El Parlamento Árabe condena la situación de los presos palestinos en cárceles israelíes

El Parlamento Árabe ha declarado su apoyo total a los presos palestinos que se encuentran en cárceles isralíes.
En este sentido, el Presidente del Parlamento Árabe, Mishaal Bin Al- Fahm Salami ha declarado su total apoyo a los detenidos palestinos, así como su solidaridad con el sufrimiento que están padeciendo en las cárceles isralíes.
En su discurso, dirigido a la quinta sesión plenaria que se celebra dentro de la segunda legislatura del Parlamento Árabe, bajo el lema “Solidaridad con los presos palesitinos”, se llevó a cabo durante la jornada de ayer, 24 de abril, en la sede de la Secretaría General de la Liga de los Estados Árabes situada en El Cairo (Egipto). Hizo un llamamiento a los parlamentarios para que se pusieran en pie durante un minuto, como muestra de respeto a los prisioneros palestinos que iniciaron una huelga de hambre el pasado día 17, Día Internacional del Prisionero Palestino. 
La huelga fue iniciada por Marwan Barguti, miembro de Fatah, condenado a varias cadenas perpetuas por atentar (supuestamente) contra el pueblo israelí. Lleva ya quince años en la cárcel. Barguti fue el gran vencedor en las pasadas elecciones internas de Fatah, celebradas en el mes de noviembre de 2016. Precisamente, el hecho de estar en prisión hizo más visible aún al candidato, aunque esto no ha sido impedimento para ser elegido como número dos de la organización, inmediatamente por detrás del actual Presidente de PalestinaMahmud Abás.
Junto a Barguti, son 34 los presos en huelga de hambre desde el pasado 17, que se han sumado a los ya 1.500 que venían protestando de este modo por sus condiciones en las cárceles israelíes. La reacción de los responsables de estos centros penitenciaros, ante la declaración de la huelga de hambre en la prisión de Megiddo, ha sido la de aislarles en solitario. Los reclusos se han agrupado bajo el lema “Libertad y Dignidad” y han publicado un comunicado donde hacen las siguientes denuncias y exigencias:
  • demandan atención a sus necesidades básicas, sus derechos como reclusos, finalización de la práctica israelí de las detenciones administrativas, las torturas y los malos tratos 
  • exigen el fin de los arrestos de niños, las negligencias médicas, el aislamiento, los tratos degradantes, la privación de los derechos básicos como las visitas familiares y la educación
Las detenciones administrativas permiten a las autoridades israelíes mantener detenida a una persona durante tiempo indefinido sin que sean presentados cargos en su contra, o se le acuse formalmente frente a un tribunal. Una medida que trasciende todos los límites del derecho internacional y que atenta contra los Derechos Humanos.
Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización de Liberación Palestina (OLP) ha hecho mención de la ocupación israelí en Cisjordania, Jerusalén Oriental y la Franja de Gaza, durante los últimos 50 años, lo que ha supuesto la detención para más de 800.000 palestinos, por parte de las autoridades de Tel Aviv. Su compromiso para la liberación segura e incondicional de los más de 6.500 presso políticos palestinos en cárceles israelíes, se ha hecho pública, señalando además, que entre ellos, se encuentran 57 mujeres, 300 niños, 13 diputados, 500 detenidos administrativos, 18 periodistas y 800 presos que requieren atención médica. 
Se han sumado al apoyo a los presos palestinos el Coordinador del Colectivo de Presos Jeruslamen, Naser Abu Jihad, que ayer participó en un acto de solidaridad y denuncia en la embajada de Palestina en Madrid. En este encuentro, también participó nuestra compañera, Cristina del Valle,trasladando su apoyo y solidaridad con la causa.
Por su parte, el Servicio Penitenciaron de Israel ha respondido negando el acceso de los abogados del Comité Palestino de Asuntos Penitenciaros para atender jurídicamente a los huelguistas de Megigddo, a pesar de una orden delMinisterio de Justicia de Israel en la que declaran ilegal prohibir a los presos el acceso a sus abogados.

Comentarios