Informe revela que Israel financia a colonos que atacan a palestinos

  • Colonos extremistas israelíes armados.

  • Colonos extremistas israelíes insultan a una mujer palestina.

    Colonos extremistas israelíes insultan a una mujer palestina.

Un informe revela que el régimen israelí financia a los colonos que atacan a los palestinos en Cisjordania, informó el domingo el Centro de Información Palestino.
El Buró Nacional para la Defensa de las Tierras y Resistencia ante los Asentamientos, una organización no gubernamental palestina, en un nuevo informe, reveló que la asociación judía Hanino recibió financiamiento por parte del régimen israelí para apoyar a los colonos israelíes que atacan a los palestinos.
Este reporte destaca que Hanino gastó cerca de 700.000 dólares el 2014 en cubrir las necesidades financieras de colonos extremistas y de las familias de estos que están en las cárceles. Una medida en agradecimiento por llevar a cabo ataques contra ciudadanos palestinos.
Al mismo tiempo dicho informe confirmó que tanto el ministerio de finanzas como el parlamento del régimen de Tel Aviv financian a los colonos extremistas y les proveen ayuda y apoyo para que ataquen a los palestinos.
Un colono israelí le enseña a su hijo como usar la ametralladora.

Por otra parte, el reporte recuerda que el año pasado el régimen israelí destinó cerca de 90 millones de dólares a los asentamientos ilegales israelíes en Cisjordania, suma que muy probablemente ha sido usado para financiar agresiones contra palestinos.
La semana pasada también la organización israelí Peace Now (Paz Ahora) divulgó un informe en el que puso de relieve el apoyo del régimen de Tel Aviv a la familia de grupos extremistas judíos que atacan a los palestinos.
En un reciente registro de ataques contra palestinos, colonos israelíes atacaron con cócteles molotov una casa en la localidad de Kafr Duma, en la ciudad cisjordana de Nablus. En este ataque murió quemado vivo un bebé de 18 meses llamado Ali Saad Daubasha, mientras sus padres y su hermano resultaron gravemente heridos.
Miembros de la familia de Ali Saad Daubasha, bebé de 18 meses que murió quemado vivo en su propia casa en la aldea de Kfar Duma, cerca de la ciudad cisjordana de Nablus, a manos de los colonos israelíes.

Saad Daubasha, el padre del bebé quemado vivo, falleció el sábado a causa de las heridas sufridas en el ataque incendiario, mientras que la esposa de Saad y su hijo de cuatro años aun permanecen en estado crítico por las quemaduras en el 90 y 60 por ciento de sus cuerpos, respectivamente.
Este hecho levantó una gran ola de condenas y protestas a nivel internacional.

Comentarios