1.500 palestinos siguen en huelga de hambre en cárceles israelíes

El lunes inició la segunda semana de huelga de hambre de un grupo de más de 1.500 palestinos detenidos en cárceles de Israel. A la huelga se le han sumado 35 nuevos prisioneros y otros 40 de la cárcel de Megiddo. 

La protesta, denominada “Libertad y Dignidad”, inició el 17 de abril y tiene como propósito mejorar las condiciones de reclusión y dar fin a las detenciones administrativas de parte del gobierno israelí. En aquella fecha, el Día de los Prisioneros palestinos, el líder del partido Al Fatah, Marwan Barghouthi, dio inicio a la protesta desde el interior de la cárcel en la que se encuentra detenido desde hace 15 años.
Simultáneamente, el primer ministro palestino, Mahmoud Abbás, emitió un comunicado en el que listaba las demandas de los huelguistas.
La protesta exige atención a las necesidades básicas y el respeto a los derechos de los reclusos. También exige el fin de la detención administrativa, la tortura y los malos tratos. El comunicado de Abbás solicita también el fin del arresto “de niños, la negligencia médica, el aislamiento, el trato degradante, y la privación de derechos básicos como las visitas familiares y el derecho a la educación”.
La detención administrativa es una medida utilizada por las autoridades israelíes para detener a una persona por tiempo indefinido sin presentar cargos formales en su contra ante un tribunal.
El Servicio Penitenciario de Israel ha respondido encerrando a los huelguistas en aislamiento solitario. Adicionalmente, han impedido el acceso de los abogados del Comité Palestino de Asuntos Penitenciarios a los huelguistas de Megiddo, a pesar de una orden del Ministerio de Justicia de Israel en la que declaran ilegal prohibir a los presos acceso a sus abogados.
El miembro del Comité Ejecutivo de la Organización de Liberación de Palestina, Hanan Ashrawi, recordó que desde hace 50 años, cuando inició la ocupación israelí, más de 800.000 palestinos han sido detenidos. Actualmente, el gobierno de Tel Aviv mantiene 6.500 presos políticos palestinos entre los que se incluyen 57 mujeres, 300 niños, 13 diputados, 500 detenidos administrativos, 18 periodistas y 800 presos que requieren atención médica.
Fuente: LibreRed.net

Comentarios