La policía turca mata a tiros a 16 refugiados sirios en su frontera, entre ellos tres niños.


Las fuerzas de seguridad turcas abren fuego contra los refugiados sirios que, huyendo de la guerra, pretenden entrar en territorio otomano. En los últimos meses han sido abatidas 16 personas en la frontera, entre ellas tres niños, según informa The Times, que cita fuentes del Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Otras fuentes, como un oficial de la policía siria y un traficante de personas que actúa en Turquía, cuentan a The Times que su experiencia sobre el terreno les lleva a pensar que el número de refugiados sirios muertos bajo el fuego de las autoridades turcas es mucho mayor. Según cuentan, las personas que son abatidas en el lado sirio de la frontera son enterradas en zonas de conflicto, lo que complica enormente que sus muertes sean registradas. Los soldados turcos solían ayudar a los refugiados a cruzar. Ahora les disparan El pacto suscrito entre la Unión Europea y Turquía hace dos semanas contempla que sea el país otomano el encargado de acoger a miles de refugiados sirios que serán deportados desde Grecia. El pacto incluye, entre otras cosas, el compromiso de Turquía de frenar a los solicitantes de asilo y reforzar su control fronterizo. También establece que Turquía es un "tercer país seguro" para acoger a los refugiados. Sin embargo, el asesinato de refugiados sirios en su frontera pone en cuestión esta premisa.  "Los soldados turcos solían ayudar a los refugiados a cruzar, incluso les ayudaban a cargar con sus enseres. Ahora les disparan", afirma el traficante de personas consultado por The Times. No se trata de la primera vez que las autoridades turcas se ven envueltas en escándalos al intentar contener el flujo de refugiados de manera violenta. El pasado 18 de marzo unos guardacostas turcos fueron grabados en el mar Egeo intentando hundir una embarcación con 40 refugiados a bordo. 

Comentarios