Israel utiliza a los nominados al Óscar para ganar en imagen

Cuando Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence, Matt Damon y los otros nominados a los premios Óscar descubran su lote de regalos, algunos de ellos les divertirán, otros les desconcertarán. El regalo de Israel les hará probablemente reflexionar. 

Para promocionar la imagen del país, Israel decidió contribuir de forma especial al lujoso conjunto de regalos, ofrecido por una empresa privada estadounidense a los nominados en las principales categorías de los premios Óscar.
Kate Winslet o Sylvester Stallone podrán por ejemplo aprovechar un viaje personalizado a Israel, con billetes en primera clase y alojamiento en hoteles de alto nivel por un valor total de 55.000 dólares.
Causa palestina
Pero no todo el mundo aprecia esta iniciativa: los defensores de la causa palestina instaron a las estrellas de cine a no participar en lo que ellos denuncian como una campaña publicitaria de una potencia invasora.
Según la prensa especializada, el lote de regalos, de un valor total de 200.000 dólares, incluye un tratamiento para embellecer los senos, un sextoy, papel higiénico de lujo...
La Academia que entrega los premios Óscar no tiene nada que ver con esta cesta de regalos, elaborada por la empresa de marketing Distinctive Assets a partir de aportaciones de las marcas.
La Academia anunció justamente que denunciará a la empresa Distinctive Asset porque hacía creer indebidamente que estaba relacionada con los premios Óscar.
Antes de hacer pública esta denuncia, el gobierno israelí había decidido aprovechar un poco el protagonismo de los actores para mostrar el verdadero Israel, según el ministerio de Turismo de este país.
Propósito
Sam Gee, fundador de la agencia exploreisrael.com que tuvo la idea de hacer este regalo, explica que el objetivo es llevar a "gente de influencia" a Israel.
"Los Óscars, es un buen plan porque no hay muchos nominados, lo que nos permite ofrecer un viaje realmente de gama elevada" mientras que en los premios Grammy, el equivalente en la música de los premios Óscar, se tendrían que haber distribuido 150 regalos.
"Cada una (de estas estrellas) tiene potencialmente millones de seguidores. Cada una de ellas, si nos visita, puede enviar un selfie en línea y el impacto es enorme", afirma a la AFP Amir Halevy, director general del ministerio de Turismo.
Esta batalla para ganarse a los famosos no es nueva.
Cuando Kim Kardashian y Kanye West viajaron a Israel en 2015, el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, les habría pedido ser embajadores de la ciudad y proclamar que "todo el mundo es bienvenido en Jerusalén".
Una declaración polémica: Israel anexó Jerusalén Este y considera toda la ciudad como capital indivisible mientras que los palestinos quieren que Jerusalén Este sea la capital del Estado al que aspiran.
El militante palestino Omar Barghuti asegura que Israel teme cada vez más los efectos de la campaña internacional de boicot que cofundó él mismo.
"Israel ha multiplicado las iniciativas para intentar sobornar, intimidar o forzar a los famosos para que se alineen a sus posiciones ", dice a la AFP.
Para los palestinos, este tipo de operaciones publicitarias están mal vistas cuando su propia vida cultural sufre las restricciones impuestas por Israel. Un artista de circo, por ejemplo, se encuentra actualmente detenido sin acusación.
Críticas
Esta iniciativa israelí tiene sin embargo una doble vertiente.
Mark Ruffalo y Mark Rylance, dos de los nominados, adoptaron públicamente sus posiciones críticas respecto a la política de Israel.
Mike Leigh y Ken Loach, grandes realizadores británicos, pidieron a los nominados que ofrecieran sus regalos a los refugiados palestinos.
"Si los famosos hacen públicamente antes, durante o después de su visita, comentarios negativos, esto puede tener un impacto negativo", advierte Margaret Campbell, una universitaria que analizó los riesgos potenciales de aprovechar la fama de las estrellas de cine.
Para los famosos es difícil evitar las trampas del conflicto entre israelíes y palestinos. Hace pocos días, los admiradores palestinos de Cristiano Ronaldo se dijeron decepcionados al ver que el futbolista aparecía en un anuncio para una empresa israelí.
Fuente: Agencia AFP

Comentarios