que, en consecuencia, estas ONG se ven obstaculizadas para prestar apoyo vital a la sociedad palestina, ¿está tomando la Comisión alguna medida para instar a Israel a fundamentar sus acusaciones?

Lengua original de la pregunta: EN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Avances en la ampliación del tranvía del apartheid: El proyecto J-Net whoprofits.org, Actualización | noviembre de 2022

  Avances en la ampliación del tranvía del apartheid: El proyecto J-Net whoprofits.org , Actualización | noviembre de 2022   Siguiendo e...