Israel ordena el derribo de viviendas palestinas financiadas por España

La demolición dejará en la calle, en un entorno desértico, a 91 palestinos, 45 de ellos niños, e incluirá el derrumbe de una pequeña clínica local.

Jerusalén. (EFE).- Israel ha ordenado la demolición en las próximas dos semanas de 37 estructuras en el poblado palestino de Susia, algunas de las cuales son viviendas financiadas por España, confirmó a Efe la ONG israelí Rabinos por los Derechos Humanos, que se ocupa de la defensa legal de la localidad.
La demolición dejará en la calle, en un entorno desértico, a 91 palestinos, 45 de ellos niños, e incluirá el derrumbe de una pequeña clínica local.
Varias ONG españolas han financiado estructuras en Susia, en el sur del territorio cisjordano de Hebrón, incluidas viviendas amenazadas ahora con la destrucción, así como otras actuaciones como el suministro de saneamiento en la escuela.
La cooperación española financia también el apoyo legal a la comunidad, ubicada en el Área C del territorio palestino ocupado de Cisjordania (bajo control administrativo y militar israelí) y que lucha desde hace años contra los intentos de demolerla.
El poblado, un grupo de cabañas y estructuras precarias sin agua corriente ni electricidad, donde viven más de 300 personas y que ya ha sufrido dos desplazamientos (en 2001 y en la década de 1980), está rodeado de colonias judías que han ocupado parte de su tierra. 
Este miércoles, representantes de embajadas de la Unión Europea se desplazarán al lugar para pronunciarse contra la demolición.
Incluso Washington, principal aliado de Israel, se ha posicionado claramente en contra de esta medida y el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, dijo la semana pasada que "la demolición de este poblado o parte de él y la expulsión de palestinos de sus hogares sería dañina y provocadora" y "supondría un modelo dañino de desplazamiento y confiscación de tierras, en particular teniendo en cuenta la actividad de asentamientos en la zona".
En los últimos años, Susia se ha convertido en un símbolo y muchas ONG lo ponen como ejemplo de una política israelí en parte del Área C para reemplazar a la población palestina local por colonos judíos.
"Es obvio que es una injusticia hacia una gente indefensa, que muestra cómo desde hace décadas la intención israelí en las colinas del sur de Hebrón es sustituir la población de la zona para anexionarla a Israel", declaró a Efe el rabino Arik Ascheman, director de Rabinos por los Derechos Humanos.
Según esta organización, Israel ha impedido cualquier plan para urbanizar la zona y ha rechazado los proyectos presentados, mientras que sí ha desarrollado la urbanización de las colonias judías cercanas.
El Ejército israelí ha ordenado la demolición de las estructuras antes del próximo 3 de agosto, pero los derribos, según la ONG, "pueden ocurrir en cualquier momento".
Fuentes de la Administración Civil (organismo militar israelí a cargo de los territorios ocupados) dijeron a Efe que las estructuras "son ilegales" y que el poblado "se ha ido expandiendo a través de los años a pesar de que se han emitido varias órdenes contra la construcción".
Argumentaron que el plan de construcción presentado "no era acorde con las consideraciones de planificación, como la distancia de la ciudad más cercana, y por eso no fue aprobado".

Comentarios