Aziza Brahim cancela su concierto en Jerusalén Este ocupado

La cantante saharaui Aziza Brahim, nacida en los campamentos de refugiados de Tinduf, ha decidido a través de un mensaje en Facebook cancelar el concierto que tenía planeado dar para el régimen de apartheid israelí en Jerusalén Este ocupado.
La decisión de Aziza viene tras semanas de presión del movimiento BDS y de grupos de solidaridad con el pueblo saharaui de todo el mundo. Celebramos la valiente decisión de Aziza de escuchar la llamada al BDS y de mostrar su solidaridad internacionalista entre los pueblos saharaui y palestino.

Carta abierta de la campaña BDS Francia y de la RESCOP a Aziza Brahim

Después del anuncio de su próximo concierto en Jerusalén Este que tendrá lugar durante el Festival de Música Sagrada de principios de septiembre de 2015, nosotros, campaña BDS Francia (Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel) y la RESCOP en el Estado español, hemos decidido escribirle.
En 2004, inspirada por el boicot cultural triunfante contra el apartheid sudafricano, y sostenido por los principales sindicatos y asociaciones culturales palestinas, el PACBI (Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural a Israel, por sus siglas en inglés), ha lanzado una llamada a la resistencia bajo la forma de un boicot universitario y cultural de las instituciones implicadas en la ocupación y el apartheid israelí. En esta carta que le dirigimos, deseamos señalar la importancia de esta llamada palestina, así como las razones bien fundamentadas del movimiento mundial de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra Israel.
La llamada palestina de 2004 pide a los artistas internacionales que rechacen trabajar en Israel o de participar en acontecimientos que ayuden a representar como iguales a los ocupantes y a los ocupados y a contribuir así al mantenimiento de la injusticia. Seguidamente, en 2005, una mayoría aplastante de la sociedad civil palestina ha llamado a una campaña BDS global fundada sobre los principios de los Derechos Humanos, de justicia, libertad e igualdad. El movimiento BDS adopta una estrategia no violenta moralmente coherente por considerar a Israel como responsable según las mismas normas de los Derechos Humanos que a las otras naciones.
Hace 40 años, el Sáhara Occidental fue invadido por Marruecos actuando como una potencia colonial. Su familia, al igual que una gran parte de la población, se ha visto forzada a exiliarse a los campos de refugiados en Argelia, cerca de Tindouf, y usted misma ha nacido en un campo de refugiados saharauis.
Su reputación está íntima y justamente ligada a su talento, pero también a su expresión constante contra la ocupación, la injusticia y la opresión, tanto de las personas como la que padecen las mujeres, por la resistencia, la liberación nacional o hasta las consecuencias del exilio. El tema Lagi explica el exilio que conocen una parte de los saharauis, así como otros pueblos como el palestino a quienes hacemos referencia.
La canción Gdeim Izik es un homenaje al giro histórico de la resistencia saharaui contra la represión feroz de las fuerzas de ocupación marroquí.
Algunas de sus canciones son textos escritos por su abuela, gran poetisa saharaui, combatiente y resistente.
Y hoy, no comprendemos, ¿realmente va a ir al Jerusalén ocupado a cantar?
Usted, defensora de la resistencia palestina, contra la ocupación y sus terribles consecuencias que conoce tan bien, no entendemos que, como artista saharaui, que canta por la autodeterminación de los pueblos, actúe para Israel.
Qué gusto amargo tendrá en ese concierto –y después de él– la libertad que canta.
Qué gusto amargo tendrá, en Jerusalén, el eslogan saharaui que lanzan también durante sus conciertos y que podemos escuchar de fondo en uno de sus álbumes “La badil, la badil, aan takrir el massir” (“No hay ninguna alternativa que no sea el derecho a la autodeterminación”).
No puede ignorar las relaciones que Israel mantiene con el régimen marroquí, el rol jugado por Israel en la concepción y construcción del “muro de la vergüenza marroquí” que divide la tierra saharaui. E Israel, además de proveer de armes y de tecnología militar a Marruecos, le suministra también información y Seguridad militar y policial.
Puede ser que espera, yendo a Jerusalén Este, tener la ocasión de reencontrarse con los palestinos y enviarles un mensaje de apoyo. Pero no tanga esa ilusión. El festival tendrá lugar en la Ciudad Antigua de la Jerusalén ocupada por Israel desde 1967, en el emplazamiento de la ciudadela Mamelouk El Kal’a, renombrada falsamente “Torre de David” por los israelíes. La “Torre de David” es el centro de actividades culturales, festivales y conmemoraciones de las cruzadas, sobre las cuales los palestinos de Jerusalén no tienen ni una palabra a decir. Durante el desarrollo de los acontecimientos, la ciudad antigua es invadida por turistas occidentales e israelíes, y sus habitantes palestinos permanecen encerrados en sus casas. Estos acontecimientos forman parte de la colonización de Jerusalén. Mientras que los festivales y manifestaciones culturales organizados por los palestinos son sistemáticamente reprimidos, sus locales saqueados y cerrados por la policía.
Sepa usted también que las fuerzas de ocupación israelíes ponen trabas a las actividades de los artistas palestinos, limitados continuamente en sus desplazamientos en Cisjordania y con la prohibición de salir de Gaza. Muchos de ellos no pueden participar en los festivales Internacionales, y muchos de ellos son encarcelados en las prisiones israelíes por haberse implicado en la resistència cultural.
Si actúan usted y su grupo en Israel, constituiría un rechazo al llamamiento de más de 170 organizaciones de la sociedad civilque componen el movimiento palestino BDS. Así, le pedimos que no legitime con su concierto el apartheid israelí.
Mientras que más y más artistas informados y conscientes (Lauryn HillRoger WatersRichard Bona…) rechazan ser cómplices rehusando toda participación en acontecimientos organizados por las Instituciones israelíes, le pedimos a usted y a su grupo no servir de justificación, mediante su presencia en el Festival de Música Sagrada, con una operación que lleva a marginar y desposeer todavía más a los palestinos.
Sra. Aziza Brahim, ¡no coopere con la colonización israelí, no actúe en Jerusalén ocupado en septiembre!
¡La badil, la badil…!
Campagne BDS en FranceRed Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP)

Comentarios