Israel cierra la oficina de ONG de salud palestina con financiación española

Las autoridades israelíes han cerrado por supuestas actividades terroristas la oficina de Health Work Committees (HWC), que presta servicios sanitarios a 62 escuelas en Jerusalén Este y que cuenta con cerca de medio millón de euros de financiación española, señalaron a Efe fuentes de la ONG palestina.

"La Policía cerró nuestra oficina en Shuafat el pasado martes y nos comunicó que estará cerrada por un año", explicó a Efe La directora de la ONG, Shadah Abú Fanouneh, que negó tajantemente la acusación de que la sede se utilice para actividades terroristas.
Los agentes entregaron un documento en el que se asegura que "en virtud de la Ley de Prevención del Terrorismo de 1948 y después de la convicción de que este lugar es utilizado para actividades terroristas, decidimos cerrarla durante un año a partir de la fecha", según un comunicado HWC.
En el centro, explicó la directora, trabajan "catorce médicos y enfermeras, una administrativa y una coordinadora, que gestionan entre otros el programa de salud escolar que financia la ONG Paz con Dignidad, con financiación del País Vasco y que llega a unos 200.000 niños palestinos".
La ayuda española financia campañas escolares de vacunación, chequeos médicos generales, oftalmológicos y odontológicos a los menores, charlas de salud sexual y reproductiva, apoyo psico-social y talleres para aumentar la conciencia sobre aspectos de salud en los más pequeños.
HWC cubre el vacío de atención sanitaria que tienen en Jerusalén Este las escuelas dependientes del Ministerio de Educación palestino.
Esta organización también cuenta con financiación de la ONG vasca Mundobat, que apoya "programas de juventud, trabajo comunitario y campañas para aumentar el conocimiento sobre los derechos sociales de los palestinos en Jerusalén", explica Fanouneh.
"No entiendo que quieren decir con que se llevan a cabo aquí actividades terroristas. Rechazamos totalmente esta acusación", dice la directora, que denuncia que las fuerzas de seguridad israelíes se han llevado ordenadores y equipos de trabajo.
Fanouneh exigió la reapertura inmediata del centro y aseguró que el caso está en manos de sus abogados.
Consultado por Efe, un portavoz de la Policía israelí, Miki Rosenfeld, aseguró no tener información sobre el cierre de esta oficina.
Fuente: Agencia EFE

Comentarios