LA CULTURA NO PUEDE TAPAR LOS CRÍMENES DEL APARTHEID ISRAELÍ

Convocamos a todas la población solidaria con el pueblo palestino a concentrarse el jueves 24 de julio a las 20h, frente al Teatro Jovellanos en el Paseo de Begoña -Gijón para denunciar la complicidad del Ayuntamiento con las políticas ilegales de Israel. 


LA CULTURA NO PUEDE TAPAR LOS CRÍMENES DEL APARTHEID ISRAELÍ
Convocamos a todas la población solidaria con el pueblo palestino a concentrarse el jueves 24 de julio a las 20h, frente al Teatro Jovellanos en el Paseo de Begoña -Gijón para denunciar la complicidad del Ayuntamiento con las políticas ilegales de Israel. Esta concentración solo será desconvocada si el Ayuntamiento responde a las demandas previamente detalladas.
Carta a la atención de
Carta a la atención del Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Gijón.

A la atención del Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Gijón.

La convocatoria de un boicot Cultural y Académico a Israel (http://www.bdsmovement.net/) se extiende por el mundo seguida por numerosas Universidades e Instituciones, por intelectuales y artistas que piden el fin de la ocupación y rechazan la política israelí de apartheid y la violación de los Derechos Humanos en Palestina. Se hacen protestas por la presencia oficial de Israel en festivales de cine, conciertos y otros eventos culturales que nos quieren presentar con total "normalidad" a un estado que, desde su creación en 1948, incumple todas las resoluciones de Naciones Unidas y no acata la condena del Tribunal Internacional de La Haya.

Con el régimen de apartheid en Sudáfrica, ya se aplicó el boicot cultural, económico, deportivo y turístico. Las sanciones impuestas por la ONU y la respuesta internacional propiciaron el cambio democrático. El boicot no va dirigido a los artistas israelíes como individuos, ni a un pueblo; va dirigido a las instituciones estatales y oficiales que sustentan la política segregacionista de Israel. El boicot responde al llamamiento de profesores, cineastas y artistas palestinos.

En 2005, la Asociación de Profesores Universitarios del Reino Unido votó en Asamblea el boicot a las Universidades de Haifa y Bar-Ilam y a las Instituciones Académicas israelíes. Esta decisión sentó precedente. En diciembre de 2006, John Berger y otros 93 autores y académicos apoyan el boicot; Brian Eno, Leon Rosselson, Elia Suleiman, Cornelia Parker, Sophie Fiennes, Eduardo Galeano, Miguel Littin y Arundhati Roy, entre otros. y actualmente se han unido otros intelectuales, artistas y científicos de la talla de Stephen Hawking, Mira Nair, Emma Thompson, Naomi Klein, Iain Banks, Elvis Costello, Pixies o el guitarrista Santana.

Ken Loach declaró que no participará en el Festival de Cine de Haifa ni otros eventos institucionales de Israel. Roger Waters respaldó esta forma no violenta de resistencia. Hay que destacar que importantes figuras públicas israelíes también se adhieren a esta campaña. En febrero de 2007 hubo protestas ante la actuación de la Orquesta Filarmónica de Israel en Los Ángeles. En Sevilla se denunció la presencia oficial israelí en el Festival Womax y en el Festival de Cine 2006.

El Comité de Solidaridad con la Causa Árabe y la Red Estatal contra la Ocupación de Palestina nos sumamos al boicot y pedimos a las instituciones asturianas y estatales que excluyan a Israel de estar oficialmente representado en eventos culturales, deportivos y artísticos; asimismo pedimos que nuestro país, de forma oficial, no participe ni mantenga intercambios de esta índole con el estado israelí. No aceptamos que, en nombre de la Cultura, se legitime la ilegalidad de Israel.

Hoy, celebrar, representar o invitar oficialmente a un estado que no se atiene a las normas de Derecho Internacional y viola los Derechos Humanos es una clara connivencia con ese estado.

Israel necesita una legitimidad política y moral que no merece; necesita un reconocimiento que, precisamente, el profesorado, los intelectuales y el mundo de la cultura no debe darle.

Apelamos a universitarios, profesores, músicos, artistas, intelectuales y trabajadores de la cultura (incluidos ministros, consejeros y concejales del ramo) a seguir el boicot y llevar un claro mensaje de solidaridad al pueblo palestino.

El Comité de Solidaridad con la Causa Árabey solicita y La Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP) http://boicotisrael.net/ que atendiendo al llamamiento de artistas palestinos e internacionales al boicot cultural contra el sistema colonial y de Apartheid que es hoy en día el Estado israelí,el Ayutamiento de Gijón suspenda el contrato con el grupo israelí "Rhythm in motion". http://www.teatrojovellanos.com/eventos/show/28491-rhythm-in-motion-sheketak

- ¿Por qué el boicot a "Rhythm in motion"?

· Por formar parte de la cortina de humo que oculta los crímenes del estado sionista de Israel y que le permite aparecer ante el resto del mundo como un país “normal”, joven, dinámico, democrático, culto, divertido, amable, multicultural… mientras continúa pisoteando la legalidad internacional y los derechos de la población palestina.

Aunque "Rhythm in motion" se define como grupo independiente y no se consideran embajadores de Israel, de hecho se han convertido en un instrumento, quizás involuntario, de la propaganda israelí, que presenta a Tel Aviv y "Rhythm in motion" como símbolos del cosmopolitismo y la diversidad de Israel.

- Por vivir en una burbuja que les impide ver la limpieza étnica y el apartheid que sufre la población palestina.

"Rhythm in motion" ha declarado: “Nuestro arte no tiene nada que decir a nivel político. Tomamos una carretera diferente, no venimos de un frente político o religioso".

¿Es posible que ignoren lo que su país está haciendo?, ¿es posible callar en un lugar donde las violaciones de los derechos humanos, asesinatos y torturas incluidos, son continuas y masivas, y además en tu nombre y por tu seguridad?, ¿se le puede llamar a esto política?, ¿ puede ser el arte algo puro?, ¿es posible actuar como si no pasara nada?

Como recordó el arzobispo sudafricano Desmond Tutu: “Si eres neutral en situaciones de injusticia has elegido el lado del opresor”.
Formamos parte de la comunidad internacional y no queremos ser neutrales, nos negamos a ser cómplices. Por ello, pedimos el boicot a "Rhythm in motion". Israel es uno de los principales peligros para la seguridad mundial.

Gijón, a 24 de Junio de 2.014

Comité de Solidaridad con la Causa Árabel Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Gijón.

Comentarios