Policía fronterizo israelí que asesinó a un niño palestino de 16 años, no será procesado

Mohammad Sunukrut, de 16 años, falleció por una bala con punta de esponja, disparada por un policía israelí el 31 de agosto de 2014, la justicia israelí no presentó cargos y el culpable no será procesado. 

Un joven palestino muestra una bala con punta de esponja disparada por la policía israelí, durante enfrentamientos entre jóvenes palestinos y la policía fronteriza israelí en un checkpoint entre el campamento de refugiados de Shuafat y Jerusalén, el 7 de noviembre de 2014. (Foto: Oren Ziv / ActiveStills)
Investigadores internos israelíes cerraron el caso sin presentar cargos contra un policía fronterizo que disparó en la cabeza a Mohammad Sunukrut, de 16 años, con una bala con punta de esponja el 31 de agosto de 2014, causando su muerte.
El adolescente de Jerusalén Este falleció el 7 de septiembre, una semana después de que un policía fronterizo israelí disparara al lado derecho de su cabeza con una bala con punta de esponja. La bala causó una fractura de cráneo y hemorragia cerebral. Aunque los funcionarios israelíes inicialmente afirmaron que Sunukrut recibió un disparo en la pierna, golpeándose en la cabeza después, la autopsia reveló que la bala con punta de esponja golpeó en su cabeza y fue la causa de la muerte.
"La normativa en cuanto al empleo de las balas con punta de esponja sólo tienen sentido si hay consecuencias para los individuos que no sigan las mismas", explicó Ayed Abu Eqtaish, director del Programa de Responsabilidad y Transparencia de Defensa de los Niños Internacional - Palestina. "En este caso, Mohammad Sunukrut asumió las consecuencias, mientras que su asesino se le permite salir en libertad".
Las balas con punta de esponja son una de las varias armas de control de masas que utilizan las policías y los soldados israelíes para dispersar las protestas palestinas. Compuestas por una base de aluminio, cuerpo de plástico y punta de espuma, las balas con punta de esponja son "significativamente menos peligroso que las balas recubiertas de goma", pero todavía representan un peligro cuando el objetivo es la parte superior del cuerpo, según un informe del años 2013 del grupo de derechos humanos B'tselem. El informe señala que una normativa de la policía israelí restringe su uso a la parte inferior del cuerpo, a una distancia de 2-50 metros, y donde primero ya se han intentado "medios menos agresivos" de dispersión.
Desde octubre de 2015, DCIP ha documentado 17 heridos en la parte superior del cuerpo entre los niños palestinos en el territorio palestino ocupado debido al uso incorrecto de las fuerzas israelíes de las armas de control de masas. En el año 2015, al menos tres niños perdieron su vista y otros tres sufrieron graves lesionestras ser alcanzado por las balas con punta de esponja.
Hatem Abu Mayali, de 13 años, del barrio de Silwan en Jerusalén oriental, fue golpeado en la cabeza por una bala con punta de esponja el 2 de abril. Hatem declaró a DCIP que estaba caminando a la escuela con su hermano cuando vio que había enfrentamientos en el lugar de Ras Al-Amoud, donde se encuentra su escuela. Hatem trató de huir, pero algo golpeó la parte posterior de su cabeza, derribándolo. Lo único por lo que se dio cuenta de que estaba herido fue cuando vio una bala con punta de esponja junto a él.
Momentos más tarde, alrededor de seis soldados lo agredieron físicamente y lo arrastraron a un asentamiento cercano antes de llamar a una ambulancia, indicó Hatem a DCIP. En el hospital Hadassah Ein Kerem en Jerusalén Oeste, Hatem fue admitido en la sala de emergencia y recibió 23 puntos de sutura. Tres días más tarde, el 5 de abril, las fuerzas israelíes detuvieron a Hatem para ser interrogado. Lo liberaron más tarde ese día.
Desde enero del 2014, DCIP ha documentado 62 víctimas infantiles en Cisjordania, incluyendo Jerusalén Este, por las fuerzas israelíes. De éstos, DCIP sólo sabe de un caso en que un miembro de las fuerzas israelíes, Ben Deri, fue procesado por haber disparado fatalmente a Nadeem Nawara con munición real en Mayo de 2014.
Según las estadísticas compiladas en el año 2014 por el grupo de derechos humanos israelí, Yesh Din, sólo el 3,5 por ciento de las 229 investigaciones a los soldados sospechosos de haber cometido un crimen contra los palestinos en Cisjordania o Gaza, terminó en denuncias. En el informe también establece que: "los incidentes más graves, en los que civiles palestinos resultaron muertos o heridos, casi nunca dio lugar a acusaciones".
Las fuerzas israelíes comenzaron a utilizar balas con punta de esponja después de que la Comisión Orr prohibiera el uso de balas de metal recubiertas de goma en Israel y en Jerusalén Este el año 2003. Sin embargo, el informe de B'Tselem señaló que en el momento de su publicación, no se conocieron incidentes en los que se utilizaran balas con punta de esponja para dispersar protestas solamente judías.
Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org.
Fuente: Defense for Children International Palestine / Traducción: Palestinalibre.org

Comentarios