viernes, 28 de octubre de 2022

ARTÍCULO: NO A LA GUERRA NUCLEAR.Manuel García Fonseca

 ARTÍCULO: NO A LA GUERRA NUCLEAR

El peligro de una guerra nuclear.

Estas últimas semanas voces muy autorizadas y de diverso signo están llamando la

atención sobre la posibilidad de que la prolongación de la guerra en Ucrania pueda derivar

en una guerra nuclear.

El Papa Francisco en declaraciones a los periodistas ha señalado la necesidad de que el

conflicto de Ucrania debe de tener una salida negociada, si se quiere evitar el desastre

mundial, y que ambas partes tienen por igual la responsabilidad de negociar; incluso hizo

uso de términos populares para expresar que no es adecuado considerar las dos partes

en términos de “Caperucita y el lobo”.

Noam Chomsky, uno de los científicos de mayor preocupación por los problemas mas

graves de la humanidad actual, viene insistiendo en que si no se toma conciencia de la

situación real será difícil evitar que estalle la guerra atómica. Hace pocos días, en una

entrevista televisiva, Chomsky insiste en la gravedad de la situación por la falta de

conciencia de los ciudadanos sobre ella. Para él “el verdadero problema del mundo es

como impedir que salte por los aires”, y señala que “la población en general no sabe lo

que está ocurriendo y ni siquiera sabe que no lo sabe” .

Y pasando a declaraciones de políticos europeos, llama la atención la opinión de Ángela

Merkel, cuyo nivel político resulta incontestable, insistiendo en que los intereses de

Europa, y específicamente de Alemania, no deben supeditarse a los Estados Unidos en la

prolongación indefinida de la guerra en Ucrania, si no en restablecer mediante la

negociación los acuerdos sobre el gas entre Alemania y Rusia.

Estamos en una situación en la que mas que discutir sobre los motivos para la guerra que

expresan cualesquiera de los gobiernos, o bloques en disputa por la hegemonía, lo

urgente, lo mas importante es la toma de conciencia del peligro de una guerra nuclear.

Hace ya sesenta y siete años, “en julio de 1955, Bertrand Russell y Albert Einstein

(quizás las dos mentes de mayor capacidad de nuestra época) hicieron público un

extraordinario llamamiento a los habitantes del mundo, en que les pedían que “dejaran de

lado” el furor que le inspiraban muchos temas y se considerasen “meros miembros de una

especie biológica que ha tenido una historia extraordinaria y cuya desaparición ninguno

podemos desear” La alternativa que se le planteaba al mundo era “descarnada,

espantosa e ineludible: ¿Pondremos fin a la raza humana, o renunciará la humanidad a la

guerra”?

Este vaticinio continua siendo absolutamente real en la actual situación de prolongación

hacia lo nuclear de la guerra en Ucrania.

¿Como es posible que los gobiernos de la Unión Europea y los “poderes ocultos”(como un

amigo, catedrático europeo de economía, llama a los grandes poderes económicos y

mediáticos) prefieran la guerra, incluso la nuclear, antes sentarse de nuevo a negociar

con Rusia, China y los grandes países como la India, Sudáfrica y mas de medio mundo

que dicen no a la Guerra y sí a la negociación?. Me llama la atención de que en la guerra

en Ucrania actual no sepamos los muertos y mutilados que se están dando: ni los

ucranianos ni los rusos saben cuantos son su muertos o desaparecidos. Mientras tanto se

pide, se exige a sus ciudadanos su disposición incondicional de defender a una patria

que realmente no les pertenece.

Valga la reflexión que se hace el historiador Gabriel Jackson, en su libro “Civilización y

barbarie en la Europa del SXX”:


“Soy personalmente incapaz de creer que factores “objetivos”- como depresiones

económicas o sufrimientos en tiempo de guerras- basten para explicar las

monstruosidades cometidas en nuestro siglo...Es la absoluta desvalorización de la

naturaleza humana, la instrumentación y el pragmatismo absolutos en el trato de los seres

humanos, lo que caracteriza fenómenos tales como el nazismo, el stalinismo, o

actualmente el fascismo ultra. El problema fundamental es ,pues, encontrar ciertas

nuevas bases para preservar el concepto de que la vida humana es sagrada”...”por

razones elementales de supervivencia tenemos que encontrar vias de motivar a tanta

gente como sea posible, para provocar efectos pacíficos; y tenemos que impedir a los

otros el acceso a armas letales” (G. Jackson 1997).

Los ciudadanos europeos estamos obligados, por puro interés vital,a demandar a Europa

y Estados Unidos que abran negociaciones con Rusia y China, y en las Naciones Unidas ,

para parar esta guerra y tomar medidas de desarme nuclear a nivel mundial. Soy de una

generación, nacida en 1936, quizás la única en la historia de España que hemos tenido la

inmensa suerte de no vivir bajo una guerra. Ya no es por nosotros , los mayores, sino por

la gente joven, por nuestras hijas y nietos, por lo que nos atrevemos a decir: no a la

guerra nuclear

jueves, 27 de octubre de 2022

De las resoluciones y sentencias a la protección real de los Derechos Humanos

 

Logo

De las resoluciones y sentencias a la protección real de los Derechos Humanos

¿Cómo podemos evitar que empresas que vulneran de repetidamente los Derechos Humanos en territorios ocupados o en conflicto -como el Sáhara Occidental y Palestina- obtengan contratos y subvenciones públicas? Esta investigación de Fernando Acuña plantea soluciones.

Las corporaciones multinacionales se han convertido en grandes vulneradoras de derechos humanos y en cómplices de vulneraciones del derecho internacional humanitario. Cada vez son más las agencias internacionales, los observatorios ciudadanos, las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil en general los que investigan, denuncian y aportan pruebas de la comisión de estos de crímenes o de su colaboración en los mismos por parte de este tipo de empresas.

Algunos de los casos más paradigmáticos se producen en Palestina y en el Sáhara Occidental, donde numerosas resoluciones y sentencias de organismos internacionales han declarado que la ocupación de ambos territorios por parte de Israel y Marruecos respectivamente, vulnera el derecho internacional de los derechos humanos (en adelante, DDHH) y el derecho internacional humanitario (en adelante, DIH) de los pueblos de dichos territorios. Las actividades necesarias para hacer efectiva esa ocupación se producen inevitablemente con la colaboración de empresas multinacionales que obtienen ingentes beneficios económicos por ello. Por cuestiones de vecindad, de mercado, de lazos históricos y de otros motivos político-económicos, existe una presencia significativa en ambos territorios de, o bien empresas españolas o bien de otras que operan tanto allí como en nuestro país.

