sábado, 26 de febrero de 2022

La lucha sigue, tras la excarcelación de Juana Ruíz, que no libertad de ella y de Palestina


 La lucha sigue, tras la excarcelación de Juana Ruíz, que no libertad de ella y de Palestina

14-02-2022 

Las organizaciones abajo firmantes queremos decir, ante la excarcelación de Juana Ruiz Sánchez, lo siguiente:  

Juana Ruiz Sánchez no ha sido aún liberada, ya que sigue en libertad condicional hasta el final de la condena. Aunque consideramos una alegría inmensa que no tenga que permanecer en prisión, seguimos denunciando que ha sido procesada y condenada por un sistema judicial profundamente injusto ya que ha tenido que pasar por un Tribunal Militar en Israel, siendo una persona civil, en un juicio sin garantías legales que incumple todas las normas internacionales de justicia. Juana fue detenida en Palestina por un operativo militar israelí de más de 20 soldados fuertemente armados en plena madrugada, sometida a interrogatorios sin abogado y sin intérprete, aislada en su celda durante un mes y no pudo contar con sus pertenencias, tales como su ropa o sus lentes de presbicia, durante más de 17 días. Igualmente recordamos que, durante 24 días, no pudo conocer los cargos de los que había sido acusada. Todas estas circunstancias, y otras como impedir el acceso de su primera abogada a la prisión para preparar su defensa, nos obligan a señalar que fue un juicio sin garantías y destinado a crear una ficticia base legal para atacar a la solidaridad con Palestina y a avisar a las personas cooperantes que han trabajado y trabajan sobre el terreno de las consecuencias de su acción solidaria.  

Además del encarcelamiento de Juana Ruiz Sánchez se han sucedido otros hechos, igual de preocupantes, como ha sido la ilegalización de la organización en la que trabaja, los “Comités de Trabajadores de la Salud” (HWC en sus siglas en inglés) y la detención de parte de sus compañeros y compañeras, entre ellas la directora de la organización, Shatha Odeh, a quienes mostramos nuestra total solidaridad y apoyo. Igualmente exigimos al estado de Israel que cese en su acoso a los Comités de Trabajadores de la Salud (HWC), una organización que lleva más de 30 años llevando la sanidad y los servicios sociales más básicos a la población de Cisjordania y que estaba liderando la lucha contra la Covid-19 en Palestina cuando el estado israelí decidió cerrar la oficina central de la HWC en Al Bireh por orden militar durante 6 meses, de julio a diciembre de 2021, ambos incluidos.  

Igualmente, Israel ha ilegalizado y declarado terroristas a otras 6 organizaciones de defensa de los Derechos Humanos en Palestina ante el asombro y la indignación de la comunidad internacional al punto de que, tanto Human Rights Watch, como Amnistía Internacional, han definido al estado de Israel como un régimen que practica el “apartheid” contra el pueblo palestino. En su día la Relatora Especial de la ONU sobre la situación de los defensores de los Derechos Humanos exigió a Israel la libertad tanto para Juana Ruiz como para sus compañeros y compañeras de la HWC, una organización dedicada a llevar la sanidad y los servicios sociales más básicos a la población palestina. Queremos señalar que nosotros y nosotras seguiremos trabajando para la completa liberación de los compañeros y compañeras detenidos en esta campaña para criminalizar, sin pruebas, a toda la cooperación internacional con Palestina.  

Agradecemos enormemente las miles y miles de adhesiones recibidas a la campaña por la liberación de Juana Ruiz Sánchez manifestadas a través de firmas del Manifiesto, mensajes de apoyo, presencia en los actos celebrados por todo el territorio estatal y contribución solidaria a la campaña de recogida de fondos para costear la defensa legal de Juana Ruiz Sánchez promovida por su familia y amigos y amigas. Pedimos que esta ola de solidaridad no acabe ya que aún hay miles de personas en las cárceles de Israel, hombres y mujeres y también de niñas y niños, que están siendo privados de libertad y sufriendo todo tipo de torturas y humillaciones sólo por pertenecer al pueblo palestino, a lo que hay que añadir la incautación israelí de tierras y propiedades palestinas en una política de tierra quemada para que la población palestina abandone su tierra. Una forma de cooperación es formar parte de la campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra el régimen israelí.   

