España: Homenaje a la resistencia de la mujer palestina en el marco del Día Internacional de la Mujer

Una abarrotada sala de plenos de la Junta Municipal de Retiro acogió este lunes el acto ‘Palestina a través de sus mujeres’. 

Una abarrotada sala de plenos de la Junta Municipal de Retiro acogió este lunes el acto ‘Palestina a través de sus mujeres’. Voces femeninas, dentro y fuera de Palestina, se alzaron para rendir homenaje a la resistencia y resiliencia de las palestinas, en el marco de las celebraciones del Día Internacional de la Mujer. La autora del libro ‘Historia del movimiento de mujeres en Palestina’, Mar Gijón, recordó que “la primera acción de mujeres palestinas campesinas contra la colonización tuvo lugar en 1884, pero no fue hasta 1929 cuando se oficializó el movimiento de mujeres”. Desde entonces, las palestinas han desempeñado un papel fundamental en la lucha de su pueblo contra la ocupación israelí y se han convertido en símbolo de resistencia, al tiempo que se han acostumbrado a reconstruir continuamente sus vidas y las de los suyos.
La activista hispano-palestina, Jaldía Abubakra organizó y presentó el acto, que contó entre sus ponentes con las periodistas especializadas en Oriente Medio, Teresa Aranguren e Isabel Pérez, la doctora en Estudios Árabes e Islámicos, Mar Gijón, y la coordinadora de Educación de UNWRA, Isabel Miguel. Estuvieron acompañadas desde la distancia por la diputada en el parlamento de Israel, Haneen Zoabi, la cofundadora del Comité Técnico de Asuntos de la Mujer (WATC), Soraida Hussein, la coordinadora en Comités de Trabajo de la salud (HWC), Juani Rishmawi, las coordinadoras de Aman (organización de apoyo psicosocial y prevención de la violencia en Hebron), Lubna y Mariam Abu Turki.
Estas valientes y comprometidas mujeres coincidieron en destacar la resistencia de las palestinas, a pesar de los devastadores efectos de una ocupación que se prolonga en el tiempo con la connivencia de la comunidad internacional. No se puede olvidar que Israel cuenta con EEUU, Reino Unido, Alemania y Turquía, entre sus aliados más íntimos.
La Palestina histórica, que hoy conocemos como el estado de Israel, “era la sociedad más avanzada de Oriente Próximo antes de 1948”, señaló Aranguren. En 1948, como consecuencia de la guerra árabe-israelí, decenas de miles de palestinos huyeron de sus hogares y vieron cómo la catástrofe (Nakba) se cernía sobre ellos. “Ahora, aproximadamente un tercio de la población refugiada del mundo son palestinos. Los más de 5,2 millones de refugiados se distribuyen entre la franja de Gaza, Jordania, Cisjordania, Siria y Líbano”, según datos ofrecidos por la coordinadora de Educación de UNWRA, Isabel Miguel.
“La sociedad palestina era una sociedad compleja, aunque esta idea no se suele tener presente porque habitualmente nos presentan a una Palestina que era un desierto por el que pasaron los israelíes y lo convirtieron en un vergel. Eso es mentira, y es que el movimiento sionista se construye sobre una gran mentira, con la complicidad de las potencias occidentales, especialmente de Reino Unido, ya que la colonización británica dio paso a la colonización israelí”, señaló Teresa Aranguren. También insistió en que “el papel de las mujeres no se puede desligar de la situación política en Palestina, ya que las mujeres han tenido un papel importante tanto en la lucha como en la vida cotidiana, en el día a día”.
Teresa Aranguren manifestó su asombro por la capacidad de aguante de los palestinos. “Por lo que conozco, sé que la fuerza mayor de la resistencia la ofrecen las mujeres, y lo que hace que Palestina no se deje destruir es la fuerza de la cohesión social, pese a los continuos intentos de Israel por separar y enfrentar a los palestinos”.
Mar Gijón recordó algunas fechas clave para el movimiento de mujeres en Palestina, como el año “1884, cuando se produjo la primera acción de campesinas contra la ocupación británica, 1929, cuando se establece el primer congreso de mujeres árabes en Palestina, que oficializó el movimiento femenino. En la década de los años 30, especialmente del 36 al 39, confluyen por primera vez mujeres urbanas y campesinas y se muestra la unión religiosa entre ellas”.