Dichas empresas no sólo se lucran con todas las actividades que, de forma directa o indirecta, contribuyen a perpetuar y ampliar la ocupación ilegal, el apartheid en el caso de Palestina, y la consecuente explotación de sus recursos naturales; sino que además son receptoras, con mucha frecuencia, de fondos públicos procedentes del Estado español y de las demás administraciones autonómicas, regionales y locales. Esos ingresos adoptan principalmente la forma de contratos públicos de obras, servicios y suministros, pero también se transfieren mediante la concesión de subvenciones (provenientes con frecuencia de fondos europeos) o la firma de convenios de colaboración con la administración pública. Incluso de forma algo más residual pero igualmente reprobable mediante contratos de patrocinio en los que no hay ganancias directas netas, como es caso de los patrocinios de muchos eventos artísticos y culturales.

Sin embargo, el actual marco jurídico del derecho estatal y europeo no proporciona las herramientas necesarias para sancionar a las empresas que cometen dichas vulneraciones ni para ofrecer una reparación suficiente a las personas que las sufren. Salvo raras excepciones que veremos más adelante, las resoluciones y sentencias de dichos organismos y tribunales existentes a día de hoy se limitan a señalar las actuaciones de los Estados que comenten vulneraciones de derechos humanos, pero no juzgan los actos de complicidad de las empresas sin las cuales, en muchas ocasiones, dichas vulneraciones no se podrían llevar a cabo. La externalización y deslocalización de las actividades empresariales con la consecuente disolución de responsabilidades que facilita el mundo hiperglobalizado y la incapacidad de las instituciones estatales para perseguir esos comportamientos, sobre todo por falta de competencias, complican esa labor. Tampoco ayuda la ausencia de una normativa ambiciosa que dote de competencias a los organismos internacionales de justicia para investigar, procesar y castigar dichas conductas o que permita la creación de nuevas instituciones encargadas de esa tarea.

Descargar informe (PDF)


martes, 25 de octubre de 2022

OMUNICADO DE LA CAMPAÑA “¡URUGUAY, NO VAYAS!” ¡URUGUAY NO VA A ISRAEL!

 Compañerxs firmantes de la carta a la AUF y la selección uruguaya de fútbol, y a quienes han apoyado la campaña:


Como habíamos anunciado en las redes sociales, a pesar de los rumores periodísticos (e informaciones extraoficiales), queríamos esperar la confirmación oficial y pública por parte de la AUF de que el lugar donde la selección realizará la última semana de preparación para el Mundial NO será Israel, sino Abu Dabi.

Al haber alcanzado el objetivo que nos planteamos cuando lanzamos la campaña y presentamos la carta en la AUF el 3 de junio, damos por concluida exitosamente la campaña ¡Uruguay, no vayas!. Queremos agradecerles a todas y cada una de las organizaciones firmantes de la carta. Seguiremos contando con ustedes en movilizaciones futuras contra el apartheid y toda forma de racismo y colonialismo.
 
Un abrazo fraterno. Les dejamos abajo el comunicado de prensa, también en adjunto con algunas imágenes, y les agradecemos desde ya que nos ayuden para darle la máxima difusión.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

COMUNICADO DE LA CAMPAÑA “¡URUGUAY, NO VAYAS!”
¡URUGUAY NO VA A ISRAEL!

Ante la confirmación oficial y pública en los medios de prensa de que Uruguay realizará la preparación final para el Mundial 2022 en Abu Dabi, celebramos la noticia:

¡URUGUAY NO VA!

Como dijimos al lanzar la campaña, no queremos que la celeste sea usada para blanquear al apartheid israelí ni para encubrir sus graves violaciones a los derechos humanos y colectivos del pueblo palestino.

Fundamentamos nuestro planteo en la carta que presentamos el 3 de junio en la AUF, con la firma de más de 20 organizaciones sociales, de derechos humanos y vinculadas al fútbol de nuestro país.

En estos meses, la AUF recibió cuatro cartas de clubes y asociaciones de fútbol de Palestina explicando las continuas y graves agresiones que Israel comete contra el fútbol y el deporte palestinos, e infinidad de mensajes de organizaciones de todo el mundo pidiéndole que la Selección no se prestara a lavar con el fútbol los crímenes de Israel.

Entre los múltiples mensajes enviados a la AUF se incluyen: de un ex entrenador de la selección de fútbol de Palestina, del músico Roger Waters, de grupos judíos antisionistas de varios países, de instituciones religiosas, de organizaciones de derechos humanos y colectivos de solidaridad de los cinco continentes y de territorios tan distantes como Palestina/Israel, Sudáfrica, India, Canadá, EE.UU., Europa, Australia, Aotearoa/Nueva Zelanda, Turquía, y de nuestra propia región. ¡Agradecemos profundamente toda la solidaridad y el apoyo recibidos desde tantos territorios!

Esperamos que esos mensajes hayan sido leídos y escuchados por los jugadores de la selección y los dirigentes de la AUF; y tenemos la esperanza de que serán tenidos en cuenta en el futuro. Porque como dijimos desde el primer día: con el apartheid no se juega.

Por una PALESTINA LIBRE, ¡URUGUAY NO VA!

Coordinación por Palestina





lunes, 24 de octubre de 2022

Informe 54: "Negocios probados en combate. Exportar la marca ‘made in Israel’ para mantener la ocupación y normalizar la injusticia"


 





Informe 54: "Negocios probados en combate. Exportar la marca ‘made in Israel’ para mantener la ocupación y normalizar la injusticia"

 

Centre Delas

 

Palestina, sobre todo la Franja de Gaza, lleva años convertida en un laboratorio de pruebas de material militar israelí. Así lo defienden las autoridades israelíes y así lo publicitan sin tapujos las empresas que venden esos productos a lo largo y ancho del planeta.

 

Este informe busca profundizar en las diferentes maneras que utilizan el Esta[1]do y la industria israelí, en permanente sinergia y complicidad, para hacer ne[1]gocios que permitan, por

un lado, el mantenimiento de un modelo securitario, cada vez más costoso, en Israel, los Territorios Ocupados de Palestina y en las respectivas fronteras; por el otro, la expansión global de la marca que, además de permitir ese mantenimiento, proporcione ingresos, poder y complicidades.