Queremos recordar que hemos apelado al Gobierno español y a las autoridades de la Unión Europea en numerosas ocasiones sin que hayamos sentido una contribución realmente efectiva en el caso de Juana Ruiz Sánchez ni en la defensa de la cooperación internacional con Palestina. Pedimos al ejecutivo de coalición, a la Unión Europea, así como a las fuerzas políticas de nuestro país que sigan apoyando la causa palestina en el futuro y que defiendan con más ahínco a las y los cooperantes españoles que trabajan sobre el terreno para evitar que el apoyo y la solidaridad con los que más sufren puedan ser criminalizados y perseguidos por un régimen, el israelí, que ha demostrado su nulo compromiso con las normas internacionales de convivencia. Evitemos entre todos y todas que puedan seguir actuando con la impunidad total con la que están llevando a cabo su campaña de acoso contra el pueblo palestino.  

Organizaciones firmantes: 

Alternativa Antimilitarista - MOC Las Palmas 

Antifascistas Elsa Wolff 

Asamblea Canaria por el Reparto de La Riqueza-Canarias 

Asamblea de Parad@s de Canarias Autogestionaria 

Asociación Al Quds de solidaridad con los pueblos del mundo árabe. 

Asociación Canaria de Economía Alternativa 

Asociación de la Comunidad Hispano Palestina Jerusalén 

Asociación Comunidad Palestina en Canarias 

Asociación Golden5 Grupo de cooperación Sevilla-Palestina de la Universidad de Sevilla 

Asociación Palestina Biladi 

Asociación Paz y Solidaridad de CCOO de Asturias 

Associació Hèlia, de suport a les dones que pateixen violència de gènere 

Ateneu del Món - Sant Quirze del Vallès 

ATTAC Canarias 

Aula de Pensamiento y Alternativas (ASPAL) 

BDS Canarias 

BDZ Nafarroa 

Canarias por La Rbis 

CCOO de la Rioja 

CGT LP Acción Social 

CGT Murcia 

Colectivo Cala Alburquerque (Badajoz) 

Comisiones Obreras en Gran Canaria 

Comité Canario de Solidaridad con los Pueblos 

Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (CSCA) 

Comité de Solidaridad con los Pueblos Interpueblos-Cantabria 

Comunidad Palestina en Canarias 

Comunidad Saharaui en Canarias (AISOC) 

Coordinación Baladre 

Coordinadora Sindical Canaria de Apoyo al Pueblo Saharaui (COSCAPS) 

Ecologistas en Acción de La Rioja 

Editorial Piedra de Rayo 

Espacio Sociocultural La Casa Canarias 

Fundación Al Fanar para el Conocimiento Árabe 

Fundación Siloé 

Galiza por Palestina  

Grupo Solidaridad Palestina Rioja 

Guanaminos sin Fronteras de Rivas-Vaciamadrid 

Iniciativa por La Orotava-Canarias 

Internazionalistak Auzolanean 

INTERSINDICAL CANARIA 

IZQUIERDA UNIDA GRAN CANARIA 

Komite Internazionalistak 

Marchas de la Dignidad Canarias 

Mujeres de Negro contra la guerra de Sevilla 

Mujeres de Negro contra la Guerra-Madrid 

Mujeres por la Paz y Acción Solidaria con Palestina 

Nación Andaluza 

Nueva Canarias 

ONG Al Zaituna 

Palestina Toma la Calle 

Pallasos en Rebeldía 

Plataforma de Solidaridad con Palestina, de Sevilla 

Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid 

PODEMOS Canarias (Área de Derechos Humanos) 

Rubí Solidari 

Rumbo a Gaza 

Samidoun, red de apoyo a prisionerxs políticxs Palestinxs 

Si se Puede 

Sindicato Cobas Canarias 

Sodepaz Balamil (Valladolid) 

Solidaridad Palestina la Rioja. 

