El 2016 ha sido un buen año para el BDS

Manifestantes sosteniendo una bandera de "productos boicoteados israelíes" durante una marcha del BDS
El Comité Nacional de BDS Palestino (BNC) dirige y coordina el movimiento de boicot, desinversiones y sanciones. Ha sido el mejor año hasta el momento para el BDS, pero también ha sido un año importante para la opresión anti BDS.
Como lo expresó el BNC en un reciente resumen del año, 2016 será  recordado como “el año en el que Israel llevó a cabo una guerra total contra el movimiento BDS global dirigido por los palestinos”.
Esto ha llevado a detenciones y prohibiciones de desplazamiento contra los principales líderes palestinos del BDS. Este año, el Estado israelí también ha aumentado su represión a los activistas palestinos del BDS, amenazándoles con “eliminaciones de civiles”.
Incluso ha habido estrategias por parte de EE.UU.  y Reino Unido para eliminar la crítica al sionismo, y acciones ejecutivas con la misión de suprimir los BDS (aunque  las afirmaciones generales acerca de una “prohibición” británica al BDS resultaron ser falsas).
Esta semana, la primera ministra Theresa May llegó a denunciar el movimiento en la cena anual de Amigos Conservadores de Israel, declarando que “el movimiento de boicots, desinversiones y sanciones está mal, es inaceptable, y este partido y este gobierno no se involucrarán con sus partidarios.”
Sin embargo, nada de esto ha detenido al movimiento BDS, que ha seguido ganando terreno. De hecho, la opresión parece animar la determinación de los activistas para pedir el boicot a Israel hasta que sea obligado a terminar con la ocupación en Palestina, garantizar los derechos de sus habitantes y permitir a los refugiados palestinos regresar a su tierra.
Su mayor triunfo fue seguramente la retirada de G4S, que al fin anunció este mes que cortará la mayoría de sus negocios con Israel. G4S, la mayor firma de seguridad del mundo, ha estado involucrada en la creación de prisiones y asentamientos ilegales israelíes en Cisjordania. Este triunfo llega tras años de activismo y campañas locales por todo el mundo en contra de la multinacional. “Seguiremos haciendo campaña hasta que G4S deje de estar involucrada con el abuso de los derechos humanos de los palestinos”, dijo Rafeef Ziadah, del BNC.
Mientras tanto, el coordinador del BNC en Europa comparó la lucha con la del apartheid en Sudáfrica. “La presión del BDS al régimen, colonialista y apartheid de Israel está haciendo que algunas de las multinacionales más importantes del mundo se den cuenta de que beneficiar a los abusos israelís de los derechos de los palestinos no es justo ni ético, además de socialmente irresponsable”, explicó Riya Hassan, “pero también es francamente malo para los negocios.”
El último aliento de G4S ha sido un buen final para un año que comenzó con otro claro triunfo de BDS contra CRH, una empresa irlandesa de materiales de construcción. La Campaña Irlandesa de Solidaridad con Palestina (IPSC) llevaba una década pidiendo que CRH cesara sus actividades en Israel y en la Cisjordania ocupada. Ha suministrado hormigón para construir el muro de apartheid israelí en Cisjordania, así como colonias exclusivamente judías, establecimientos israelíes que son ilegales bajo la ley internacional.
En enero, CRH terminó sus operaciones en Israel. El presidente de la IPSC, Martin O’Quigley, declaró que se trató de “una gran victoria para los palestinos” que viven bajo la ocupación israelí.
La empresa francesa de telecomunicaciones Orange también parece haber sentido el impacto del BDS en enero. Tras una gran campaña en contra de la compañía de BDS Egipto, la marca Orange Israel ya no existe, después de que la firma eliminase su contrato con Israel’s Partner Communications.
El oficial de campaña de la BNC en el mundo árabe, Guman Mussa, declaró que la noticia era “un triunfo importante para el movimiento del BDS, y demuestra que las compañías y los inversores internacionales están despertando y dándose cuenta de que estar involucrados con el régimen colonizador de Israel es malo para el negocio… Les damos la enhorabuena y las gracias a todos los activistas y las organizaciones involucradas con esta inspiradora campaña de 6 años.”
Orange negó que estuviese actuando en relación con las peticiones de los activistas del BDS, pero eso parece poco probable. Al no querer parecer vulnerables a las campañas por los derechos humanos, las corporaciones suelen denegar la verdadera victoria del BDS. Sin embargo, el hecho es que la campaña de BDS Egipto fue muy significativa; la filial egipcia de Orange cuenta con 33 millones de clientes.
El crecimiento del BDS en el mundo árabe fue otra tendencia importante en 2016. Tan importante como el triunfo de BDS Egipto en enero es la masiva campaña pública de BDS Jordania en contra del acuerdo petrolero del reino con Israel. También se hicieron campañas en Kuwait y Marruecos.
Las luchas avanzaron cuando llegaron actos de solidaridad de parte el movimiento estadounidense Black Lives Matter. Una delegación de Movimiento por las Vidas Negras a Palestina informó de la decisión de la gran coalición (de 50 organizaciones) de respaldar al movimiento BDS como parte de su plataforma. Por esta razón, fue calumniado y tachado de “anti semita”, pero el movimiento Black Lives Matter no perdió ni un segundo. Dream Defenders respondieron, apelando ” a todos aquellos que creen en un mundo donde todo el mudo es libre, uníos a nosotros. A aquellos que ya no apoyan al pueblo negro por sus creencias, adiós. No os queremos ni os necesitamos en nuestro movimiento.”
El mayor objetivo del BDS en 2016 fue Hewlett Packard, el gigante informático. Proporciona tecnología a los puestos de control militar israelíes en Cisjordania, un elemento esencial de la infraestructura de ocupación ilegal que perjudica a los palestinos cada día, e incluso les asesina.
Activistas declararon que se llevaron más de 150 acciones contra HP en una semana de noviembre y diciembre, en la que la Campaña de Solidaridad con Palestina dio conferencias en 40 ciudades y pueblos británicos. La campaña ya está demostrando signos de éxito; una iglesia de California votó la semana pasada a favor de boicotear todos los productos de HP.
¿Qué otra cosa puede hacer Israel en la “guerra” con el BDS en 2017? Tendremos que esperar para verlo. Pero hay una cosa segura: el apoyo al BDS es cada vez mayor, y cuanto mayor sea, más efectivo.

Comentarios