miércoles, 12 de octubre de 2022

Annie Ernaux, nueva Premio Nobel de Literatura, apoya a Palestina y denuncia el apartheid israelí


 Annie Ernaux, nueva Premio Nobel de Literatura, apoya a Palestina y denuncia el apartheid israelí


La escritora siempre ha apoyado los derechos de los palestinos y el derecho al boicot cultural a Israel, sumándose a numerosas iniciativas de solidaridad con Palestina y denunciando el apartheid israelí.

Annie Ernaux es la primera mujer francesa, ocho años después de Patrick Modiano, y la decimoséptima en recibir el Premio Nobel de Literatura.

Sucede al novelista tanzano Abdulrazak Gurnah y ha expresado en repetidas ocasiones su apoyo a las mujeres y a los hombres palestinos, en consonancia con su compromiso permanente con la igualdad de derechos y la justicia para todos. 

En mayo de 2019, Annie Ernaux se unió a otros 100 artistas franceses para firmar una carta abierta en la que se pedía el boicot al Festival de Eurovisión de Tel Aviv.

En 2018, la autora también había firmado una carta junto a unos 80 artistas para denunciar la celebración de la temporada intercultural Israel-Francia por parte de los gobiernos israelí y francés. Alain Damasio, Jean-Luc Godard, Nathalie Quintane y otros artistas escribieron con ella: "Para nosotros, músicos, escritores, cineastas, directores, actores, técnicos, artistas visuales, fotógrafos, diseñadores, bailarines, esta iniciativa, bajo la apariencia de promover el diálogo y el intercambio, es en realidad uno de los medios implementados por el gobierno israelí para restaurar la imagen del Estado de Israel".

Annie Ernaux también pidió, junto con cientos de personalidades como Noam Chomsky y Angela Davis, la liberación del preso Georges Ibrahim Abdallah, comunista libanés de origen cristiano maronita, que lleva casi 37 años encerrado en Francia. 

Finalmente, en mayo de 2021, tras los bombardeos y masacres sobre Gaza perpetrados por Israel, la autora firmó "Una carta contra el apartheid" [que se publica al final del presente texto] en la que se enumeran los ataques contra los palestinos en Gaza. "Presentar esto como una guerra entre dos partes iguales es falso y engañoso. Israel es la potencia colonizadora. Palestina está colonizada. No es un conflicto: es un apartheid". 

"Es un deber posicionarse"
"Es un deber posicionarse" declaró en una entrevista a Libération el pasado mes de marzo, unas semanas antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales. 

En noviembre de 2015, tras los atentados de París, estuvo entre los firmantes del Appel des 58, "Nous manifesterons pendant l'état d'urgence". También fue cofirmante de una tribuna de apoyo a los chalecos amarillos, así como de un texto en el que se acusaba al Gobierno de intentar desacreditar a los opositores a la ley del Trabajo en 2016.

Durante la campaña presidencial de 2022, Annie Ernaux se incorporó al parlamento de Unión Popular. "Los votantes de Jean-Luc Mélenchon son la Francia joven, la Francia popular, la Francia que trabaja, la que quiere un mundo justo, de verdad". Decidió votar a Emmanuel Macron en la segunda vuelta, por despecho, "un desamor", ella que calificó al presidente saliente como "un hombre de teatro, sin ninguna convicción". 

Elementos biográficos extraídos de France Culture, 
Nacida en 1940 en Lillebonne (Seine-Maritime), Annie Ernaux ha escrito sobre su experiencia como "tránsfuga de clase", desde la tienda de comestibles familiar hasta el profesorado de agrégation de lettres modernes y el matrimonio burgués, desde el pequeño pueblo de Yvetot en Normandía hasta la capital, una tensión tierna y culpable que explora en su obra literaria. "Annie Ernaux cree claramente en el poder liberador de la escrituradijo la institución que otorga el prestigioso premio literario. Su obra no tiene concesiones, y está escrita con un lenguaje sencillo y sobrio. Cuando revela, con gran valentía y agudeza clínica, la agonía de la experiencia de clase, ya sea describiendo la vergüenza, la humillación, los celos o la incapacidad de ver lo que uno es, logra algo admirable y persistente.

Desde Armoires vides (Gallimard, 1974) hasta Mémoire de fille (Gallimard, 2016), pasando por L'Événement (Gallimard, 2000), la escritora, muy comprometida con la izquierda, ha dejado su huella en la literatura francesa a través del material autobiográfico de sus escritos.

Fuentes: France Culture, France Info

Concesión del Nobel de Literatura
La Academia Sueca ha concedido el jueves 6 de octubre el Premio Nobel de Literatura 2022 a la escritora francesa Annie Ernaux, autora publicada en España de la mano de la editorial Cabaret Voltaire.
El comité que le ha concedido el premio ha destacado “el coraje y la agudeza clínica” con que la escritura de Ernaux “desvela las raíces, los extrañamientos y los frenos colectivos de la memoria”.

CARTA ABIERTA, 7 JUNIO 2021
"El apartheid debe ser desmantelado. Ninguno de nosotros es libre hasta que todos seamos libres. Para enfrentarse a la ocupación israelí, respaldada por la complicidad internacional, un grupo muy numeroso de personalidades palestinas y sus partidarios israelíes, como Eyal Weizman o Arielle Azoulay, e internacionales -Ta-Nehisi Coates, Viggo Mortensen, Angela Davis, Naomi Klein... - nos instan a "mostrar valor" y a apoyar la lucha por la descolonización lo mejor que podamos: "es nuestra responsabilidad colectiva reparar este mal".
 
