Histórica resolución de la ONU contra los asentamientos israelíes

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer una histórica resolución que condena la política israelí de establecer colonias en territorios palestinos, y exige su cese “inmediato” y “completo”. Estados Unidos, tras haber vetado en 2011 una resolución similar, se abstuvo y permitió así que el texto saliese adelante con el respaldo del resto de los miembros.
El gobierno israelí se mostró indignado y expresó su repudio a la medida. “Israel rechaza esta resolución anti-israelí vergonzosa de Naciones Unidas y no va a cumplir sus términos”, indicó en un comunicado el primer ministro Benjamin Netanyahu. “La administración Obama no solo ha fracasado en proteger a Israel contra esta conspiración en la ONU, sino que se ha confabulado con ella entre bastidores”, agregó.
Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU aprueba una resolución que condena la política israelí de asentamientos y exige su cese "inmediato" y "completo". EFE/Justin Lane
Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU aprueba una resolución que condena la política israelí de asentamientos y exige su cese "inmediato" y "completo". EFE/Justin Lane
La postura estadounidense supone un paso importante por parte del presidente saliente, Barack Obama, que en el último año endureció el tono contra los asentamientos, y refuerza las diferencias con su reemplazante en el cargo, el republicano Donald Trump.
Hace un par de días, y tras un llamado de Netanyahu, Trump le pidió a Obama que vetase la resolución. Pero no tuvo éxito. Ayer, tras conocerse la resolución, el magnate afirmó con cierta ironía:“Las cosas van a ser diferentes tras el 20 de enero”.
Mapa de las colonias israelíes en Cisjordania y las zonas de control (AFP)
Mapa de las colonias israelíes en Cisjordania y las zonas de control (AFP)
La embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power, defendió la decisión de su gobierno, aliado tradicional de Israel. “Estados Unidos ha estado trasladando el mensaje de que los asentamientos deben acabarse, en público y en privado, durante casi cinco décadas”, dijo. Y citó al ex presidente Ronald Reagan para recordar que también los republicanos avalaron este punto.
Según la representante estadounidense, “el problema de los asentamientos ha empeorado tanto que está poniendo en riesgo la viabilidad de la solución de dos estados”.  La representante estadounidense destacó también como un elemento conflictivo que influyó en la decisión de la ONU el proyecto de ley que está tramitando el Parlamento israelí para legalizar retroactivamente colonias judías en el territorio ocupado de Cisjordania.
La resolución, que fue una propuesta de Egipto, exige a Israel el cese de su política de asentamientos en territorios palestinos, incluido Jerusalén oriental, e insiste en que la solución al conflicto de Oriente Medio pasa por la creación de un Estado palestino que conviva junto a Israel. 
El texto señala que esa vía está en peligro por la expansión de las colonias, que está llevando a una “realidad de un Estado”. Agrega que los asentamientos “constituyen una flagrante violación de la ley internacional y un gran obstáculo para conseguir una solución de dos estados, así como una paz, justa, duradera y completa”. 
Vista general del asentamiento israelí de Ramat Shlomo, sobre territorio palestino. (EFE)
Vista general del asentamiento israelí de Ramat Shlomo, sobre territorio palestino. (EFE)
Además, el Consejo de Seguridad reitera que no reconocerá ningún cambio a las líneas trazadas en 1967 a no ser que sea acordado por las dos partes a través de negociaciones. Así, condena “todas las medidas destinadas a alterar la composición demográfica, carácter y estatus del territorio palestino ocupado desde 1967, incluido Jerusalén Este”, entre las que señala los asentamientos, la confiscación de tierras y las demoliciones de viviendas palestinas. 
Al mismo tiempo, el máximo órgano de decisión de la ONU demanda medidas para prevenir “todos los actos de violencia contra civiles, incluidos actos de terrorismo, así como todos los actos de provocación y destrucción”, y condena la incitación y el discurso del odio. 
Varios miembros del Consejo de Seguridad señalaron que se trata de una resolución equilibrada y que, básicamente, se limita a reiterar una postura que defiende la ONU y casi la totalidad de la comunidad internacional. La resolución es la primera sobre el conflicto de Oriente Medio que el Consejo aprueba desde 2009.
Un jóven israelí espera al autobús en el asentamiento de Ramat Shlomo, Palestina (EFE)
Un jóven israelí espera al autobús en el asentamiento de Ramat Shlomo, Palestina (EFE)
La contundente declaración del organismo fue recibido con elogios por los palestinos, y rechazo absoluto de los israelíes. “Es un gran golpe” para Israel, señaló Nabil Abu Rudeina, vocero de la presidencia palestina. “Se trata de una condena internacional unánime de la colonización y un claro apoyo a una solución de dos estados”, agregó.

En Israel salieron a cuestionar al gobierno de Obama. “Esperábamos que el mayor aliado de Israel actuara de acuerdo con los valores que compartimos y que hubiera vetado esta vergonzosa resolución”, apuntó Danny Danon, el embajador israelí en Naciones Unidas.El ministro de Infraestructura y Energía, Yuval Steinitz, acusó directamente a Washington de “abandonar” a Israel y de “conspirar” con los palestinos.

Comentarios