Crímenes de guerra de Israel en Gaza: Amnistía y Human Rights Watch denuncian dificulta su investigación

Israel bloquea la investigación sobre los posibles crímenes de guerra en los que habría incurrido en Gaza, según denuncian Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW). Los miembros de estas organizaciones humanitarias no han recibido los permisos para entrar en la Franja de Gaza y recoger pruebas, pese a haber presionado a Israel y Egipto desde que el conflicto se reanudara el pasado 8 de julio.
Las organizaciones aseguran que este bloqueo dificulta su capacidad para investigar la violencia ejercida en el lugar, pero Israel dice que ningún grupo tiene la documentación necesaria para lograr el acceso al enclave palestino. Un cuerpo estatal israelí encargado del acceso a los territorios palestinos ocupados ha dicho que sólo garantiza los permisos a las organizaciones registradas en el Ministerio de Asuntos Sociales y estas organizaciones no lo están.
HRW ha indicado que ha contactado con la Coordinación de Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT) respecto al problema y AI ha dicho que no se había registrado con Israel porque pensaba que no sería reconocida como una organización de desarrollo humanitario.
El ministro de Exteriores egipcio, Hani Qadri Dimian, no ha hecho declaraciones inmediatas de por qué su frontera con Gaza está cerrada, al menos en apariencia, a las organizaciones.
La incapacidad de los grupos para situar a sus investigadores internacionales y expertos en municiones en Gaza llega al tiempo que Israel niega haber violado el Derecho internacional en los enfrentamientos y se resiste a que la ONU investigue el conflicto, descartándolo por ser "poco fiable".
COOPERANTES SOBREPASADOS
Una trabajadora de AI, Deborah Hyams, ha explicado que ambas organizaciones están haciendo "todo cuanto pueden", tanto a distancia como en el terreno. Hyams ha explicado que AI sólo tiene dos miembros en Gaza y que no tener permitido el acceso de investigadores "da lugar a dificultades".
El investigador de HRW para Oriente Próximo, Bill Van Esveld, ha asegurado que su grupo tiene dos miembros en Gaza. "Están sobrepasados. Hay mucho que estudiar y las pruebas físicas de los eventos desaparecen con el paso del tiempo", ha explicado.
INTERCAMBIO DE ACUSACIONES
La ONU aseguró el mes pasado que Israel podría haber violado deliberadamente el Derecho Internacional en su ofensiva militar Margen Protector, iniciada el pasado 8 de julio y que ha alcanzado a edificios y refugiados de la ONU.
Israel niega las acusaciones, escudándose en los avisos que había enviado a los civiles para que abandonasen ciertas áreas y mostrando que los milicianos habían lanzado cohetes a los civiles israelíes y operado desde áreas residenciales, algo que la ONU clasifica también como crimen de guerra.

Comentarios