 

Autores: Alejandro Pozo Marín y Ainhoa Ruiz Benedicto

 

Lee y descarga el resumen ejecutivo en castellanoen catalán y en inglés, y el informe completo en castellanoen catalán y en inglés aquí.






Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados
...

martes, 18 de octubre de 2022

La comunidad internacional debe tomar medidas rápidas y concretas para detener el nuevo procedimiento de Israel para la entrada y residencia de extranjeros en Cisjordania


 La comunidad internacional debe tomar medidas rápidas y concretas para detener el nuevo procedimiento de Israel para la entrada y residencia de extranjeros en Cisjordania

alhaq.org, 14 de septiembre de 2022

Palestinian Human Rights Organizations Council (PHROC): Las autoridades de ocupación israelíes han impuesto nuevas restricciones a la entrada de ciudadanos extranjeros y palestinos que tienen pasaportes extranjeros y desean trabajar, ser voluntarios, reunirse con sus familiares palestinos o actuar en solidaridad con el pueblo palestino en el territorio palestino ocupado (TPO). Las limitaciones del nuevo procedimiento, que se publicó el 4 de septiembre de 2022 y entrará en vigor el 20 de octubre de 2022, se aplican también a los extranjeros cuyo trabajo requiera que permanezcan durante cualquier periodo de tiempo en Cisjordania (excluida Jerusalén ocupada).

Estas medidas israelíes infringen el derecho internacional humanitario y la Declaración Universal de Derechos Humanos. Las restricciones de entrada coartan la libertad de movimiento de los palestinos, de recibir ayuda humanitaria y de desarrollo, y de acoger a médicos y otros expertos. Además, estas medidas vulneran los derechos soberanos del pueblo palestino, incluido el derecho a acoger a expertos, artistas, atletas, estudiantes, turistas y voluntarios.

Compuestas por 90 páginas, las nuevas directivas israelíes obligan a quienes deseen entrar en Cisjordania (excluida la Jerusalén ocupada) a hacerlo exclusivamente a través del puente Rey Hussein (Allenby). Los visitantes que deseen trabajar, ser voluntarios o estudiar en el territorio palestino ocupado, independientemente de su nacionalidad, deberán solicitar un visado de entrada 45, 60 o incluso hasta 153 días antes de su llegada, así como presentar un extenso cuestionario sobre su currículum vitae y cualquier vínculo familiar o conyugal en Cisjordania. Además, las autoridades de ocupación israelíes se reservan el derecho de determinar unilateralmente los conocimientos técnicos que necesita el Territorio Palestino Ocupado.

La decisión israelí también implica una clara discriminación, al obligar a los extranjeros a declarar cualquier relación familiar que puedan tener en el territorio palestino ocupado, lo que a menudo se utiliza para detectar y denegar la entrada a los palestinos de nacionalidad extranjera. Los extranjeros también deben revelar asuntos intrínsecamente privados, como informar de cualquier relación afectiva con palestinos (esta escandalosa condición se eliminó posteriormente por la presión internacional. Sin embargo, los procedimientos recién ajustados siguen estableciendo que cualquier renovación de visado de alguien con un visado de trabajo u otro visado para fines especiales debe ir acompañada de información sobre la existencia de una pareja con un palestino inscrito en el registro de población de Cisjordania, si es el caso). Esto arroja más sospechas sobre los propósitos de esta medida. Tiene que ver con la ingeniería racial de la población del TPO en el marco de su régimen de apartheid, que constituye un crimen contra la humanidad. Para garantizar que no se incumplan estas condiciones, las nuevas directivas israelíes se reservan el derecho de imponer fianzas exorbitantes de hasta 20.000 dólares a los palestinos de nacionalidad extranjera. Las directivas israelíes se aplican también a los miembros del personal y a los voluntarios de las agencias de las Naciones Unidas y de las organizaciones internacionales, en su mayoría europeas, que prestan ayuda humanitaria y al desarrollo. De este modo, las autoridades de ocupación israelíes tratan de impedir el flujo de la necesaria ayuda humanitaria y al desarrollo para hacer frente a las terribles condiciones de vida creadas por las acciones discriminatorias de Israel y el incumplimiento de su obligación como potencia ocupante.

De manera crítica, la decisión israelí coincide con una escalada sin precedentes en todo el territorio palestino ocupado, que incluye desplazamientos y traslados forzados de población a ambos lados de la Línea Verde. Israel ataca las infraestructuras palestinas, incluidos los proyectos financiados por los donantes. La destrucción no se limita a la nivelación del terreno, la demolición de viviendas y el arranque de árboles, sino que también se extiende para socavar las capacidades de la sociedad palestina, su resistencia, su supervivencia y las organizaciones de la sociedad civil. Además, las restricciones israelíes no han perdonado a las empresas del sector privado palestino, que sí necesitan expertos extranjeros.

Hacemos un llamamiento a los miembros de la comunidad internacional, en particular a los Estados miembros de la Unión Europea, para que tomen medidas significativas y efectivas para detener estas crecientes restricciones, exigir un trato recíproco y reclamar ante las declaraciones y denuncias. Además, pedimos a la Misión Permanente de Investigación de las Naciones Unidas, establecida por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en mayo de 2021, que investigue esta medida como una grave violación que entra en la categoría de discriminación racial.




Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados
...

lunes, 17 de octubre de 2022

“Israel encarcela a menores para impedir que las nuevas generaciones inicien una revolución”


 “Israel encarcela a menores para impedir que las nuevas generaciones inicien una revolución”

elsaltodiario.com, 15 de octubre de 2022

Coordinador de la campaña Stop the Wall, Jamal Juma, ha dedicado toda su vida a la defensa de los derechos humanos de la población palestina frente a los crímenes de la ocupación israelí.

Eran las seis y llegaba tarde, crucé la esquina de la calle Olmo en Lavapiés y estaba él, apoyado en la pared con una mochila en su espalda. Me disculpé por la hora y con una sonrisa me dijo “no pasa nada, los palestinos tenemos mucha paciencia, estamos acostumbrados a esperar”.

Jamal Juma, nació en Jerusalén en 1962 y ha dedicado toda su vida a la defensa de los derechos humanos de la población palestina. Su trabajo se ha enfocado principalmente en facultar a las comunidades locales para defender sus derechos frente a los crímenes de la ocupación israelí. Juma ha sido el coordinador de la Campaña de las Redes Palestinas Anti-Muro del Apartheid desde 2002, es militante de la campaña internacional BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel), ha participado en varias conferencias de Naciones Unidas y actualmente es el coordinador de la campaña Stop the Wall.

