martes, 20 de septiembre de 2022

JUSTICIA PARA HALABI


 JUSTICIA PARA HALABI


Friends of Sabeel North America

8 de septiembre de 2022


La semana pasada, el tribunal israelí emitió finalmente una sentencia en el caso de Mohammed El-Halabi, ex director ejecutivo de World Vision International en Gaza, que fue condenado por una serie de cargos que incluyen el desvío de dinero para el desarrollo y la prestación de servicios adicionales a Hamás. Halabi fue detenido el 15 de junio de 2016 y sufrió un largo juicio durante seis años, tras el cual fue condenado por todos los cargos que figuran en el pliego de cargos. Su condena fue el 15 de junio. La semana pasada se dictó una sentencia de 12 años de prisión.

Nuestras principales preocupaciones, que se señalan en ese informe, son las siguientes:

      Tortura. Mohammed fue torturado, sufriendo lesiones corporales y privación de sueño (habiendo dormido sólo 6 horas en 5 días), pero aun así se negó a confesar. Según el juez, el hecho de que Halabi no confesara bajo tortura sólo significa que el hecho de haber sido torturado es irrelevante.
      Falta de pruebas. La única prueba contra Halabi era una supuesta confesión hecha a un compañero de prisión, un preso que ya había sido condenado por perjurio y cuyo testimonio secreto fue la única base de la condena. Los registros de World Vision, confiscados en el momento de la detención de Halabi, ni siquiera fueron examinados por la acusación, ni se permitió a la defensa acceder a ellos.
      Acusaciones ridículas. Al menos tres de los cargos presentados contra Halabi eran claramente ridículos a primera vista. Se contradicen claramente con las pruebas presentadas en el tribunal. A saber:
Se alegó que Halabi fotografió y reconoció el puesto de control de Erez para Hamás en 2010, aunque se demostró mediante registros israelíes que entre 2011 y 2016 nunca entró en el puesto de control de Erez.
Además, Halabi fue acusado de desviar más dinero a Hamás que todo el presupuesto de World Vision en Gaza.
Halabi fue acusado de desviar a Hamás miles de toneladas de hierro y cemento importadas a través de Keren Shalom, aunque los registros israelíes muestran claramente que World Vision nunca importó cemento o hierro en absoluto, y ninguno a través de Keren Shalom.
      Pruebas de inocencia.  Halabi pudo demostrar su inocencia más allá de toda duda razonable. Dos auditorías internacionales demuestran de forma concluyente que no faltó ni se desvió dinero de las oficinas o proyectos de World Vision. Todos los proyectos se ejecutaron y sus fondos se contabilizaron. El juez rechazó todas las pruebas de que World Vision seguía los procedimientos adecuados, afirmando que incluso los procedimientos más estrictos podían teóricamente ser vulnerados y, dado que Halabi es inteligente, era por tanto capaz de eludir todas las salvaguardias y procedimientos.
      Subvertir los esfuerzos de la defensa. Cuando la Fiscalía afirmó que se había desviado dinero, el abogado de Halabi, Maher Hanna, se ofreció a traer a todos los empleados de World Vision para que testificaran. Sin embargo, se les denegó el permiso de entrada en Israel, y su testimonio en vídeo fue descartado por no haberse prestado en persona. Cuando la Fiscalía afirmó que el dinero del proyecto agrícola se desviaba a Hamás, Maher Hanna se ofreció a traer como testigos a todos los agricultores beneficiarios. La Fiscalía se negó, afirmando que los proyectos de World Vision se ejecutaron de hecho, que no podía nombrar ningún proyecto que no se hubiera ejecutado y que las pruebas eran demasiado voluminosas para investigarlas.
      Restricciones al abogado defensor. Al abogado de Halabi se le impidió incluso tomar notas, escribir resúmenes o redactar argumentos, excepto cuando lo hacía en un ordenador que tenía el Servicio Secreto. No se le permitió que las pruebas fueran examinadas por expertos, ni que llamara a testigos de Gaza, ni siquiera que visitara él mismo Gaza para entrevistar a los testigos y recoger pruebas.
      Procedimientos sin precedentes. Se utilizó específicamente una nueva normativa en relación con los testimonios de oídas, las normas sobre pruebas y otros procedimientos para garantizar la condena. Estos procedimientos no tienen precedentes, pero es posible que se conviertan en norma en futuros casos.
      Secreto. Mientras que el tribunal israelí justificó dicho secreto como necesario para la seguridad, Maher Hanna declaró audazmente que la única razón que podía ver para la "seguridad" era la necesidad de proteger a la acusación de la vergüenza por la endeblez y la tontería de los supuestos materiales secretos.
Al dictar su sentencia, el juez se limitó a agravar la injusticia al afirmar que, independientemente de las pruebas presentadas o del fondo del asunto, la coherencia con la gravedad de los cargos exige que se imponga una pena muy severa: de ahí los 12 años.

Maher Hanna tiene previsto apelar. Sin embargo, en su opinión, la cuestión de la apelación no será la culpabilidad o la inocencia de Halabi, sino el propio carácter del sistema judicial israelí. No se trataba de un tribunal militar, ni de un tribunal de Gaza o de los Territorios Ocupados. Cualesquiera que sean los procedimientos, irregularidades o atropellos permitidos en este caso se convertirán, si se mantienen en la apelación, en la norma para los tribunales israelíes. La mayoría de los palestinos acusados de cargos relacionados con la seguridad en los tribunales israelíes aceptan un acuerdo de culpabilidad. Halabi se negó a un acuerdo de culpabilidad y, al hacerlo, expuso las injusticias del sistema israelí y cómo se utiliza ese sistema para intimidar, controlar y silenciar a las organizaciones humanitarias como World Vision. Queda la esperanza de que, con la suficiente publicidad e implicación internacional, el Alto Tribunal israelí se sienta demasiado avergonzado como para validar una injusticia tan flagrante.

Por lo tanto, hay muchas razones para redoblar nuestros esfuerzos y rejuvenecer nuestra campaña en busca de #Justice4Halabi. Además de difundir la noticia, te rogamos que te unas a nuestra campaña utilizando el siguiente enlace para ponerte en contacto con tus representantes y pedirles que ejerzan la presión necesaria para anular una sentencia tan injusta. Mohammed El-Halabi, que en su día recibió el Premio Humanitario del Año, debe poder volver con su familia, su labor humanitaria y su misión.


Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados
...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Avances en la ampliación del tranvía del apartheid: El proyecto J-Net whoprofits.org, Actualización | noviembre de 2022

  Avances en la ampliación del tranvía del apartheid: El proyecto J-Net whoprofits.org , Actualización | noviembre de 2022   Siguiendo e...