La causa palestina en los juzgados de Siero, España

En los juzgados de Siero, en martes de mercado, se hacían más visibles las numerosas personas que fueron a apoyar a dos activistas, Kike y Juanjo, que fueron citados a declarar.. por os sucesos ocurridos ante el teatro Jovellanos de Xixón, cuando la campaña internacional BDS animó a boicotear la actuación de un grupo pro-sionista en la ciudad en la misma época y día en que el ejercito israelita estaba asesinando por centenares y destruyendo de forma inmisericorde Gaza.
Mientras en el Congreso de los diputados en Madrid se presentaba una propuesta relativa al estado palestino, premeditadamente ambigua, conversada entre los “grandes” partidos, que lo mismo serviría para “apoyar” la resolución del conflicto que para paralizarlo.
En los juzgados de Siero, en martes de mercado, se hacían más visibles las numerosas personas que fueron a apoyar a dos activistas, Kike y Juanjo, que fueron citados a declarar.. por “los sucesos” ocurridos ante el teatro Jovellanos de Xixón, cuando la campaña internacional BDS animó a boicotear la actuación de un grupo pro-sionista en la ciudad en la misma época y día en que el ejercito israelita estaba asesinando por centenares y destruyendo de forma inmisericorde Gaza.
La tentación de desnaturalizar y descontextualizar los hechos no admite componendas y Kike y Juanjo lo dijeron con claridad a su salida de los juzgados: Estábamos donde teníamos que estar denunciando el genocidio israelita en Palestina y estamos orgullosos de ello.
Aquellos bombardeos, según la ONU, provocaron más de 2300 asesinatos, de los cuales 600 niñas y niños, 40.000 heridos, de entre los cuales mutilados de por vida 3000, desplazamientos forzosos de cientos de miles de gazadies, destrucción feroz de miles de viviendas, dejando sin agua, sin energía.. a la franja cercada de Gaza en un acumulado de explosivos utilizados que equivalen a 7 bombas de Hiroshima.
De “eso” se está tratando y no de actuaciones diferenciadas, y de la Obligación que tiene todo ciudadano o persona con mínima dignidad de no quedarse inútil-mente paralizado ante tamaña barbaridad, por lo que fueron decenas de actividades de denuncia las realizadas , en Siero y otras partes, incluida la del teatro Jovellanos.
Ahora bien.. nos cabe una elemental pregunta y reflexión a la luz de los acontecimientos. ¿cómo es posible que la delegación de gobierno en Asturias haya “procedido” de tal manera que durante meses haya estado “buscando” a la salida de otras concentraciones populares a activistas para identificarles, llevarles a comisaria, para alimentar un “macroproceso” que a todas luces presuntamente se ha inventado para desnaturalizar las denuncias efectuadas contra la brutalidad policial que reventó la cabeza y los tobillos de un exconcejal y cargó sin reservas contra ancianas y jubilados en el paseo Begoña?
¿habrá alguna autoridad que investigue cuánto nos está costando al erario público la desmesura de presencia policial en cada actividad pacífica, los “operativos” policiales que llegan jadeando a interceptar a las personas cuando están paseando serenamente causando mayor alarma social, los enjuciamientos a la contra, por presunta pura táctica de contrarrestar lo que fue una chapuza policial el día del teatro, la desmesura de actuación violenta que se trata presuntamente de tapar con policías que siguen de baja desde julio porque, presuntamente recibirían una indemnización por cada día a manera de corruptela consentida o incentivo para mayores represiones, y los propios procedimientos judiciales, a los que se somete a la ciudadanía solidaria con Palestina, en un entramado en el que “nos entretienen” la vida para sacarnos de otras actividades constructivas, una ayer en Xixón, otra hoy en Siero, otra mañana en Xixón, y las que vendrán en el mismo “macroproceso” vergonzoso.. ¿todo en aras de salvar la cara sucia del sionismo criminal? ¿a beneficio del gobernador Gabino, o auspiciado para quedar bien con los elementos pro-sionistas que tanta influencia han demostrado tener en nuestra tierra?.
El efecto conseguido, en cambio, puede que sea el contrario: juntar a las diversas izquierdas o los colectivos diversos que defienden los DDHH, (como si los derechos universales no tuvieran que ser defendidos por las autoridades), como ha ocurrido hoy en La Pola, con la presencia de sindicatos, partidos, comités de solidaridad de las más variada procedencia unificados en la causa palestina, que tiene en la campaña BDS Boicot Sanciones y Desinversiones al estado de Israel, su más poderosa arma de no violencia activa, extendiéndose con éxito por todo el mundo, con resultados sorprendentes, hoy con Palestina , como ayer en Sudáfrica, a pocos días de que se celebre el día internacional de Solidaridad con el pueblo palestino, según la ONU.

Comentarios