Nos sentamos en una mesa del local y, mientras preparaba la grabadora, Juma empezó a describir el apartheid israelí a través de cifras: 800 km de largo mide el muro de Cisjordania; 180 km el de Jerusalén; 230 km y 6 metros de profundidad, en varios distritos, el de Gaza; 198 colonias; 18 zonas industriales y 5 bajo construcción; 1400 km de carreteras segregadas; 64 checkpoints militares permanentes y 165 puertas cerradas o preparadas para ser cerradas en cualquier momento.

Acabas de llegar de Barcelona donde estuviste en la presentación del Informe 54 del Centre Delàs:: “Negocios probados en combate. Exportar la marca ‘made in Israel’ para mantener la ocupación y normalizar la injusticia”, ¿cuáles fueron las conclusiones del informe?
Este informe es muy importante, trata sobre los negocios militares entre España e Israel y cómo este comercio sostiene los asentamientos y la ocupación israelíes, mediante el apoyo a su industria militar que es probada contra la población palestina. Además, todas estas armas que ha vendido Israel han servido para vigilar a la gente, se han utilizado contra las personas migrantes o incluso para espionaje, y esto ha pasado en particular en Barcelona. Por eso instamos a detener estos acuerdos de libre comercio y la cooperación militar y policial entre España e Israel.

¿Qué está ocurriendo en estos momentos en los territorios palestinos?
Ahora mismo lo que está pasando en el territorio es una guerra abierta contra la población palestina, hay asesinatos diarios en Nablus, Jenin y Ramallah. Desde hace tiempo absolutamente todos los días hay redadas y en diferentes puntos se arrestan entre 15 y 20 personas todas las noches. Los colonos en los asentamientos cada vez están más organizados y son más violentos porque trabajan en alianza con el ejército. Desde que se firmó en 2020 el “acuerdo del siglo” entre Estados Unidos e Israel, que tiene como objetivo anexionar la mayor parte de Cisjordania, se está realizando una limpieza étnica masiva y fugaz. Absolutamente todas las comunidades palestinas tienen órdenes de destrucción, 36 comunidades en el norte del Valle del Jordán, 46 cerca de Jerusalén y 29 en el sur.

¿Qué está haciendo la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ante este aumento progresivo de violencia?
La ANP que se supone que es la entidad que tiene que liderar la resistencia, en realidad son colaboradores, no están haciendo nada, no tienen ningún poder, excepto el que ejercen contra la propia población palestina. Claramente están recibiendo presiones de Estados Unidos e Israel para terminar con la resistencia. De hecho, ahora se está preparando el nuevo liderazgo de Al Fatah que es un absoluto colaborador. Uno de los grandes errores fue continuar creyendo en la ANP tras la construcción del muro de Cisjordania, porque esto fue una clara ruptura de los Acuerdos de Oslo y ahí es cuando se tendría que haber disuelto.

En 2004 el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya declaró ilegal este Muro, sin embargo Israel continúa su ampliación.
Uno de los principales objetivos a largo plazo de este muro es la limpieza étnica, se están generando nuevas Gazas en donde no hay esperanza de vida, lo que quieren es que la población se vaya de manera forzada de sus territorios. En 1989 cuando Ariel Sharon volvió de Sudáfrica inspirado por el sistema de apartheid, dijo que “hoy en día no puedes poner a gente en camiones y echarla, pero si puedes crear las condiciones positivas para convencerles para que se vayan”. Esto es lo que están haciendo, crear las condiciones para que la vida sea tan invivible que la gente decida irse. No quieren ser responsables de una nueva Nakba (catástrofe). Para esto necesitan tres cosas: ingeniería demográfica, fragmentación geográfica y la destrucción de la economía y los recursos naturales.

En 2009 fuiste detenido y encarcelado por las autoridades israelíes siendo liberado meses después tras no tener cargos formales contra ti. ¿Cómo fueron esos meses en la cárcel? ¿Cuál es la situación de los y las presas?

Evidentemente haber estado en una cárcel israelí fue una experiencia muy dura, incluso aunque fuera por poco tiempo. Pero esto no es comparable con la situación que están pasando ahora mismo los prisioneros palestinos, porque hoy en día las cárceles israelíes son mucho peores. Hay muchos casos de prisioneros enfermos, como Nasser Abu Hamid que prácticamente el cáncer está en todo su cuerpo y ni siquiera con todas las apelaciones de la familia lo liberan en sus últimos momentos. También niñas, niños y mujeres son constantemente arrestadas. Creo que es el único país del mundo que detiene a niñas y niños de siete y diez años. Les meten en la cárcel, les interrogan, acosan y abusan de ellas y ellos. El objetivo es destruir la próxima generación, les aterrorizan con la ocupación para que no sean el inicio de una revolución. Desde 1967 hasta ahora casi 1 millón de la población palestina ha estado en la cárcel.

Recientemente en la Comunidad de Madrid hay una iniciativa para apoyar una proposición de ley contra el antisemitismo, a propuesta del PP de Ayuso. Esta ley quiere impedir por norma que empresas o asociaciones sospechosas de ser antisemitas reciban dinero público. Algunos partidos acusan a esta nueva ley de utilizarse para cortar la financiación a las ONGD que piden sanciones contra Israel. ¿Qué opinas de esto?
Creo que esta ley y quienes están detrás de ella son racistas. Nosotros sí estamos luchando contra el antisemitismo, pero el de verdad, no el término que se ha utilizado para silenciar y callar a la gente. Creo que esta ley tiene que ser combatida por los partidos y los movimientos sociales, y hay que llevarla urgentemente a los tribunales. No debemos pasar de largo esta vía porque es una ley antidemocrática. Además, es cierto que uno de los principales propósitos es cortar la financiación de las organizaciones antirracistas, pero va más allá a largo plazo, esta ley es un ataque a los derechos humanos y a la democracia.

