Un nuevo informe de la ONU acusa a Israel de vulnerar los derechos humanos

El Relator Especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados desde 1967, Michael Lynk, ha descrito la ocupación israelí como “la más perversa” del mundo. 

Imagen de Michael Lynk, Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados [Alhadath24 / Facebok]
El funcionario canadiense añadió que la imposición de un gobierno extranjero sobre casi cinco millones de personas, claramente en contra de sus deseos, requiere inevitablemente la represión de derechos, la erosión del Estado de Derecho, el incumplimiento de los compromisos internacionales y la imposición de prácticas profundamente discriminatorias.
Lynk acusó al gobierno de Israel de humillar a los palestinos e intensificar la represión contra los activistas por los derechos humanos. El activista presentó su informe a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU así como al Consejo de Derechos Humanos durante su último período de sesiones dedicado a la situación en Israel. Diplomáticos israelíes y estadounidenses boicotearon la sesión dedicada a estudiar varios informes de la ONU criticando los asentamientos israelíes, el bloqueo de Gaza y el uso excesivo de la fuerza contra palestinos.
El mismo informe también se muestra critico con las autoridades palestinas por sus vulneraciones de la ley, incluyendo homicidios y detenciones ilegales. Este informe ha visto la luz tras la dimisión de la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia Occidental, Rima Khalaf, después de que su informe acusando a Israel de ser un estado de apartheid fuera rechazado por el organismo internacional bajo la presión de Israel y Estados Unidos.
Estados Unidos boicoteó el lunes el debate sobre Israel y los territorios palestinos ocupados en Ginebra, alegando que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU es imparcial en contra de Israel. La medida se produjo después de que la administración estadounidense anunciara este mes que revisaría su relación con el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, a la luz de su fuerte enfoque sobre la situación en Israel, el gran aliado de Washington en la región.
El CDH trabaja de forma habitual sobre muchas áreas de tensión, incluyendo Siria y Corea del Norte. Sin embargo, Israel es el único Estado que regularmente aparece en un punto separado de la agenda, ante la existencia de numerosos informes sobre derechos humanos.
El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Mark Toner, afirmó en un comunicado oficial de Washington que el debate de la sesión del lunes constituye un recordatorio adicional del sesgo de larga data de este organismo contra Israel. “La continuidad de este tema en el orden del día es una de las mayores amenazas a la credibilidad del Consejo”, agregó Toner.

Comentarios