SOTERMUN 

Sp3Solidarios 

Tiwizi, Solidaridad 

Unidad del Pueblo 

Unión Sindical Obrera (USO) 


viernes, 25 de febrero de 2022

Una iniciativa ciudadana para prohibir las importaciones de los asentamientos israelíes avanza en la UE



 Una iniciativa ciudadana para prohibir las importaciones de los asentamientos israelíes avanza en la UE

JUAN CARLOS SANZ
Jerusalén - 24 FEB 2022 - 05:40 CET EL PAÍS

Una campaña de un centenar de organizaciones recibe luz verde en Bruselas para recoger un millón de firmas. La propuesta de vetar el comercio con territorios ocupados prevé que se aplique también al Sáhara Occidental o zonas de Ucrania bajo control de Rusia

La Unión Europea ha dado luz verde al lanzamiento de una iniciativa ciudadana que busca prohibir las importaciones desde los asentamientos israelíes en territorio ocupado palestino. Un centenar de organizaciones de la sociedad civil han emprendido una campaña para la recogida de al menos un millón de firmas en los 27 Estados de la UE. Su objetivo es que la propuesta popular que promueven desde esta semana lleve a la Comisión a aprobar una legislación que vete el comercio con entidades declaradas ilegales, según el derecho internacional. De promulgarse esta normativa —una posibilidad incierta ante la patente división entre los países europeos sobre la política de Israel en los territorios palestinos— será de aplicación también en casos como el Sáhara Occidental o las zonas de Ucrania bajo control de Rusia (Crimea y el Donbás).

El lunes se publicó en la web oficial de la Unión la iniciativa ciudadana europea Garantizar la conformidad de la política comercial común con los tratados de la UE y con el derecho internacional, que impulsa desde hace tres años la coalición Stop trade with the sttelments (Alto al comercio con los asentamientos). La Comisión Europea rechazó al principio la propuesta al considerar que implicaba la imposición de sanciones. El Tribunal de Justicia de la UE le enmendó la plana poco después y estableció que la iniciativa solo conllevaba medidas comerciales genéricas. El Ejecutivo comunitario se vio obligado a registrarla en septiembre del año pasado y admitir, de paso, su competencia para regular las importaciones desde asentamientos considerados ilegales.

Israel conquistó por las armas en 1967 los Altos del Golán (meseta siria que se anexionó en 1981), la franja de Gaza (que evacuó en 2005), Jerusalén Este (anexionado en 1980 y donde viven más de 200.000 israelíes) y Cisjordania, que califica de “territorio en disputa”, sobre el que la Autoridad Palestina ejerce control parcial en apenas un tercio de su superficie, y habitado por unos 450.000 colonos en más de dos centenares de asentamientos.

En el fallido plan presentado hace dos años por el entonces presidente de EE UU, Donald Trump, Israel recibió el visto bueno para incorporar a su soberanía hasta un 30% de Cisjordania (todos los asentamientos y el valle del Jordán). La posición de la comunidad internacional, sin embargo, apenas ha variado en el último medio siglo. Como reiteró por última vez en 2016 la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU, “el establecimiento de los asentamientos no tiene validez legal y constituye una flagrante violación del derecho internacional”.

“Las colonias arrebatan ilícitamente tierras y recursos de la población local”, asegura Bruno Stagno, director de defensa legal de Human Rights Watch, una de las ONG que encabeza la iniciativa ciudadana europea. “Ningún país debe ser autorizado a comerciar con bienes derivados de la usurpación, el desplazamiento forzoso y la discriminación”, sostiene Stagno en un comunicado de la organización.

Para prosperar, la propuesta deberá sumar un mínimo de un millón de firmas recogidas en al menos siete países de la Unión. Por ejemplo, en España se tendrá que superar el listón de las 41.595 rúbricas, revisadas y validadas por la Comisión, antes de que pueda aspirar a incorporarse a la legislación europea. En la información ofrecida en la página web de la campaña se precisa su alcance: “Esta ley se aplicará a territorios ocupados en cualquier lugar, entre ellos los palestinos y los asentamientos israelíes ilegales que incluyen. La norma también servirá para enviar una poderosa señal en todo el mundo de que la UE no va a recompensar las agresiones territoriales con beneficios comerciales”.