¿Podrías lanzar un mensaje a la juventud palestina que está implicada en el activismo por la defensa de los derechos humanos en Palestina desde la diáspora, desde lugares como Madrid?
Desde dentro del territorio se están organizando cada vez más las nuevas generaciones y están liderando una nueva resistencia, de hecho, por este motivo Israel está planeando aislar Nablus y Jenin como lo ha hecho con Gaza. Pero no tenemos otro camino. Sería lamentable que las nuevas generaciones se rindan porque la realidad en Palestina ahora mismo es la esclavitud. Hasta los animales tienen más derechos. Por eso forma parte de nuestra naturaleza levantarnos y rebelarnos por nuestra dignidad. Por eso, la población palestina de la diáspora también tiene la responsabilidad de unirse y apoyar a las personas que estamos luchando contra la ocupación, el colonialismo, el apartheid y todos los crímenes israelíes a los que nos enfrentamos en Palestina.



Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados
...

Ucrania y Palestina, el doble rasero europeo .TERESA ARANGUREN Periodista


 Josep Borrell, Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, pronuncia un discurso durante la conferencia de Embajadores de la UE.- EUROPA PRESS

"Rusia será aniquilada si decide usar armamento nuclear en esta guerra", lo dijo Josep Borrell hace unos días; la frase está pidiendo una coletilla que hasta al más tonto se le ocurre: "Y nosotros también". Nosotros también seremos aniquilados si la advertencia--amenaza de Borrell llega a cumplirse. Cuando el jefe de la diplomacia europea, cuya tarea se supone que debe ser facilitar el diálogo y las soluciones negociadas, utiliza este lenguaje de matón de barrio, en este caso el barrio es Europa y quizás el mundo, hay razones para pensar que lo peor se está fraguando paso a paso sin que nadie, nadie de quienes tienen poder para hacerlo, lo evite ni quiera evitarlo. Así que ahí vamos, alegres y confiados, hacia la catástrofe de una tercera gran guerra europea que como las anteriores se llamará mundial.Leer más...

sábado, 15 de octubre de 2022

El Consejo Judío de Alemania critica la concesión del Nobel a Ernaux

 Berlín, 12 oct (EFE).- El presidente del Consejo Central de los Judíos de Alemania, Josef Schuster, criticó la concesión del premio Nobel de Literatura a la escritora francesa Annie Ernaux, por considerar que apoya un boicot contra Israel.

LEER MÁS..



viernes, 14 de octubre de 2022

Un doble estándar de la FIFA con Palestina

 Un doble estándar de la FIFA con Palestina

 
En una conferencia celebrada en Casa Árabe con motivo de un ciclo de actividades titulado "Fútbol para la esperanza", con motivo de que por primera vez en la historia un país árabe acoge un mundial de fútbol, Qatar 2022, por parte del Comité de Seguridad con la Causa Árabe (CSCA) se ha preguntado a Honey Thaljieh, responsable de comunicación corporativa de la FIFA, "que si bien es una buena noticia el desarrollo del fútbol y, en concreto, del fútboñ femenino y que su despliegue puede ser una herramienta de cambio social, 'Fútbol para la esperanza' como dice el programa de actividades, también sirve para la "normalización de la ocupación" de Palestina.

Así, puede haber equipos femeninos en los asentamientos ilegales en los Territorios Ocupados por Israel desde 1967.

La FIFA ha rechazado a la selección rusa y ha apartado a equipos rusos de los campeonatos europeos, en castigo por la invasión rusa de Ucrania.

Pero la FIFA cambió sus estatutos para que los equipos de los asentamientos ilegales en los Territorios Ocupados sigan participando en las ligas israelíes. 

¿Por qué la FIFA quita esperanza de Justicia a los palestinos y hace doble medida?"

La respuesta de la responsable de comunicación de la FIFA remarcó aspectos de su biografía, su perseverancia en querer jugar al fútbol, en la ciudad ocupada de Belén (Palestina), frente a la oposición familiar y cultural y la ocupación israelí. Después de hablar de lo complicado del asunto y de la existencia de doble rasero, remarcó que hay que seguir en la lucha. Palestina no está en un mapa, pero la FIFA sí la reconoce. Hay que hacer un esfuerzo colectivo para que se conozca la causa palestina. Que siempre hay que luchar por las convicciones y la justicia. También contra la desigualdad, donde se dé.



...

Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados

 Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados



OPINIÓN: La crisis sanitaria de Gaza exige una actuación inmediata para aliviar el sufrimiento innecesario


 Mohammed Asad


550 palestinos de Gaza necesitan trasplantes de córnea

Middle East Monitor, 9 de octubre de 2022

La primera operación de trasplante de córnea se realizó en la Franja de Gaza en 2013 

Pero ahora hay más de 550 pacientes en Gaza que esperan un trasplante de córnea.

El director general de hospitales del Ministerio de Sanidad de Gaza, el doctor Abd Al-Salam Al-Sabah, afirma: "Ahora tenemos personal del Ministerio de Sanidad en Gaza que está cualificado para recoger córneas de donantes fallecidos que decidieron donar sus córneas para salvar a los pacientes que las necesitan."

Los pacientes palestinos pagan elevados costes por los trasplantes de córnea y se inscriben en una lista de espera hasta que se encuentra un donante adecuado. A menudo se ven obligados a buscar atención médica en el extranjero, con un gran coste. Viajar al extranjero también significa que tienen que sortear el brutal asedio de Israel a la Franja, lo que significa que tienen que obtener autorizaciones para salir del enclave.

Según el Dr. Al-Sabah, recientemente se ha llevado a cabo una campaña de concienciación en la comunidad palestina, recomendando la donación de sus córneas en beneficio de otros. Se han iniciado una serie de operaciones de trasplante, al tiempo que se está formando a nuevo personal médico sobre cómo realizar estas operaciones.

Entre las condiciones especificadas internacionalmente para los donantes está que no tengan más de 65 años, que no hayan tenido operaciones que puedan haber dañado la córnea, ni enfermedades que causen infecciones y que no sufran otros problemas oculares.

Los implantes, según Al-Sabah, permiten a los pacientes volver a su vida normal y ser miembros activos de la sociedad y la economía.

An elderly patient receive kidney dialysis treatment in Gaza on 20 August 2020 [Ali Jadallah/Anadolu Agency]
Un paciente anciano recibe tratamiento de diálisis renal en Gaza el 20 de agosto de 2020 [Ali Jadallah/Anadolu Agency].


Middle East Monitor, 9 de febrero de 2022


Amal Lubbad, de once años, estaba sumida en sus pensamientos cuando me reuní con ella en el que se ha convertido en su segundo hogar, el hospital Al-Shifa de la ciudad de Gaza. Era su tercera visita al hospital esta semana. Hace cinco años, a Amal le diagnosticaron una insuficiencia renal que le obliga a someterse a diálisis. Un trasplante de riñón le salvaría la vida.

