Activistas internacionales arrestados y desalojados mientras 'Hebrón se convierte en un gueto'

Dos activistas internacionales fueron arrestadas en Hebrón (al-Khalil) ayer por la mañana, 3 de noviembre, mientras que otros seis fueron ordenados a abandonar el apartamento en el barrio H2 de Tel Rumeida bajo amenaza de arresto. 

Activistas internacionales obligadas a abandonar el apartamento
Las nacionales de Alemania y Estados Unidos fueron arrestadas a las 07:50 mientras observaban tranquilamente el Checkpoint 56 a la entrada de Shuhada Street, después de que se les denegara el acceso de forma arbitraria al Checkpoint 55 en la misma calle. Fueron arrestadas bajo alegaciones de ‘obstrucción a la fuerza’ y estar en una ‘zona militar cerrada’ después de que un soldado del checkpoint se quejara a unos oficiales de policía que pasaban por la zona.
Se les negó el derecho a comunicarse con sus embajadas mientras estaban bajo custodia policial y tan solo recibieron agua para beber después de repetidas peticiones. “Teníamos miedo sobre qué iba a pasar, pero aún así estábamos mucho mejor que el palestino que hemos oído recibir golpes de las fuerzas israelíes en comisaría” dijo una de las mujeres. Fueron puestas en libertad a las 16:30, bajo la condición de firmar órdenes que les prohíbe el acceso a Hebrón durante una semana. Justo antes de ser puestas en libertad, el oficial a cargo de la investigación admitió que no había ninguna evidencia contra ellas, pero que serían castigadas por las alegaciones de los soldados.
Varias horas después, otros miembros del equipo fueron parados al intentar pasar por el Checkpoint 56 que divide Tel Rumeida del área H1 de Hebrón, que está bajo autoridad palestina. Desde el sábado 31 de octubre, cuando Tel Rumeida fue declarada ‘zona militar cerrada’ durante 24 horas, tanto internacionales como población palestina han visto su movimiento severamente restringido. La población local recibió ordenes de registrar su documentación o arriesgarse a ser parados en todos los checkpoints que atraviesan el distrito.
Aunque últimamente la documentación de los reglamentos de zonificación de Tel Rumeida han sido notablemente inconsistentes, las y los activistas estaban estupefactos aquella tarde cuando sus pasaportes fueron confiscados y se enfrentaban a una orden de salir de la ‘zona militar cerrada’ que incluía su apartamento. Las fuerzas israelíes demandaban que firmaran de inmediato un contrato para ausentarse de su residencia, de lo contrario serían desalojados por la fuerza y deportados.
El Checkpoint 55 es frecuentado por estudiantes de varios grupos escolares. Fue bloqueado el pasado domingo en algo que los soldados describieron como “nuevas medidas contra el terrorismo”. Desde hace ya varios años las agencias internacionales monitorizan el impacto de la ocupación sobre niñas y niños de Hebrón en edad escolar, sin embargo este trabajo se está viendo severamente impedido durante las últimas semanas en medio de una creciente tensión en el distrito.
Una activista del International Solidarity Movement, una profesora de Australia conocida como Phoebe, declaraba: “¿Nunca estarán satisfechos? Durante el pasado mes, las fuerzas israelíes han ignorado por completo el derecho internacional. Han llevado a cabo ejecuciones extrajudiciales de palestinas/os en frente de testigos y con total impunidad.” Añade además que: “Hemos sido atacadas diariamente por colonos en frente de soldados y policía que luego nos han ordenado que nos moviéramos, bajo amenaza de arresto por provocar a los colonos con nuestra presencia. Nos han intimidado, acosado, abusado, detenido y ahora esto: arrestos por monitorizar los abusos de los derechos de niñas y niños y nos desalojan por estar presentes en un barrio plagado de tensión. Nuestra presencia es legal y creemos que es más esencial que nunca.”
Sin embargo, las activistas internacionales han reconocido que su mayor preocupación siguen siendo las y los residentes palestinos de Tel Rumeida y la intensificación tanto de la violencia de los colonos como de las manifestaciones de violencia física de la ocupación, incluyendo la expansión de la infraestructura usada para limitar el movimiento por las calles. Recogiendo declaraciones de residentes palestinos locales, un activista holandés declaraba que estas medidas han creado una alarmante sensación de que “Hebrón se está convirtiendo en un gueto.” Añade que, “sí la comunidad internacional no reacciona ahora entonces el asentamiento ilegal seguramente ocupe todo Tel Rumeida… Este es nuestro mayor temor.”
Las activistas internacionales de Holanda, Italia, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Polonia, Francia y Australia han prometido volver a su trabajo de presencia protectiva, monitorización y periodismo en el distrito y consideran que esta situación es un pésimo reflejo sobre los supuestos ideales democráticos del estado israelí.
Orden de zona militar presentada a internacionales durante el desalojo
Orden de zona militar presentada a internacionales durante el desalojo
Mapa de zonificación de la zona militar presentada a internacionales durante el desalojo
Mapa de zonificación de la zona militar presentada a internacionales durante el desalojo

Comentarios