“Somos conscientes de que vamos a tener que afrontar muchos obstáculos políticos, y que tendremos que hacer grandes esfuerzos para incluir el proyecto legal en la agenda oficial de la UE”, reconoce en Jerusalén la politóloga Ines Abdel Razek, directora de defensa legal del Instituto de Diplomacia Pública Palestina, otra de las organizaciones que promueve la iniciativa ciudadana. La presencia de países como Hungría, estrechamente alineados con los intereses de Israel, anticipa una difícil tramitación de la propuesta popular. Siempre y cuando cumpla con todos los requisitos.

“Los Estados miembros no acatan la normativa sobre etiquetado”, recuerda Abdel Razek, ex asesora de la Unión por el Mediterráneo, sobre la obligación impuesta por la UE de identificar a partir de 2015 el origen de los bienes importados desde los territorios ocupados palestinos. Vino, dátiles y cosméticos con tierras del mar Muerto son los principales productos de las colonias israelíes en los comercios de la Unión. “Ya no resulta suficiente para que la política comercial europea cumpla realmente con el derecho internacional”, argumenta la analista palestina. Un estudio de Middle East Project publicado este mismo mes refleja que solo el 10% de los vinos procedentes de bodegas en asentamientos de Cisjordania o los Altos del Golán cumple con esa obligación, que fue refrendada en 2019 por la justicia de la UE.

Después de que Airbnb diera marcha atrás en 2019 a su decisión de dejar de ofrecer en la plataforma digital alojamientos turísticos en los asentamientos de Cisjordania, el fabricante de helados Ben & Jerry’s, también estadounidense, anunció en 2021 la exclusión de la venta de sus productos a las colonias judías. La economía ha abierto un nuevo frente en el conflicto palestino-israelí, marcado por más de medio siglo de ocupación.

El profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Columbia Tom Moerenhout es el principal responsable de la última iniciativa ciudadana, de acuerdo con la información ofrecida en la web oficial de la UE. Este experto en legislación económica internacional advierte de que “Europa ha sido inconsistente en su sometimiento al Estado de derecho (...) y ahora la Comisión tiene que admitir su capacidad de dictar normas para detener el tráfico comercial con los asentamientos ilegales”, según un comunicado de la campaña. La amplitud de la definición de los objetivos hace extensible la propuesta legislativa popular a los territorios ocupados por Rusia en la región de Transdniéster, en Moldavia, o en Crimea y el Donbás, en Ucrania.

La iniciativa legal ciudadana recién lanzada también será de aplicación a la excolonia española del Sáhara Occidental, que en su mayor parte se halla bajo control marroquí desde 1975. El pasado mes de septiembre, el Tribunal General de la UE ordenó anular los acuerdos de comercio y pesca suscritos entre Rabat y Bruselas al fallar sobre los recursos presentados por el Frente Polisario. A falta de una resolución final, la justicia europea dictamina que esos acuerdos económicos afectaban a un territorio que la comunidad internacional no reconoce como parte de Marruecos y en su firma no se tuvo en cuenta el consentimiento del pueblo saharaui.


SOBRE LA FIRMA
Juan Carlos Sanz
Es el corresponsal para Oriente Próximo en Jerusalén desde 2015. Antes fue jefe de Internacional. En 20 años como enviado de EL PAÍS ha cubierto conflictos en los Balcanes, el Magreb, Irak y Turquía, entre otros destinos. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza y máster en Periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid.


Más información:
JUAN CARLOS SANZ / MIGUEL GONZÁLEZ | JERUSALÉN / MADRID

jueves, 24 de febrero de 2022

Grabación de la charla 'CAF, bájate del tren del apartheid', en San Sebastián


Grabación de la charla 'CAF, bájate del tren del apartheid', en San Sebastián

«CAF, Bájate del Tren del Apartheid Israelí»

El 7 de febrero del 2022, Sodepaz y otras organizaciones, organizaron la charla  «CAF, Bájate del Tren del Apartheid Israelí» en la que participaron  Eneko Calle, Coalición de la Campaña "Caf, Bajate del tren del apartheid" y Santiago González, Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (CSCA).