Me saludó con una sonrisa que enmascaraba el considerable dolor que define su pasado, su presente y su futuro. La máquina de diálisis a la que suele estar conectada durante horas se ha estropeado. Las piezas necesarias para mantenerla no están disponibles en la asediada Franja de Gaza. Las autoridades de ocupación israelíes no permiten que se importen los repuestos y equipos necesarios, por lo que la salud de Amal ha empeorado considerablemente. El trasplante de riñón se necesita ahora con urgencia; ya no puede permitirse esperar.

Las máquinas de diálisis estropeadas y la escasez de medicamentos y tratamientos adecuados amenazan la vida de casi 600 pacientes renales palestinos en la Franja de Gaza. Amal no es la única que espera un trasplante; sentado a su lado estaba Abu Ali, de 70 años, que apenas podía hablar. También él estaba sentado en una silla de diálisis, con las manos temblorosas. La enfermera observaba la máquina de diálisis con ansiedad, temiendo que se estropeara y dejara de funcionar. Pasó una hora y seguía funcionando, pero el nivel de estrés de todos seguía aumentando: Abu Ali necesita tres horas de diálisis al día. Su hijo mayor, Ibrahim, le acompaña a sus sesiones en Al-Shifa, y a veces le ofrece comida o conversación para intentar distraer a su padre. Ibrahim me habló de un día en que la máquina de diálisis se estropeó a mitad de la sesión, lo que les obligó a esperar un día entero hasta que la máquina fue revisada y reparada. Todas las máquinas de diálisis son viejas, me dijo Ibrahim, lo que hace que el tratamiento sea más doloroso para los pacientes, pero no hay otra opción en Gaza.

El bloqueo de Gaza, dirigido por Israel, afecta a todos los aspectos de la vida en el hospital: desde los medicamentos hasta el material médico desechable; desde las piezas de repuesto hasta la electricidad para que las máquinas sigan funcionando; desde el combustible para los generadores de emergencia durante los cortes de electricidad hasta las piezas de repuesto para los propios generadores, que también se averían con frecuencia. Los pacientes renales siguen sufriendo todo esto, incluida la escasez de jeringuillas con medicamentos anticoagulantes, que tampoco están disponibles con frecuencia debido al bloqueo. La tasa de desempleo excepcionalmente alta en Gaza hace que sea muy difícil para las familias permitirse un tratamiento costoso, como la diálisis tres veces por semana.

Si se considera que los pacientes están por encima de los limitados recursos de Al-Shifa y del resto del sistema sanitario de Gaza, es poco probable que obtengan el permiso de las autoridades de ocupación israelíes para abandonar el territorio asediado y recibir tratamiento en otro lugar, suponiendo, por supuesto, que puedan permitirse ir en cualquier caso. Los que tienen la suerte de conseguir un permiso de viaje de los israelíes suelen ser los más enfermos, por lo que el viaje en sí suele poner en peligro su vida.

No son sólo las máquinas de diálisis las que necesitan mantenimiento y piezas de repuesto prohibidas por el bloqueo; muchos otros equipos médicos se encuentran en una situación de precariedad similar tanto en los hospitales y centros médicos gubernamentales como en los privados. Las solicitudes de piezas de repuesto presentadas por el Ministerio de Sanidad palestino suelen ser rechazadas por Israel.

Ibrahim Abbas es el director de la unidad de imágenes médicas del Hospital Al-Shifa. Afirmó que las prohibiciones de importación y de viaje impuestas por Israel están bien documentadas y deben presentarse a la Organización Mundial de la Salud y a los grupos de derechos humanos. Explicó que la crisis médica de Gaza se debe a la intención deliberada del Estado de ocupación de paralizar el sector sanitario del enclave costero.

El director general del hospital Al-Shifa, Medhat Abbas, informó en una reciente rueda de prensa sobre la difícil situación sanitaria y subrayó la urgente necesidad de introducir nuevos dispositivos médicos en los hospitales de Gaza ante la propagación de la última mutación del coronavirus. Las salas de cuidados intensivos carecen de ventiladores y están limitadas para tratar a pacientes con enfermedades y dolencias graves. La vida de los pacientes está en riesgo todo el tiempo. Los peligros físicos y psicológicos les rodean por todas partes.

En la sala de pulmón del hospital, me detuvo un anciano tumbado en una cama en un rincón. Apenas podía respirar. También padece hipertensión y diabetes. "Mi tratamiento no existe", dijo con amargura. "Eso es lo que me dijo el especialista".

Muchos médicos tienen dificultades para diagnosticar a sus pacientes con precisión debido a la falta de equipos de diagnóstico adecuados. A pesar de la presencia de profesionales médicos especializados en Gaza, el uso prolongado y creciente de los dispositivos disponibles aumenta la posibilidad de que fallen por exceso de uso, lo que dificulta aún más el diagnóstico de los pacientes y la prescripción del tratamiento. Es un círculo vicioso y mortal.

Según el Dr. Abdel Nasser Sobh, coordinador del sector sanitario de la Organización Mundial de la Salud, la propagación de la última mutación de Covid-19 ha provocado que el ya sobrecargado y desgastado sistema sanitario de Gaza se deteriore aún más. Es necesaria la intervención inmediata y urgente de la comunidad internacional y de las instituciones humanitarias y médicas. La coordinación con los israelíes sobre los pasos fronterizos y la entrada de suministros médicos lleva mucho tiempo y conlleva el riesgo muy real de que simplemente se nieguen a permitir la entrada en Gaza de los suministros que se necesitan desesperadamente, con las inevitables consecuencias nefastas que ello conlleva. La crisis sanitaria en Gaza es crítica y, al igual que la pequeña Amal, exige una acción inmediata y vital para aliviar el sufrimiento y la muerte innecesarios.



Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados

jueves, 13 de octubre de 2022


 COMUNICADO DE LA CAMPAÑA “¡URUGUAY, NO VAYAS!”: ¡URUGUAY NO VA A ISRAEL! 


Ante la confirmación pública en los medios de prensa de que Uruguay realizará la preparación final para el Mundial 2022 en Abu Dabi, celebramos la noticia:

¡URUGUAY NO VA! 
Como dijimos al lanzar la campaña, no queremos que la celeste sea usada para blanquear al apartheid israelí ni para encubrir sus graves violaciones a los derechos humanos y colectivos del pueblo palestino. 

