Ir al contenido principal

La fallida revolución egipcia


Manifestantes lanzan piedras contra leales a Mubarak, durante los disturbios de la revolución, en febrero de 2011.  REUTERS
Hace cinco años, el pueblo egipcio derribó el muro del miedo y tomó las calles para reclamar el fin de la dictadura de Mubarak. Fue, ante todo, una movilización transversal en la que amplios sectores de la sociedad, independientemente de su clase, credo e ideología, unieron sus fuerzas para demandar pan, libertad y justicia social. La revolución fue una obra coral protagonizada no sólo por la juventud urbana, como se ha repetido hasta la saciedad, sino también por los movimientos sindicales que convocaron una huelga general indefinida que paralizó al país. Finalmente fueron los militares, principales víctimas del capitalismo de amiguetes de Mubarak, los que le dieron el golpe de gracia.
Pronto se evidenció que el tránsito del autoritarismo a la democracia no iba a ser un camino de rosas. A las fuerzas que apostaban por el cambio sólo les unía su voluntad de derribar a Mubarak, pero tan pronto como dio comienzo la transición se pusieron en evidencia sus diferencias. Los Hermanos Musulmanes sacaron provecho de esta situación y conquistaron el poder sin grandes dificultades, pero cometieron importantes errores de cálculo. En lugar de tender puentes hacia las fuerzas revolucionarias y progresistas que querían enterrar al antiguo régimen intentaron contentar a los militares preservando sus numerosas prerrogativas y gobernaron únicamente para su electorado. La fractura entre islamistas y seculares creció hasta hacerse abismal. Estos últimos denunciaron la existencia de una agenda oculta para imponer la sharía. En todo caso, el malestar popular no sólo se debió a la errática gestión del presidente Morsi, sino también a la sofocante presión a la que fue sometido por los sectores contrarrevolucionarios, encabezados por las élites económicas y políticas que habían medrado a la sombra de Mubarak.
Finalmente los Hermanos Musulmanes demostraron ser mucho más débiles de lo que aparentaban y fueron desalojados del poder en verano de 2013. Como todos temían, Al Sisi aprovechó el golpe militar para catapultarse como el nuevo hombre fuerte de Egipto. Quienes se movilizaron contra esta nueva vuelta de tuerca autoritaria fueron reprimidos y encarcelados. Bajo el pretexto de combatir al terrorismo, los Hermanos Musulmanes fueron perseguidos hasta la extenuación y sus líderes condenados a elevadas penas de prisión en juicios sumarios. Hoy en día, Al Sisi dispone de plenos poderes ejecutivos y cuenta con la complicidad de los aparatos legislativo y judicial.
Pese a que su liderazgo podría parecer sólido, lo cierto es que se ha erosionado a marchas forzadas. Lejos de afrontar los problemas estructurales que desde hace décadas arrastra Egipto, Al Sisi ha preferido esconderlos bajo la alfombra. Una de sus principales promesas fue restaurar la seguridad, pero los grupos yihadistas se han hecho fuertes en el Sinaí amenazando a un sector clave para la economía como es el turismo. La caída en picado del precio del petróleo obligará a reducir, tarde o temprano, las generosas ayudas ofrecidas por las petromonarquías del Golfo, lo que podría agravar la crisis económica y acentuar el malestar de la población.
Ignacio Álvarez-Ossorio es profesor de Estudios Árabes en la Universidad de Alicante y coordinador de Oriente Próximo y Magreb en la Fundación Alternativas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

B'Tselem acusa a las fuerzas israelíes de intimidar a menores palestinos

La organización israelí B'Tselem dijo hoy que los arrestos y detenciones de menores palestinos por parte de las fuerzas de seguridad israelíes "son parte de la rutina de la ocupación y del estado de violencia organizado que Israel impone sobre los palestinos en los territorios ocupados".  B'Tselem aseguró en un comunicado que estas acciones "suelen ir acompañadas de violencia física y abuso verbal" y como ejemplo difundió un vídeo de ayer en el que se ve cómo varios guardias de la Policía de Fronteras tratan de meter por la fuerza en un jeep militar a tres niños de entre 7 y 8 años. Los menores jugaban entre el campo de refugiados de Aida, en Belén, y la Tumba de Raquel, a las afueras de la ciudad cisjordana, donde se producían enfrentamientos entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes en el marco de la escalada de tensión que generó la declaración de Donald Trump al reconocer Jerusalén como capital de Israel. La grabación, de Jamal Abu Sifan, uno de…

EXPLICA A TU FARMACIA: NO QUIERO GENÉRICOS TEVA

TEVA: laboratorio y empresa israelí de medicamentos genéricos
Cuando escucho los anuncios de TEVA, historias de horrores (cuerpos mutilados, el uso de armas prohibidas ...) vienen a la mente.


Teva Pharmaceutical Industries es la empresa más grande de Israel en términos de cifras de negocios. Proporciona enormes ingresos fiscales al gobierno israelí.
La empresa también se beneficia de las políticas israelíes de cerco a Cisjordania y bloqueo a la Franja de Gaza, las cuales convierten al mercado palestino en un mercado cautivo para las medicinas israelíes. Así, después de haber dejado a 10.000 personas heridas este verano y decenas de miles de personas en estado de estrés postraumático, se va a beneficiar de la ayuda internacional a Gaza, porque Israel controla qué productos entran y cuáles no, poniendo tasas más altas a los medicamentos que proceden de Europa y otros países árabes para favorecer que la población palestina compre medicamentos israelíes, más baratos.
Farmacias britá…

Teresa Aranguren: La Flotilla rumbo al campo de concentración de Gaza.

Gaza
Cerca de dos millones de personas encerradas en una franja de territorio de 10 kilómetros de ancho por 40 de largo, 365 km cuadrados de superficie. Gaza ostenta el récord de mayor densidad demográfica del mundo, también el de un altísimo nivel de paro, en torno al 40%, más de dos tercios de su población vive por debajo del umbral de la pobreza y precisa de la ayuda que la UNRWA, Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos, les suministra para subsistir. (La UNRWA, por cierto, está en el punto de mira de la Administración Trump, que ha recortado en un 40% la aportación de EEUU a la agencia).
LA MAREA. leer artículo completo 'Una nueva flotilla rumbo al gran campo de concentración de Gaza', por Teresa Aranguren Gaza es un gran campo de concentración que periódicamente se convierte en campo de exterminio. Ante los ojos del mundo. Sin que pase nada. El 30 de abril partió una nueva flotilla rumbo a Gaza para denunciarlo