La periodista Isabel Pérez, es una zaragozana que reside en Gaza desde 2013, tras haber contraído matrimonio con un palestino. Pérez informa de lo que ocurre en la franja de Gaza a diversos medios, españoles e internacionales. “La situación allí es muy complicada para las mujeres, que a parte del patriarcado, se enfrentan al bloqueo y la ocupación. El bloqueo hace que el patriarcado sea más bestial. El muro más difícil de romper es el de la ocupación, y por eso muy importante que los palestinos luchen y apoyen a las mujeres. La mujer palestina es el cordón umbilical del proyecto nacional palestino. Resistencia en Palestina es tener hijos en Palestina, hablar sobre lo que ocurre e informar”.
Tras los testimonios de las ponentes en la sala, llegó el turno de las conexiones vía Skype con Haneen ZoabiJuani Rishmawi y Soraida Hussein, mientras que las coordinadoras de organización Aman, Mariam y Lubna Abu Turki, estuvieron presentes a través de un vídeo.
La diputada en el Parlamento israelí, Haneen Zoabi, es una feminista que vive en los territorios ocupados del 48, “que lucha en la boca del lobo”. Por su condición de diputada y defensora de Palestina, recibe ataques a diario. “La causa palestina es justa, como también lo es la lucha de las mujeres, así que hablar de esto, es hablar de justicia en definitiva. Israel ha fracasado al tratar de separar a los palestinos. Las mujeres han conseguido mantener su identidad nacional palestina y seguir vinculadas a la lucha, lo que supone un logro para ellas y otro fracaso para la administración sionista. Israel ha confiscado el territorio palestino y ha dejado a los palestinos viviendo en el 2,3% del territorio”.
“Cuando Israel dice que es un estado judío demócratico, lo que intenta es buscar legitimidad, porque pese a su fuerza militar y las alianzas con EEUU y la UE, necesita legitimidad para ocultar sus crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad. La esencia de las políticas y leyes israelíes es el racismo y el apartheid”, denunció Zoabi.
Soraida Hussein es la coordinadora del Comité de Asuntos de la Mujer, que destacó en su intervención “los efectos directos y estratégicos de la ocupación”. “La ocupación está cambiando la cultura, la sociedad, las dinámicas y las relaciones personales, y el colonialismo, además, refuerza el patriarcado. Por eso las mujeres tenemos una doble lucha, en el espacio interno y en el externo, donde luchamos por una Palestina independiente. Hussein ofreció un dato significativo, y es que desde 1967, 10.000 mujeres palestinas han sido encarceladas”.
En este momento, más de 60 mujeres palestinas están presas en las cárceles israelíes, y entre ellas se encuentran 10 niñas, y 3 mujeres retenidas por detención administrativa. Shirin Issawi y Dareen Tatour, dos mujeres de 36 y 33 años respectivamente, han vivido estas situaciones en sus carnes. Issawi es una abogada que ha estado varias veces en la cárcel por defender los derechos de los palestinos, mientras que Tatour se encuentra en arresto domiciliario y sólo puede salir dos horas al día de casa, tras haber sido encarcelada por un poema que fue mal traducido, y por el que le acusaron de incitar al odio al decir que ella podía ser la siguiente mártir palestina.
Juani Rishmawi es una española que lleva 31 años viviendo en Belén, donde coordina Comités de Trabajo de la salud. “Desde que vivo aquí, el trabajo más intenso es proteger y apoyar a la mujer palestina, que no ha dejado de crecer y luchar desde el 48. Hemos perdido mucho, pero también hemos ganado mucho: el estatus de las mujeres es uno de los más fuertes de Oriente Medio, y eso es la herencia de la lucha. Las mujeres ahora denuncian, hablan y cuentan”.
Lubna y Mariam Abu Turki, que coordinan el centro Aman en Hebron, una de las ciudades más perjudicadas por la ocupación, intervinieron a través de un vídeo. “Aman es el primer centro de este tipo en Hebro, y nuestro objetivo es ofrecer soporte, especialmente a niños y mujeres, ya que son los más vulnerables y quienes más sufren los efectos de la ocupación, manifestó Mariam. Lubna quiso destacar que el “Día Internacional de la Mujer debe ser un homenaje a los logros y la búsqueda de una sociedad en igualdad”. También indicó que las mujeres palestinas “sufren varios problemas que dificultan que se alcance la igualdad con los hombres, pero siguen luchando y asumiendo roles y responsabilidades. Animo a las mujeres a luchar por sus derechos y a levantar la voz para decir basta porque merecemos dignidad, igualdad y respeto”.
Fuente: María Fernández, Diariocrítico.com

Comentarios