Alcaldía de Jerusalén aprobó hoy casi a escondidas construcción de edificio en el Este ocupado

La alcaldía de Jerusalén aprobó hoy casi a escondidas la construcción de un edificio de cuatro plantas en el corazón del barrio palestino de Silwán, en la parte este ocupada de la ciudad, denunció la ONG Ir Amim. 

El proyecto, que fue debatido en la Comisión de Planificación Urbanística esta mañana, pertenece a la fundación de derechas Ateret Cohanim, que en las últimas décadas se dedica a adquirir edificios palestinos, o propiedades en situación de abandono legal para instalar allí a colonos judíos.
"Mientras la atención estaba puesta en la cancelación de los debates sobre los proyectos para 618 viviendas (en territorio ocupado), la Comisión aprobó el polémico proyecto (del edificio) en uno de los barrios más explosivos de Jerusalén Este", afirmó en un comunicado la ONG.
Se refería a la orden que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dio hoy a la alcaldía para suspender la aprobación de un paquete de viviendas en colonias de la parte palestina ocupada de Jerusalén y evitar con ello nuevos choques con la Administración del presidente de EEUU, Barack Obama, tras la reciente resolución de la ONU contra los asentamientos.
Además, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, tiene previsto dar hoy un discurso con las líneas generales de la visión de la Administración Obama para la paz entre israelíes y palestinos, en el que se espera que haga una dura crítica a la colonización.
Silwán está situado al sur de la ciudad vieja de Jerusalén, en territorio ocupado, y durante la última década se ha convertido en uno de los principales blancos de la fundación Ateret Cohanim, que ya tiene allí varios edificios con decenas de colonos.
El edificio en cuestión será levantado en una parcela conocida como Batan Al-Hawa, epicentro de los esfuerzos legales de la fundación nacionalista judía en ese barrio, que durante 2015 condujeron a la expulsión forzosa de quince familias palestinas, amenazando aún a otras cien.
La parcela en cuestión se encontraba desde hace años bajo administración del Custodio General del Estado israelí, dado que pertenecía a palestinos que dejaron la ciudad en alguna de las guerras y que no han podido regresar.
Ir Amim denuncia que el Custodio la vendió a la fundación en un proceso sin concurso destinado a afianzar la presencia judía en esa zona palestina.
El nuevo edificio estará ubicado frente a otro de la misma fundación conocido como Casa Yonatán.
Fuente: Agencia EFE

Comentarios