Condenan en Francia a 12 activistas del BDS contra Israel


Resumen Medio Oriente, 3 de noviembre de 2015 – La Cámara de Casación francesa ha confirmado la semana pasada la condena de una docena de militantes de la campaña BDS (Boicot, Desinversión, Sanción al Estado sionista de Israel). Numerosas voces se elevan para protestar contra este “atentado a la libertad de expresión”.
La Cámara, la más alta jurisdicción judicial francesa condenó a los militantes de Mulhouse que vienen participaron entre 2009 y 2010 en acciones que apelaban al boicot a productos israelíes. Los militantes habían invitado a clientes de un supermercado alsaciano a no comprar ni consumir productos provenientes de Israel, como parte de la campaña del BDS local.
La figura jurídica que sirve de excusa a esta injusta condena es la de “provocación a la discriminación nacional, racial y religiosa”, y además de la condena pena con el pago 32.000 euros a cada uno de los condenados.
Según informó The Forward, el tribunal “citó la ley de la República francesa de Libertad de Prensa, que establece la prisión o una multa de hasta 50.000 dólares para partidos que ‘provoquen discriminación, odio o violencia hacia una persona o un grupo de gente por motivo de su origen, su pertenencia o no pertenecer a un grupo étnico, una nación, una raza o una religión determinada’”. Debido a que BDS es inherentemente “discriminatorio”, adujo la corte, es un crimen defenderlo.
Mediante un comunicado, los militantes pro BDS señalaron: “Con esta condena, en otro momento hubiera sido imposible boicotear a la racista Sudáfrica por luchar contra el Apartheid”. Y se preguntan: “¿El Boicot a África del Sur de las décadas del 70-80, que fue uno de los factores esenciales para obtener la abolición de dicho Apartheid y lograr una victoria de la humanidad, también sería ilegal y condenable?”.
Por su parte, el abogado Pascal Markowicz, integrante del Comité Directivo de CRIF (Consejo que representa a las instituciones judías de Francia) festejó alborozado “esta buena noticia de que el Boicot sea a partir de ahora ilegal en este país”.
En tanto, el reputado periodista estadounidense de investigación Glenn Greenwald, a quien el exanalista de la Agencia de la Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés) Edward Snowden cedió sus filtraciones en 2013, el dictamen forma parte de una tendencia global. Mientras más y más gente a lo largo del mundo “reconoce la naturaleza criminal y brutal” de Israel, los que le siguen leal incrementan la criminalización literal del activismo contra la ocupación israelí.
A juicio de Greenwald, uno tiene que reflexionar sobre el hecho de que para el Occidente es perfectamente legal promover sanciones contra Irán, Rusia, Sudán o cualquier otro país mientras que el embargo y boicot a Israel es ilegal y criminal.
“¿Dónde están todos los que insistían en que tras los ataques a Charlie Hebdo la defensa a la libertad de expresión era tan vital para todo lo que es bueno y justo en el mundo occidental?, y ¿por qué no existe un hashtag #JeSuisBDS en defensa de estos activistas que han sido perseguidos –procesados- por Francia por sus opiniones políticas?”, opinó el periodista.

Comentarios