Israel no indemniza a la familia cuya casa fue incendiada, muriendo un bebé y sus padres

Los terroristas judíos están detenidos pero según el ministro de Defensa israelí “no hay pruebas suficientes” para juzgarlos. 

La familia palestina Dawabsheh, cuya casa en Duma fue incendiada por extremistas judíos, muriendo tres de sus miembros, no recibirá ninguna indemnización porque la ley solo se aplica a víctimas del terrorismo que posean la nacionalidad israelí, según informa el diario Yediot Ajronot, señalando que el primer ministro Beniamín Netanyahu había hecho promesas en ese sentido. Duma se encuentra cerca de Nablus, en la Cisjordania ocupada.
El 31 de julio del 2015, la casa de los Dawabsheh fue incendiada en mitad de la noche. El pequeño Ali, de 18 meses, murió y su hermano Ahmad, de cuatro años, y sus padres sufrieron graves quemaduras. Los padres, Said y Reham, fallecieron al cabo de cinco semanas. Ahmad sobrevivió, con quemaduras en el 60% de su cuerpo. El hospital Hashomer pasó la factura al ministerio palestino de Sanidad.
La casa incendiada de la familia Dawabsheh en Duma, cerca de Nablus (Cisjorndaia), enuna imagen del pasado 3 de diciembre (Abed Omar Qusini - Reuters)
En los últimos días, fuentes del Gobierno israelí habían comentado que no estaba claro que los jóvenes que perpetraron el mortal atentado –detenidos por los servicios de seguridad interior Shin Bet- fueran a ser juzgados por terrorismo. Los autores, entre los cuales hay menores, habían dejado pintadas en los muros exteriores de la casa que decían “venganza” y “larga vida al mesías”. El ministro de Defensa, Moshe Yaalon, llevó a decir que no hay “pruebas suficientes”. “Sabemos quiénes son los responsables de este acto terrorista pero no tenemos pruebas suficientes para juzgarlos”, afirmó.
Sin embargo, el Shin Bet hizo una declaración pública el jueves diciendo que se trata de “miembros de una organización terrorista judía que ha sido investigada recientemente y de cuya actividad se sospecha que incluye graves ataques terroristas”.
Fuente: La Vanguardia

Comentarios