Israel bota sus desechos tóxicos en zonas residenciales palestinas

El régimen de Israel ha provocado críticas entre los palestinos por continuar botando sus desechos tóxicos en zonas residenciales palestinas y cerca de ellas. 

Desechos de un asentamiento ilegal israelí botados cerca de las casas palestinas.
Este jueves, un grupo de palestinos residentes en la ciudad de Yenín, en el norte de Cisjordania, ha denunciado que los israelíes han transferido material y desechos tóxicos muy peligrosos para la salud en las cercanías de esta ciudad palestina.
En una misiva enviada a las autoridades palestinas, el grupo exige que se ponga fin a esta situación y se retiren todos las materiales tóxicos que el régimen israelí ha botado cerca de su ciudad.
No obstante, parece que hay poca probabilidad de que se retiren los desechos, ya que, según recoge el Centro de Información Palestino, hasta los asentamientos adyacentes a Yenín han empezado en los últimos días a dirigir sus aguas residuales a las tierras palestinas, haciendo que muchas de estas no se puedan usar para cultivar.
Palestinos tratando de trasladar desechos tóxicos israelíes.
Esta práctica tiene lugar también en otras zonas de los territorios palestinos que no están bajo ocupación israelí. Expertos de salud califican estas prácticas como inhumanas y advierten de que la presencia de desechos tóxicos, además de contaminar las fuentes de agua y la tierra, causa cáncer a largo plazo.
Ya en varias ocasiones, las autoridades palestinas han denunciado al régimen de Tel Aviv por botar sus desechos tóxicos en tierras palestinas y cerca de sus hogares.
Hasta el momento, el régimen de Israel mantiene estas prácticas.

Comentarios