Cómo las armas ‘inteligentes’ de Israel asesinaron a una adolescente minusválida de Gaza

Sabah Abu Jayab, segunda a la derecha, con su esposo y tres de sus hijos. (Patrick O. Strickland)
"Todo esto es nuevo", comenta Um Ahmad, una farmacéutica, a The Electronic Intifada. Ella hizo señas a un balcón formado por paredes recién pintadas y nuevos marcos en las ventanas. Pasando por la sala de estar, dijo: "Estos sofás, las sillas de allí, todo esto es nuevo. Tuvimos que reemplazarlo todo".
Su casa, donde vivía con su marido y sus ocho hijos, fue alcanzada por cuatro misiles disparados por un avión no tripulado israelí durante la primera semana del ataque israelí. "Sólo dos de ellos explotaron", dijo. "Si los demás lo hubieran hecho, estaríamos todos murieron."
No todos sobrevivieron. Su hija de dieciocho años, Amal, que era discapacitada y no podía caminar, murió el 17 de julio, cuatro días después de que su casa fue bombardeada.
"Ella no fue alcanzada por el cohete o escombros", explicó Um Ahmad, "pero inhaló una gran cantidad de humo y polvo."
Amal fue una de los aproximadamente 2.257 palestinos muertos, incluyendo 563 niños y 306 mujeres, durante las siete semanas del ataque de Israel, de acuerdo con Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, OCHA.
“Todos estaban asustados"
El 13 de julio, misiles atacaban las casas de sus vecinos durante un intensificado bombardeo a la zona de Deir al-Balah en el centro de Gaza, Um Ahmad trasladó a todos los niños a una habitación en la parte trasera de su casa.
"Fue difícil de explicarles a ellos lo que estaba sucediendo y todos estaban asustados", dijo, explicando que las tres hermanas de Amal también son discapacitadas y no podía caminar debido a los defectos genéticos de nacimiento.
"No había electricidad ni agua durante días, y los más pequeños saltaba cada vez que escuchaban una explosión", dijo.
Um Ahmad explicó que intentaron quedarse en su casa porque no tenían otro lugar a donde ir. "Fue difícil para los más pequeños", dijo. "Sabíamos que en cualquier momento podríamos ser golpeados [por un ataque israelí] como nuestros vecinos."
Muhammad Abu Jayab, 11, se encuentra en el techo de su casa. Se puede observar la casa de su vecino destruida al fondo. (Patrick O. Strickland)
Um Ahmad tuvo que ir a la farmacia para proporcionar medicamentos para los residentes locales con enfermedades crónicas y otros que habían sido heridos por el asalto israelí. "No había manera de no presentarme a trabajar", explicó. "Las personas con diabetes necesitan insulina, incluso en tiempos de guerra y otros que resultaron heridos los antibióticos necesarios y otros medicamentos".
La casa de la familia Abu Jayab fue bombardeada el 13 de julio. "Tuvimos que llevar a los cuatro niños que no caminaban", contó. "Llevamos a  Amal al hospital porque estaba en estado de shock y tenía dificultades para respirar. Le pusieron oxígeno, pero sus signos vitales parecía estar bien y ella no tenía lesiones físicas externas".
Apuntando al enfermo
Amal fue incapaz de comer o hablar después del ataque y Um Ahmad pasó los últimos cuatro días de la vida de su hija yendo y viniendo del hospital a la farmacia donde trabaja. "Cuando llegué ese último día, ella estaba muerta", contó mientras luchaba por contener las lágrimas.
Israel atacó una instalación médica para las personas con discapacidad el 12 de julio, un día antes de que la casa de Abu Jayab fuera bombardeada. Al menos cuatro personas murieron y decenas resultaron heridas cuando las bombas aplastaron la Sociedad Palestina Mabaret, un centro para personas con discapacidad, enBeit Lahiya , una ciudad en el norte de Gaza.
El 21 de julio, los tanques israelíes bombardearon el hospital al-Aqsa, en Deir al-Balah, matando a tres personas e hiriendo a más de cuarenta, informó el grupo de derechos humanos Al-Haq.
Israel bombardeó el hospital Al Wafa en el barrio de Shujaiya de la ciudad de Gaza, dos días después, el 23 de julio.
Los médicos se vieron obligados a evacuar al menos catorce pacientes que estaban paralizadas o en estado de coma, informó la agencia de noticias Maan.
El ejército israelí afirmó que los grupos armados palestinos utilizaron el hospital como base. Sin embargo, se reveló que Israel utilizó imágenes satelitales fabricados para "justificar" su bombardeo de al-Wafa.
Ashraf al-Qidra, portavoz del Ministerio de Salud de Gaza, dijo que Israel atacó las instalaciones médicas y a los trabajadores de la salud por igual. Además de los hospitales y clínicas, tres docenas de ambulancias fueron destruidas, dijo a The Electronic Intifada.
"Israel convirtió a centros médicos en zonas expuestas, o no protegidas, a pesar de que se supone que deben ser protegidos por el derecho internacional", dijo al-Qidra. "Los pacientes y los trabajadores tenían que preocuparse siempre si Israel atacaría los edificios donde estaban."
Al-Qidra agregó que los centros médicos fueron destruidos o dañados por aviones de guerra, ataques aéreos y bombardeos desde tanques por igual.
De vuelta en su casa, dijo Um Ahmad, "¿Qué se supone que debemos hacer ahora? Sólo queremos vivir como todo el mundo. Necesitamos comida, agua y electricidad - y tenemos que mantener a nuestros niños seguros. No podemos hacer eso aquí".
Patrick O. Strickland es un periodista independiente y colaborador habitual de The Electronic Intifada. Visite su sitio web: www.postrickland.com . Síguelo en Twitter: P _Strickland_
Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org
Fuente: Patrick O. Strickland, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org

Comentarios