Dentro del video, se ha incorporado el trailer de HALA BEDI Irrati Librea  sobre| CAF : Un Tranvía llamado Apartheid. Podéis encontrar el video completo en  https://www.youtube.com/watch?v=BiXxCffbGCw&t=10s




 

La ocupación israelí es más antigua y sangrienta que la rusa

 La ocupación israelí es más antigua y sangrienta que la rusa

Resulta sorprendente la gran movilización de las cancillerías de diversos países, incluyendo el nuestro, ante la actuación de Rusia y las nulas sanciones y complicidad resultante ante la ocupación de Palestina por parte israelí.
Si la política exterior, no tiene una correlación con la defensa de los derechos humanos y el derecho internacional, en todas partes, estará ligada al dinero y a un supremacismo inmoral.

Stop Settlements. PETICIÓN DE FIRMAS DE LA INICIATIVA EUROPEAPARA PROHIBIR EL COMERCIO DE LA UE CON LOS ASENTAMIENTOS ISRAELÍES


 https://stopsettlements.org/spanish/


miércoles, 23 de febrero de 2022

CAF continúa violando el Derecho Internacional en Territorio Ocupado Palestino con la ampliación del tranvía en Jerusalén

 CAF continúa violando el Derecho Internacional en Territorio Ocupado Palestino con la ampliación del tranvía en Jerusalén 


Nota de prensa de bdscafeuskalherria

La campaña "CAF, Bájate del Tren del Apartheid Israelí" cumple hoy, 22 de febrero, dos años, por lo que desde la coalición que impulsamos la campaña hemos elaborado un informe sobre las iniciativas y acciones llevadas a cabo en los dos últimos años.


Además de las acciones impulsadas en Euskal Herria para denunciar la complicidad de CAF con la ocupación de Palestina, en la actualidad, la campaña contra el tranvía que CAF está ampliando en Jerusalén se ha convertido en una iniciativa internacional. 


En ese sentido, Grupos de Solidaridad con Palestina de Francia, Noruega o Reino Unido han puesto en marcha diferentes acciones para evitar la renovación de los contratos de CAF en estos países o su expulsión de nuevas licitaciones. 


Por otro lado, la batalla jurídica en organismos internacionales también destaca como una línea estratégica. CAF ha sido llevada ante el Punto Nacional de Contacto (Ministerio de Industria) por su falta de respeto a las normas de conducta de multinacionales conforme a los criterios de la OCDE. Y se ha insistido desde diferentes sectores (académicos, sociales, jurídico) en la necesidad de incluir a CAF en la base de datos de Naciones Unidas que ya incluye a 112 empresas que se lucran de la ocupación y las colonias ilegales israelíes. 


En conclusión, CAF y sus trabajadoras se arriesgan ahora a un futuro aún más incierto, ya que el precedente de la multinacional francesa Veolia no augura nada bueno para una empresa solvente y tan bien posicionada como lo es CAF. En 2008, la Iniciativa de Bilbao, fue el impulso definitivo para que Veolia, siete años después y tras pérdidas millonarias en contratos, decidiera vender todas las participaciones que tenía en la gestión y mantenimiento de la línea de tren ligero en Jerusalén. Sí, la misma que pretende ampliar CAF ahora. 


Por ello, llamamos a la ciudadanía vasca y la diversidad de agentes sociales, culturales y políticos, a que sigan presionando a CAF para que su tranvía no descarrile en Palestina y vuelva a los raíles del derecho internacional.


bdscafeuskalherria


CAF continúa violando el Derecho Internacional en Territorio Ocupado Palestino con la ampliación del tranvía en Jerusalén .

 

martes, 22 de febrero de 2022

Uhintifada 421: Santiago Gonzalez Vallejo: «El nuevo contrato de CAF en Tel Aviv entra dentro de la apuesta estratégica de la compañía por crecer a corto plazo en Israel, pero le puede hacer perder contratos en todo el mundo»

 

Uhintifada 421: Santiago Gonzalez Vallejo: «El nuevo contrato de CAF en Tel Aviv entra dentro de la apuesta estratégica de la compañía por crecer a corto plazo en Israel, pero le puede hacer perder contratos en todo el mundo»

10/02/2022

Las últimas semanas los medios de la prensa afín al PNV anunciaban triunfalmente que la empresa ferroviaria vasca CAF se había hecho con un contrato de más de 500 millones de euros para la construcción de una nueva linea de tranvía en Tel Aviv. La noticia de la adjudicación de este contrato nos hace pensar bien en un pago a los servicios prestados por la participación de la compañía guipuzcoana en la construcción del tranvía de apartheid que, discurriendo por territorio ocupado, comunicará las colonias ilegalmente ocupadas en Jerusalem Este con el núcleo urbano de la ciudad, o bien en una compensación a CAF por el perjuicio que reportará a su imagen corporativa la participación en un proyecto que contraviene la legalidad internacional.Leer más...

