Las colonias judías usan a niños palestinos como mano de obra

Jerusalén. (EFE).- Una organización defensora de los derechos humanos denunció hoy que colonias judías en el territorio ocupado de Cisjordania emplean a menores palestinos como mano de obra en labores agrícolas, contraviniendo el derecho internacional.
En un informe de 74 páginas la organización Human Rights Watch (HRW) afirma que los asentamientos israelíes, la mayoría en el Valle del Jordán, emplean a menores de hasta 11 años, principalmente en la agricultura en labores por las que suelen cobrar salarios reducidos.
Además, subraya que los menores soportan largas horas bajo elevadas temperaturas, levantan materiales pesados o están expuestos a pesticidas peligrosos.
El documento fue elaborado con los testimonios de algunos de los menores que trabajan en los asentamientos y apunta a que en algunos casos son las propias familias palestinas las que tienen que correr con el costo del tratamiento médico a causa de lesiones o enfermedades vinculadas al trabajo que realizan sus menores.
HRW informa haber entrevistado a 38 menores y a 12 adultos palestinos que trabajan en siete asentamientos del Valle del Jordán, área que ocupa más del 30 por ciento de Cisjordania y donde se encuentran la mayoría de las grandes colonias agrícolas. Israel ocupó esa zona integrada en Cisjordania, además de Gaza y Jerusalén Este, en la guerra de 1967.
De acuerdo al informe, los menores palestinos que trabajan en los asentamientos suelen dejar los estudios para dedicarse a la limpieza o empaquetado de espárragos, tomates, berenjenas y otros cultivos. "Los asentamientos israelíes obtienen provecho del abuso de los derechos de los menores palestinos", afirmó Sarah Leah Whitson, directora para Medio Oriente y África Septentrional de HRW.
Añadió que "menores de comunidades empobrecidas por las políticas de discriminación y asentamientos de Israel están abandonando la escuela y aceptando trabajos peligrosos porque consideran que no tienen alternativas, mientras Israel hace la vista gorda".
El portavoz de la organización en Jerusalén, Bill Van Esveld, aclaró a Efe que los menores trabajan en las colonias por propia voluntad, aunque movidos por la falta de horizonte socioeconómico.
"No decimos que estén llevando a cabo un trabajo forzado, pero muchos deben esperar al final del día hasta que puedan regresar a su casa", puntualizó.
Por su parte, el presidente del concejo regional del Valle del Jordán, David Elhayani, negó a Efe las acusaciones vertidas por HRW.
"Esos datos son una falacia -aseguró-, respetamos las leyes nacionales e internacionales. Si a algún agricultor lo pillan con menores trabajando le cierran el negocio, y nadie quiere correr ese riesgo".
Dijo que su concejo emplea diariamente a 6.000 obreros, en su mayoría palestinos e incluidos 400 tailandeses, pero negó: "Ningún menor".
"Nuestros productos están sometidos a unos parámetros de competencia muy dura y estándares de calidad elevados; si algún agricultor empleara a un menor el daño económico sería terrible", aseguró. La Cancillería israelí dijo estar estudiando el informe de HRW.


Comentarios