miércoles, 9 de febrero de 2022

La corporación municipal de Helsinki (Finlandia) decide investigar si es posible excluir a los licitadores cómplices de la ocupación




 La corporación municipal de Helsinki (Finlandia) decide investigar si es posible excluir a los licitadores cómplices de la ocupación


Helsinki debe dejar de apoyar la ocupación israelí con sus adquisiciones
Suldaan Said Ahmed

Israel lleva más de 50 años ocupando ilegalmente Palestina. Durante más de medio siglo, Israel ha construido asentamientos en tierras palestinas y ha expulsado por la fuerza a los palestinos de sus hogares. Estos asentamientos se mantienen mediante la violencia y la opresión. Las acciones de Israel pisotean los derechos humanos de los palestinos. Los asentamientos y el muro de separación construidos por Israel son contrarios al derecho internacional, tal y como han decidido la Corte Internacional de Justicia, el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU. Numerosas ONG también se han opuesto durante décadas a los abusos de los derechos humanos cometidos por Israel y los han puesto de manifiesto.

Una forma de influir en la política de apartheid racista de Israel es boicotear a las empresas que se benefician de sus asentamientos. El boicot es una práctica iniciada por el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones por los derechos de los palestinos. El boicot es una forma eficaz de influir en la política internacional a nivel local, ya que vivimos en una economía global. También envía un mensaje a otros países sobre cómo oponerse a las políticas de apartheid en la práctica. En Finlandia también consumimos un gran número de productos cada día, con cadenas de producción que están conectadas en red a través de muchos países diferentes.

Las ciudades también forman parte de la economía mundial
 
Las ciudades también forman parte de la economía global a través de sus adquisiciones. Helsinki consume y adquiere productos de todo el mundo para las necesidades de sus ciudadanos, como alimentos para las escuelas o materiales para el mantenimiento del entorno urbano, como los adoquines. Según un informe publicado en septiembre por la ONG ICAHD Finlandia, CAF, la empresa que suministra los trenes del metro de HKL (Helsinki), apoya la ocupación israelí por medio del poder empresarial. Por lo tanto, es necesario aclarar la contratación de Helsinki. Municipios de todo el mundo, como Dublín, Valencia y Gante, ya han decidido no firmar contratos con empresas que apoyan los asentamientos.

La primavera pasada, la situación israelo-palestina se agravó de nuevo cuando Israel bombardeó Gaza, matando a cientos de personas. Según los medios de comunicación, 41 de los muertos son niños y hay más de 1000 heridos. Más de 10.000 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares. El ataque a los civiles es una grave violación de los derechos humanos. En el período previo al atentado, International Solidarity Work llevó a cabo una campaña en la que pedía a los candidatos a las elecciones municipales que se comprometieran a hacer de su municipio un estado libre de apartheid. El compromiso fue firmado por 301 candidatos y, tras las elecciones, se presentaron iniciativas en los ayuntamientos de Tampere, Turku, Jyväskylä y Helsinki. También me comprometí en las elecciones a promover en Helsinki que la ciudad no cooperara con empresas vinculadas a asentamientos ilegales.

En la campaña de primavera, lancé una iniciativa en la que propuse que Helsinki se comprometiera en el futuro a no firmar acuerdos con empresas que se benefician de la ocupación ilegal de los territorios palestinos. También propuse que Helsinki investigara si está cooperando actualmente con las partes que se benefician de la ocupación y, en caso afirmativo, ponerles fin.

Helsinki debería seguir el ejemplo de otras ciudades
 
El 8 de noviembre, el Ayuntamiento decidió devolver mi iniciativa a la fase preparatoria. Según la decisión, los trabajos preparatorios aclararán cómo se relaciona la participación de las empresas asociadas a la ciudad en graves violaciones del derecho internacional con las directivas de la UE sobre proveedores de servicios (como la 2004/18/CE). En otras palabras, el estudio examinará si una empresa puede ser excluida de una licitación sobre la base de las Directivas. Según las directivas de la UE, las faltas graves de un proveedor de servicios, como la participación en violaciones de los derechos humanos, son motivo de exclusión de una empresa de las licitaciones. Además, se está estudiando si los motivos mencionados en la iniciativa, es decir, las actividades en los asentamientos, pueden incluirse en las cláusulas de rescisión condicional de la ciudad de Helsinki. Tras los trabajos preparatorios, el asunto volverá al Consejo Municipal. El Ayuntamiento tomará una decisión definitiva más adelante.

Si el Consejo Municipal y el Ayuntamiento aprueban mi iniciativa, la ciudad estará un paso más cerca de un estado libre de apartheid. Helsinki debe seguir el ejemplo de otras ciudades y dejar de apoyar la ocupación israelí con sus adquisiciones.


 
Suldaan Said Ahmed

Consejero (Concejal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Avances en la ampliación del tranvía del apartheid: El proyecto J-Net whoprofits.org, Actualización | noviembre de 2022

  Avances en la ampliación del tranvía del apartheid: El proyecto J-Net whoprofits.org , Actualización | noviembre de 2022   Siguiendo e...