Israel impone detención administrativa a la activista palestina Khalida Jarrar


El 2 de abril fuerzas israelíes detuvieron a Khalida Jarrar, parlamentaria palestina, militante del FPLP, luchadora feminista y activista por los Derechos Humanos. El 5 de abril, Israel ordenó su detención administrativa (sin cargos ni juicio) durante seis meses.

Las fuerzas israelíes de ocupación detuvieron el 2 de abril a Khalida Jarrar, parlamentaria palestina, miembro del Frente Popular para la Liberación de Palestina, luchadora feminista y activista por los Derechos Humanos, militante defensora de los prisioneros palestinos, ex directora ejecutiva de la Asociación de Derechos Humanos Addameer, dedicada principalmente al apoyo a los presos, de la que sigue siendo miembro de su consejo, y presidenta de la Comisión de los y las prisioneras en el Consejo Legislativo Palestino.
Las fuerzas ocupantes allanaron la noche del 2 de abril su vivienda, en torno a la 1 de la madrugada, derribando la puerta y confiscando dos ordenadores y un móvil tras realizar un registro de la casa. Tras el arresto, Jarrar fue llevada a la colonia Beit El y después a una base militar cerca de Jaba’ en Jerusalén Este. En torno a las 7:30 horas fue trasladada a Ofer, cerca de Ramala, donde fue interrogada durante más de cuatro horas, y finalmente a la cárcel de HaSharon.
Khalida Jarrar ha sido blanco de las fuerzas israelíes en los últimos años. Aproximadamente a la 1:30 am el 20 de agosto de 2014, las fuerzas israelíes entregaron una orden militar a la atención de Khalida Jarrar, ordenándole abandonar su lugar de residencia en Ramallah y trasladarse a Jericó por un período de 6 meses. La orden fue posteriormente modificada limitándola a un mes gracias a la fuerte campaña de solidaridad, a la presión internacional y a la intervención diplomática.
Khalida Jarrar también ha sufrido problemas de salud crónicos y le ha sido denegado el permiso a viajar para recibir tratamiento médico. Tiene una prohibición de viajar desde el año 1998, sólo en una ocasión como excepción se le permitió viajar a Jordania para recibir tratamiento médico tras la presión diplomática y campañas internacionales.
Ahora Israel la ha secuestrado y se hace muy necesaria la presión internacional para conseguir su liberación lo antes posible. Es un momento para pedir además que Israel libere a las más de 6.000 personas palestinas secuestradas en cárceles israelíes, entre ellas al menos 200 menores de edad.

Actúa

  1. Firma y comparte la petición pidiendo la libertad inmediata para Khalida Jarrar.
  2. Envía un mensaje a las Fuerzas de Ocupación Israelíes pidiendo su puesta inmediata en libertad. Es importante que la ocupación sea consciente del apoyo internacional hacia Khalida y que el mundo no permanecerá en silencia ante esta injusticia.
  3. Difunde el caso en tu entorno y a tus representantes políticas/os. Samidoun ha habilitado la web http://samidoun.net/khalidajarrar en la que actualiza con las últimas novedades y pone a nuestra disposición material gráfico.
  4. Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS). Haz que Israel sea responsable de sus violaciones a la ley internacional. No compres productos israelíes y difunde la campaña para que se terminen las inversiones en compañías que se lucran con la Ocupación.

Comentarios