El conflicto del Medio Oriente se 'invita' a Locarno: 'No darle Carta Blanca al apartheid israelí'

Doscientas personalidades cinematográficas, entre ellas Jean-Luc Godard, Ken Loach, Alain Tanner y Francis Reusser, criticaron la colaboración del Festival del Cine de Locarno con el “Fondo Israelí del Film”, institución gubernamental del Estado de Israel.

En conferencia de prensa realizada el primer viernes de agosto en la ciudad tesinesa, representantes de la organización “Boicot-Desinversión-Sanciones”, solidaria con la lucha del pueblo palestino, ratificaron las críticas contra la dirección del Festival de Cine de Locarno, y reiteraron el texto completo de la misiva.
“Los que suscribimos, cineastas y profesionales de la industria del film, expresamos nuestra profunda preocupación por el hecho que el Festival de Locarno eligió de trabajar con el “Fondo Israelí del Film” y el Ministerio de Relaciones Exteriores, a pesar que  Israel, desde varias décadas, no solo ha continuado sino también intensificado su política de ocupación, de colonización y de limpieza étnica contra el pueblo palestino”.
El Festival suizo que desde años promueve una sesión denominada “Carta Blanca”, invitó en esta edición 68 a participar en la misma a una media docena de filmes israelíes – en fase de post-producción-. La dirección de Locarno cambió el nombre de dicha sesión denominándola ahora “First Look”.
La colaboración con las autoridades cinematográficas israelíes motivó fuertes críticas del mundo del cine, entre ellas la Carta Pública lanzada hace algunos meses a iniciativa de cineasta palestinos y que sumó la simpatía y el apoyo de reconocidas personalidades internacionales. Esa toma de posición no se confronta con realizadores o filmes israelís, sino la colaboración oficial con las instituciones de promoción cinematográfica del Estado de Israel.
La misiva comparte el pensamiento con “…los cineastas palestinos que han desaparecido o perdieron sus familiares este año en razón de los ataques militares de Israel. Pensamos también que numerosos centros, instituciones y universidades ligadas a la cultura y al arte han sido objeto de ataques militares israelíes”.
La carta pública expresa también la sorpresa por el momento poco oportuno en que el Festival de Locarno acepta la colaboración oficial israelí. “…Poco tiempo después de la masacre perpetrada en Gaza en el verano del 2014, en la que murieron más de dos mil palestinos, entre ellos quinientos niños. Además, la decisión de Locarno se da en el momento en que el Gobierno más racista y de derecha de la historia de Israel está en el poder”.
A través de diferentes canales públicos las autoridades del Festival del Cine de Locarno reiteraron en los últimos días la “independencia” y “autonomía” del Festival en sus elecciones y programación. Ratificando que son numerosos los festivales en el mundo entero que colaboran con ese fondo de promoción cinematográfica israelí.
Fuente: Sergio Ferrari, Alainet.org

Comentarios