Fundamentamos nuestro planteo en la carta que presentamos el 3 de junio en la AUF, con la firma de más de 20 organizaciones sociales, de derechos humanos y vinculadas al fútbol de nuestro país. 

En estos meses, la AUF recibió cuatro cartas de clubes y asociaciones de fútbol de Palestina explicando las continuas y graves agresiones que Israel comete contra el fútbol y el deporte palestinos, e infinidad de mensajes de organizaciones de todo el mundo pidiéndole que la Selección no se prestara a lavar con el fútbol los crímenes de Israel. 

Entre los múltiples mensajes enviados a la AUF se incluyen: de un ex entrenador de la selección de fútbol de Palestina, del músico Roger Waters, de grupos judíos antisionistas de varios países, de instituciones religiosas, de organizaciones de derechos humanos y colectivos de solidaridad de los cinco continentes y de territorios tan distantes como Palestina/Israel, Sudáfrica, India, Canadá, EE.UU., Europa, Australia, Aotearoa/Nueva Zelanda, Turquía, y de nuestra propia región. ¡Agradecemos profundamente toda la solidaridad y el apoyo recibidos desde tantos territorios! 

Esperamos que esos mensajes hayan sido leídos y escuchados por los jugadores de la selección y los dirigentes de la AUF; y tenemos la esperanza de que serán tenidos en cuenta en el futuro. Porque como dijimos desde el primer día: con el apartheid no se juega. 

Por una PALESTINA LIBRE, ¡URUGUAY NO VA! 
Coordinación por Palestina de Uruguay


Translated with www.DeepL.com/Translator (free version)


Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados



Carta al ministro Albares. Alegato de Claude Mangin por los presos políticos saharauis


 Carta al ministro Albares. Alegato de Claude Mangin por los presos políticos saharauis


Excmo. Sr. ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación
Plaza de la Provincia 
28012 - Madrid

Madrid, 10 de octubre de 2022 .

- Asunto: los presos políticos saharauis en la IV Comisión de la ONU

Excmo. Sr. ministro,

La esposa de Naama Asfari, preso político saharaui del grupo de Gdeim Izik, encarcelado desde hace 12 años en una prisión marroquí, y condenado a 30 años, ha tomado la palabra en la IV Comisión de la ONU y ha expuesto la situación de su marido y de sus compañeros presos. A grandes líneas, esto es lo que ha manifestado la ciudadana francesa Claude Mangin: 

Naama y todo el grupo de Gdeim Izik fueron condenados en dos juicios no equitativos (entre 20 años y perpetua), instrumentalizados por las autoridades marroquíes. La liberación de Naama debería haber sido automática por falta de pruebas, si no son las obtenidas bajo tortura, y porque él estaba en manos de la policía en el momento de los hechos que se le incriminaban. 

Desde que el Comité contra la Tortura de la ONU condenó a Marruecos por torturas a Naama, las represalias no han cesado para la pareja y están documentadas por cuarto año consecutivo en el Informe sobre Represalias del Secretario General de la ONU. Los dos hermanos de Naama han perdido su trabajo tras la intervención de las autoridades. Los miembros de las familias de los presos son perseguidos. 

Claude Mangin está vetada en Marruecos porque supone "un peligro para la seguridad interior y exterior del Estado" según el Tribunal administrativo de Rabat. Claude ha visto a su marido una vez en seis años tras una huelga de hambre de ella de 30 días. Hace 8 años que no ve a sobrinos y nietas, coincidiendo con el cierre del Sahara Occidental desde 2014 a extranjeros -representantes, periodistas o activistas- que vienen al encuentro de los saharauis. 

La represión no tiene límite en el Sahara Occidental, en Marruecos y en las cárceles. La vigilancia y el acoso constante son el medio de disuadir a toda una población de que resista. Esta vigilancia alcanza a Francia puesto que Mangin fue espiada por el programa NSO durante 9 meses, hasta que Forbidden Stories y Amnistía Internacional revelaron el asunto Pegasus en julio de 2021. 

Marruecos ha firmado libremente todas las Convenciones de la ONU. Cuando Marruecos decide entrar en el juego de las relaciones internacionales como miembro de la ONU y cuando se reintegra en la Unión Africana en 2017, se espera que se comporte como un Estado responsable. Tiene que aplicar las decisiones de los órganos de la ONU. Mangin denuncia el desprecio total de Marruecos por las resoluciones y recomendaciones de la ONU desde el alto el fuego de 1991. 

El Comité contra la Tortura, en su decisión de 2016 sobre Naama, y en sus decisiones ulteriores de enero de 2022 sobre los presos de Gdeim Izik, designa a Marruecos como un Estado torturador. 

La ONU no protege a los civi les saharauis. Por ello Mangin pide a los Estados miembros
- la ampliación del mandato de la MINURSO a la vigilancia de los derechos humanos para los saharauis de las zonas ocupados por Marruecos.
- la obligación para Marruecos de aplicar el Derecho Internacional de las Convenciones de Ginebra.
- permitir visitas técnicas del Alto Consejo de los Derechos Humanos, y visitas en las cárceles. 
- garantizar la aplicación de las decisiones del Comité contra la tortura mientras no sean liberados los presos políticos saharauis, detenidos arbitrariamente. 

Cualquier petición a un Estado miembro, España se la debe tomar con un gran interés por la superior responsabilidad de España en el conflicto, como potencia administradora que eludió la organización de un referéndum de descolonización. Le pedimos que vele por que se cumplan estas peticiones formuladas por la mujer de un preso, pero aplicables a todos los presos políticos saharauis. 

• Cristina Martínez Benítez de Lugo 
Movimiento por los Presos Políticos Saharauis

Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados
...

A los trabajadores palestinos se les roba la cuota por enfermedad




 A los trabajadores palestinos se les roba la cuota por enfermedad

La paga por enfermedad acumulada en el fondo pertenece a los trabajadores palestinos y debe serles devuelta
ע "י WAC-MAAN - 31 DE AGOSTO DE 2022

La Asociación de Trabajadores MAAN presentó un documento de posición ante un Comité Intergubernamental encabezado por el Ministerio de Justicia israelí. El documento fue presentado en respuesta a un llamamiento relativo a la paga por enfermedad para los trabajadores palestinos empleados en Israel, que fue publicado por el Ministerio de Finanzas el 7 de julio de 2022.

