Reebok pisotea a los palestinos con la zapatilla deportiva 'Israel 68'

La marca internacional de ropa deportiva Reebok ha lanzado una edición especial de zapatillas deportivas para conmemorar el 68 aniversario de lo que Israel llama su "Día de la Independencia." 

La edición especial de zapatillas deportivas,  "Israel 68" de Reebok fue anunciada en el Jerusalem Post.
Las zapatillas, con las palabras "Israel 68" estampadas en el talón", se venderá en el Día de la Independencia, en una subasta que tendrá lugar en la página de Facebook de Reebok", según el Jerusalem Post.
Moshe Sinaí, el CEO de Reebok en Israel, declaró al diario que "estas zapatillas deportivas deben ser vistas como una celebración de la liberación de Israel y que serán una pieza de colección única en Israel y en el mundo."
Pero por "celebrar" la fundación de Israel, Reebok, que es propiedad del Grupo Adidas de Alemania, también está ayudando a encubrir el despojo histórico y actual del pueblo palestino.
Limpieza étnica
A partir de finales de 1947 y a través de 1948, las milicias sionistas limpiaron étnicamente a los palestinos en una serie de operaciones bien planificadas.
En lo que se conoce como la Nakba, o catástrofe, donde unos 750.000 palestinos fueron expulsados de sus hogares y cientos de pueblos y aldeas fueron destruidos en lo que se convirtió en Israel.
Hasta el día de hoy, Israel niega a los refugiados palestinos, a sus hijos y a nietos su derecho a regresar a casa únicamente porque no son judíos.
Mientras tanto, desde hace casi medio siglo, los palestinos en la ocupada Cisjordania y la Franja de Gaza han vivido bajo una brutal ocupación militar israelí que les niega los derechos más básicos, mientras que los colonos israelíes roban y colonizan sus tierras en violación de la ley internacional.
La negación de la Nakba es, en efecto, la política oficial de Israel. El gobierno penaliza a las instituciones que la conmemoran.
En un momento en que otras empresas internacionales, entre las que se encuentran Orange y Veolia, huyen de Israel debido al daño de su reputación por hacer negocios con un gran violador de los derechos humanos, es una audacia para Reebok y su matriz Adidas asociar sus productos con un Israel empapado de sangre en el pasado y en el presente.
Pero esta no es la primera vez que el Grupo Adidas ha ayudado a Israel a blanquear su imagen. En 2012, el Comité Nacional de BDS Palestino (BNC) llamó a un boicot de la empresa por su patrocinio a Israel en la llamada "Maratón de Jerusalén."
El BNC, el grupo de dirección de la campaña Boicot, Desinversión y Sanciones dirigida por palestinos, dijo que la maratón, estaba respaldada por las autoridades israelíes, y que "pasa ilegalmente a través de la Jerusalén oriental ocupada y sirve para reforzar la adherencia de Israel en el territorio palestino ocupado."
En ese momento, Adidas se negó a retirar su respaldo, pero este año, la marca americana New Balance fue "la zapatilla oficial de la Maratón".
Adidas es un importante patrocinador de eventos deportivos en todo el mundo por lo que es particularmente irónico que una marca como Adidas esté tan visiblemente avalando a Israel a pesar de sus incesantes ataques a los atletas palestinos e instalaciones deportivas.
Los abusos de Israel han llevado a crecientes llamados para un boicot deportivo a Israel similar  al impuesto a la Sudáfrica del apartheid.
Adidas afirma que "reconoce su responsabilidad corporativa de respetar los derechos humanos y la importancia de mostrar que estamos tomando las medidas necesarias para cumplir con esta obligación social".
Una manera de hacerlo sería no pisoteando a los palestinos, celebrando abiertamente a sus opresores.
Una solicitud para realizar algún comentario ha sido enviada al Grupo Adiddas y a  Reebok.
Acerca del autor: Ali Abunimah, es activista del BDS, además es Co-Fundador de The Electronic Intifada, y autor de One Country: A Bold-Proposal to End the Israeli-Palestinian. Sus opiniones en Twitter y en Facebook
Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org
Fuente: Ali Abunimah, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org

Comentarios