Defensor palestino dice que le persiguen y juzgan por su activismo pacífico

El palestino Issa Amro, defensor de los derechos humanos en la localidad de Hebrón, en Cisjordania, denunció hoy en la sede europea de la ONU que el Gobierno israelí "persigue y juzga a los activistas palestinos porque quiere acallar sus voces". 

En una rueda de prensa un día después de que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU abordara la situación de las libertades fundamentales y de los defensores en los territorios palestinos ocupados, el fundador del grupo Jóvenes contra los Asentamientos, calificó de "apartheid' la discriminación que sufren los palestinos en Cisjordania".
Dijo que se les aplica "un sistema jurídico distinto al de los colonos israelíes".
Amro, declarado "defensor de los Derechos Humanos del año en Palestina" por el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU en 2010, documenta violaciones de derechos humanos, organiza protestas y distribuye información sobre los asentamientos y la ocupación israelí.
Está acusado de 18 cargos por insultar a un soldado, agresión, incitación o perturbación de la paz, por lo que podría ser condenado a más de dos años de prisión en los próximos días en un juicio miliar, según explicó.
Amnistía Internacional (AI) ha señalado que, de ser declarado culpable, Amro será considerado un preso de conciencia.
"Lo digo alto y claro. Soy un palestino que, en mi propia ciudad, soy juzgado bajo el derecho militar mientras que a los israelíes que viven a diez metros de mi casa se les aplica la ley civil", aseveró el activista.
Lamentó la falta de movilización internacional para evitar las violaciones a la libertad de expresión, de asociación y de movimiento que sufren los palestinos "a diario".
En concreto, expresó su frustración por la dimisión de la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica y Social para Asia Occidental de la ONU, Rima Khalaf, que se vio obligada a dimitir a raíz de las presiones recibidas después de redactar un informe en el que acusaba a Israel de "apartheid".
Asimismo, Amro lamentó la negativa de la delegación de Estados Unidos a discutir la situación de los derechos humanos en los territorios ocupados de Palestina en el Consejo de Derechos Humanos.
"La única solución para la paz es que los violadores de derechos humanos rindan cuentas por los abusos que han cometido", remarcó.
Fuente: Agencia EFE

Comentarios