MA'AN - Asociación de Trabajadores, organización registrada sin ánimo de lucro, lleva dos décadas trabajando para proteger a los trabajadores palestinos empleados en el mercado laboral israelí, incluyendo los asentamientos, defender sus derechos y organizarlos en comités de trabajadores.

Como parte del amplio trabajo de campo de la organización, estamos expuestos a miles de testimonios de empleados. La posición que presentamos aquí se basa en estos testimonios y se apoya en las declaraciones de tres trabajadores palestinos que estuvieron empleados en Israel durante el período en cuestión. Las declaraciones de los trabajadores ilustran cómo se negaron los derechos de los trabajadores empleados en Israel mientras estaban enfermos. Como se ha señalado, no se trata de casos excepcionales y reflejan los informes que encontramos a diario. La lectura de las pruebas no deja lugar a dudas de que las autoridades deben devolver el dinero acumulado de las cajas de enfermedad a los trabajadores, y no utilizarlo para infraestructuras que deberían financiarse con los propios presupuestos de las autoridades y no con las cajas de enfermedad de los trabajadores, como se detalla a continuación:

  1. El punto de partida de nuestra posición es el hecho de que el dinero de la caja de enfermedad debería haberse pagado a los trabajadores en tiempo real, es decir, cuando estaban trabajando y estaban enfermos.

  1. El hecho de que no se utilizara el subsidio de enfermedad no significa que los trabajadores palestinos estuvieran enfermos durante menos días que los israelíes, sino que las autoridades no dieron a conocer a los trabajadores la existencia del fondo y los procedimientos para acceder a él durante la enfermedad. De los testimonios de los trabajadores se desprende que:
  • estaban enfermos.
  • durante sus enfermedades no recibían compensación por la ausencia del trabajo.
  • no conocían la existencia de este fondo, y los que lo conocían no sabían cómo acceder a él.
  1. Las autoridades deberían haber actuado en tiempo real para crear mecanismos que permitieran a los trabajadores recibir sus derechos, poner a su disposición la información y garantizar de forma activa y efectiva el derecho a la indemnización por enfermedad con cargo al fondo. Nada de esto se hizo.
  1. No vamos a detallar aquí todos los fallos de las autoridades en relación con la gestión del fondo de enfermedad, incluido el lamentable hecho de que los fondos depositados en él no se invirtieron de forma que los empleados asegurados se hubieran beneficiado. Esta información se detalla en una petición del Tribunal Superior (HCP 5918-16 de la organización Kav Laoved y otros contra el Gobierno de Israel y otros).
  1. Ahora que se han acumulado cientos de millones de shekels en el fondo -dinero procedente del empleo abusivo- no es razonable que las autoridades reciban una recompensa económica por sus fracasos y utilicen los fondos destinados a los trabajadores enfermos para establecer infraestructuras que deberían financiarse con cargo al presupuesto del Estado.
  1. Los únicos que deberían beneficiarse de estos fondos son los trabajadores, que son las únicas víctimas de los fallos de gestión del fondo.
  1. Dado que existe una dificultad real para calcular retroactivamente el número de días de enfermedad a los que tienen derecho todos y cada uno de los empleados, parece que no hay más remedio que dividir los fondos basándose en los datos estadísticos de los trabajadores en Israel (el cálculo debería hacerse según la media de días de baja por enfermedad de los trabajadores en el país).
  1. También nos oponemos a la intención de permitir a los empleadores pagar a los trabajadores por los días de enfermedad que no tomaron en el período hasta el 31.12.2018 de este fondo. Esta medida podría ser una apertura para que los empleadores hagan uso de los derechos actuales para exigir una compensación por los derechos pasados. En la medida en que se acepte el modelo que proponemos, cada empleado recibirá una compensación media en función de su periodo de trabajo hasta finales de 2018. El empleado que no haya recibido la compensación por los días de enfermedad de este periodo la recibirá ahora en el marco del acuerdo que se establezca, y no tiene sentido transferir estos fondos a través de los empresarios.

Testimonios de trabajadores palestinos:

Muhammad Dib Hamuda, 62 años, residente en el pueblo de Kobeyba, cerca de Ramallah, Autoridad Palestina, número de identificación 985871482. "Trabajo en la fábrica RS Food Marketing and Production Ltd. en la zona industrial de Atarot desde 2012. En 2016 estuve enfermo durante un mes y tuve que ausentarme del trabajo. Pedí a mi empleador que me pagara los días de enfermedad, pero se negó. No sabía que merecía una indemnización del fondo de compensación por enfermedad. El empresario no me dijo nada al respecto. Hablé con los empleados más antiguos y lo que entendí de ellos es que no se pagan los días de enfermedad".

Ali Abdullah Abdel Baki, 48 años, residente en Tulkarm, Autoridad Palestina, número de identificación 906143177. "Trabajo desde 2009 en una empresa llamada A.Y. Nevo en la ciudad de Netanya. En 2015 cogí una baja por enfermedad de 32 días. La mayor parte de los días de enfermedad fueron en un mes en el que recibí un salario de solo 1.300 NIS (aproximadamente una cuarta parte de mi salario regular). Me puse en contacto con mi gerente más de una vez en relación con la paga por enfermedad, pero nunca recibí una remisión o detalles sobre cómo acceder al fondo de paga por enfermedad, cuya existencia ni siquiera conocía."

Nizam Debaina, 45 años, residente en Hebrón (Autoridad Palestina), número de identificación 907624571. "Llevo trabajando en Israel en el sector de la construcción desde el año 2000 con nóminas. He trabajado en varias empresas, incluida Dania Sibus. Nunca he recibido una baja por enfermedad pagada. Los gerentes de las empresas en las que trabajé me dijeron que no tenía derecho a recibir días de enfermedad. No tenía ni idea de que existiera un fondo de subsidio por enfermedad".


Firma la Iniciativa Ciudadana Europea de prohibir el comercio entre la UE y asentamientos de los Territorios Ocupados

PREGUNTA PARLAMENTARIA DE UNIDAS PODEMOS

 PREGUNTA PARLAMENTARIA DE UNIDAS PODEMOS SOBRE QUÉ SANCIONES SE HAN IMPUESTO A LAS EMPRESAS QUE ACTÚAN EN LOS TERRITORIOS OCUPADOS PALESTIN...