Las Fuerzas de seguridad israelíes han ordenado el cierre de la oficina de HWC en Shuafat (Jerusalén Este)

pic 118
Compartimos la carta de denuncia que hemos recibido de nuestra asociación hermana en Palestina Health Work Committeesse (HWC).
Desde ASPA queremos manifestar nuestro apoyo y solidaridad a las/os compañeras/os de HWC y denunciar el cierre de su oficina en Shuafat por parte del estado ocupante de Israel. Este es un  ejemplo más de la vulneración de los derechos básicos, en este caso la salud,  que a diario sufre el Pueblo Palestino por parte del sionismo.
“Acompañados por la Policía israelí, miembros de los servicios de inteligencia del estado ocupante asaltaron la oficina de Health Work Committees en Shuafat, Jerusalén Este, y  entregaron una orden de cierre del centro durante un año.
La decisión establece que: “En virtud de la Ley de Prevención del Terrorismo de 1948 y después de la convicción de que este lugar es utilizado para actividades terroristas, decidimos cerrarla durante un año a partir de la fecha.”Vale la pena mencionar que dicha oficina es utilizada por el Programa de Salud Escolar, que lleva a cabo HWC, y proporciona servicios de salud y vacunación a estudiantes en más de 62 escuelas en Jerusalén y beneficiando a decenas de miles de estudiantes, profesores y padres.
Los policías que irrumpieron en la oficina, confiscaron todos los equipos y entregaron a la directora del Programa de Salud Escolar y a la asistente administrativa una orden para presentarse en uno de los centros de la inteligencia israelí.
El programa de salud escolar comenzó su trabajo en Jerusalén en 1990. El programa ofrece servicios de salud y actividades educativas, incluyendo revisiones médicas para la detección preventiva de enfermedades, aulas de medio ambiente para la salud y promoción de la salud a través de la educación, además de la puesta en marcha del Programa Nacional de Vacunación palestino, debido a que tanto la Autoridad Nacional Palestina como el Ministerio de Salud palestino no pueden acceder a Jerusalén Este para implementarlo en las escuelas debido a la ocupación israelí. HWC ha tomado la responsabilidad de ejercer este papel de manera patriótica y humanitaria, y continúan comprometidos con él.
Health Work Committees hace un llamamiento a todas las organizaciones nacionales e internacionales, humanitarias, legales, y de salud para que tomen una decisión y se posicionen de manera seria y rápida para que las fuerzas de la ocupación israelí de revoquen esta decisión arbitraria e injusta que afecta a la salud de los estudiantes de Jerusalén Este y augura consecuencias desastrosas en el ámbito de la salud, especialmente bajo los ataques sistemáticos a los ciudadanos en la ciudad ocupada de Jerusalén por parte de las fuerzas de ocupación israelí.
Health Work Committees, asimismo, también insta a la Autoridad Nacional Palestina y al Ministerio de Salud palestino de acudir con urgencia a las instituciones internacionales pertinentes para exponer las prácticas israelíes contra las organizaciones de salud y sobre el derecho al acceso a la atención sanitaria de los ciudadanos especialmente de los estudiantes jerosolimitanos, y para lograr la reapertura de su oficina tan pronto como sea posible.
HWC afirma que las políticas llevadas a cabo por las fuerzas de la ocupación intentan impedir la prestación de servicios a la población palestina, pero la organización continuará trabajando con toda su energía para asegurarse de que estos servicios continúen llegando a sus beneficiarios en línea con los valores y principios de la organización.
HWC hace un llamamiento a sus socios internacionales ante la necesidad de tomar un papel activo de presión sobre el estado ocupante así como lanzar una respuesta rápida que permita la reapertura de su oficina para poder continuar prestando los servicios de salud”.
Para más información sobre Health Work Committees (HWC)

Comentarios