Las fuerzas israelíes de Ocupación hieren a dos pequeños niños palestinos

Las fuerzas de seguridad israelíes dispararon a dos pequeños niños palestinos con balas "menos letales", uno fue herido en su cabeza y el otro en su muslo. Los medios de comunicación israelíes apenas informaron la noticia. 

Un niño de cinco años. Un soldado israelí armado apunta su arma contra él. Y le dispara. Un niño ni siquiera lo suficientemente mayor como para estar en primer grado. No he visto ningún informe al respecto en inglés y los pocos que vi en hebreo fueron escasos y se centró principalmente en los comentarios incendiarios, racistas publicados por los israelíes en la foto de Abu Ali que dio la vuelta por Facebook. Cosas como, "es una pena que no lo llevara a cabo," y, "si el soldado hubiera apuntado su arma un poco más en el centro, no más putos como él serían traídos al mundo."

Pero no necesitamos una foto de un niño palestino herido en las redes sociales para saber que hay israelíes racistas que les encanta hacer comentarios sediciosos sobre los palestinos en Facebook. Los pocos medios que sí lo hicieron ni siquiera realizaron la consulta más básica: ¿Por qué las fuerzas israelíes le dispararon a un niño de tan sólo cinco años? ¿Quién es el responsable, quién es el jefe y si se van a hacer responsables por esto? Y ¿dónde está la indignación por parte de los políticos?
Según un informe en hebreo del diario Haaretz, fue por una bala revestida de goma disparada por la policía israelí, en contravención a la propia política del departamento, que prohíbe disparar balas con punta de esponja a personas de la tercera edad, mujeres embarazadas y niños. En los últimos años, decenas de palestinos han resultado gravemente heridos por balas revestidas de goma y con punta de esponja, varios han perdido sus ojos, han sufrido fracturas den sus rostros y brazos un niño, Mahmoud Sunukrut, fue incluso  asesinado.
Abed Al Rahman Abu Ali, de 5 años, en el hospital tras ser baleado por las fuerzas israelíes.
Las autoridades israelíes afirman que estaban lanzando piedras. De hecho, es muy posible que lo estuvieran. Issawiya es barrio que se encuentra a los pies del Monte Scopus, donde se encuentra la Universidad Hebrea. Es el escenario de constantes cierres militares, demoliciones, redadas y hostigamiento, y muchas veces los jóvenes residentes palestinos lanzan piedras a las fuerzas israelíes. Como casi por defecto, Israel bloquea dos de las tres principales vías de acceso a la aldea con barricadas, por lo que es muy difícil entrar y salir del barrio.
Del mismo modo, se ha prestado poca atención al caso de una niña de tres años que fue herida en la cabeza por el ejército israelí con una bala recubierta de caucho en la aldea cisjordana de Qaddum la semana pasada.  Haaretz - Hebreo fue el único medio de comunicación israelí que informó sobre que el ejército israelí le había disparado a una pequeña niña.
Podría ser que porque ningún niño resultó gravemente herido los medios de comunicación no creyeron que los dos tiroteos merecían más atención. Y está claro que muchos israelíes, tanto en el gobierno como en el público en general, piensan que el acto de lanzar una piedra tiene el suficiente mérito para recibir un disparo. En cualquier caso, esta historia es un terrible recordatorio de lo lejos que los israelíes han llegado en su deshumanización y la desensibilización hacia los palestinos, que incluso un niño de cinco años y un niño de tres años que recibieron un disparo no es una historia para ser informada como corresponde.
Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org.

Comentarios