¡Firma la Iniciativa Ciudadana Europea para Detener el Comercio con Asentamientos Ilegales!

 

¡Firma la Iniciativa Ciudadana Europea para Detener el Comercio con Asentamientos Ilegales!

 

Más de 100 organizaciones de la sociedad civil lanzan una campaña para obtener 1 millón de firmas de ciudadanos europeos para detener el comercio europeo con asentamientos ilegales en los territorios ocupados. Firma ahora la Iniciativa Ciudadana Europea.

LOGOTIPO ECI PULGAR.jpg



¿Qué estás firmando?

Un millón de firmas de ciudadanos europeos a este texto puede allanar el camino para detener los negocios con los asentamientos ilegales. El siguiente texto de petición es el texto legal bajo el cual la Comisión Europea ha reconocido que puede aprobar una ley para detener el comercio con asentamientos ilegales, de una vez por todas. Para obtener más información sobre esta iniciativa, lea el comunicado de prensa que sigue a la petición.

Texto oficial de la petición

Buscamos regular las transacciones comerciales con las entidades de los ocupantes basadas u operando en los territorios ocupados impidiendo que los productos que se originen allí ingresen al mercado de la UE. La Comisión, como Guardiana de los Tratados, debe garantizar la coherencia de la política de la Unión y el cumplimiento de los derechos fundamentales y el derecho internacional en todos los ámbitos del derecho de la UE, incluida la política de protección de los derechos humanos. Debe proponer actos jurídicos basados ​​en la Política Comercial Común para evitar que las personas jurídicas de la UE importen productos originarios de asentamientos ilegales en territorios ocupados y exporten a dichos territorios, con el fin de preservar la integridad del mercado interior y no ayudar o ayudar a la mantenimiento de tales situaciones ilícitas.

Nota: No recibirá confirmación después de firmar la petición  porque sus datos se transmitirán de forma segura y encriptada a las autoridades nacionales para su validación. Sus datos personales se eliminarán de forma permanente después de la validación oficial.

 

 

 

9734 have signed. Let's go to 10.000

Sign the ECI

2Join

Share

Please provide the following data, as required by Regulation (EU) 2019/788 on the European citizens’ initiative.

Your country of nationality *

Personal information

Full first names *

Family names *

Personal identification

Document type

 

Number *

I hereby certify that the information that I have provided in this form is correct and that I have not already supported this initiative.I have read the Privacy statement and the content of this citizens’ initiative.

Enter the characters you see in the picture

SUPPORT

To support a European citizens’ initiative, you must:

1. be a European Union citizen (i.e. a national of an EU country);

2. be old enough to vote in European Parliament elections or, in the case of some nationalities, be 16 years old.

 

 

 

 


Khitam Saafin, activista palestina por los derechos de las mujeres, condenada a 16 meses de prisión


 ​Cristina del Valle y Khitam Saafi


Khitam Saafin, activista palestina por los derechos de las mujeres, condenada a 16 meses de prisión
Fuente: Peoples Dispatch

Khitam Saafin, que fue detenida en noviembre de 2020 y mantenida en detención administrativa durante los últimos 15 meses, fue condenada por los cargos de ser la directora de una organización prohibida para Israel, así como por otras acusaciones relacionadas.

El miércoles 16 de febrero, un tribunal militar israelí condenó a Khitam Saafin, destacada activista palestina por los derechos de las mujeres y presidenta de la Unión de Comités de Mujeres Palestinas (UPWC), a 16 meses de prisión, junto con una multa de 1.500 shekels israelíes (460 dólares estadounidenses). Saafin está actualmente encarcelada en Israel en virtud de la controvertida política de detención administrativa.