Desde principios de mayo, los palestinos han sido atacados y asesinados impunemente por soldados y civiles israelíes armados que recorren las calles de Jerusalén, Lydda, Haifa, Jaffa y otras ciudades israelíes al grito de "Muerte a los árabes". Varios palestinos vulnerables y desarmados han sido linchados en las últimas semanas. Las familias del barrio de Sheikh Jarrah de Jerusalén han sido desalojadas de sus hogares y desplazadas por la fuerza. Estos actos violentos - asesinatos, intimidaciones y expropiaciones - se cometen bajo la protección, si no con la bendición, del gobierno israelí y su policía.

En mayo, el gobierno israelí cometió una masacre en Gaza, bombardeando indiscriminada e implacablemente a los palestinos en sus hogares, oficinas, hospitales y calles. El bombardeo de Gaza forma parte de una estrategia deliberada y recurrente: familias enteras están siendo diezmadas y la infraestructura local destruida, empeorando las condiciones ya insoportables en una de las zonas más densamente pobladas del planeta, a pesar del alto el fuego. Gaza no es un país separado. Somos un solo pueblo, separado a la fuerza por la arquitectura del Estado israelí.

Es erróneo y engañoso presentar esta situación como una guerra entre dos partes iguales. Israel es la potencia colonizadora. Palestina está colonizada. Esto no es un conflicto, sino un apartheid.

Ante el peligro mortal de las últimas semanas, los palestinos vuelven a unirse. En Palestina y en todo el mundo, los ciudadanos salen a la calle, se organizan en las redes sociales, defienden sus hogares, se protegen mutuamente y exigen el fin de la limpieza étnica, el apartheid, la discriminación y la expropiación. Nuestras comunidades han sido sistemática y brutalmente fragmentadas y borradas desde la Nakba, el inicio de la colonización israelí en 1948, pero esta reciente reunión nos da valor y confianza. Estos sentimientos son esenciales para cargar con la rabia y la pena que hemos sentido en las últimas dos semanas. A pesar de estos años de deshumanización, hay una esperanza real.

El mundo empieza por fin a llamar al sistema israelí por su nombre. A principios de este año, la organización israelí de derechos humanos B'Tselem siguió el ejemplo establecido por décadas de trabajo intelectual y jurídico palestino al reiterar que no hay separación entre el Estado israelí y la ocupación militar: ambos forman un único sistema de apartheid. Human Rights Watch, por su parte, emitió un informe detallado en el que acusaba a Israel de "crímenes contra la humanidad de apartheid y persecución".

Nosotros, los artistas, escritores y creadores palestinos abajo firmantes, y nuestros aliados en el mundo de la cultura nombrados a continuación, les pedimos que se unan a nosotros. Que este momento no sea en vano. Si las voces palestinas vuelven a ser silenciadas, pueden pasar generaciones hasta que surja otra esperanza de libertad y justicia. Te pedimos que te unas a nosotros ahora, en este momento crítico, y muestres tu apoyo público a la liberación de Palestina.

Exigimos el fin inmediato e incondicional de la violencia israelí contra los palestinos. Pedimos que se ponga fin al apoyo prestado por las potencias mundiales a Israel y a su ejército; en particular por Estados Unidos, que proporciona al país ayuda financiera, por valor de 3.800 millones de dólares al año, sin condiciones. Hacemos un llamamiento a todos para que ayuden, de la manera que puedan, a desmantelar este sistema de apartheid. Pedimos a todos los gobiernos que permiten este crimen contra la humanidad que apliquen sanciones, que movilicen la responsabilidad internacional y que pongan fin a sus relaciones comerciales y económicas. Hacemos un llamamiento a los activistas y a los ciudadanos, especialmente a nuestros compañeros del mundo de las artes, para que animen a sus instituciones y localidades, siempre que sea posible, a apoyar la lucha palestina por la descolonización. El apartheid israelí cuenta con la complicidad internacional. Es nuestra responsabilidad colectiva corregir este error.

Hemos visto que los gobiernos de Europa y de otros países han aplicado políticas de censura y han fomentado una cultura de autocensura respecto a la solidaridad con los palestinos. Es cínico confundir la crítica legítima al Estado de Israel y sus políticas hacia los palestinos con el antisemitismo. El racismo, incluido el antisemitismo y todas las formas de odio, son aborrecibles para nosotros y no son bienvenidos en nuestra lucha. Es hora de oponerse y superar estas tácticas de silenciamiento. Millones de personas de todo el mundo ven a los palestinos como un microcosmos de su propia opresión y esperanzas, y aliados como Black Lives Matter y Jewish Voice for Peace, así como activistas de los derechos de los indígenas, feministas y movimientos queer, entre muchos otros, expresan cada vez más su apoyo.

Les pedimos que muestren valor. Sabemos muy bien, por experiencia personal, lo difícil que puede ser enfrentarse a esta injusticia continua.

El apartheid debe ser desmantelado. Ninguno de nosotros es libre hasta que todos seamos libres. 



Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Avances en la ampliación del tranvía del apartheid: El proyecto J-Net whoprofits.org, Actualización | noviembre de 2022

  Avances en la ampliación del tranvía del apartheid: El proyecto J-Net whoprofits.org , Actualización | noviembre de 2022   Siguiendo e...