La comunidad judía en España anuncia acciones legales contra El Jueves

prev
Páginas de "DesHechos Históricos" en El Jueves nº 2.020
De momento, la noticia no va más allá del anuncio de David Hatchwell, presidente de la comunidad judía en España, de su intención de denunciar a la revista El Jueves por unas viñetas que considera antisemitas. Las imágenes que han provocado este anuncio, firmadas por Julio A.Serrano + Guzmán, fueron publicadas en el nº 2.020 del 10 de febrero de 2016.
David Hatchwell considera que hay varias escenas insultantes e injuriosas, y destaca como especialmente indignante una de ellas en la que aparece un  rabino sonriente mostrando una Torá, con el texto: “y aquí está la considerada primera Constitución de Israel, guardada con celo en el museo de Israel: una Torá forrada con la piel de mis santos cojones
En declaraciones a Jerusalem Post, dijo que las viñetas son:
“…antisemitismo clásico camuflado como una crítica aparentemente legítima de las políticas de Israel.”
“Puro antisemitismo” que es “anatema para los valores de la España moderna”.
Hatchwell también dijo en una entrevista en El Mundo que los dibujos:
“…tienen componentes de antisemitismo comunes a los que los nazis describían a los judíos: con las narices picudas y con los dientes como un vampiro y esto supone pasar una serie de extremos que ya no lo hacen aceptable”.
En esa misma entrevista el dibujante, entre otras cosas, matiza que:
“No se trata de un ataque concreto hacia los judíos. Ataca a las leyes del estado de Israel”.
“Yo lo siento si se han ofendido pero las viñetas se basan en una documentación que me llegó por un periodista internacional de renombre”
Las acusaciones de antisemitismo en las viñetas son frecuentes, no es la primera vez que la comunidad judía acusa a algún dibujante de difundir discursos antisemitas. Por citar algunos, podemos recordar casos como el del argentino Gustavo Sala o el de Romeu.

2009. El caso de Romeu

Es habitual que las viñetas sobre las actuaciones de Israel en Palestina terminen en quejas de la comunidad judía. Esta viñeta de Romeu en El País del 30 de junio de 2009  provocó que Jacobo Israel Garzón, presidente de la Federación de Comunidades judías de España, enviara una carta al diario titulada “Tópicos” que se publicó el 3 de julio.
En ella no solo acusa a Romeu de antisemita, también compara la publicación de la viñeta con las caricaturas de la propaganda nazi:
El dibujante Romeu recurre a los tópicos y libelos antijudíos para expresar su particular visión del conflicto palestino-israelí. El personaje que responde a la interpelación “humanitaria” es retratado como religioso ultraortodoxo (con kipá y tirabuzones), con los rasgos fisonómicos estereotipados y haciendo gala de una expresión (“Nuestro buen dinero nos ha costado”) que remite al estereotipo sobre la naturaleza conspirativa, poder e influencia de “los judíos”, así como su irremisible asociación con el dinero y la avaricia.
Una caricatura que no es muy diferente a las publicadas por Goebbels en la Alemania nazi, que desató un odio brutal hacia los judíos y que terminó, como todos sabemos, desangrando Europa
Otros colectivos como la Anti-Defamation League y personas también señalaron a Romeu y a El País como antisemitas.
La AJC ( Global Jewish Advocacy) que ya había mostrado anteriormente su malestar por esta otra viñeta de Romeu del 30 de diciembre de 2008 redactó un comunicado,  en palabras de su director ejecutivo David Harris señalaba al viñetista como antisemita y pedía su despido de una manera un tanto peculiar (ver negritas):
The Romeu cartoon, published on June 29, shows a character who asks: “But how is Israel able to violate with total impunity all human and international laws?” The Orthodox Jew answers: “It costs us a good amount of money.”
“Will El Pais publish Romeu’s anti-Semitism again? Or will the paper do the right thing by apologizing and guaranteeing that such appalling bigotry will not be permitted in future?” Harris said. “If El Pais is to retain its dignity and credibility,there is no place for the Romeu’s of this world.”
Concern over anti-Semitism in Spain has been particularly acute over the last year, following a Pew Research Survey in which 46 per cent of Spanish respondents  – the highest number in Europe – said they had negative views about Jews.
Catorce congresistas estadounidenses ( 10 demócratas y 4 republicanos) , en una carta fechada el 1 de mayo de 2009  enviada al por entonces presidente J.L.Zapatero, manifestaban preocupación por lo que consideraban un aumento del antisemitismo en España y pedían que se le pusiera freno.
En ella también aludían a El País señalando que publicaba artículos y viñetas mostrando estereotipos anti-israelíes. Curiosamente la carta iba dirigida al primer ministro de “la república de España” (Ver carta-PDF)
El embajador de Israel en España, Raphael Schutz en una breve carta al director  (6 de julio de 2009) tildaba al diario de fanzine neonazi.
No es la primera vez que su diario publica una viñeta antisemita de Romeu (u otros). La aparecida el 30 de junio traspasa todos los límites permisibles. Es una afrenta al pueblo judío. En la viñeta aparecen los mismos tópicos antisemitas infamantes que aparecían en la prensa antijudía de la Alemania nazi: el judío está fuera de la humanidad, conspiración internacional para controlar el mundo, dominio económico, avaricia… y, por supuesto, nariz ganchuda, levita negra y tirabuzones.
La publicación de este tipo de viñetas parece más propia de un fanzine neonazi que de un diario serio.
El embajador se despidió de su cargo en julio de 2011 criticando “el odio y el antisemitismo de la sociedad española
Si bien a día de hoy muchos relacionan la viñeta de 30 de junio de 2009 como causa directa del despido de Romeu de El País, el dibujante no fue despedido  hasta principios de 2011 aunque el diario dejó de publicar sus viñetas mucho antes de rescindir su contrato, la última viñeta de Romeu se publicó el 31 de diciembre de 2009.
La defensora del lector por aquellos días, Milagros Pérez Oliva, atendió el 11 de febrero de 2010 una pregunta sobre la ausencia del dibujante sin relacionar estos incidentes  y el director adjunto Vicente Jiménez contestó también sin ninguna alusión a la posible relación de estas viñetas con la desaparición de sus viñetas.
Dos años más tarde, algunos columnistas (1)-(2) de varios medios criticaron que se hubiera mostrado  la viñeta de Romeu (de junio de 2009) en TVE, dentro de un contenido especial sobre los 50 años de Mafalda emitido el 15 de marzo de 2012 y pidiendo que se ofrecieran disculpas y dimisiones por emitir “basura antisemita”.
Romeu trabajó en El País desde el nacimiento del diario el 4 de mayo de 1976  hasta 2011,  publicando hasta  el 31 de diciembre de 2009.

Comentarios