Saafin, de 59 años, fue detenida por las fuerzas de seguridad israelíes en noviembre de 2020 y sometida a detención administrativa durante seis meses después de que las autoridades israelíes la acusaran de ser miembro de la organización de resistencia de izquierdas prohibida Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP). Más tarde, las autoridades retiraron esa acusación contra Saafin y la sustituyeron por otras, incluyendo varios cargos nuevos no relacionados directamente con sus actividades. También se renovó una acusación anterior contra ella. Los informes de prensa indicaban que uno de los cargos que se le imputaban era ser el de directora de UPWC, una organización ahora prohibida.

Hablando bajo condición de anonimato, un portavoz del grupo de derechos humanos Addameer dijo a los medios de comunicación que "las acusaciones contra Saafin son básicamente exageraciones de su actividad pública al frente de la UPWC, como la recaudación de fondos, la celebración de manifestaciones y las relaciones con otras organizaciones civiles". El grupo también señaló que "tras negociar con el abogado de Addameer, la fiscalía militar israelí accedió a limitar la lista de cargos. Finalmente, el tribunal sólo contabilizó 4 meses de detención de Saafin sin cargos como parte de su nueva condena". Shawan Jabarin, director del grupo palestino de derechos humanos Al-Haq, uno de los seis grupos de derechos palestinos prohibidos por Israel el año pasado, dijo que la sentencia de Saafin es "un intento de intimidarnos y de silenciar las voces que defienden los derechos humanos en Palestina", al tiempo que prometió que "las organizaciones civiles palestinas continuaremos nuestro trabajo a pesar de estos intentos".

La UPWC, junto con otros cinco grupos palestinos, fue calificada como "organización terrorista" y prohibida por Israel en octubre del año pasado. El anuncio del ministro de Defensa israelí fue recibido con una protesta universal y la preocupación de grupos de derechos locales e internacionales que lo calificaron como un ataque directo a los derechos humanos palestinos y al movimiento internacional de derechos humanos. La comunidad internacional ha hecho repetidos llamamientos para que Israel revoque la prohibición y ponga fin al acoso a los grupos de derechos palestinos.

La detención de Saafin en 2020 en una violenta redada nocturna, que formaba parte de una serie de redadas simultáneas en la Cisjordania ocupada por las fuerzas de seguridad israelíes, fue condenada por grupos de mujeres y de derechos humanos de todo el mundo. Las redadas, que se produjeron en un momento determinado, condujeron a la detención de otros izquierdistas, activistas de derechos humanos y dirigentes sindicales. La Unión de Comités de Mujeres Trabajadoras de Palestina, la Unión de Comités de Mujeres de Palestina, la Marcha Mundial de las Mujeres - región MENA, el Sector de Mujeres - Vía Democrática (Marruecos) y la Asociación de Mujeres Jin (Líbano) condenaron las redadas y expresaron su solidaridad con todas las personas detenidas. Los grupos de derechos también pidieron campañas internacionales y regionales enérgicas para presionar a Israel y movilizar apoyos para su liberación.

lunes, 21 de febrero de 2022

Barrio de Wadi al-Joz en Jerusalén Este: Limpieza étnica patrocinada por el Estado a plena luz del día


 Barrio de Wadi al-Joz en Jerusalén Este: Limpieza étnica patrocinada por el Estado a plena luz del día


Por Layali Eid, WAFA, 8 de febrero de 2022

JERUSALÉN, martes 8 de febrero de 2022 (WAFA) - Durante más de 30 años, Nayef Kiswani ha sido propietario de una tienda de electrodomésticos en la zona industrial del barrio de Wadi al-Joz, en el Jerusalén Este ocupado.

Ayer, Kiswani, junto con docenas de otros propietarios de tiendas palestinas en Wadi al-Joz, se sorprendió cuando llegó por la mañana para abrir su tienda para el negocio, como ha estado haciendo durante décadas, para ver un aviso de desalojo de las autoridades de ocupación israelíes pegado en la puerta de su tienda.

Un centenar de negocios han recibido avisos de desalojo y demolición en la zona industrial de Wadi al-Joz, en el centro de la Jerusalén ocupada, considerada el centro económico de Jerusalén Oriental. A lo largo de la calle de la zona industrial del barrio hay decenas de talleres de reparación de automóviles y piezas, tiendas de venta de material de construcción, restaurantes, tiendas de alimentación, panaderías y todo tipo de comercios y oficinas.

