Aluvión de cancelaciones de actuaciones en el Rototom por la presencia de un artista hebreo

La organización del festival defiende que el cantante nunca ha hablado de política, «sino de amor, paz y hermandad universal» 

Imagen de una edición anterior del festival del Rototom. Agencia EFE
La actuación del artista hebreo Matisyahu y su posición con respecto al conflicto palestino-israelí ha provocado la cancelaciones de algunas actuaciones del Rototom Sunsplash de Benicàssim. Tres participantes del Foro Social, un director de cine del Film Festival y un artista del Showcase han decidido no participar en el certamen de reggae.
Los cinco participantes son miembros del grupo autogestionado de Boicot, Desinversions y Sancios (BDS) a Israel del País Valencià, según han informado fuentes del Rototom a EFE.
Las cancelaciones son fruto de la campaña iniciada por este grupo a raíz de la participación del artista estadounidense hebreo Matisyahu en el festival, anunciada para el próximo 22 de agosto.
Por el momento han anunciado que no participarán en el festival la asociación Pallasos en Rebeldía, María Carrión de FiShahara y el activista saharahui Hassanna Aalia, el rapero saharaui Yslem Hijo del Desierto (que iba a actuar en el Showcase) y Fernando García-Guereta, que iba a presentar un documental dentro del Film Festival.
La campaña iniciada por BDS pedía a los artistas en una carta abierta que "consideraran" su participación en el Rototom Sunsplash por la actuación este año de Matisyahu y la proyección de "Congo Beat the Drum" (documental protagonizado por dos músicos de Tel Aviv).
En la misma se explicaba que Matisyahu es "un artista reggae judío estadounidense que ha participado en festivales 'prosionistas', ha reconocido ser un amante de Israel y ha llegado a afirmar que Palestina no existe".
Por su parte el documental "Congo Beat the Drum", señala la carta, se "benefició de la publicidad del Estado Sionista y de un premio del Festival de Cine de Jerusalén, subvencionado por el Estado Israelí".
Esta campaña hace hincapié en "la necesidad de boicotear la estrategia israelí de utilizar la cultura y los espectáculos como medios para invisibilizar la limpieza étnica del pueblo palestino y normalizar una situación aberrante desde los puntos de vista jurídicos y humanos".
El festival contestó a esta campaña a través de las redes sociales "ante la situación de boicot que está sufriendo el Sunsplash por parte de la asociación BDS País Valencià".
El Rototom Sunsplash, apuntaban desde la organización, "tiene una trayectoria de veintidós años de respeto a la paz, la justicia y los derechos humanos yapuesta por el diálogo como mejor forma de resolver los conflictos" y está en contra "de todos los que traen con ellos un mensaje de intolerancia, odio o violencia".
"Nunca hemos invitado a personas que difundan este tipo de discursos. Y este es el mismo criterio que hemos usado para traer a Matisyahu", continuaba el comunicado difundido en las redes sociales.
El festival asegura que cuando comenzó la controversia se puso en contacto con Matisyahu para conocer su posición respecto al conflicto entre Israel y Palestina y también sobre el sionismo.
Su respuesta, apuntan desde el Rototom, "fue clara, considerando que él nunca ha sido un artista político y que por lo tanto no lleva sus puntos de vista a sus canciones o a su espectáculo".
Añaden que el hecho de "apoyar a Israel" no significa "respaldar su política de agresión contra el pueblo palestino", por lo que no han creído "oportuno", en una edición que lleva por lema "Peace R(evol)ution", excluir a alguien por este motivo.
El director del Rototom, Filippo Giunta, también expresaba su opinión a través de las redes sociales argumentando que Matisyahu en sus canciones "nunca ha hablado de política, sino de amor, paz y hermandad universal".
"Cuando alguien nos demuestre que Matisyahu es un portador de mensajes de odio y violencia", el Rototom le cerrará entonces las puertas de su escenario, añade Giunta.
Fuente: Abc.es

Comentarios