Los absurdos ataques de Israel contra el movimiento BDS revelan su desesperación

En posiblemente su nivel más bajo, un político israelí dice que el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) estaba detrás del 9/11. 

Los políticos israelíes no son conocidos por sus altos estándares cuando se trata de exactitud histórica, sin embargo, mientras la popularidad internacional de Israel disminuye, uno puede notar cada vez más  la falta de respeto sin igual por los hechos, entre las principales figuras políticas del país.
Yair Lapid, uno de los políticos israelíes liberales más influyentes, ahora acusa al Movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) esencialmente de la realización de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2011.
Lapid hizo estas afirmaciones en la Sinagoga de Park Avenue en Nueva York .
No se detiene allí. El movimiento BDS también es responsable de la guerra civil de Siria y los ataques terroristas en Londres y Madrid, afirmó Lapid. Citando a TheJerusalem Post:
"Lapid dijo que la manera de luchar contra el Movimiento BDS es pasar de la defensiva a la ofensiva y recordar al mundo que la gente detrás de este movimiento son los"responsables del 9/11, de los ataques terroristas en Madrid y Londres y de las 250 mil personas que han muerto en Siria - y la comunidad judía estadounidense puede ayudar a Israel a difundir este caso".
Contemplemos esto por un segundo. Antes de lanzar la convocatoria para el BDS, el 9 de julio de 2005, este pequeño grupo de personas, de tendencia izquierdista detrás de esta iniciativa, aparentemente llevó a cabo los peores ataques terroristas en suelo estadounidense. Luego, en 2004, más de un año antes de la llamada del BDS, este mismo pequeño grupo de izquierdistas palestinos y activistas solidarios organizaron los atentados de Madrid. Luego, el 7 de julio de 2005, las mismas personas llevaron a cabo los atentados en Londres. Y dos días más tarde, emitieron la convocatoria del movimiento BDS.
Estoy tratando de imaginar a un funcionario palestino centrista proclamando en la Ciudad de Nueva York, que quienes están detrás del Estado de Israel son "responsables del 9/11, los ataques terroristas en Madrid y Londres y de las 250 mil personas que han muerto en Siria". Algo me dice que tal declaración podría convertirse en un escándalo diplomático. Esto, sin embargo, no se convirtió en nada. Las absurdas difamaciones de Lapid, fueron un no-evento.
Cualquier persona que examina la jerga política se cruza con mentiras, a veces descaradas. Dicho esto, rara vez vemos a alguien llegar al nivel de distorsión intencional de Lapid.
Más interesante que los absurdos comentarios, sin embargo, es cómo los gobiernos Occidentales han dado carta blanca a Israel no sólo para ocupar territorios palestinos y hacer cumplir un sistema político tipo-apartheid en Cisjordania, sino carta blanca para llevar la falsificación de la historia a completamente otro nivel.
Imagine a un político iraní o ruso de alto perfil diciendo algo como lo que dijo Lapid. O a un representante del régimen de Assad. En Nueva York, los medios de comunicación Occidentales y los gobiernos tendrían un par de cosas que decir al respecto. Serían objeto de burlas y con razón.
Si bien Israel puede beneficiarse de una cobertura diferente de los medios de comunicación, tiene un gran problema: Un creciente número de judíos europeos y norteamericanos se están volviendo, ya sea, indiferentes o se están cansando ​​de las payasadas de Israel. También hay otro fenómeno prometedor: un creciente número de judíos europeos y norteamericanos se están involucrando en el activismo político y en buscar estrategias contra la ocupación y el apartheid de Israel.
La desesperación de Lapid fue evidente en la sinagoga de Manhattan.
"Necesitamos a la comunidad judía", dijo. "Les necesitamos. Estamos listos para ofrecerles todo el apoyo necesario, porque en esta batalla, ustedes son nuestros soldados de a pie en primera línea".
Debe consumir a los políticos israelíes que se haya llegado a esto. Era mejor cuando la Segunda Intifada comenzó. Era mucho mejor cuando la Primera Intifada comenzó, por no hablar de la guerra de 1967. Pero ahora, la luna de miel de Israel con los judíos estadounidenses, podría estar llegando a su fin.
"La manera de derrotar al BDS es que nosotros permanezcamos juntos y de pie",declaró Lapid en Nueva York. Pero los judíos de Estados Unidos no permanecerán de pie detrás de la forma de políticas israelíes que van en contra de sus valores - y no hay ninguna cosa que Lapid o cualquier otro político israelí pueda hacer al respecto.
Fuente: Bruno Jantti, TeleSur

Comentarios