"Soy propietario de la tienda de electrodomésticos de la zona industrial de Wadi al-Joz desde hace más de 30 años", dijo Kiswani a WAFA. "Me sorprendió ayer ver un aviso de desalojo del municipio israelí colgado en la puerta de mi tienda, y lo mismo en las puertas de 100 tiendas de la zona. Estas órdenes allanan el camino para el establecimiento de proyectos de asentamiento en nuestro barrio y la abolición de la presencia palestina en la ocupada futura capital de Palestina."

Las órdenes de evacuación y demolición de los comercios son el comienzo de los planes para implantar lo que se ha denominado proyecto "Silicon Valley", o en árabe Wadi al-Silicon, sobre las ruinas de estas tiendas que han existido durante décadas. El proyecto fue presentado por el municipio israelí de Jerusalén Oeste a mediados de 2020 como parte de una iniciativa gubernamental de 5 años por valor de 2.100 millones de shekels israelíes (unos 66 millones de dólares), sobre 200.000 metros cuadrados de terreno para empresas de alta tecnología, hoteles y diversos espacios comerciales, según el plan anunciado en su momento.

Khalil Tafakji, director del departamento de mapas de la Sociedad de Estudios Árabes, dijo a WAFA que la ocupación israelí "está tratando de transmitir un mensaje a todo el mundo de que Jerusalén es indivisible y es la capital del Estado de Israel". Unir Jerusalén Este con Jerusalén Oeste pretende alcanzar el objetivo estratégico de que Jerusalén es indivisible, y que está completamente bajo la autoridad israelí, mientras que la presencia palestina en ella se reduce al mínimo".

El barrio se enfrenta a una serie de retos, entre los que destaca el "plan maestro para Jerusalén" aprobado por el Comité de Construcción y Planificación del municipio israelí en junio de 2009, que pretende ampliar los asentamientos en la Jerusalén ocupada a costa de la presencia palestina en ella.

Entre los puntos de este plan están la eliminación del mercado de verduras situado en el barrio, la confiscación de tierras y la construcción de un hotel sobre las ruinas de la propiedad palestina.

A mediados del año pasado se propuso el proyecto "Silicon Valley" para intensificar la presencia israelí en la Jerusalén Oriental ocupada e integrar la mano de obra de Jerusalén en el sistema de trabajo israelí, de modo que la zona pasaría de llamarse Wadi al-Joz, con hitos palestinos, a Wadi al-Silicon, con hitos coloniales israelíes, lo que constituye claramente una limpieza étnica a todos los niveles.

El 2 de noviembre de 2020, el Comité de Construcción y Planificación del municipio aprobó un plan maestro titulado "Desarrollo de Wadi al-Joz", que incluye la demolición de 200 instalaciones palestinas, la apropiación de 200.000 metros cuadrados de terreno y el traslado de inquilinos y propietarios de tiendas a otras zonas como Isawiyya y Umm Tuba, en las afueras de la ciudad, al tiempo que transforma la zona en un área industrial, turística y comercial israelí con un nuevo sistema de transporte centrado en vías para bicicletas y peatones, un tren ligero y un parque.

El barrio de Wadi al-Joz está situado al norte de la esquina noreste de la Ciudad Vieja de Jerusalén y junto al barrio de Sheikh Jarrah, donde también se están llevando a cabo planes de limpieza étnica en favor de grupos de asentamientos. Algunos dicen que Wadi al-Joz recibió su nombre por los nogales (joz en árabe) que crecen allí, algunos de los cuales todavía existen. El historiador palestino Aref al-Arif menciona en uno de sus libros que el nombre se remonta a la presencia de la tumba del jeque Mohammad bin Abi al-Joz en el barrio. En 1870, la familia Hidmi se trasladó fuera de la ciudad antigua y construyó sus casas en Wadi al-Joz, lo que supuso el inicio del vibrante barrio actual.

Al-Haq celebra las advertencias sobre "derechos humanos y seguridad" de Booking.com en la Cisjordania ocupada como un primer paso importante hacia la retirada total

  Al-Haq celebra las advertencias sobre "derechos humanos y seguridad" de Booking.com en la Cisjordania ocupada como un primer pas...